Enlaces accesibilidad

Playz triunfa con siete premios en el Fidewà Fest, el Festival Internacional de Webseries de L'Alfàs del Pi

Por
Foto de familia de los premiados en el Fidewà Fest
Foto de familia de los premiados en el Fidewà Fest rtve

¡Playz triunfa con siete premios en Fidewá FestEste fin de semana se celebraba la 4ª edición del Festival Internacional de Webseries de L'Alfàs del Pi. ¿Quieres saber en qué categorías ha ganado la plataforma digital de RTVE? ¡Atentos!

Si fueras tú, mejor webserie nacional

Si fueras tú se hizo con uno de los premios más jugosos de la noche, el de mejor webserie nacional. Asimismo, obtuvo el de mejor campaña Social Media y se reconoció el trabajo de Joaquín Llamas con el de mejor director. El rumbo de la historia de esta serie digital se decidía semana a semana a partir de las votaciones del público en las redes sociales.

No recomendado para menores de 12 años Si fueras tú - Si fueras tú, la película
Transcripción completa

(Respiración agitada)

(Música de intriga)

(RESPIRACIÓN AGITADA)

(Hierros caen)

¿Hola?

¿Hay alguien?

(Risas)

¿Hola?

(Golpe)

¡Si esto es una broma no tiene ni puta gracia!

(Risas)

(Risas)

(GRITA) ¡Abrirme! ¡Abrirme!

(Música pop)

Buenos días, dormilona.

¿Todo bien?

Sí.

(Móvil)

¿Es Marta?

Sí, me preguntaba cómo iba todo.

¿Y cómo va todo?

Ya verás como a partir de ahora todo irá bien.

Si hay una frase que odio es "todo irá bien".

En mi lista de frases odiadas esa es la segunda.

¿Y cuál es la primera?

"Si luchas por lo que quieres lo conseguirás".

Alba, hay que tener paciencia.

Esa es la tercera.

(Música dramática)

Bueno, guardamos las maletas

y después meto el coche en el garaje.

Cotillas.

¿Qué pasa?

No, nada. Pues venga, vamos.

¡Ay!

No encuentro mis cosas.

¿Pusiste tu nombre en las cajas? Como te dije...

Mierda.

Bueno, me voy.

¿Cómo que te vas?

¿Y me dejas aquí con todo el marrón?

Es que tengo que hacer la inscripción.

Esta caja es tuya, ¿no?

Te queda muy bien.

Es de mamá.

Como siempre me la ponía, me la acabó regalando.

Oye, ¿y esto?

Mi delfín de la suerte.

Como de pequeña tenía miedo.

Pues dormía con él para que me protegiera.

Me encantan los delfines.

Alba,

solo son unos meses.

Siete.

Ya verás que en cuanto te des cuenta

volverás a estar con tus padres.

Además, vivir una temporada con tu tío favorito

tampoco está tan mal, ¿no? Hombre,

es que eres mi único tío, mucha competencia no tienes.

Venga, te acompaño al instituto.

Tío. (ASIENTE)

Creo que aquí serás más útil.

Qué morro tienes.

¡Chao, tío favorito!

¡Chao!

(Música animada)

(Sonido inquietante)

(Claxon)

(Timbre)

(Música de misterio)

Perdón.

¿Cristina?

No, soy Alba.

¿Me puede decir dónde está la secretaría?

¿La secretaría?

Sí, tengo que matricularme.

Sí. Perdona, giras a la izquierda después de los lavabos,

la puerta del fondo.

Gracias.

¿Qué? ¿Ya te has metido otra vez los dedos?

¿No te lavas las manos?

Qué pena me das.

Qué mala cara.

Podrías maquillarte un poco.

Aunque lo tuyo tiene poco arreglo.

¿Pasa algo?

Tienes que firmar... aquí y aquí.

Y no te olvides de poner la fecha.

Vale.

¿Acabas de llegar?

(ASIENTE)

Yo también llevo poco tiempo en Sotocruz.

La gente aquí es un poco rara, ¿no?

Hay de todo, ya verás.

Gracias.

¡Alba!

Tú te llamas Alba, ¿verdad?

(ASIENTE)

Hola. Hola.

Soy Alberto Blasco, el jefe de estudios.

¿Puedes venir conmigo un momento, por favor?

Sí.

Alba, te presento a la sargento Lara,

de la Guardia Civil.

¿Ha pasado algo?

No. No, tranquila.

Os dejo solas.

¿Puedo hacerte un par de preguntas? ¿Sobre qué? No entiendo nada.

Siéntate, por favor.

¿Podrías confirmarme tu nombre y apellidos?

Alba Ruíz Alonso.

¿Quiere ver mi DNI?

Sí.

Yo también soy piscis.

Qué bien.

¿Y siempre interrogan a los nuevos en este pueblo?

No, es solo un trámite.

¿Cuándo te has mudado a Sotocruz?

Hoy mismo.

¿Con tus padres?

Con mi tío Miguel.

El hermano de mi madre. Mis padres viven en Oakland.

Se trasladaron a Nueva Zelanda por trabajo hace un mes.

Y yo me iré con ellos cuando termine el curso.

¿Y por qué te has cambiado de instituto con el curso empezado?

¿Profesor Blasco?

Sí, ¿usted es el...? Sí, Miguel Alonso, el tío de Alba.

¿Hay algún problema con mi sobrina?

No. En principio, todavía no.

¿Es que espera que los haya?

Será mejor que pase, le están esperando.

(Llaman a una puerta)

Buenos días. Adelante.

¿Podrías esperarnos fuera?

(Música de suspense)

Es Cristina Romero.

Desapareció en marzo.

Y nadie sabe dónde está ni qué le pasó.

Alberto, tienes una llamada.

Sí, voy.

Es que no sabes cómo me miraba la gente.

Es que es igual que yo.

Dicen que todos tenemos un doble en alguna parte, ¿no?

Y la mía tiene que estar muerta y vivir en este pueblo de mierda

e ir a mi instituto. ¿No es casualidad?

Lo es. ¿Pero qué más puede ser?

Termina la cena, anda.

En un par de semanas tendrás tu pandilla, ya lo verás.

¿Mi pandilla?

Hablas como una abuela, en serio. Tú es que flipas.

Que voy a ser la friki, me van a machacar.

En serio, no puedo pasar por eso. Para, para.

Lo que tienes que hacer es darles una oportunidad.

Lo más importante, dártela a ti.

Me piro a la cama.

(Música animada)

(Sonido inquietante)

"Hemos puesto todos los medios técnicos y humanos

para descubrir su paradero. ¿Y han descubierto algo?

No podemos hablar de ningún sospechoso,

ni dar más detalles de la investigación".

"Hemos activado un servicio de apoyo psicológico

para todos los alumnos y alumnas que lo necesiten".

"¡Que nos dejéis en paz!".

(Música dramática)

(Tintineo)

(Tintineo)

(Música de suspense)

(Móvil)

(Música dramática)

(CHICO) ¿Qué haces?

Me llamo Rafa.

Nos vimos ayer en el instituto.

Eras uno de los mirones, ¿no?

Por lo menos yo no te hice ninguna foto.

¿Vamos al instituto?

(ASIENTE)

Que no, de verdad, que te lo imaginarías.

