Enlaces accesibilidad
HIT

Los mejores momentos del capítulo final de 'HIT': La última prueba de Lena para acabar con 'HIT'

 Series   HIT  

  • ¡ATENCIÓN SPOILER! Esta noticia contiene información del último capítulo
  • Repasamos lo más destacado del final de la temporada
  • HIT, todos los lunes a las 22:10h en La 1

Por
HIT - Repasamos lo más destacado del capítuo final de 'HIT'

¡Ya puedes disfrutar del último capítulo de HIT gratis y onlineEn el capítulo anterior, Darío se vengaba de Lena, haciendo público el vídeo de la quema de coches que también implica a Gus. Hugo Ibarra Toledo ha tenido que separar a los chavales, que han acabado peleándose en pleno examen de valores éticos. El profesor le ha pedido a Lena que salga a la pizarra y escriba "responsabilidad" y "responsable", con el fin de que entiendad que todos sus actos tienen consecuencias y, por tanto, tiene que ser responder por ellos. 

No recomendado para menores de 16 años HIT - Capítulo 10: Alta médica - Ver ahora
Transcripción completa

"Es un milagro que no abandone todos mis ideales.

Sin embargo, me aferro a ellos porque sigo creyendo

que la gente es buena de verdad en el fondo de su corazón".

"¿Qué vas a hacer?" Voy a escuchar.

Te van a poner un montón de pasta y vas a acceder.

Mira, Maya, qué sorpresa.

-Daniel, el marido de Carla. -Hola, ¿qué tal?

Me voy a ir. (CARLA) No seas absurdo.

Tenemos un acuerdo. Estando separados cada uno puede hacer lo que quiera.

¿Qué buscas? Las bragas.

A saber dónde las pusiste.

¿Tú tuviste alguna discusión con Jaco ayer?

Tengo miedo. ¿Segura que está ahí?

No se me ocurre otro lugar.

-¿Quién coño cogió mis cosas?

¿Nadie ha visto quién sale con una guitarra?

Sonríe. ¿Qué haces?

Una fotito para tus padres, te deben estar buscando.

Nos marginan, cambian el plan de estudio,

¿me estudio un trimestre en un fin de semana?

Os voy a proponer una cosa, y me la juego.

Os lo propongo, creo en vosotros.

Dos jornadas intensivas de estudio en mi casa.

Este fin de semana. ¿Los nueve?

Quien quiera está invitado.

Lo que no quiero es hacerte daño. Ya lo sé, no pasa nada.

Abusaron de mí cuando tenía 10 años. ¿Por qué me eligió a mí?

Nourdin, lo siento. -Cuando cumplas los 18,

te pediré que te vayas. Piensa en qué te vas a ganar la vida.

Me haré puta. Seguramente te irá muy bien.

-Ahora somos un grupo. A mí me dejáis fuera.

Tú te has dejado fuera. -El vídeo es cosa tuya.

No sé de qué me hablas. Te voy a hundir la puta vida.

Déjame en paz, me haces daño. No sabes lo que es el daño.

Sé lo que es mucho mejor que tú. ¿Qué pasa?

¿Qué pasa? ¿Qué es eso?

Chicos.

¡Oye, Gus! ¡No, no! (GRITAN)

¡Para, para! Ya, ya está. Ya está.

¡Ya está! Ya está, ¿vale?

¿Vale? ¿Vale?

Ya. (GRITA)

¡Eh, quita!

(GRITA)

(GRITAN)

¡Ya!

¡Eh! No, ¿eh?

¡Chicos, chicos!

¡Ya! ¡Basta! ¡No te metas!

¡Ya! ¡Ya, ya!

(GRITA) Ya la has cagado bastante, Gus. ¡Siéntate!

¡Siéntate!

Sentaos todos, joder.

¡Os recuerdo que estamos en un puto examen!

¡De Valores Éticos!

(SUSPIRA)

Lena.

Sal a la pizarra.

¿A la pizarra a qué?

Que salgas a la pizarra.

Quiero que escribas

"responsabilidad" y "responsable".

Gracias, Lena.

Del latín "respondere",

obligación de responder de nuestros propios actos.

Responsable.

Del latín "responsum", que responde.

Que acepta las consecuencias de un acto hecho libremente.

Hoy aquí todos, y cuando digo "todos"

digo todos,

tenemos que responder por lo que ha pasado.

Pero la culpa la tiene ese puto chivato.

-La tiene tu piba.

-Nos has mandado a la cárcel. ¿O no te enteras?

Gus, deja de proyectar tu mierda en los otros.

Tú tomaste la decisión de quemar cuatro coches.

Pero solo queríamos quemar uno.

¿Perdona? ¿Me lo dices en serio?

Todos somos responsables de nuestras acciones.

Y todas nuestras acciones

tienen consecuencias.

Antes o después, las tenemos que afrontar.

¿Cómo?

Ya lo sabes.

¿Quieres que vaya a la policía a entregarme?

Quiero que te comprometas

con la persona que quieres llegar a ser,

con la persona que podrías llegar a ser,

con las personas que tienen la valentía y el coraje

de cambiar el rumbo de las cosas.

Sois vosotros esa gente.

Sois vosotros esa generación.

Está en vuestras manos

la posibilidad de salvar el mundo.

¡Lena!

La he cagado, ¿vale?

Pero también admite tu parte de culpa.

¿Culpa de qué?

Has mandado mi vídeo a todo el puto mundo.

Te he ayudado a salir del armario. Me tendrías que dar las gracias.

Lena, te está pidiendo perdón. Escúchalo.

¿De qué me sirve ahora? La cuestión es qué vais a hacer.

-Hombre, todo el colegio lo sabe.

No hay muchas opciones, me parece.

-A comisaría hay que ir con abogado.

Yo no voy a ir a comisaría.

Lena. Yo no quemé los coches.

¿Estás vacilando?

Eras tú la que quería joder a Alberto.

Sí, pero yo no quemé los coches. Porque le dijiste que lo hiciera él.

Toda esta mierda es tu culpa.

¿Tú qué sabes? No estabas delante.

(Claxon)

Iré a la policía y contaré la verdad.

"OK", haz lo que quieras.

¿No irás a denunciarles?

¿Qué quieres después de haber visto el vídeo?

Habla con ellos primero.

No tengo que hablar con nadie. Ya sabemos quién quemó los coches.

Y también el motivo, ¿no?

Una reacción visceral

de una adolescente por mal de amores.

Con ayuda de Gus. Con ayuda de los celos de Gus.

