Enlaces accesibilidad

Gen Playz - Exámenes en Covid: ¡nunca fue tan fácil copiar!

  • A debate una cuestión: ¿tiene sentido en tiempos de Covid seguir evaluando a los alumnos mediante exámenes?
  • “Un compañero en los exámenes online tenía 3 ordenadores a la vez", cuenta Marina, estudiante de la Complutense
  • "Mi experiencia es que no he aprendido nada o muy poco respecto a otros años”, destaca Hugo sobre el confinamiento
  • Ya puedes ver el estreno de Gen Playz debatiendo sobre educación en la era Covid

Por
Gen Playz - Marina y Hugo debaten sobre la brecha social que ha dejado la pandemia

El arranque de Gen Playz pone en entredicho el estado actual de la educación en plena pandemia. Las dudas, pero sobre todo las quejas, han sido muchas. Una de las más polémicas es sin duda si la educación virtual está siendo lo suficientemente buena. ¿Es Microsoft Meetings, Zoom y otras aplicaciones un mal aliado para la educación?

Durante el confinamiento hemos visto como a muchos se les colgaba la aplicación, otros se sentían solos a la hora de resolver dudas o formar grupos o get¡nte que directamente encendían el ordenador y se escaqueaba. Y la parte del profesorado no ha sido mucho mejor. No han sido pocos los que la adaptación al nuevo sistema se le ha hecho bastante cuesta arriba. “La interacción profe-alumno y también entre alumnos no es lo mismo por Zoom”, señalaba con preocupación el profesor y youtuber, David Calle.

Un sistema fallido

Durante el programa en directo en Youtube se comentaba que la nota de corte de acceso a la Universidad había subido bastante y lo achacaban a que muchos habían copiado. Hablamos a posteriori de la emisión con Marina Merino y Hugo Pereira, los universitarios que participaron en el debate, sobre éste y otros temas.

Marina dice que todos los años sube la nota y que se debe al modelo de examen que para ella es obsoleto y súper injusto. Hugo, por su parte, lo achaca a que este año la selectividad ha sido “una locura tanto para alumnos como para profesores. Hasta dos – tres semanas antes de la prueba los alumnos no retomaron las clases.” Esto unido a que el alumno había perdido el poco hábito de estudio que tenía se tradujo en desastre. “Por lo que es normal que la gente ante esta situación se tirase a copiar”, destaca Hugo.

Ante este caos, han sido bastantes los estudiantes que se las han ingeniado para poder copiar. “Un compañero en los exámenes online tenía 3 ordenadores: uno para buscar apuntes, otro para el examen y el último para hablar con otros dos compañeros”, nos cuenta Marina.

“La gente hace todo lo posible para escaquearse. Y además no hay forma de controlarlo, porque por la ley de protección de datos no pueden grabarte”, explica Hugo. “Me lo contaban mis profesores: escuchas movimientos de folios pero no puedes atribuir de quien son.”

David Calle hablaba en Gen Playz de universitarios que se están ganando un dinerillo extra haciendo exámenes a otros, ¿es tan fácil burlar el sistema? Lo confirma Marina que nos cuenta como amigos suyos han ganado de 10 a 20 euros haciendo exámenes a chavales de bachiller.

¿Es la educación virtual un mal aliado?

“En mi caso, solamente dos profesores dieron realmente clases online”, cuenta Hugo como estudiante de Ciencias Políticas en la USC. “El resto subían al campus virtual 50.000 textos y preguntas a contestar. Fue una locura. Era pasarse el día leyendo y subiendo textos. Mi experiencia es que no he aprendido nada o muy poco respecto a otros años.”

Por su parte, Marina entiende perfectamente porque los estudiantes copian: “No sacan nada fructífero de este modelo educativo. Porque sigue enfocado a la producción en lugar de a la formación y al enriquecimiento como ser humano”.

Brecha digital y social

Para el profesor y tiktoker Carlos Maxi Bárcena el problema es precisamente la poca previsión de las administraciones: “Desde que nos confinaron han pasado muchos meses para poder estudiar todas las posibilidades y ver las salidas que se podían dar. Y a día de hoy no saben todavía que van a hacer.”

Otro de los temas a debate era la brecha digital y social, que con el Covid se ha hecho aún más evidente. “No puede haber una sola persona en España sin banda ancha. Hay que financiar eso”, reclamaba Carlos, que aprovechó la ocasión para recordar que hay muchos chicos y chicas que no tienen una habitación propia donde estudiar o un ordenador personal.

Marina, como estudiante de filosofía y políticas en la Complutense, hacía la siguiente reflexión: “Toda crisis evidencia que hay diferencia de clases. Tener que lidiar con un entorno familiar no favorable y con un replanteamiento del futuro, no es fácil. La incertidumbre es total. Hay compañeros que no saben si se van a poder permitirse la matrícula de la Universidad.”

Hugo tiene otra opinión: “Hay personas que tienen más recursos digitales que otros. Por ejemplo, uno de cada diez niños en edad escolar no tiene acceso a internet. Pero hay que descender a la base del problema. En España, ya antes del Covid veníamos de una situación previa mala, no generábamos empleo. Ahora hay muchas personas en paro o Erte. Si no hay acceso al trabajo, menos va a haber acceso a los recursos digitales…”

PLAYZ

anterior siguiente