Es imposible que hubiera alguien en la ventana.

Además la madre de Cristina y el hermano

se fueron de casa antes del verano, no han vuelto.

¿Seguro? Sí.

Pues te juro que ayer vi alguien en una ventana.

Que no, imposible, te lo imaginarías.

¿Y por qué se mudaron?

No sé, demasiados recuerdos, supongo.

Ya. A ver, cuéntame,

¿por qué robabas la correspondencia de su casa?

No robaba, simplemente cogí un papel del suelo,

se llama publicidad.

(Llamada del móvil)

¿No contestas?

No, es que era publicidad.

Ya.

Oye, ¿y cómo es que empiezas el curso tan tarde?

Es una historia muy larga.

No fumo.

Cris fumaba como un carretero.

¿Eras amigo suyo?

Bueno, sí, la conocía.

¿Y cómo era?

No sé, una chica normal.

Pues tan normal no sería si había gente que la odiaba.

(Música de intriga)

(Llamada del móvil)

Si es tu novia, mejor que contestes.

¿Sí? -"Por fin."

"¿No viste mis mensajes? Llevo media hora..."

...esperándote en la calle. ¿Dónde estás?

"Tía, cálmate."

Un despiste lo tiene cualquiera. -"No digas que me calme."

Me volverán a poner falta por tu culpa. ¿Dónde estás?

-"Estamos llegando a la calle de la estación."

-¿Estamos?

No, que estoy, he dicho "estoy", Nerea.

Pues ya estás dándote la vuelta,

quedamos en cinco en la plaza del mercado.

"Mira que eres capullo, tío."

Será mejor que vayas.

Sí, ¿no?

Oye, una cosa, ¿eres de Ciencias o Humanidades?

Ciencias.

Pues mira, mañana hay un trabajo de Medio Ambiente.

Qué coñazo, ¿no?

Pues sí, la verdad.

Pero como lo haremos en grupos, echaremos unas risas.

Que si quieres, te puedes apuntar al nuestro.

Gracias. Nada.

(Música de suspense in crescendo)

(CHICA) Vamos, Hugo, rápido. (CHICO) Voy.

¡Oye!

Mira quién viene. -No me jodas.

¿Vais al instituto?

Soy Alba.

Yo, Rocío, él es Hugo.

Oye, os juro que no soy Cristina, no tengo nada que ver con ella.

Espero que no aparezca otra.

¿Os imagináis que hubiera docenas de clones?

Venga, vamos.

¿Y qué es eso del trabajo de Medio Ambiente?

¿Cómo te enteraste de lo del trabajo?

Pues... me lo ha comentado Rafa.

¿Qué pasa?

Cuidado con él.

Va de guay, pero no lo es.

Es un capullo. Eso le ha llamado su novia.

¿Y eso?

Olvidó pasar a buscarla esta mañana a su casa.

¿Quién es su novia? Nerea.

Rafa era el novio de Cris.

Y, en cuanto desapareció, enseguida empezó con esa pija.

-Y eso que Nerea y Cris eran íntimas.

¿Y tan rápido se olvidó de ella?

Tal cual.

Yo no sería capaz, desde luego.

Si quieres a alguien de verdad, no puedes hacer eso.

Oye, Alba, si no tienes grupo para el trabajo,

puedes hacerlo con nosotros.

-Si quieres, ¿eh?

Pues es que Rafa también me ha dicho.

Vaya.

Se nos han adelantado. -¿Qué esperabas?

Es carne fresca.

En fin, tú verás con quién vas.

Me lo pensaré.

El aula es esa.

Ahora voy. Os veo dentro.

(Timbre de entrada)

(Tono de llamada)

(Llamada de móvil)

(Llamada)

(Llamada)

(Llamada)

"¿Hola? ¿Quién es?"

¿Hola? "¿Hola? ¿Que quién es?"

Dejamos los teléfonos.

Los guardamos, por favor. Nos despertamos.

Vamos tarde, chicos. Venga, por favor.

Tú siéntate ahí, si quieres.

Os recuerdo que mañana tenemos la salida al campo.

Así que si alguien quiere cambiar de grupo...

ahora es el momento.

Tú, como has llegado la última, ya nos dices con quién quieres ir.

¿Por qué no viniste ayer, Cris?

¡No soy Cris!

Tienes que darme esas fotos. Pero ¿qué fotos?

¿Empezamos o qué? Que nos van a dar las uvas.

¡Sí, ya vamos!

Deja de jugar conmigo, ¿me entiendes?

Os recuerdo que para el informe geomorfológico

nos interesan cuatro factores:

el clima, el relieve, la litología y la vegetación.

A mí es que el rollo de la geología me da una pereza...

Pues vaya fichaje que has hecho, tío.

Se suponía que la nueva era lista. Me llamo Alba.

Y sí, me quedan muchas cosas por saber,

y no son solo de geología.

¿Qué quieres decir?

Tengo un problema.

¿Solo uno?

¿Siempre tienes que ir de lista?

A ver, ¿cuál es tu problema?

Todos os pensáis que soy Cris, y no lo soy.

Necesito conocer más cosas sobre ella.

Blasco me ha pedido que le devuelva unas fotos.

¿Sabéis algo?

Vamos, que sí.

Sabéis algo.

Blasco iba detrás de Cris.

Cris nos pidió que les hiciéramos unas fotos.

Así la dejaría en paz.

Pero Cris tenía novio.

Bueno... -¿Esto qué es,

un programa del corazón?

Vamos, que no quiero suspender este trabajo.

¿Este árbol cuál es?

Ni puta idea.

Las únicas plantas que conozco son las que se pueden fumar.

Ni idea, pero podemos pedir ayuda.

Antes muerta.

¿Qué haces? -Ver si lo estáis haciendo bien.

Es nuestro trabajo.

No me gustaría que os suspendieran.

Bastante tenéis con lo vuestro.

-Devuélvemelo, por favor. -No me da la gana.

¿Algún problema?

Déjalo, tía.

Volvemos a empezar y lo apuntamos en el tuyo.

Tema resuelto. Lo lees y nos dices qué tenemos que hacer.

Mejor lo leéis tú y tu novio. Yo me piro.

Eres valiente. Pocos se atreven a hacer

lo que le has hecho a Nerea y a Rafa.

Quizá por eso siempre hacen lo que les da la gana.

Oye, ¿Blasco siempre es tan borde? No digas eso.

Desde lo de Cris ha cambiado.

Estaban liados. -Eso es una leyenda urbana.

Blasco no haría nunca eso. Él no es así.

Seguro que fue cosa de Cristina. ¿Y por qué lo haría?

Blasco la suspendió.

Seguro que ella le amenazó con decirle a todos

que estaban juntos, aunque fuera mentira.

Cris era capaz de cualquier cosa.

¿Era? ¿Tú también crees que está muerta?

Bueno es una forma de hablar.

Pero vamos, en las series de polis dicen que si el desaparecido

no vuelve en 24 horas, chungo.

Y aquí han pasado meses.

Ayer encontré un papel sobre la desaparición de Cris.

Alguien apuntó a mano que tenía información y un teléfono.

Bueno, Ya hemos acabado y tenemos que irnos.

(Teléfono)

¿Te esperamos?

No, id tirando.

(SUSURRO DE MUJER) Alba...

¿Hola?