Le tiene manipulado. Es responsabilidad civil.

Deja por lo menos que pase el fin de curso.

¿Quieres que me espere cinco días? Es mucho tiempo.

Lo van a hacer ellos.

¿Lena y Gus? Voluntariamente.

¿Cómo estás tan seguro? Los conozco perfectamente.

El colegio debe actuar, es una falta muy grave.

Les tiene que dar una lección.

Exacto. Tiene que darles una lección, han hecho algo mal.

Tienen que pagar por ello. Pagar es una palabra horrible.

Suena a castigo.

Es lo que merecen, Hugo. Merecen atención.

Castigarles sería como humillarles.

No me puedo quedar pasiva con un vídeo como ese.

¡Bórralo! Bórralo.

Sí, claro. Yo ya lo he borrado.

Ese vídeo fue enviado por venganza, no nos vamos a meter en eso.

La solución está en sus manos. Esa es la lección.

Mira quién está ahí.

No, no. Algo va mal.

No, Hugo. (CHISTA) ¿Dónde vas?

No me fío. Ya, pero no te puedes meter ahora.

No me fío un pelo.

¡Hugo! ¿Quieres que te parta la cara el padre o qué?

Ya el remate final: una buena bronca en la comisaría.

Esta trama algo fijo.

(GUS) Me da igual. A ver si así aprendo de una puta vez.

A ver si dejo de hacer el gilipollas y dar la cara por otras personas.

A ver si dejo de creer que el amor

es la polla y yo qué sé, y que la política sirve de algo.

No mola que te comas el marrón y ella se salga con la suya.

Ya. ¿Y qué hago?

Repartir las culpas, por ejemplo.

En plan "te amenazo". -(ANDRÉS) No.

La amenazamos todos.

Es que se lo merece.

-No se lo merece.

-Es que la sigues defendiendo.

-No. -Sí.

-Está mal de la cabeza.

Está obsesionado con Ned Flanders y hasta que no lo consiga no parará.

-Pero no lo va a conseguir, Gus.

Está casado, tiene una hija. Le ha arruinado la vida.

-Hasta que no lo consiga no va a parar, te lo digo.

(Móvil en vibración)

Mi madre.

-Yo solo sé que el amor es una puta mierda,

no me voy a enamorar nunca.

-¿Tú qué sabes? -Eso, ¿y tú qué sabes?

-Yo solo sé que se sufre.

-Sufrir forma parte del rollo, tío.

-Hostia puta, tío.

Estos policías han estado en mi casa.

Alguien me ha denunciado.

-Lena. -Lena.

-La hija de puta de Lena, joder.

-Mañana tengo que presentarme en comisaría.

Escucha, no pasa nada. No te vamos a dejar solo.

No quiero volver a Barcelona.

Quiero quedarme aquí.

Joder, no quiero problemas.

¡Hostia puta! Me cago en la puta.

Chicos.

Estoy reventado.

Quiero llegar a mi casa, comer algo.

Sea lo que sea lo que queráis, no me interesa nada.

Lena ha denunciado a Gus.

Le ha dicho a la poli que la idea fue de él.

¿Cómo lo sabes?

Dice que el vídeo es la prueba de que es inocente.

Bueno, pues ya está. Esperemos que Gus aprenda de sus errores.

Tío, eso es injusto.

La vida es injusta. La vida nos importa una mierda.

HIT, una mierda. Estamos hablando de Gus.

Además, está hecho polvo. No podemos dejarle solo, tío.

¿Por? Porque es uno del grupo.

¿Has dicho "grupo"?

¿Sois un grupo?

Claro.

O sea, que os afecta lo que le pase a uno de vosotros.

Sí.

-Sí.

¿Os queréis?

¿Hasta dónde estáis dispuestos a llegar?

En primer lugar, ir a Lena y arrancarle la cabeza.

Esa opción no me convence mucho.

Habíamos pensado en acompañar mañana a Gus y decir que fue idea de todos.

¿Y eso de qué sirve?

Para repartirnos la culpa.

Una culpa que no es vuestra.

Ya, pero la culpa tampoco es de Gus. La culpa es de Lena.

Creo que vamos a necesitar un abogado.

Os lo he dicho.

Tengo algo de picar y refrescos, ¿subimos?

Venga, anda.

Hola, Alberto.

Lena, no podemos estar juntos. Hay una orden del juez.

No viene por estos barrios, no te preocupes.

No quiero más problemas.

¿Vale? Solo quiero hablar contigo.

Ya, pero no tenemos nada de lo que hablar.

Alberto, yo no tenía la menor intención

de contar lo nuestro.

Pero ¿cómo que no?

Si me amenazaste.

Era para que me hicieras un poco de caso.

¿Para que te hiciera caso, Lena?

Que he perdido mi trabajo,

he perdido a mi mujer.

No sé si voy a poder volver a ver a mi hija.

¿Entiendes lo que significa eso? Eso es culpa de HIT.

No, Lena. Eso es culpa mía. Por ser débil.

¿Vale? Y por ser tan poca cosa.

Pero que no eres poca cosa.

Eres mi amor.

Lena, vete a casa.

Es que te lo digo de verdad. Eres mi amor y siempre lo vas a ser.

Y quiero que lo sepas.

Lena.

Y yo quiero que sepas que esto se ha acabado, ¿vale?

Y que ya no te quiero.

Sí que me quieres.

Lena, te tengo miedo.

Tienes miedo de lo que sientes por mí.

Esto no es el final, Alberto.

Si queremos, no es el final.

De verdad, Lena, vete a casa.

En un año dejo de ser menor y nadie nos puede decir nada. Vámonos.

¿Qué?

Vámonos donde nadie nos conozca.

Pero ¿qué estás diciendo?

Donde seamos una pareja normal. Lena, ese lugar no existe.

Sí que existe. No existe, Lena.

Existe un juicio en el que te obligarán a declarar contra mí

y a mí me van a meter en la cárcel, ¿entiendes?

Lena, vive tu vida

y olvídate de mí. No puedo.

Sí que puedes. Pero si en un año te vas a olvidar de mí.

En un año voy a estar muerta y va a ser por tu culpa.

¿Cómo?

¿Ha ido bien? Bien.

¿Sí? Muy bien.

-El caso tiene que pasar al fiscal de menores.

-En realidad, no hay denuncia. -No, la niña simplemente

prestó declaración negando su complicidad en el delito.

Esa declaración se enviará al ministerio fiscal,

que abrirá una instrucción.

Pero va a pasar bastante tiempo antes de que llamen a Gus a declarar.

