Enlaces accesibilidad
ENTREVISTA

AWWZ: "El número de mujeres productoras en el mundo no llega al 3%, somos muy pocas"

  • AWWZ presenta BB CRY, dentro del álbum 'SMS For Location Vol. 4' del colectivo de Montreal Moonshine
  • La DJ y productora nos cuenta cómo surgió esta colaboración y el techo de cristal que queda por romper dentro de la industria

Por
AWWZ
AWWZ cropper

Gemma es su nombre real, aunque dentro de la escena electrónica la conozcan como AWWZ, tiene 36 años y empezó a producir sus propios temas en 2014. "Año en el que acabé mi primer tema y salí", nos cuenta la productora y DJ barcelonesa. Por aquel entonces, era considerada una de las jóvenes promesas dentro del género, pues no había muchas mujeres que desempeñaran esta profesión. Hoy el número de mujeres productoras sigue siendo baja, algo que Gemma achaca a la falta de referentes. 

Para las generaciones futuras AWWZ seguramente sea un espejo en el que mirarse, pero ella se resta importancia. "Yo era DJ, aunque siempre he tenido otro trabajo. Empecé a hacer mi propia música para poder pinchar mis temas. Siempre he sido muy inquieta y nunca he estado en un mismo sitio parada. Entonces, pues nada, me puse horas, horas y horas y empecé a producir. Esto requiere mucho tiempo, pero si te gusta es genial." Ella lo hizo de forma autodidacta, pero desearía que las que vienen tengan más posibilidades dentro de un estudio. Charlamos con ella sobre la falta de representación femenina en la industria, géneros musicales, conceptos, sus inicios y sus próximos proyectos. ¡Atentos!

P: ¿Te sientes cómoda con la palabra joven promesa o referente de la electrónica?

R: Creo que ahora ya hay más chicas más jóvenes que yo. El término joven promesa se usaba un montón porque producía música pero, por ejemplo, la electrónica me decían que no hacía electrónica, urban me dice que no hacía urban... Creo que hago underground. Y promesa no lo sé, yo ahí estoy pasándomelo bien, pero hay muchas jóvenes promesas ahora mismo saliendo.

P: ¿Cómo recibiste la llamada de Moonshine?

R: Pues estaba en un festival en Montreal y justo conocí a parte de ellos. Nos llevamos bien y luego vinieron ellos a Barcelona a tocar como colectivo. Aparte; el cómo hacen las fiestas, cómo lo tratan y todo lo que promocionan como colectivo, es decir minorías, me encanta. Además, tenemos intereses musicales muy similares y nos hemos llevado muy bien. Entonces me contactaron y me dijeron: "Ey, vamos a hacer un mixtape y queremos contar contigo." Yo nunca había hecho un tema de club, porque digamos que mi música es más de día, pero me animé y les dije: "Vale, vamos a hacerlo."

P: De ti hemos leído: “Abanderada del shower music". ¿Qué significa esto?

R: "Shower Music" me dijeron que era el estilo que yo hacía, sobre todo al salir, y aún me lo siguen diciendo con algunos temas. Básicamente "shower music" es lo que pasa en la habitación del hotel mientras estás en París con tu amante y cada uno tiene que coger un avión a las 6/7 de la madrugada para volver su vida normal. Pues es lo que pasa en el baño del hotel durante la noche hasta de que cojan ese avión.

P: ¿De dónde sale este término?

Por ejemplo, Last Night in Paris también lo usaban. Por eso creo que de ahí viene el hecho de que la habitación de hotel esté en París. Aunque hay que decir que no es un estilo en concreto, al final es un sentimiento. Yo, por ejemplo, me veo en él porque busco sensualidad cuando trabajo.

P: Has colaborado con artistas como PutoChinoMaricón. ¿En qué te basas para elegir o descartar determinadas colaboraciones?

R: Yo creo que es conexión y ver un poco si puedes encajar o no con la otra persona. Hablas y a partir de ahí se prueba, porque hay veces que pruebas y no sale bien. Chenta (Putochinomaricón) es un amor y trabajar con él es lo más. Siempre intento trabajar, dentro de lo posible, con más minorías porque aún falta mucho trabajo por hacer. He ido viendo que eso era necesario.

P: Dado que tu profesión se mueve mucho en los directos y en festivales, ¿cómo has llevado tú la pandemia?

R: Bueno, lo que hice fue parar y decir: "Vale, ahora tengo más tiempo para producir." He tratado de no agobiarme mucho en ese sentido, de cara a los directos, aunque sí que hice algunos online. Al final se paró todo el mundo, entonces fue como paramos y ya continuaremos. Lo bueno es que ahora ya se está reactivando todo.

P: ¿Empiezas a ver la luz al final del túnel?

R: Sí, la estoy empezando a ver. Ahora en julio tengo cuatro bolos y también para agosto y septiembre hay cosas.

P: ¿Te has formado como productora?

R: En mi caso es totalmente autodidacta, pero se necesitan muchas tardes con amigues en el estudio dándole un buen rato. Creo que en la música puede haber de las dos maneras: o te pones tú o lo haces a través de academia. Pero bueno, al final también hay cursos. Vas mirando en el mundo Google y hay toneladas de información.

P: ¿Te gustaría llegar a ser mainstream o rechazas esa idea?

R: Nunca me lo he planteado. Normalmente hago música porque me apetece y según el mood en el que estoy es el tipo de música que me sale. Con Lauren Nine si que fue un poco diferente, nos encerramos en el estudio y a ver qué salía de ahí. Era muy salir de la zona de confort las dos, pero también nos interesaba hacer eso. En general, cuando hago música no me planteo si voy a ir hacia el mainstream o no. Lo que me planteo es hacer música que me interese y que me llene.

P: ¿Cómo está actualmente la representación de la mujer en tu campo? ¿Sigue siendo una profesión dominada por el género masculino?

R: En DJ está mejor, pero en producción sigue estando muy mal. Los datos de diciembre del año pasado señalaban que solo había un 2,9% de mujeres productoras en el mundo. Lo recogían Spotify y la British Council Academy. Espero que haya alguna más, pero seguimos siendo muy pocas.

P: ¿A qué crees que se debe?

R: Porque creo que no hay referentes. Veo a gente en el estudio, en stories o en TikTok y siempre es un grupo de chicos el que sigue estando ahí. Se está empezando a romper un poco, pero cuesta. Además, falta también normalizar el que invites a mujeres y personas no binarias al estudio. Aún no se está dando este paso desde dentro. Hace falta que los chicos lo entiendan. Si yo no decía: "Voy", a mí a un estudio no me invitaban. También hay un punto generalista de la sociedad que llevamos aguantando desde hace bastante tiempo. O sea que todavía queda techo de cristal por romper.

P: ¿Sientes que se te valora más fuera?

R: Creo que más o menos por igual, pero sí que he tenido bastante salida fuera. Lo cual está muy bien.

P: ¿Qué planes futuros tienes?

R: Va a salir más música, pero no puedo confirmar nada concreto aún. Y directos también vienen.