¿Puedes ayudarme?

¡Por favor, no te vayas!

¿Dónde estás?

¡Alba!

¡Alba! -¡Alba!

¿Se puede saber dónde estabas?

Venga, vamos.

Vaya susto nos has dado, Alba.

Tampoco ha sido para tanto, solo han sido unos minutos.

¿Unos minutos? Alba, llevamos buscándote más de una hora.

¿Se sabe dónde desapareció Cris?

¿Por qué lo preguntas?

Por esto.

¿Es que no me habéis oído?

¡No os retraséis!

¿Qué pasa Alba?

(Música de suspense in crescendo)

¿Y si la mató él?

¡Pero qué dices!

Tú misma dijiste que tenía problemas con Cris.

Si le chantajeaba, tenía motivos para quitarla de en medio.

¡Qué manía! Que te encarcelan

por enrollarte con una menor. ¡Qué no se enrollaron!

En estos temas, primero te detienen y luego te preguntan.

¿Qué te pasa?

Nada.

A ti te gusta Blasco.

No. No, para nada, Es un viejo.

Venga, tía. A mí me lo puedes contar.

Además, para la edad que tiene, Blasco está bien.

¿No somos amigas?

¿Qué te han dicho? Está reunida.

Y han llamado a tu tío. ¿Y eso?

No sé. Pero me quedo hasta que llegue.

No. No te preocupes, en serio. Qué me quedo contigo.

No hace falta, de verdad. ¿Seguro?

Vale, me voy. Lugo me cuentas. Vale.

Parece que hay restos de sangre.

Lo enviaremos al laboratorio.

Alba, necesito que me indiques exactamente

el lugar donde encontraste la pulsera.

Según tu declaración, estabas cerca de la papelera. Ven.

¿Qué papelera? La fábrica de papel.

Ah, sí.

Estaba por aquí.

Otra cosa: ayer encontré un aviso por la desaparición de Cristina.

Alguien apuntó un número de teléfono,

y creo que sé quién es.

Sí, y yo también.

Se trata de Hugo Molina, un compañero de Cristina.

Alguien anotó su número para que todo el mundo le llamase.

Se trata de una broma pesada. ¿Una broma?

No le veo la gracia.

El pobre chico se pasó tres semanas con el móvil apagado.

No le dejaban en paz.

¿Alguna cosa más, Alba?

No.

Gracias por la colaboración.

Muchas gracias. Gracias a usted.

Lo importante es descubrir la verdad.

¡Cristina!

¡Cristina!

¡Mi niña! ¡Mi niña! Carmen. Carmen, espera.

No es tu hija. Claro que es Cris.

Soy mamá. ¿No me reconoces?

¿Quién es ese hombre?

¿Quién es usted? Por favor, váyanse.

¿Qué hace con mi hija? ¿Quién es usted?

¡Carmen! ¡Deje a mi hija! ¡Cristina!

¡Escucha! ¡Cristina!

¡Cristina! -¡Mamá! Por favor.

¡Cristina!

Sí.

Es de mi hija.

Gracias, Carmen.

¿Dónde encontraron la pulsera?

¿Estaba donde la chaqueta?

No te lo puedo decir.

Sé que todo esto es muy duro... No, no lo sabe.

Esa niña...

es como mi Cris.

¿Seguro que no es ella?

Sí.

Parece imposible, pero... ¿Han analizado las huellas?

Sí hemos hecho todas las comprobaciones.

No es Cristina.

Pobre mujer.

Cómo me miraba.

Es normal, pensaba que eras su hija.

¿Y es normal que yo sea igual que ella?

Dicen que todos... Todos tenemos un doble, ya.

Pero uno puede estar en Islandia y el otro en Albacete.

Yo tengo a mi doble en la casa de enfrente.

Bueno, tenía, porque está muerta.

No, no se sabe si está muerta.

Si no, ya estaría con su familia.

O habría dado señales de vida, pero nadie quiere aceptarlo.

Sí, Alba, de acuerdo, es lo más probable.

Pero no sé, yo creo que... nunca hay que perder la esperanza.

Eso vas y se lo cuentas a su madre.

Al menos, alguien la echa de menos.

Claro que la echan de menos. Todos la echan de menos.

Su novio la ha olvidado muy pronto. Y su mejor amiga.

En el instituto había gente que la odiaba.

Es como si esa chica fuera un monstruo.

Hasta la peor persona tiene algo bueno.

Hay algo más, ¿verdad?

Tengo pesadillas... y Cris se me aparece en ellas.

¿Por qué no me lo habías contado?

Para que no me vieras como a una loca.

Yo nunca pensaría eso.

Y menos después de...

Después de todo lo que ha pasado.

¿Sabes?

Me han dicho que en el pueblo hay una heladería estupenda.

Si no recuerdo mal, tu helado favorito es el de... pistacho.

Hacemos una cosa: voy a por el helado....

y después llamamos a tus padres, ¿vale?

Vale.

Venga, hasta ahora. Hasta ahora.

Gracias.

¿Problemas? Muchos.

Encontramos la chaqueta de Cristina aquí.

Y la pulsera ha aparecido aquí.

Demasiada distancia.

Ya ha pasado mucho tiempo para tener esperanzas.

Esto supone que hay alguien detrás de esto.

Y nos quiere confundir.

(Timbre)

(Timbre)

(Timbre)

(Timbre)

(Golpes en la puerta)

Hola. Soy Dani, el hermano de Cristina.

¿Qué quieres? Tenemos que hablar. Es importante.

Dime.

Aquí no. Vamos a mi casa.

Escucha, no quiero que te pase lo mismo que a mi hermana.

Es solo cruzar la calle.

(Música de tensión)

Es Cris de pequeña.

Le encantaba columpiarse.

Vamos con cuidado para no despertar a mi madre, ¿vale?

Es por aquí.

Vamos con cuidado para no despertar a mi madre, ¿vale?

¿Os habéis vuelto a mudar a Sotrocruz?

Sí, queresmo estar cerca por si hay novedades con la nueva pista.

Aunque no tengo mucha esperanza.

Solo quiero que el que lo hecho lo pague.

¿Qué hay detrás de esta puerta?

Es el cuarto de mi hermana.

¿Puedo entrar?

(Música de tensión)

(SUSPIRA)

¿Te pasa algo?

No.

Era buena chica.

No todos pensaban lo mismo.

Bueno, desde la separación de mis padres, estaba un poco borde.

Lo pasó muy mal.

Pero era una hermana...

estupenda.

¿No eres ella de verdad?

-Dani, ¿has ido a la farmacia?

-¡Sí, mamá!

Voy a darle esto. Espérame aquí.

(Música de tensión)

¿Qué haces aquí?

¿Es esto de lo que querías hablarme?

Sé quien la mató. Fue Rafa.

No puede ser. Sí, sí puede ser.

Fue él, es un cabrón y lo conozco bien.

No podía soportar que Cris lo dejase.

Y fue el último que estuvo con ella. ¿Tienes pruebas?

Alba, tienes que creerme, por favor. Tengo que irme.

¡Alba!

¡Alba!

¡Alba, escúchame!

No te acerques, ¿eh? -Alba, ¿pasa algo?

-¡Que te metas en tus asuntos!

-Me meto donde me sale de los huevos.