-Y el vídeo en realidad no es una gran prueba, ¿verdad?

-No es una prueba de cargo, efectivamente.

Ese vídeo deja muchas dudas.

Con dudas no se puede condenar a nadie.

Me alegro por ti,

pero quemaste los coches. Sí, fui un capullo.

Lo sé. Fuiste un capullo.

¿Has aprendido algo?

Nunca más daré la cara por nadie. ¡No, joder!

Que siempre tienes que ir de cara.

Vete para el cole, anda. Ahora voy.

Gracias.

-Gracias.

He engordado un par de kilos. Te sientan muy bien.

¿Tienes cinco minutos? Te invito a un café.

Tengo cinco minutos para llegar a una reunión.

Bueno, pues una cena cuando quieras.

¿Tu marido?

(SUSPIRA) ¿Sigue por aquí?

Hugo, mi marido quiere que nos vayamos a vivir a Miami.

Es que él ahora trabaja allí prácticamente todo el año, así que...

Miami.

Ha alquilado una casa espectacular con la playa enfrente.

La playa me encanta. Yo la odio. Tengo alergia al sol.

¿Entonces?

Pues que necesito una excusa para decirle que no.

Ya.

¿Tu trabajo?

Podría trabajar allí en un bufete que él conoce.

De hecho, ganaría bastante más.

Ya, pero a ti la pasta no te interesa.

¿Te quieres quedar?

Y una razón podrías ser tú.

¿Yo?

Sí, yo qué sé.

Desde que te conozco no he sentido la necesidad de tener perro.

Vaya, muy agradable.

¿Qué hago? ¿Te ladro?

No. No es eso.

Bimbo llenaba una especie de vacío en mi vida, ¿sabes?

Y desde que sé que estás tú, ese vacío ha desaparecido.

El siguiente paso cuál va a ser, ¿sacarme a pasear con una correa?

¿Quieres?

Estaría bien, ¿no? Una correa.

(LADRA)

Yo...

No sé, me tensa un poco ser tu razón para quedarte.

A ver, que no eres la única razón.

Ya. Está mi madre, mis amigos,

mi casa... Bueno, y mi libertad.

Tu mascota.

Sí, mi mascota. Sin más.

Sin más no. No hay amor más generoso que el que se tiene por un perro.

Y a cambio, el perro tiene que ser generoso con su amo.

Hombre, por supuesto.

Ponte a hacer cositas bien hechas. ¿Sí?

¿Qué tal? ¿Cómo ha ido?

¿Qué tal? -Mejor.

-¿Sí? -¿Sí?

¡Menos mal, menos mal! (RÍEN)

¡Ahí va!

Qué bien, ¿no?

-Joder. Sois los mejores amigos que he tenido nunca.

-Encima te han tocado madrileños, chaval.

-Tienes que pasar de Lena.

-Es una puta tóxica. -Sí, tío.

-No creo que venga el año que viene.

-Me llega a tocar en clase y flipo, vamos.

-¿Tú estarás el año que viene? -Claro.

-Sí, pero ¿aquí? -Claro, es mi colegio.

-¿Qué tenéis pensado? Yo quiero hacer Bachillerato.

-¿Tú? -Sí, yo, ¿qué pasa?

-Yo también. Yo también quiero, ¿y tú?

Yo de momento con aprobar me conformo.

Yo igual. Y yo.

Hola, soy la tóxica.

A huevos no te gana nadie, ¿verdad, Lena?

No te entiendo.

No sé, pensaba que te habías quedado escondidita en casa.

Si yo no me escondo.

¿Que no te escondes?

Siempre doy la cara y digo lo que pienso.

Por eso caigo mal a la gente.

Cuando decías que me querías también lo pensabas, ¿no?

Nunca te he dicho que te quiero.

Te he dicho que me gustas, que es verdad, me gustas,

pero nunca te he dicho que te quiero.

Tú sabes a quién quiero.

Al mierdas de Albertito.

Sigues igual de celoso que cuando quemaste los coches.

(MURMURAN)

Si fuiste tú la que me lo pediste.

¿Y si te hubiera pedido la luna?

Es que no puedo, no puedo.

¡No puedo! (TODOS HABLAN A LA VEZ)

¡No la aguanto! ¿Qué pasa? "On vas?".

No quiero estar aquí, no estoy bien.

Venga, va.

Espérate, que sea lo que sea

en cinco minutos se te pasa, de verdad.

Aunque sea por respeto al invitado.

Por favor, Gus.

(CARRASPEA)

Bueno, chicos.

Él es Josep María Aragay

y nos trae una propuesta divertida para la fiesta de fin de curso.

Ah, ¿seguís con eso?

Sí, Lena, seguimos con eso.

Es que somos muy obsesivos. ¿Te suena?

¿Habéis tenido la reunión con los profes?

La tengo ahora, pero no te preocupes.

Sí me preocupo, quiero saber si he aprobado.

No te preocupes por eso ahora.

Vamos a recibir a mi amigo como se merece, ¿sí?

Él nos trae una propuesta

que ya han estado implementando en colegios,

en institutos, en cárceles... "Basket beat" se llama.

Bueno, os lo cuenta él mejor que nadie, ¿vale?

Te dejo con ellos. Cualquier cosa, estoy por aquí.

Bien. Hasta ahora.

Hola. -Buenas.

-Hola, buenas, ¿qué tal?

-Bueno, como os ha dicho Hugo, me dedico a tocar las pelotas.

Llevamos 10 años en los que aprovechamos

la oportunidad de hacer música juntas para, si queremos,

relacionarnos de maneras distintas.

Venga, si os apetece, cogemos una pelota de baloncesto cada una

y hacemos un círculo.

-Por fin algo que se me da bien, coño.

-Hola. ¿Cómo te llamas? Lena.

Lena, ¿quieres coger una pelota? ¿Quieres?

Ya la cojo yo de aquí, gracias.

Cuento a cuatro y botamos al tiempo uno, ¿vale?

Un, dos, tres y...

Muy bien. Fantástico.

¿Los tenemos? Sí.

Sí, vale, entonces sí. ¡Buenas!

Hola, buenas. Buenas.

-Hola. Bien, ahora que ha llegado Hugo.

podemos empezar la evaluación de los nueve.

Vamos al lío.

Aunque yo creo que ya todos sabemos lo que procede

dado el esfuerzo que han hecho. Hay que aprobarles.

Siéntate, por favor.

¿Pasa algo?

Vamos a hablar.

¿De qué?

¿Empezamos?

