Enlaces accesibilidad

Rasel: "El flamenco para mí es algo muy sagrado"

  • Lo conocerás por temas recientes como "Gitana" o "Me pones tierno", pero en realidad lleva más de 18 años trabajando en la industria 
  • Hablamos con el artista sevillano sobre su trayectoria dentro y fuera de la música

Por
Rasel: "Yo no soy flamenco"

Rasel es su nombre artístico, su nombre real es Rafael Abad Anselmo, natural de Camas (Sevilla). El artista sevillano hoy conocido dentro de la escena nacional e internacional por temas como "Estás to buena", junto a Henry Méndez, "Me pones tierno" con Carlos Baute, "Candela" junto a Nyno Vargas o "Gitana" junto a Sergio Contreras y Demarco Flamenco, nos confiesa que en realidad con lo que él soñaba era con ser bombero.

El destino y su familia quisieron que fuera músico y su talento hizo el resto. Fue uno de los primeros en fusionar el flamenco con el reguetón, concretamente en 2007, con un tema que él mismo compuso y que llamó "Del amor al odio". Por aquel entonces le llamaron loco. Ahora con su último single "La Dueña", junto a Sami Duque, se confirma que no se equivocaba arriesgando con esta fusión de géneros musicales. Con más de medio millón de views se ha convertido en otro éxito más para el artista que ha colaborado con grandes como Bebe, Carlos Baute o Baby Noel. Aunque puede que su gran boom, al menos en lo que a números se refiere, sea "Mi gitana" con el que ya lleva más de 22 millones de visualizaciones. ¿Y es que quién le iba a decir, cuando empezó haciendo coros para otros, que llegaría a dónde está ahora?

Cuéntanos, ¿Cómo estás llevando esta época difícil para todos?

A nivel personal y a nivel musical está siendo muy complicado porque estás promocionando un trabajo que no se sabe si vas a poder monetizar. Al final los artistas de donde sacamos el 80-90 % de los ingresos es del directo, y ahora mismo, por esta situación, no estamos haciendo ningún directo. Hay veces que te levantas y dices: Madre mía, ¿qué hago? ¿Me quedo en casa ofuscado o sigo trabajando? Yo soy de la segunda condición. Hay que seguir trabajando siempre. Aquí estamos dándolo todo, pese a que no se sabe cuando volveremos a los escenarios, con la fe de que todo esto acabe pronto.

No aparentas los 38 años que tienes. ¿Cuál es el secreto?

Yo creo que el secreto es la actitud positiva, especialmente en la música y en los trabajos que no se tiene un sueldo fijo al mes. Hay momentos muy malos y hay momentos increíblemente buenos, pero los momentos malos también vienen y hay que tener esa positividad, porque de lo contrario no te dedicarías a esto en la vida. En la música hay que estar siempre dándole vueltas a la cabeza. Esa es una de las cosas que me mantienen ahí al pie del cañón.

¿Cuánto llevas dedicándote a la música a nivel profesional?

Empecé muy joven. Con 15 años empecé con mis primeras rimas, pero no fue ahí cuando decidí que me quería dedicar a la música, en esa época mi sueño era ser bombero. Era y es mi pasión. Es una profesión a la que admiro muchísimo y me gusta de verdad, pero por circunstancias de la vida se me cruzó la música. Con 17 años empecé a interesarme cada vez más, y ya con 20 años me dieron mi primera oportunidad. Me ofrecieron un contrato para hacer los coros a otros artistas. Ahí fui cogiéndole el gustillo hasta que ya me metí más a fondo. Así que llevo unos 18 años en la música, pero viviendo de ello exclusivamente hará unos 15.

Vemos que eres bastante familiar. ¿Qué importancia tiene para ti la familia en tu vida?

La verdad que la familia para mí lo es todo. Es más, he tenido muchas oportunidades de irme fuera a vivir, pero siempre me ha tirado mucho más estar con mi gente. Lo que me da energía y lo que me hace seguir cuando tengo baches es mi familia. Siempre he tenido muy claro que quiero estar cerca de ellos. Estoy disfrutando muchísimo de mi trabajo, pero también de mi familia. 

Para quien no te conozca, ¿cómo definirías tú música?