-¿Con mi hermana hiciste lo que te salió de los huevos?

-Mira, chaval, no te pases.

-Que no te acerques. ¡Ya está bien!

-No te acerques a Alba, ¿me oyes? ¡Que paréis ya!

¿Qué coño haces? -¿Ahora qué?

¡Dime dónde está mi hermana! ¿Qué has hecho con ella?

¡Para! ¿Qué?

¡Que paréis!

¡Ayúdame, por favor!

¡Que me digas dónde está mi hermana! ¡Para!

¿Qué está pasando aquí? ¿Qué hiciste con mi hermana?

-¡No me vuelvas a tocar! ¿Queréis parar?

-¡Eres un mierda!

¡Id para casa! ¡Me quedo con él!

-¡Puto loco!

¿Estás bien?

¿Crees que esto va a ayudar a tu madre?

¿Cómo está?

-Mal.

Le he dado unos medicamentos que le recetaron y está dormida.

Venga... Vamos a dar una vuelta, así te calmas.

Ah...

Oye, siento lo que ha pasado.

No te preocupes, no pasa nada.

Oye, pues me puedo quedar así.

Así estaría maquillado ya para la fiesta.

¿De qué fiesta hablas? La de Halloween.

La está organizando Nerea. Y, bueno, venía a invitarte.

Me podrías haber llamado por teléfono.

Ya, bueno, pero no...

No sé, prefería verte y...

No tengo ganas de fiesta.

Venga...

Va a ir todo el mundo.

¿Rocío y Hugo también?

Eh... (RÍE)

No creo. Pues si ellos no van, yo tampoco.

¿En serio?

Bueno...

Si lo tienes tan claro...

Espera.

Hay que cerrar la herida.

No, no, no. Paso.

Cobarde.

De cobarde nada.

No sé si te acuerdas, pero salí a defenderte.

Yo me sé defender sola. Además, no me estaba haciendo nada.

Alba, que ese tío es un enfermo.

Ha perdido a su hermana. Tiene una orden de alejamiento.

Me reventó una botella de cristal en la cabeza.

Está obsesionado con que maté a Cris.

Y ni siquiera la vi esa noche.

Pues él dice lo contrario.

A ver... ¿Tú crees que la Guardia Civil

me habría dejado libre si eso fuera cierto?

Estuve toda la noche con... Nerea.

Parece que pronto te olvidaste de tu novia.

Rafa, me mentiste.

Me dijiste que solo erais conocidos.

Ya.

Es que no... No sé. Me quedé pillado.

Alba, piensa que acababa de conocerte y...

sois iguales... No sé...

Lo siento.

Venga, anda, siéntate, que te pongo los puntos.

Yo quería mucho a Cris.

Fue muy duro para mí.

Nerea pues...

me ayudó mucho.

Pero cuando... ¡Ah, hala, hala, hala!

¿Cuando qué?

Cuando te vi,...

sentí algo que nunca había sentido.

¿Te pongo otro?

Perfecto. Ah.

Dime la verdad...

Tú también sentiste algo.

Lo noté.

¿Qué pasa?

Nada.

¿Va todo bien?

¿Necesitáis algo más?

¡No, no! ¡No hace falta!

¡Ahora bajamos! Vale.

No podemos hacer mucho ruido.

Tranquila.

Oye, que muchas gracias por los primeros auxilios.

Has sido un buen paciente.

Acuérdate de la fiesta. ¿Vale?

¿Nunca aceptas un no por respuesta?

Chao.

Chao.

(Música de tensión)

Sí, sargento Lora.

Ya, ya lo sé, perdona.

Es que... tengo que hablar contigo.

Sí.

Vale.

Gracias.

¿Qué haces aquí? ¿Puedo hablar contigo un momento?

Tengo prisa. He quedado en mi casa.

¿Puedo ir contigo?

Si no queda otro remedio...

Tú dirás.

Quiero que vengas a mi fiesta,

pero Rafa me ha dicho que si Hugo y Rocío no vienen, tú tampoco.

Vaya, parece que tu novio te lo cuenta todo.

Por eso he venido a verte.

Porque quiero que los invites tú.

¿Yo?

Si lo hago yo, no vendrán.

Y no me extraña.

Por eso necesito tu ayuda.

Esto tiene que acabar de una vez.

Han sido unos meses muy duros.

Y lo hemos pasado muy mal.

Unos peor que otros.

He hecho cosas de las que no me siento orgullosa.

Ayúdame.

Por favor.

¡Ni de coña! ¿Tú sabes las putadas que nos han hecho?

Hugo, por favor.

Mira, tú haz lo que quieras, pero con nosotros no cuentes.

Por lo menos, conmigo.

¡Hugo, espera!

Tía, ¿qué le pasa?

¿No lo sabes? No.

¿El qué?

Hugo estaba colado por Cris.

Cuando ella se enteró, quiso reírse de él.

¿Qué hizo?

Le dijo que también le gustaba,

que le parecía un chico interesante y especial.

Y se citó con él en el parque.

"Pero ¡bueno!".

"¿A quién esperabas?". -"A nadie...".

"¿No? -"A nadie".

-"¿Seguro? A mi novia. ¿Sí?". -"¡No esperaba a tu novia!".

"Ven, ven, ven".

"Te van a explicar una cosita aquí, yo creo...".

"Mira".

"¡Eh, eh! ¿Adónde vas?".

"Te vas a enterar".

"¡Que lo digas, venga!". -"Soy un mierda".

-"Que no te escuché. Otra vez, que no te he escuchado".

"¡Soy una mierda!".

-"¡Oh, no!".

"(RÍEN)". -"Soy un mierda".

-El vídeo se ruló por todo el instituto.

Hugo se intentó suicidar con un bote de pastillas.

Estuvo mucho tiempo sin venir a clase.

Cris nos hacía la vida imposible.

Como ahora hace Nerea.

Mira, Rocío...

Yo he tenido que cambiar de instituto

porque también me hacían la vida imposible.

Y me arrepiento de haberlo hecho.

¿Por qué?

Porque tenía que haberme quedado ahí.

Arreglar mis problemas en vez de huir.

Eso es muy fácil de decir.

Lo sé,

pero es el momento de arreglar las cosas.

Debéis confiar.

Yo sé que lo estáis pasado muy mal.

Pero seguro que todo va a ser distinto.

Todo el mundo merece una segunda oportunidad.

La que Cris no tuvo.

No sé qué hacer.

Yo voy a ir a la fiesta.

Solo entraré si vosotros venís.

Creo que esta noche todo va a cambiar.

¡Guau!

¿Qué? ¿Qué te parece? ¿A que acojona?

Lo que acojona es tu vocabulario.

Como se enteren tus padres de lo mal que hablas, me matan.

Espera, que esto... está mal. A ver.

Pues... ¿sabes que apenas pienso en mis padres?

Ya te dije que te adaptarías rápido.

No, pero...

Quiero decir que debo mirar una foto

para acordarme de ellos. Es como si no tuviera memoria.

Bueno, no te preocupes por los fallos de memoria.

El médico dijo que era normal después de...

Tomarme las pastillas. Sí.

Pero es que no recuerdo ni siquiera eso.

Bueno, ¡venga! No le des más vueltas.

Pásatelo bien y no hagas tonterías.