Yo prefiero no ser la primera.

-Bueno, ¿y si hacemos lo que éticamente tenemos que hacer?

¿Éticamente? ¿Para quién?

Más que nada por terminar pronto. Ah, claro.

Ahora os han entrado las prisas por cortar cabezas.

Ya habéis dictado sentencia sin mí. Muy ético todo.

Es que a Erika, a Andrés y a Jaco no les ha ido bien, a ninguno.

Han suspendido tres asignaturas y algunas troncales.

Sí. Andrés, Inglés, Erika, Ciencias Aplicadas

y Jaco, Matemáticas.

Y los tres Historia y los tres Tecnología.

-Por no hablar de las faltas de ortografía.

-En mi asignatura, Andrés...

Su actitud ha sido nefasta durante todo el curso.

-En general, la actitud de todos. A ver, a ver.

¿Me estáis diciendo honestamente que este trimestre

no habéis notado ningún cambio?

¿Que no se han esforzado? ¿No han mejorado?

Sí, han mejorado. Por lo menos... -No han quemado más coches.

Bueno, David. Ibas a decir eso, ¿no?

-Han estado más tranquilos, David. Esa es la verdad.

-¿Qué? -A ver.

No nos engañemos, la violencia persiste, lo vimos.

-Por favor, ayer se estaban dando de hostias.

-Además, no podemos promover a alumnos

con evaluación negativa en tres materias.

Lo dice el reglamento.

Lourdes, no te agarres a un clavo ardiendo.

Sabes como yo que si el mismo alumno

no suspende Lengua y Matemáticas se le puede aprobar.

Es una decisión del Consejo.

Ya, pero si les aprobamos,

¿qué mensaje estamos lanzando a los demás alumnos?

¿De verdad haces frente común con ellos?

No, Hugo, no... No me lo puedo creer.

¿Cómo podéis ser tan necios como para no ver que ha funcionado?

Se han enfrentado a la asignatura más difícil de toda su vida:

saber quiénes son, ocupar su espacio.

¿Y qué hacemos nosotros?

Les juzgamos desde un sistema completamente retrógrado y rancio.

Ya lo decía Alvin Toffler:

"Las escuelas se obstinan en formar gente para ayer

en lugar de para mañana".

O sea, que lo que hacemos no sirve para nada.

"Los analfabetos del siglo XXI

no van a ser los que no saben leer y escribir,

serán aquellos que no sepan aprender, desaprender

y reaprender". ¿Os suena?

Alvin Toffler otra vez.

Y según tú, ¿ellos han hecho eso?

Han hecho mucho más que eso.

Han abierto sus mentes,

han cambiado, han gestionado sus emociones.

Pero, claro, a vosotros parece que solo os importan

las Matemáticas y las faltas de ortografía.

Esa es toda vuestra implicación con ellos.

Y con vuestro trabajo. Y con el sistema.

Amo a esos nueve chicos.

Los amo porque dan sentido a mi vida.

Dan sentido a mi trabajo.

Como podrían dar sentido al vuestro.

Como podrían dar sentido a este colegio que quieres vender.

¿De verdad les vamos a fallar ahora?

Vale, pues recuperamos el "tun-tap-clap".

Dejamos la pelota al aire

y vamos a coger la pelota de la persona de la derecha, ¿vale?

Un, dos, tres y...

Dos, tres y...

Bravo. Tres y...

Podéis contar vosotras también, ¿eh?

Y...

-Dos, tres y... -¡Cambio de sentido!

Dos, tres y...

Un, dos, tres y...

Un, dos, tres y... -(RÍEN)

Un, dos, tres y... Oye, muy bien.

Muy bien, ¿no?

¿Se portan bien los chicos o qué? La hostia, muy bien.

Oye, ¿qué? ¿Qué?

Eso decimos nosotros. ¿Qué? ¿Qué?

Va. No, ni de coña, no puedo.

Va, Hugo. Di al menos si alguno de nosotros...

No lo sé, de verdad. Venga.

Sí que lo sabes. No lo sé.

Ahora no estás siendo honesto.

Que no, es confidencial. ¡Venga!

¡Va! Va, Hugo, va.

Qué coño, ¡que habéis aprobado todos!

¿Y tú qué? ¿No celebras?

Soy la hija de puta del grupo, no tengo nada que celebrar.

Lena, va.

¿Por qué no dejas el personaje ya?

¿Eh?

¡Enhorabuena!

Vamos, sube. ¡Vamos!

Aguanta, aguanta. No me sueltes.

No me sueltes. Va, Silvia.

No, ¡Nourdin! Vamos.

Nourdin, que no valgo. Sube.

Por favor, bájame, va.

Hostia, tío. Que me da miedo.

¿Y ahora qué?

Que se acaba el cole, y tú y yo...

Bueno, tú yo pues seguimos siendo tú y yo, ¿no?

¿Juntos?

Claro, juntos si quieres.

Sí, quiero. Claro que quiero.

-¡Nourdin!

¡Nourdin!

-Hola. -Hola.

-¿Se acuerda de mí? Nos conocimos en su trabajo.

-Pelo azul, claro que me acuerdo. -Sí, Silvia.

-Un placer. Encantado.

Es mi mejor amiga.

(HABLAN EN ÁRABE)

-¿Ha aprobado?

-Sí.

Mi niño.

-Pero voy a dejar de estudiar. Es que no sirvo, mamá.

Voy a dedicarme a la música, cien por cien a la música.

Y te prometo que dentro de poco

vas a poder dejar de limpiarles los culos a los viejos.

Voy a poder traer suficiente dinero a casa.

Te lo prometo, de verdad.

Sí.

-"OK".

Estoy muy orgullosa de ti.

Papá.

-Vale, aquí tienes.

Mejórate.

¿Eso significa lo que yo imagino? -Sí.

-¿De verdad?

-Tu hija la yonqui ha aprobado el curso.

-Ahora mismo con esa luz pareces tu madre.

Ven aquí, anda.

Ven aquí, anda.

Sabía que lo conseguirías.

-Yo hoy me salto el régimen, no tengo ninguna gana de cocinar.

-Pues comemos unas pizzas.

-A ver qué dice tu padre, no sé dónde se ha metido.

-¡Toñi! ¡Marga!

-¿Es para Santi?

-Son para ti, para mi campeona.

Mi hija ha aprobado la ESO.

-Ya. -Por favor.

Oye, Fer. Para, animal, que la estás poniendo en evidencia.

-Hay que compartir las alegrías. Se comparten las desgracias, ¿no?