No me gusta ponerle ninguna etiqueta a la música. Yo empecé haciendo rap porque era lo que me llamaba de crío. Pero también escuchaba otro tipo de música que no tiene nada que ver como: Queen o los Guns N' Roses. Me llamaba mucho lo que eran los sonidos. Durante mucho tiempo he estado experimentando con otros estilos. He hecho dance, pop, de todo... Por ejemplo, el tema que hice con Bebe no tiene nada que ver con el rap, o cuando me junté con Carlos Baute, que sacamos un tema bastante reggae. A mí lo que me llama es la música. Si se hace desde el cariño y el respeto pueden quedar temas muy chulos como los que tengo. Estoy super orgulloso ya que la mayoría los compongo yo. Si quieres ubicarlo o ponerle categoría, pues llámalo urbano o urbano-flamenco.

Has sacado un tema que se llama “Gitana”, aunque sabemos que eres payo. Al igual que Rosalía, ¿tuviste miedo de que te acusasen de apropiación cultural? 

En todos los años que llevo en los escenarios, y en mis vivencias de cuando era un niño, eso de la diferencia entre razas o entre etnias nunca ha estado presente en mi cabeza. La mayoría de mis amigos del barrio eran gitanos. De hecho, hoy grandes amigos míos son gitanos. Por eso yo nunca he tenido esa movida en la cabeza. Yo hago música y me siento muy querido por parte de todo el mundo. Eso sí, siempre digo que yo no soy flamenco. Respeto muchísimo el flamenco y es para mí algo muy sagrado. Lo que nosotros hacemos son melodías más aflamencadas, pero porque me siento así. Yo me he criado en Sevilla, en Camas, y ahí hay una cultura flamenca muy grande. Para mí es un sello de identidad único que tenemos como país. Es con lo único con lo que podemos competir contra el género urbano de otros países que vienen fuertísimo con unas campañas millonarias detrás, cosa que aquí no se hace. Entonces el flamenco es nuestro y estoy encantado de poder llevarlo a todos lados por bandera. Aunque repito, no soy flamenco.

Tangana, Rosalía y tú con “La Dueña”, por ejemplo, estáis exportando el flamenco a unos niveles que no se veían desde hace mucho, ¿está siendo esta época la mejor para el flamenco con el apoyo de lo urbano o te preocupa que se pierda la esencia?

Totalmente. Yo en 2007 saqué un tema que se llamaba “Del amor al odio” en el que fusionaba el flamenco con lo urbano. La gente me decía: ¿a dónde vas loco? Eso es profanar el flamenco. Tenía claro que era algo muy arriesgado para esa época, pero yo confiaba mucho en ese estilo. Ahora me da muchísima alegría decir: mira, hace 13 años yo ya estaba haciendo esto que tanto gusta ahora. No es por ponerme ninguna medalla, al revés, yo lo hacía porque era lo que sentía, lo que me gustaba. Ahora mismo el flamenco está en los Latin Grammy como categoría. Me da muchísima alegría que se reconozca lo que es el flamenco: una maravilla.

Tienes colaboraciones con gente muy top. ¿Cuál ha sido la que más ilusión te ha hecho?

Sin duda a la colaboración que más cariño le tengo es a la que hice con Carlos Baute. Para mí supuso un antes y un después en mi carrera musical. Yo llevaba muchísimos años trabajando, y sí, me estaba ganando la vida con ello, pero no tenía un reconocimiento a gran escala. Cuando saqué ese tema era un momento muy crítico para mí. Me estaba planteando si seguía con la música como trabajo o si lo dejaba como hobbie. O sea que ese tema me cambió totalmente. Porque antes trabajaba en lo que saliera: desde repartidor de pizzas, hasta reponedor de supermercado, pasando por vestirme de ardilla en un parque de bolas. Eso sí, todo lo que ahorraba era para hacerme mis maquetas. Esa era mi obsesión. Yo me iba a los Pajaritos, un barrio humilde de Sevilla, allí con un productor me grababa mis primeras maquetas. O sea que siempre he tenido eso en mente.

¿Qué tienen de especial tus tatuajes? ¿Tienen algún significado?

Todos mis tatuajes tienen algo especial para mí. Pero sin duda los que llevo con más cariño son el nombre de mis hijos y el de mi abuela. Para mí ella ha sido como una madre. Ella me crío y entonces tiene un lugar especial. Hasta el de la pierna, que tengo a Goku y a Bulma, tienen algo especial para mí porque me transporta a la infancia. Después tengo cuatro rosas que representan las cuatro mujeres de mi vida. Vamos que todos significan algo.

¿Cómo enfocas el futuro cercano?

Intentar que se pase esta situación lo antes posible para que podamos retomar la gira. Ahora mismo también con el proyecto del EP que queremos sacar para el año que viene. Y bueno, a seguir trabajando e intentar seguir creciendo.

PLAYZ

anterior siguiente