¡Listo!

Adiós. Adiós.

(MURMURAN)

Hola.

Hola.

Te estaba esperando para acompañarte.

(Moto)

(Claxon)

¿Y Rocío? Ahora voy a buscarla.

¡Es el de la familia Adams!

-Joder, vas de Muerte. -Muy gracioso.

-Que no es de coña.

Siento si te lo ha parecido.

Bueno, y que...

Que también siento lo que te hicimos Cris y yo.

De verdad.

-Bueno,

os esperamos allí.

En serio, me alegro un montón de que vengáis.

Gracias... por pedir perdón.

-De nada, es lo que tocaba.

Nerea tiene razón.

Hoy empieza una nueva era.

Y habrá que celebrarlo.

Pues sí.

¿Quieres una?

Son de puta madre, te lo juro.

Hey, que me las ha pasado mi hermano.

Son de confianza.

(Música techno)

No tengas miedo, no te pasará nada.

Mejor que no, la última vez que me tomé una

no me sentó del todo bien, no merece la pena.

Como quieras.

Venga, vamos. ¿Y tú?

No.

Si tú no te la tomas, yo tampoco, no merece la pena.

(Música techno)

Joder, vaya ambientazo, ¿no?

¡Vamos!

-¡Aah!

-¡Quita!

(Alboroto)

-Alba, mira, la Familia Adams. Estáis geniales.

-Gracias.

-¿Lo ves?

Que todo tiene solución... y gracias a ti.

(Timbre de la puerta)

Hola. Hola, ¿puedo hablar con usted?

Sí, adelante. Gracias.

(Música techno y risas)

(Teléfono)

Vamos a bailar. Venga, vamos. No. ¡Qué no!

¡Venga! ¡Qué no!

¡Vamos!

Podía haber denunciado a mi hijo

y con la orden de alejamiento que tiene con Rafa

ahora podía estar en la cárcel, eso hubiera sido demasiado para mí.

Hablar arregla muchos problemas.

Es como si toda esa ira que tenía hubiera desaparecido.

Eso es mérito de Dani, se lo aseguro.

Mire, todos tenemos dentro algo bueno y algo malo,

solo es cuestión de prestar atención a lo bueno,

de hacer ver que todo tiene solución,

por mucho que nos duela la vida.

No voy a tener esperanzas que no serán realidad.

No, para seguir viviendo,

para poder dar lo mejor a su hijo y a usted misma.

Para tener paz.

Yo nunca encontraré la paz.

Jamás hay que decir "nunca".

¡Oye, Alba! Tenías razón, ha sido buena idea venir.

¿Merecía la pena sí o no? Sí.

¿Brindamos? Claro.

Oye, ¿tienes un minuto?

Quiero hablar contigo.

Claro.

Es un montaje. Estás metido en un buen lío.

Y estás acosando a Alba. ¡Es Cristina!

No lo es, las pruebas así lo indican.

¿Y quién coño es, su doble?

Esto es muy raro, sargento.

Lo sé, pero solo puedo actuar según las pruebas.

Y esta lo es. ¡Explícate!

A ver...

Es imposible que hiciera algo

ni con Cristina ni con ninguna otra chica.

¿Por qué? Soy gay.

¿Vale? Soy gay.

Mira mi agenda. ¿Quieres hablar con mi novio?

(Móvil)

Sí, dime.

No, ve tú, ya he terminado mi turno.

Alguien está haciendo una fiesta por encima de sus posibilidades.

Odio, halloween.

Antes ponían "el Tenorio" en la tele y a dormir.

¿Qué vas hacer conmigo?

Estás fotos vas a tener que explicárselas al juez.

De momento, deja en paz a Alba.

En serio, me siento mucho mejor después de haberme disculpado.

Has demostrado mucho con lo que has hecho.

La verdad es que no sé por qué hacía esas cosas.

Alba, desde que has llegado aquí he cambiado.

Creo que nos tendríamos que ir, no sea que Nerea.

Nerea me da igual.

(NEREA) Ahora, queridos zombis, el momento estelar de la noche.

Vamos a entrar. -¡Colocaos!

Silencio.

Venga, chicos, silencio, que esto os va a encantar.

La película que cambiará la historia de nuestro cine,

la dura adolescencia o cómo ser una patética que te cagas,

ese título me gusta más.

(Timbre de la puerta)

¿Sabes algo? Ni puta idea.

(Música de misterio)

(RÍEN)

¿Por qué lloras? ¡No llores!

¿Qué pasa, no quieres comer?

¡Patética!

Nerea, olvídalo, la Guardia Civil. -Vaya, justo en el mejor momento.

¡Basta!

¡Que paréis ya!

No sabía nada, lo juro. Mientes, no eres mejor que ellos.

-Tendremos que terminar la fiesta en otro sitio,

Putos vecinos. ¿Qué tal en la Papelera?

(TODOS) ¡Vale!

-Vamos.

-¿Qué, no venís con nosotros?

(TODOS MURMURAN)

¡Esperar! ¡Alba, Alba! ¿Dónde vas?

Me tengo que ir con ellos, tengo que ayudarles.

Están enfadados, déjales.

Quédate conmigo, por favor.

Venga, vamos a pasarlo bien.

-Rafa, ¿pasa algo? -¿En qué estabas pensando?

¿Qué haces poniendo ese vídeo?

¿Qué te pasa, tía? -Cálmate que ha sido una broma.

-¡Una broma! ¿En qué piensas, tía?

(CONTINÚAN DISCUTIENDO)

-¡Estás cambiando por ella!

-¡Alba!

-Se está llevando mi puta moto...

(Música de intriga)

-Que me da igual, Nerea, te has pasado una huevo.

¿Dónde está esta tía ahora? -No muy lejos.

Con la poca gasolina que tenía la moto...

Ahí está.

¿Dónde has dejado mi moto?

Te partiré la cara, ¿donde está mi moto?

Está ahí, que te tranquilices.

-¡Nerea, tía, relájate!

A ver, chicas, ¿esto no es una fiesta?

Pues venga, vamos a pasárnoslo bien.

Ey...

Venga.

Gilipollas.

(Música de misterio)

Joder... (RÍE) -No te rías por eso.

Ay...

-¿Hola?

-¿Hola?

-¿No hay nadie todavía?

-No. -Pues yo no espero.

-Tú, pásame... Has traído vasos, ¿no?

-Cuidado, que nos caemos.

(Cristales rotos)

-Hala, bien por ti.

(Música de misterio)

-¿Quedan cervezas?

(Música de misterio)

¿Qué haces aquí?

-¿Qué hace aquí quién?

Ella.

-¿Ella? Ella... ¿Quién es ella?

¿No la veis?

¿A quién?

A Cris.

Déjate de bromas, Alba.

Que está aquí, lo juro.

-No me pueden ver. -¿Qué quieres de mí?

-¡Estás hablando sola!

¿Tú qué te has tomado?

-¡Estás colgada! -Dejadla en paz.

-Está hablando sola, ¿no te das cuenta?

-Alba, ven, por favor. -¡Alba, para ya!

-¿Qué haces? -Alba, Alba, ven.

-¡Joder! ¿Qué mierda es esta?

-Vamos, venga. -¡Alba, vámonos!

-¡Vamos! -Espera un momento. Alba, vamos.