Las alegrías con más motivo.

-Que sí, cariño, pero ya.

-Quiero seguir.

Estudiar, quiero seguir estudiando.

-Claro, cariño, claro. Y buscaremos otro colegio.

-Otro no, quiero quedarme en el mío.

Y, además, no os riais.

Quiero ir a la universidad.

-¿Qué?

-¡Mi hija va ir a la universidad! -Por favor.

-Va por ti, "bro". Échame una mano.

-¿No me felicitas o qué?

-"Está genial, Andrés".

-La abuela me ha dado 100 euros.

-¿Qué vas a hacer? ¿Te vas a comprar unas zapas?

-No.

Un billete de tren para ir a ver a mamá.

-¿Dónde está? -"No te lo voy a decir".

-¿Ah, no? ¿Y por qué?

-No quiero que te acerques a ella.

-"Andrés, hijo. Esto que me dices me toca los huevos".

-Pues es lo que hay.

-Te escucho y te noto cambiado.

No pareces el mismo.

-Porque no soy el mismo, papá.

-¿Y este cambio por qué?

-Porque iba por un sitio que lleva donde tú estás.

Y yo no quiero ese sitio.

Ese sitio es una mierda.

(Claxon)

Hijo, tu madre me lo acaba de decir.

Enhorabuena.

Te quiero, hijo. Te quiero mucho.

¿Qué te pasa?

¿No estás contento?

-No, si no son por las clases.

-¿Entonces?

¿Qué te pasa?

-Tú alguna vez has querido a alguien

que es imposible, ¿verdad?

-El amor de mi vida es tu madre.

-Da igual, déjalo. -Darío.

-Da igual, es que no me vas a ayudar.

-Sé lo que es, Darío.

Claro que lo sé.

Ves a esa persona y es como si...

como si no hubiera nadie más en el mundo.

Pero sabes que es imposible que sienta lo mismo que tú, porque...

porque...

su naturaleza se lo niega.

¿Quieres decirme quién es?

¿Es algún chico del grupo?

-Me olvidaré de él, ¿verdad?

-Todo va a ir bien.

Darío, todo va a ir bien.

Ya lo verás.

(Timbre)

Gus.

Te escucho detrás de la puerta. Vete.

¿Podemos hablar?

No tenemos nada que hablar.

Tú no, pero yo sí.

Necesito decirte una cosa.

No.

Por lo menos déjame decírtela, por favor.

Gus, lo siento.

Me he portado como una cerda.

Una cerda es mucho mejor que tú.

¡Que me suda el rabo que llores!

# He despertado # en el fondo de este pozo

# sin saber quién soy.

# ¿Cómo he llegado? # Lleno de barro,

# con algunos huesos rotos # y la piel color papel quemado.

# Me levanto y clavo

# uñas y dientes contra la pared.

# El calor derrite mis manos... #

(Timbre)

# Hogueras en mi torre de Babel... #

Menudo fiestón tienes montado.

Me esperaba a Maya y a Will, pero pasa.

Gracias. (RÍE)

# Y ahí afuera buscaremos al malo

# y los buenos nos tendrán que creer.

# Salga despacio # con los brazos en alto,

# ponga las manos # donde yo las pueda ver.

# Y ahí afuera buscaremos al malo

# y los buenos # nos tendrán que creer. #

Odio que se acabe el curso.

¿No hay ganas de playa?

No, ya no hay playa.

O de montaña. Tampoco.

No voy a vender.

¡Bien!

Mi equipo ha entrado al rescate.

Sí, se bajan los sueldos

hasta que volvamos a estar al completo.

No te dejan sola. Aman su trabajo

y yo también.

Bueno, al final hay esperanza en la humanidad.

¿Y contigo qué? ¿Hay esperanza?

¿Puedo contar con el fantástico Mr. HIT para el curso que viene?

Ni de coña.

¿Por qué?

He envejecido cinco años en tres meses.

No te hagas de rogar. Están esperando a que vuelvas.

Bueno, todos...

Todos. Todos.

Están deseando buscar un nuevo modelo de escuela.

Bien, por fin. Sí.

Es que te estoy ofreciendo que me acompañes en un nuevo viaje.

Esta vez sí que no.

Que seas mi socio, Hugo. No. Si además no te hago falta.

Ya está, has visto el camino.

Eres una chica lista, lo vas a hacer muy bien.

¿Y tú qué? ¿Qué pasa contigo? ¿Qué vas a hacer tú?

Yo...

Me han dicho de escribir otro libro,

tengo debates, conferencias...

Me voy a duchar.

Sí, dúchate, que hueles.

¿Que huelo? Hueles. A miedo, sí.

Bueno, de miedo a miedo, ¿te duchas conmigo?

No. Uf, guau.

¿Qué? No.

Venga. Qué malo, HIT. ¿Qué?

Atacas por donde no toca, no mientas.

No miento.

Me gustas.

No.

Un poco.

Pero no tanto como tú a mí.

¿Y entonces?

¿En serio me crees tan estúpida?

Lo último que necesito es una relación

en la que voy a ser yo otra vez la que sufra.

Bueno, no sé, a lo mejor no.

Das pereza, Hugo.

Joder.

Huelo, tengo miedo, doy pereza...

¿Para qué me quieres en tu colegio?

Te quiero para hacer lo que sabes hacer, y no el idiota.

Me voy a duchar.

Los chicos quieren que sigas, Hugo.

No.

Y no voy a ir a la fiesta de fin de curso.

¿Cómo?

No, mi trabajo se ha terminado.

No me gustan las despedidas. ¿Estás de coña?

Yo he pringado ya mucho con esos chicos.

No me gusta sentirme dependiente.

Ya está, se acabó.

No les puedes hacer esto, Hugo.

Sí, el sábado a primera hora cojo un avión

y por la tarde doy una conferencia en Las Palmas.

A ellos no les puedes hacer esto.

Pagan de puta madre. Hugo.

¿Y estas prisas de repente?

¿Has visto la hora? Son las 22:00.

Falta media hora.

No quiero que tu madre me vea aquí. No pasa nada.

Mi madre quiere lo mejor para mí.

Tu madre debe pensar que soy lo peor.

¿Lo eres?

Voy al baño.

¿Lo eres o no?

Me encantan tus ojeras, Gus.

(Puerta)

(MAYA) Hugo.

Hugo, llevas una hora ahí, date prisa...

Hugo, siempre llegamos tarde. Date prisa.

Mira, han reservado el japo dentro de 15 minutos.

Recojo esto y estoy.

