Enlaces accesibilidad
GEN PLAYZ

Por Instagram, Tinder o jugando al Rome 2 Total War: Así se relacionan los Zetas

  • La generación Zeta no usa Tinder solo para ligar
  • Hacer amigos jugando a videojuegos online ya es una realidad
  • Paula, de 23 años, y Alejandro, de 17, nos cuentan sus experiencias en las relaciones virtuales

Por
 Relaciones por redes
Relaciones por redes cropper

La pandemia está haciendo que las relaciones sociales, tal y como las conocíamos hasta el momento, cambien por completo. Y es que el distanciamiento social y el “quédate en casa” apremian a ello.

Solo en España, el 12 de abril hubo un pico de conversaciones: ese día, los miembros de Tinder enviaron un 76% más de mensajes de media en comparación con el principio de la cuarentena.

Según Tinder España: “El volumen de swipe entre miembros incrementó un 52%. Y, con la mayoría de lugares cerrados, los usuarios se encontraron en juegos como Animal Crossing. Las menciones al videojuego en las bios se quintuplicaron respecto al principio de la cuarentena.” Una muestra más de que Tinder no es solo una app para ligar.

 Animal Crossing
Animal Crossing

Animal Crossing cropper

"La gente se conoce ahora más que antes"

Algo que tras escuchar el testimonio de Paula, una madrileña de 23 años, nos queda todavía más claro: “El 13 de marzo cuando se anunció el confinamiento dije: vamos a estar unos meses encerrados, entonces me hice Tinder. Acabé conociendo a muchos chavales. Hablaba con ellos pero obviamente no quedábamos. Cuando se acabó el confinamiento quedé con algunos pero no nos gustamos. Al final acabó siendo una aplicación para conocer a gente nueva.”

Paula explica como hasta ese momento no se había planteado hacerse un perfil en este tipo de aplicaciones. Pero motivada por sus ganas de conocer a gente nueva y afín terminó creándose un perfil. “De hecho, con mis amigas haciendo viajes este verano a Denia, Bilbao o Jávea, nos hemos abierto el Tinder y hemos entablado muchas amistades. En Bilbao, por ejemplo, conocimos a unos chavales con lo que ahora tenemos hasta un grupo de Whatsapp. Y hemos hablado de volver a vernos todos.”

 Amistades virtuales
Amistades virtuales

Amistades virtuales cropper

Sin embargo para ella las relaciones virtuales nunca serán iguales que las físicas: “Porque por redes la otra persona puede ser más abierta y extrovertida y luego en persona puede ser súper tímida o simplemente diferente a cómo se pinta en redes.”

En cambio si que ve algo positivo en todo esto y es que la gente se conoce más ahora que antes. “La mayoría de apps te piden datos para saber cómo eres. Hay un apartado que te dice: Sobre ti. En mi caso por ejemplo, si veo que un chico en su perfil pone me gustan los toros o ir de caza ya lo descarto. Las redes te obligan a hablar de ti, que luego sea verdad o mentira lo que pone la gente, eso ya es otra cosa”, destaca Paula.

Pero no se imagina que cuando acabe esto de la Covid las personas sigan conociéndose a través de la pantalla. “A la gente le va a apetecer muchísimo más salir, volver a la fiesta, volver a sociabilizar… En cuanto todo vuelva a la normalidad se va a preferir volver a conocer a la gente en persona.”

¿Está el futuro en las relaciones virtuales?

Otro Zeta; Alejandro de Santiago de Compostela, reconoce haberse sentido solo en ciertas ocasiones durante la cuarentena. “Más que nada porque estás más acostumbrado a tener un cierto volumen de personas en tu vida, en tu día a día. De repente dejas de ver a esas personas y pasas a vivir en un núcleo más cerrado y con muchas menos personas.”

Tiene 17 años y sabe desde antes de la cuarentena lo que es hacer amigos a través de internet. Afirma que dichas amistades han hecho su cuarentena menos solitaria. Pero más allá del virus, Instagram y algún videojuego ya le servían para entablar amistades, algunas muy profundas. Alejandro cuenta como se hizo amigo de un chico búlgaro al que no conocía de antes: “Han sido muchas horas las que hemos echado dale que te pego al Rome 2 Total War. Y ya luego sin hablar del juego. Hablando más de la vida y tal…”

Está totalmente convencido de que ahora se conoce mejor a la gente que antes. Y que esto ocurre gracias a las redes. “Con Instagram nada más seguir a una persona ya te haces una idea de cómo es por lo que tiene subido, por sus posts o lo que tiene en su perfil. Puedes ver más o menos cuales son sus intereses aunque ni siquiera hayas hablado con ella.” Y mantiene que esto de las amistades virtuales es algo exponencial que “seguirá creciendo con el tiempo”.

PLAYZ

anterior siguiente