-¡Corred, corred!

Yo no soy como tú,

tú hiciste daño a muchísima gente.

-No eres como yo,

eres yo, Alba.

Sígueme.

(Música de misterio)

-¡Vamos, daos prisa, corred!

-Chicos.

Chicos, esperad un momento. -Pero ¿qué haces?

-Hay que volver.

No podemos dejar a Alba sola.

-No vayas.

-¡Que me dejes!

-¡También podemos decir la verdad, que fue un accidente!

¡A lo mejor así algún día puedo volver a dormir!

-¿De verdad vas a dormir mejor en un reformatorio?

¡Yo no pienso pagar por esa hija de puta! ¡Ayúdame!

-¡No!

-¡Mira, Rocío, tú tuviste la idea de dejar esa chaqueta

en la otra punta del pueblo!

¡No me puedes dejar solo ahora!

-Ya es demasiado tarde.

-No deberías de haber venido. -¡No le hagas daño!

¿Qué haces, Hugo? ¡Para, no lo hagas!

-Rocío...

¿Qué he hecho?

¡Todo esto es culpa tuya, Alba!

¿Por qué ellos sí te pueden ver?

-Porque son las únicas personas que saben que estoy muerta.

-¿Qué cojones pasa aquí? ¿Qué me echasteis en la bebida?

-Yo soy Cris y me matasteis, Hugo.

-O sea, que fuisteis vosotros.

-No. ¡Sí, bueno, dejadme en paz!

¡Cris, solamente te queríamos dar un susto

para que sufrieras lo mismo que nos hacías sufrir, de verdad!

¡Me has hecho mucho daño!

¿Hola?

Si esto es una broma, no tiene ni puta gracia.

¡Ah! ¡Abridla! ¡Abridme!

¡Ah!

-¿Qué se siente cuando se tiene miedo?

¡Déjame, gilipollas!

¡Que vengas! ¡Déjame, hijo de puta!

¡Ven aquí, hostia!

¡Cris!

¡Ah!

¡Suéltame!

¡Que me sueltes, cabrón!

¿Por qué me has humillado? ¡Suéltame! ¡Ah!

-Cris...

-¿Qué hemos hecho?

¡¿Qué hemos hecho?!

-De verdad, que fue sin querer, que fue un accidente.

(Música de misterio)

Pero ¿qué coño ha pasado aquí?

(Radio policial ininteligible)

(Música de misterio)

Déjeles pasar.

¿Es mi hija?

Sí.

Nos avisó Rafa.

-Pero ¿por qué no le detiene?

Porque no fue él.

Fue Hugo en colaboración con Rocío.

Rocío lo ha confesado todo. -Necesito verla.

Carmen, no te lo aconsejo.

Me da igual, necesito verla. -Mamá, más tarde.

Venga, déjales trabajar. Sí.

¿De verdad que no me pueden ver?

Seguro.

Entonces investigarán mi desaparición.

Nadie recordará nada.

Ni de ti ni de mí.

¿Y el colegio?

¿La fiesta donde perdí el sentido?

No busques el móvil.

Nada ha existido.

¿Y Marta?

Ahí la tienes.

¿La secretaria del instituto?

Soy Cris.

Hice daño a mucha gente...

y no me di cuenta.

Pero has vuelto...

y has defendido a los débiles,

has tenido una segunda oportunidad

y la has aprovechado.

Venga, es hora de irnos.

Me gustaría despedirme de ella.

(LLORA)

No te verá.

A lo mejor puede sentirme...

y saber que estoy en paz.

Inténtalo.

(Música rock)

Te quiero.

(ECO) Te quiero. Te quiero.

(Música rock)

(Sintonía final)

Si fueras tú - Si fueras tú, la película

Limbo, segunda mejor webserie nacional

Limbo subió al escenario para recoger el de segunda mejor webserie nacional. Con este proyecto, Playz se lanzó de lleno al género de misterio y terror con la particularidad de narrar la historia en primera persona y a través de cámaras de dispositivos móviles, un teléfono y un ordenador. 

No recomendado para menores de 12 años
Transcripción completa

(Pitido)

(Pitido)

(Pitido)

(Teclado)

(Notificación: gota)

(Pitido)

(Pitido)

(Pitido)

(Voces distorsionadas)

(Notificación)

(Teclado)

(Notificación)

(Llamada)

(DISTORSIONADO) ¿Hola?

Hola. ¿Lidia?

¿Hola? No oigo.

¿Hola? ¿Me escuchás?

¿Hola? ¿Me escuchás? (DISTORSIONADO) Hola.

Un seg...

¿Hola?

¿Ahí me escuchás?

No entiendo nada de estos trastos. Ahí te escuché, pero se cortó.

Este... Pero ¿me oyes?

Sí, ahí te escucho. Vale, vale.

Eh... eh...

Vale, bueno, ¿me oyes?

Sí, pero tenés una conexión malísima.

Pero si es la misma que tenías tú...

¡Ah! ¿Estás bajando algún archivo pesado o algo de eso?

No, ya te digo que yo uso solo dos programas y con suerte.

Capaz puede ser el "router", por donde pasaron el "router" o...

Da igual, si con todo lo que hay que hacer en la casa,

para lo que quiero el ordenador no hay...

¿Y cómo va todo ahí?

Bien, es una casa alucinante.

Bueno, qué bueno que estés bien.

Te vi medio escéptica en la firma del contrato, con muchas preguntas.

De resaca, dirás. Ah, OK.

No, había entendido otra cosa.

Pensé que el olor a cerveza era del agente inmobiliario.

No, qué va. Es que había dormido una hora.

En fin, bueno... nada, nada.

Por lo menos, mi cabeza está bien, todavía,

y soy capaz de recordar tu nombre y buscarte en Facebook.

OK, bien.

Bueno, la plata que me diste a cambio tampoco estuvo mal.

¿Ya te la has gastado toda?

Claro, el primer día. Soy muy ansioso.

Llené la otra habitación de Mantecol hasta el techo

y llené la pileta de papas fritas.

Ni idea de qué es Mantecol, pero suena a algo que engorda...

Te estás perdiendo de algo importante.

Es una golosina que se hace acá, en Argentina,

que se hace con los restos de las liposucciones.

Así que en Argentina no se desperdicia nada.

Mi talento como editor.

Tampoco es tan importante.

Que yo te llamaba, perdón,

por la puerta que hay abajo, en el comedor.

Sí, hay varias puertas en el comedor.

Ya, la puerta... Hay una puerta...

Hay...

Hay dos puertas, una al lado de la otra. Una la abres

y te lleva una puerta metálica. ¿Sabes qué puerta?

Estoy ubicado. Era mi estudio ahí.

Vale, pues es que no me has dejado la llave para abrirla.

Es que no te la dejé porque no hay llave para dejar.

Pero si está cerrada con llave.

No, está atascada. Pero tiene un truquito que se puede abrir.

Típico argentino, tiene que enredar hasta para cómo se abre una puerta.

Claro, acá no usamos llaves, sino que nos preguntamos

por qué las puertas se niegan a abrirnos.

Pues ¿te llevo para allá y le hablas tú?

Vale, vamos.

(TARAREA)

¿Me oyes aún? Sí, perfecto.

Vale, vale.