Bueno, sal corriendo, que tienes a ese chico esperándote.

¿A qué chico? Ese chico raro.

¿Adam? Oye, ¿por qué le ha dado por ti?

Me equivoqué prestándole un libro y ahora...

Te involucras demasiado con los alumnos.

Tienes que aprender a guardar distancia y ya está.

A ver, te espero.

-(CON ACENTO INGLÉS) ¡Permiso! Adam.

Es que no puedo ahora. Solamente venía a devolver su libro.

Adam, de verdad, me tengo que ir... ¡Espera! Por favor.

Lea.

"Quisimos, en algún pliegue perdido del pasado, ser leones

y solo somos gatos capados". ¡Gatos capados!

Bonito. Mucho.

Y real.

Adam. "Nothing".

Adam. Es... está descargada.

No problema, amigo. "No problema" no.

Está prohibido traer armas al colegio.

Mi mamá viene a buscarme para ir al campo de tiro.

¿Tu madre te acompaña

al campo de tiro? Sí.

¿Por qué no viene con nosotros?

No, sí, lo que faltaba. Odio las armas.

¿Por qué?

Me tengo que ir, ¿vale? Hablamos en otro momento.

(ADAM SILBA)

Hugo, ¿por qué te estás demorando tanto?

¿Otra vez?

Pude haber evitado una masacre, Maya.

No.

Si lo hubiera escuchado...

Nada hubiera pasado y lo sabes.

Yo vi la pistola. Ya sé, nene.

Te la pasaste hablando de esa pistola una hora en el japo, ¿te acuerdas?

Me tenía que haber dado cuenta de las señales.

Hugo.

Todos tuvimos que ver las señales. Éramos 70 profesores.

Nadie pensó que llegaría tan lejos.

Yo sí, lo sentí.

Es horrible vivir con esto. Ya, horrible.

¿Y este alarde de autocompasión

se lo dices a tu amiga que está en una silla de ruedas? ¿En serio?

Lo siento.

A ver.

Anda, vístete.

¿Y Ester?

¿Se ha ido?

Sí. Cabreada.

No, la verdad es que se fue contenta porque le dimos una buena noticia.

¿Cuál?

A ver, te lo voy a contar, pero no quiero ni bromas

ni comentarios sarcásticos ni esos pronósticos apocalípticos

que siempre das, ¿bueno? ¿Me lo prometes?

Sí. Vale.

¡Mi amor!

-¿Sí? -Ven.

-Voy, voy,

Hugo.

¿Se lo vas a decir o no? -No, se lo vamos a decir más bien.

¿Qué?

Una, dos y tres.

(A LA VEZ) ¡Estamos embarazados!

¿Qué?

¿Un pequeño Hugo?

Bueno, sí. Si es niño se va a llamar Hugo.

Te quiero.

(Puerta)

Lena, te he visto llegar.

¿Y qué?

Baja y habla con tu padre.

¿Por qué? Llevas todo el día fuera.

Se supone que no podías salir de casa.

He ido al colegio.

Pues prepárate.

Los del grupo están haciendo

una cosa muy guay para final de curso

y quiero participar.

¿Con la movida que has liado y ahora quieres participar?

¿Te parece mal?

Me parece que ya no puedes seguir mintiendo, nadie te va a creer.

Tú nunca me has creído.

Ya, pero te he querido siempre.

Este es un buen momento para cambiar, Lena. Aprovéchalo.

Y olvida a ese tío, ¿eh? Es un mierda.

Sí, ya no le quiero. Claro que no.

Y aunque parezca mentira,

ya ni me acuerdo de él. Mejor.

Ahora me siento un poco tonta, me he dejado manipular.

Fase pasada.

La metes en el saco de los errores

y vive.

"Vive".

Qué fácil suena.

Ven aquí.

(Puerta)

¡Ester! No, por favor.

Ester, ¿podemos hablar un momento? No quiero hablar ahora.

Te echo de menos, Ester.

Ya está, lo he dicho. Lo digo como lo pienso.

Quería tener un hijo, ¿vale? Hasta ahí todo bien.

Hay un montón de hombres que quieren tener niños.

Pero la madre tenías que haber sido tú.

Ahora no lo puedo devolver.

Quiero decir, que es una persona y no...

no puedes dejarlo como si fuera un regalo que no te gusta.

La he cagado, ¿eh? Soy un mierda.

Pero no puedo perderte.

No puedo.

Ya es tarde, ¿no? Ya no...

No puedo hacer nada.

¡Hola!

-¿Habéis visto a Lena?

-No. -Quedé con ella para recogerla

en su casa, pero ya había salido.

-¿Habéis hecho las paces?

-Sí. -Joder, macho.

-Has vuelto a caer, hermano.

-¿Y qué? -¿Cómo que "y qué"?

Pues mal. ¿La has llamado?

No contesta. -Bueno, ya aparecerá.

¿Vamos? Nos da tiempo a ensayar un par de veces.

¿Dónde? Si en el gimnasio no se puede.

Sé dónde podemos ir.

-Guay. -Vamos.

(Motor)

(MUJER) ¿Dónde vamos?

Al aeropuerto, por favor.

¿Hola?

Hola.

Tengo un montón de llamadas perdidas de este número.

¿Quién eres?

Lena. "¿Lena?

¿Qué pasa? ¿Todo bien?"

Sí. Solo quería decirte que has perdido.

A ver, ¿qué he perdido esta vez?

A lo que sea que estuvieras jugando con nosotros.

Bueno.

"Conmigo en realidad".

¿Cómo?

¿De qué va esto?

"¿Dónde estás?" Eso da igual.

"¿Estás con el grupo?"

¿Qué grupo? "Con tu grupo".

Yo no tengo ningún grupo.

Igual que tú.

Venga va, déjate de rollos.

"¿Qué estás haciendo?"

Bebo agua.

¿Qué pasa, quieres joder la actuación? ¿Es eso?

"¿Dónde estás? Lena.

¿Estás en casa?

Lena, dime dónde estás y lo hablamos".

Cuelgo. No, no me cuelgues.

¿Por qué?

Porque no, estoy hablando contigo.

¿Y te tengo que hacer caso?

¿Cuándo me has hecho caso a mí?

Tú a mí tampoco me has hecho caso.

Me has llamado tú, ¿no? ¿Qué me quieres decir?

Decirte que has perdido.

Vale. ¿Y qué ganas?

Un lugar.

¿Cómo un lugar?

Un lugar en tu memoria. "¿Cómo?"

"Un lugar como el que tiene ese chico".

¿Qué chico?