Vale. Pues esta no es. Esta de aquí. Voy, le hablo, ¿eh?

Vamos. Ábrete, sésamo.

Así no se va a abrir.

No. Bueno, escucha.

Lo que hay que hacer es medio raro, pero funciona.

Tenés que apoyarte en la puerta con las dos manos

y empujarla como si quisieras, no sé, tirar la pared abajo, ¿OK?

Con fuerza. Y después, desde ahí, vas hacia la...

derecha y hacia arriba y das un salto.

¿Y luego bailo desnuda alrededor de la fogata?

Eso sería ideal.

A ver.

Empujo la puerta.

Y a la derecha y... A la derecha.

Y arriba y un saltito.

(SUSPIRA)

Es una puerta racista. Solo le abre a argentinos.

A miembros de la raza argentina, querés decir.

(SUSPIRA) Que no la puedo abrir.

Igual el espacio que hay ahí, Lidia, es muy chiquito.

Con todas las habitaciones que tenés en la casa

no creo que te haga falta.

Ya. ¿Y dónde guardo mi colección de Barbies?

Tengo que confesarte algo.

Lo del saltito fue totalmente innecesario.

Muchas gracias, don Wally.

Pues nada, un placer.

Igualmente. Si tenés alguna duda, lo que sea,

me podés escribir. Yo estoy bastante acá, en la compu.

¿Qué hora es allí? Eh...

(VOZ DISTORSIONADA)

...pero estoy cuatro horas atrasado en la vida real, digamos.

Vale, entonces te voy a llamar por las mañanas

para despertarte enmedio de la noche.

No hay problema, porque yo no duermo nunca. Soy un vampiro.

Los vampiros sí duermen.

Ah.

Soy un vampiro con insomnio.

¿Lidia?

(VOZ DISTORSIONADA)

(Teclado)

(Voces distorsionadas)

(Teclado)

(Teclado)

(Teclado)

(Sonido distorsionado)

(Teclado)

(Notificación)

(Llamada)

¿Hola? Hola.

¡Ey! Estás...

Estaba escribiendo las dos últimas palabras

de mi obra de teatro y ha empezado a pasar una cosa rarísima.

Pará. ¿Estás escribiendo una obra de teatro?

Sí.

No sabía que eras dramaturga. Grosa.

Y directora y coreógrafa.

Y no se me da nada mal el boxeo. ¡Guau!

Mira.

Soy un pobre lisiado, por favor, no lo hagas.

Bueno, ya paro de contar porque es tarde

y mañana tengo que madrugar. ¿Madrugar? Qué raro que madrugues.

Es que me ha salido una prueba para una peli.

Cuando hablo con vos, Lidia, me siento el hombre

más inútil del universo.

¿Qué dices? Si estás todo el día currando.

Exactamente. Todo el día currando.

Pues eso.

Es que acá "currar" se le dice a... como si fuese robar o estafar.

O algo así. Hablando de estafas,

ninguna de las recomendaciones que me has hecho

ha servido para nada.

¿Ninguna? No. Lo del techo de la cocina, eso era

como que podía fallar.

No, lo del techo de la cocina está bien, de hecho.

¡No! ¿En serio?

Pero con el ordenador. ¡Es que enloquece todo el rato!

¿Pero hiciste lo que te dije? Sí, decime...

No, es que hoy ni siquiera estaba utilizando Internet

y ha empezado a hacer cosas muy raras con la imagen.

¡Ah! No sé, es raro.

¿Hiciste lo que te dije? Lo de la limpieza y eso. ¿Y no?

No sé qué decirte. Llamá al servicio técnico.

¡No! El servicio técnico está muy lejos.

Como lo tenga que llevar allí... Estoy en el medio de la nada.

Sí, entiendo. Y, bueno, es una cosa o la otra.

Hay que elegir en la vida. Ya.

Bueno, da igual.

Si para lo que lo quiero, que es escribir y... hablar contigo.

¿Estás currando? Digo... trabajando.

Sí, claro, siempre.

Aunque cada tanto me tomo un recreíto y te miro barrer.

Vaya fetiches más raros tiene usted, señor Santana.

Me vuelven loco las mujeres que barren.

Si quieres, puedo ser tu porno-chacha.

¡Guau! No tengo idea de qué es eso, pero por favor,

dos dame de eso. Ya me imagino tu historial.

Pornoconescobas.com.

Broomers.com. ¿"Broomers"?

Viste que hay una teoría que dice

que todo lo que existe en la realidad

ya se hizo en porno.

¿Por qué no pones música mejor? OK.

Si pongo acá se escucha bien allá, ¿no?

Sí, claro. Perfecto.

Veo que no es tu primer Skype, Ronco.

(Música tranquila)

No es muy música para barrer,

pero es linda.

Además, el guitarrista es amigo.

# Otra foto más en la cartera... #

¡Son españoles!

Tenés buen oído.

Cada argentino tiene una cuota de dos españoles que puede conocer.

# Otra vez la magia se ha deshecho.

# Otra vez de vuelta la certeza.

# Otra vez la lógica del tiempo.

# Otra vez sin vos.

# Otra vez a camuflarme # en el silencio.

# Y a cada instante el sol derrite

# un trozo del glaciar # que hay en mi pecho... #

¿Qué pasa?

¿Pasa algo?

# Lejos de... #

¿Qué pasó?

(DISTORSIONADO) Que mira la foto.

¿Qué tiene? Estás hermosa, ¿eso te da miedo?

A mí un poco. No, mira. Mira la puerta.

¿Qué tiene?

¿No lo ves?

Hum... hum... ¿Una sombra?

Eso son unos dedos.

No. ¿Unos dedos? No, eso es una sombra.

Es una mano. Wally. Bueno, dale.

Tiene un anillo, dale.

Es una sombra, Lidia.

Wally.

Quedate tranquila, Lidia, que en esa casa estás bien sola.

Que me lo digas así no me deja más tranquila, ¿eh?

¿Qué?

Lidia.

Quedate ahí tranqui. Quedate tranqui.

Agarrá el teléfono y llamá a la policía.

¿Qué mierda?

(Teclado)

(MURMURA)

¿Qué mierda le pasa a esto?

Pero ¿qué coño haces aquí? Solo quería saber cómo estabas.

¿Cómo estaba? Me preocupo por ti.

Que te preocupas por mí. ¡Ahora es lo que me faltaba!

No hace falta que grites como una...

¿Vienes, te cuelas en mi casa y aquí la loca soy yo?

¡La loca soy yo! Lidia, por favor.

Voy a llamar a la policía y punto. Ya está. Se acabó, no puedo más.

¿Ese es Wally? ¿Qué dices?

¿Ese que está ahí es Wally? Mira, que te pires.

¿Sí? ¿Policía?

Sí, hay un intruso en mi casa.

Sí. En Sotomayor, sí.

¡Que te vayas de una puta vez!

(Puerta)

¿Quién mierda era ese tipo, Lidia?

Es una enfermedad horrorosa.

Horrorosa.

Y yo no podía, Wally.

Me sentía culpable.

Pero no podía cuidar de él.

Y un día...

hice mucha mucha fuerza y lo dejé.

Me habían dicho que quedaba mucho

para que se volviera dependiente, pero...

¿Y si...

ocurría más rápido?

¿O si pasaban 20 años que...

en los que...?