Adam.

A él no lo pudiste salvar.

A mí tampoco.

# No hay santos en el reino animal. # Solo desayuno y cena.

# En tu cartera, # la suya está... #

(GRITA) ¿Todo bien?

Todo caótico como siempre.

¿Puedes bajar el volumen?

Gracias.

¿Qué ha pasado al final con los de 3 B?

Han tenido dos bajas y se han rajado.

Entonces, ¿abre el grupo de Hugo?

Sí, son los primeros.

¿Y dónde están?

Nada, Lena sigue sin contestar.

-Nos revienta todo el número.

-¿No lo hacemos o qué? Claro que lo hacemos.

¿Quién ocupa su puesto?

-Lo podría hacer HIT, se sabe la coreo, ¿no?

-Ya, pero ¿y HIT?

Al barrio de La Gloria, por favor, todo lo rápido que pueda.

Voy a colgar. "No, no, escúchame. No cuelgues".

¿Tienes a alguien cerca?

No.

No estás sola, oigo gente.

Siempre estoy sola. "Eso no es verdad".

Si te digo que estoy sola, estoy sola.

¿Y Gus? A Gus solo le hago daño.

A Gus le importas.

Pues lo siento por él.

¿Y les importas a tus padres?

Sí. Y a mi hermana, a mis primos, a mis vecinos...

Y a mí. ¿A ti?

¿De qué vas?

Lena, por favor, no hagas nada de lo que te puedas arrepentir.

¿Me dejas morir, imbécil? ¿Me respetas?

No, Lena, ¡escúchame! Escúchame.

Igual ahora te quieres morir.

Yo muchas veces me he querido morir.

Estoy seguro de que no te quieres matar.

Sí quiero. Y ya lo he hecho.

No.

¿Venas o pastillas?

Venas, qué asco.

Vomítalas.

¡Métete los dedos hasta la garganta y vomitas, Lena, por favor!

No me gusta mi vida, ¿vale?

¿Qué sabes tú de tu vida?

¿Qué sabes tú de tu vida si estás empezando a vivir ahora?

"Lena, por favor".

¡Lena!

Oye, ¿y tu grupo?

Tengo que hablar con vosotros.

Es que a Hugo le ha surgido un imprevisto

y no va a poder estar hoy.

Qué pena. Sí.

¿Se lo dices tú a los otros? Sí, claro.

¿Estás llorando? Ester.

El último día me da por llorar. ¡Ester!

Voy a cerrar la puerta, ¿vale?

Luego abro para padres y familias. De acuerdo.

Hola, buenos días. Gracias por venir.

Ya pueden ir pasando, por favor. Adelante.

Al fondo a mano izquierda, en el gimnasio.

Por allí, sí. Gracias.

Hola, buenos días. ¿Qué tal?

¡Buenas! Adelante, pasen.

Al fondo, en el gimnasio, por favor.

-Hola, ¡qué guapa! -Hola, guapetona.

Tú también.

-Ahí está Bea. -Hola.

-Hola, ¿qué tal? -¿Y tu marido?

-Está aparcando. -Podéis aparcar dentro.

-Ahí se quemaron cuatro coches. Manuel es muy aprensivo.

¿Qué tal Silvia? ¿Cómo está?

-Mejor.

¿Tu hijo? -Bien. Mejorando también, la verdad.

Id pasando, que han llamado ya. -Sí.

Hasta luego. -Ahora nos vemos.

Luego nos vemos, chao.

-Nuria. -Hola.

¿Qué tal? -Bien, ¿cómo estás?

-Muy bien. -Me alegro de verte.

-Yo también.

-Espera, espera. No quiero coincidir con Nuria.

-Te la vas a encontrar dentro. -Ahora no quiero. Me siento incómoda.

-A ti te parece mal que fuéramos a la comisaría.

-Me parece mal que no hablaras con ella

antes de acusar a su hijo, Raúl. -Él lo hizo.

-¿Y nuestra hija no?

-¡Espera! Espera un momento a que entre.

-Me alegro mucho de verte. -Y yo. Tienes buena cara.

-Gracias. -De verdad, sí.

-Ahora te veo dentro, hasta ahora. -Vale, hasta luego.

Yo lo hago. Yo hago lo de Lena.

-¿Lo de Lena y lo tuyo? -Sí, puedo hacerlo.

-¿Seguro? -Seguro. Puedo y quiero hacerlo.

A mí no me amarga el día una cabrona. -A mí tampoco.

-Toma ya.

Ya es la hora, ¿no? Vamos.

¡Claro! -Aquí no cabe.

¿Dónde estabais? Ensayando.

Estamos a punto de empezar, sois los primeros.

-¿Nosotros? No jodas.

-Va, dale. -Si son abuelos, padres, yo qué sé.

-Tío, pero me da igual quién esté, quiero hacerlo bien.

-Yo también. -Tranquilos, lo vamos a hacer bien.

-Lo vamos a hacer de puta madre.

Eso es, eso es. Lo vamos a hacer por nosotros.

-Por nosotros. Eso me gusta, por nosotros.

Por nosotros, va. ¡Por nosotros!

¡Chicos! Os ha dicho Lena ya, ¿no?

¿Lena? Sí, Lena.

Pero si Lena no está, ¿no? ¿Cómo que no? La acabo de ver fuera.

¿Dónde la has visto?

Fuera, en la entrada.

¿Qué hace que no está aquí?

Pues no sé. ¡Ester! A la pista, te toca.

Venga, ¡vamos!

Bueno, va, vamos a cambiarnos y ya está.

Lena.

"Contéstame, por favor. Dime algo.

Lena, dime algo.

Lena".

(Aplausos)

Buenos días. Ante todo, quiero daros la bienvenida.

Agradeceros a todos la asistencia a este especial fin de curso:

profesores, padres, amigos...

No voy a negar que ha sido un año difícil...

No te duermas, Lena.

¿Has visto a Lena? Acaba de entrar.

¡Llama a una ambulancia!

¿Qué pasa? ¡Llama a una ambulancia!

Hemos vivido una...

¿Dónde están?

Como os estaba diciendo...

¡Chicos! Pensábamos que ya no venías.

¿Habéis visto a Lena? Ni idea.

-Debería estar aquí, pero no se ha presentado.

-Ester dice que la ha visto. ¿Dónde?

En la entrada, creo.

Lena, escúchame. Estoy aquí con el grupo. Estamos juntos.

Por favor, dinos dónde estás.

"Tía, nos están llamando. -Lena, ¿dónde estás?"

Lena, un paso más y no hay nada.

Lena, te estamos esperando.

¿Vas a venir a bailar de una puta vez?

-Tía, nos están llamando. -Lena, ¿dónde estás?

Lejos.

"A años luz de vosotros". -¿Qué coño está haciendo?

-Joder, hay que encontrarla. Salón de actos.

Venimos de ahí y no. -Se pudo esconder en la biblioteca.

-O en el almacén.

-¡Chicos, preparaos, que os toca!

-Nos separamos por plantas.

-Venga, va. Vamos.

¿Dónde vais? Os tienen que anunciar.

Y sin más preámbulos, os voy a presentar

a los que se hacen llamar "Los malditos nueve"

y nos presentan un nuevo espectáculo...

¡Lena!

Lena, ¿me oyes?

Espérame, por favor.

"Estoy cerca, ¿vale?"

¡Lena! ¡Lena!

¡Lena! ¡Lena!

¡Un fuerte aplauso para las "cheerleaders"!

Abajo no está. -Arriba tampoco.

-Vamos al comedor. -Venga.

¿Lena?

¡Lena!

Lena, ¿me oyes?

"Lena, ¿me oyes?"

¿Qué has hecho?

¿Qué has hecho? ¿Eh, Lena?

He ganado.

¿Qué? Has podido conmigo.

("Heroes", David Bowie)

¿Qué pasa, infecciosos?

¿Y Lena? -¿Y Lena?

Le han hecho un lavado de estómago, está bien.

Sus padres no tanto. Y su cabeza ya veremos.

¿Y vosotros?

Tristes. -Yo estoy hecho mierda.

-¿Y tú qué?

Ibas a pirarte, ¿eh?

¿Ya nos ibas a dejar otra vez?

Vamos a dejarlo, que las despedidas me ponen tontorrón.

¿Y si no te despides?

¿Y si te quedas aquí?

¿Me quedo aquí? ¿En los billares?

Por ahora en los billares.

Por ahora en los billares, pero vamos viendo, ¿no?

¿Qué, le das al taco o qué?

¡Buf! Hace un montón de años.

Dale, dale. Que lo que se hizo no se olvida, anda.

Así, sin beber, con la sed que tengo hoy...

Va, un día es un día.

Jefe, me pones un vaso hasta arriba de hielo

y me lo cargas bien cargadito de agua con gas.

(TODOS) # ¡Yo, yo, yo!

# ¡Yo, yo, yo!

# ¡Yo, yo, yo!

# ¡Yo, yo, yo!

# Yo aprendí a dejar salir el dolor

# y que si hoy no es el día, # mañana irá mejor.

# Siempre sale el sol # solo con sacar lo sano.

# Y crecieron las raíces # para ser un nuevo yo.

# Y yo ya no tengo límites,

# soy más de lo que creo, # más de lo que ves.

# No sabía por qué sufría, # ahora ya sé lo que es.

# Voy más allá de mi ombligo # por primera vez.

# -Yo digo que yo quiero, # que yo insisto, ¿qué?

# Haciendo caso omiso # a lo que no quise hacer.

# Salí de mí y lo vi # y por fin lo pude entender,

# que pensar solo en mí mismo # no es saberse querer.

(TODOS) # ¡Yo, yo!

# ¡Yo, yo!

# ¡Yo, yo!

# ¡Yo, yo! # -Soy un nuevo yo, soy un nuevo yo.

(TODOS) # ¡Yo!

# ¡Yo, yo!

# ¡Yo, yo, yo!

# ¡Yo, yo! # -Soy un nuevo yo.

(TODOS) # ¡Yo!

# ¡Yo, yo!

# ¡Yo, yo!

# ¡Yo, yo, yo! # -¡Dale con el yo!

# ¡Yo!

# ¡Yo, yo!

# ¡Yo, yo!

# ¡Yo, yo, yo! # -¡Dale con el yo, dale con el yo!

# ¡Yo, yo!

# ¡Yo, yo, yo, yo!

# ¡Yo, yo!

(TODOS) # ¡Nosotros! #

HIT - Capítulo 10: Alta médica - Ver ahora

Lena, que para todo tiene un plan, ha encontrado la forma de salir airosadenunciar a Gus. Y es que Lena se ha acercado a la comisaría con su padre para negar su participación en el delito. El resto de alumnos se han enterado, tras una llamada de la madre de Gus, y han acudido a HIT para buscar una solución. Hugo está muy orgulloso de la evolución de los chavales, y de que, por primera vez, se llamen "grupo".

Además, los chicos han estado muy preocupados por las notas. Y después de muchas insistencias al profesor, HIT ha confesado, muy contento, ¡todos han aprobado! Algunos como Marga quieren seguir estudiandoJaco prefiere dedicarse a la música y Nourdin, que aún tiene dudas, se conforma con aprobar

La fiesta de fin de curso

Para la última clase, Hugo ha preparado una clase de Basket Beat con Josep Mª Aragay, que se representa a sí mismo. Es intregrador social y utiliza esta nueva metodología para desarrollar habilidades para la vida - especialmente aquellas que hacen referencia a aprender a aprender y aprender a convivir - mediante el aprendizaje y creación musical en grupo con pelotas de baloncesto, que son nuestro instrumento. 

A los chicos les ha encantado esta forma de aprender a trabajar en equipo, y han ensayado mucho para hacerlo perfecto en la fiesta de fin de curso. Todos menos Lena, que no parece tener interés en la fiesta pero sí, en su plan malvado contra el profesor. 

La propuesta de Ester

Ester ha renunciado a la propuesta de vender el centro y propone a HIT ser socios, pero el profesor no acepta. HIT vuelve a su juego del amor, y esta vez la que le rechaza es Ester: "Lo último que necesito ahora, es una nueva relación en la que voy a ser yo, otra vez, la que sufra". Ya sabemos que las despedidas no son lo suyo, así que se va del Anne Frank sin mirar atrás. El profesor ha cumplido con lo prometido a los profesores y a sus alumnos. Hugo ya tiene otros planes.

cuando todo parecía que iba sobre ruedaslos planes se tuercen por Lena. La alumna ha puesto en riesgo su vida, como último deafío contra HIT. Así que el profesor ha vuelto al instituto, y entre él y sus alumnos han encontrado a la joven a punto de desmayarse. Por suerte para todos, han llegado a tiempo

El Anne Fran cierra sus puertas ¿Las volverá a abrir? Tienes todos los capítulos completos en la web oficial de la serie en PLAYZ.

PLAYZ

anterior siguiente