¿Tú estarías dispuesto a sacrificar tanto?

No sé. Según por quién también.

No me digas eso, Wally. No, lo que te quiero decir es que...

este tipo se mete en tu casa sin tu permiso.

Esto es así. Te asusta. Anda dando vueltas por ahí.

¿No?

Por un tipo así yo no sacrifico ni un martes a la tarde.

¿Cómo sabía quién era yo?

Se ha...

Se ha metido en mi Facebook y ha leído nuestras conversaciones.

Este está totalmente chiflado.

Un minuto. Un segundo.

¿Tocas el ukelele? No.

Pero estoy aprendiendo.

Sé tres acordes y, bueno, eso.

Yo toco la guitarra. Ah, ¿sí?

Y un poco el bajo.

OK, entonces yo no toco nada. No, no. Porfa.

No... Porfa.

Toca lo que sea, que me va a venir bien.

Bueno.

Bueno, no sé tocar. En realidad, este...

No me acuerdo mucho de la... Ahí voy.

# Ella no para de activar.

# Es actriz, dramaturga, # directora de teatro,

# profesora de teatro, # le gusta boxear.

# Y yo que aún no encuentro

# ni siquiera una habilidad.

# Nos vinimos a encontrar # en este mundo tan raro.

# Nos vinimos a encontrar

# en este mundo tan raro,

# singular. #

No me acuerdo de la letra, no me acuerdo de la letra, no.

No me aplaudas, que me siento peor.

Te juro, me da más vergüenza todavía.

Que no, que está muy bien.

Lo que pasa es que la letra apréndetela un poco más.

Vos porque sos actriz,

pero para los mortales como nosotros no es tan fácil.

Yo tengo memoria fotográfica.

Me acuerdo de todo con leerlo una vez.

Bueno, es como todos los músicos que tienen oído absoluto.

No es tan fácil de tener.

Es como un superpoder.

"¿Hola? Hola.

¿Cómo va? Bien.

Menuda casa me has dejado.

Sí, ja, ja.

Oye, ¿te importa si te hago una llamada rápida?

Tengo que preguntarte una cosita o dos".

¿Qué es eso?

Nuestro primer chat.

(MURMURA)

(Música)

(Música)

(TARAREO DISTORSIONADO)

¿Lidia?

(TARAREO DISTORSIONADO)

(SUSURRANDO) Menuda casa.

(Notificación: gota)

(Pitido)

(Pasos)

(Ducha)

(TARAREA)

(SIGUE TARAREANDO)

(Voces distorsionadas)

(Llamada)

Buenos días. ¡Buenos días!

Al final es verdad que no duermes nunca.

No, es que yo me meto acá dentro y me olvido de la hora.

Hoy cuando me he levantado me habían cortado la luz.

¡Ah! Ayer, cuando dormías, en un momento

se cortó la comunicación. Debe haber sido ahí.

¿A qué hora?

Más o menos a la hora que empezaste con la coreo.

A hacer la coreo esa que hacías. ¿Qué coreo?

La coreo esa que hacías, que no sé si... qué pasó que...

contabas, cantabas...

¿Qué contaba? ¿Una coreo? ¿Qué dices?

Eso que hacías a la noche, Lidia. ¿En la noche? Pero ¿qué dices?

¿Cuándo? "OK", bueno. No importa.

Me pasa por enamorarme de una actriz.

Hablando de actrices...

¿Cómo es? ¿Es complicado ser actriz?

¿Muy glamuroso?

Cuando limpio el baño de abajo

me siento como en la gala de los Emmy.

¿Se podía limpiar el baño de abajo?

Está claro que nadie lo había intentado antes.

No, pero en serio te pregunto.

Yo sé que pisaste la alfombra roja.

No quiero decir que te "googleé", pero te "googleé".

Sí, pero hace mucho tiempo.

Yo empecé haciendo publicidad de pequeña.

Hacía un montón de anuncios.

Y luego me salió un papelito en una serie

que se llamaba "Mi padre es un héroe".

Por cierto, a mi padre había que atarle las manos

entre toma y toma.

Las tenía un poco largas.

Y luego fui Vicky.

Era una estudiante de cine, adolescente,

un poco friki, pero muy amiga de sus amigos,

que salía en "Colegas".

¡"Colegas"! ¡Sí!

Pues ahí estuve cuatro años.

Firmábamos autógrafos, comíamos gratis en todos los restaurantes...

Yo fui portada del "Qué me dices" tres veces.

Y, de pronto,

de un día para otro, bajaron los productores a plató

y dijeron que cancelaban la serie y que...

que nos fuéramos a casa.

Y ahí se acabó todo.

Ahora, con suerte, hacemos una cosa que se llama

"Colegas: El reencuentro",

donde nos reunimos los actores que no estamos trabajando

y nos hacemos fotos para Internet para que la gente pueda comparar

cómo éramos entonces y cómo estamos ahora.

La gente comenta lo viejos que estamos todos,

lo gordo que está Pedro,

lo vieja y lo fea que está Vicky.

¿Vieja y fea? ¿Vicky? Bueno, la televisión no perdona.

Y desde Vicky, ¿después tuviste otro papel así tan trascendente?

No.

Ajá.

He hecho teatro y cosas pequeñas pero...

No, nada. Pero ¿te gustaría seguir,

no sé, trabajando de actriz? ¡Pues claro!

Claro que sí.

Bueno, podés hacer otras cosas también. Tenés

muchos caminos, ¿no?

La mampostería.

¡No! Bueno, si te gusta, también, pero...

sos dramaturga, sos directora,

sos profesora de teatro. Tenés muchas posibilidades, digo.

No.

No. No soy directora, no soy dramaturga.

No he escrito ni una obra de teatro.

Podría volver a dar clase, pero no sé.

¿Tenés "reel"?

Sí, pero está muy viejo. ¿Me lo podés pasar?

¡Venga! A ver si lo encuentro.

Lidia Ronco "reel"...

Vale, ahí va.

A ver, a ver.

Un momento.

(HABLA EN INGLÉS)

(Música)

¿Por qué pones esa cara?

¡Uh! Me olvidé que me podías ver.

No.

En serio.

No está mal.

Es un poco viejo, me parece. Sí, me lo hizo una amiga.

Eso no se hace. Los "reeles" no los hacen los amigos.

Están los editores.

¿Querés que te haga uno?

¿Lo harías?

(Música)

¿Que no me entero de qué?

¿No te enteras de que tenemos una niña?

¿No te enteras de que la tenemos que sacar tú y yo adelante o qué?

Estaba pensando que si al final voy a dar las clases aquí,

quizá estaría bien remodelar el baño este de aquí al lado.

De ahí.

Porque yo creo que es el que la gente va a usar

y no está muy practicable.

Yo prefiero que si vas a hacer alguna remodelación en la casa,

ni me cuentes.

¿Por?

No sé. Es la casa de mi familia.

Sos la primera dueña de esa casa que no tiene mi apellido.

Ya, bueno. Pero yo quiero reformar un baño, no cambiarte el apellido.

Sí, no sé. Tengo como una...

nostalgia rara, una cosa así.

Vale, bueno. Pues te prometo que no...

no voy a tocar nada de esta casa. Para nada, vamos.

Pero, por si acaso, ¿no tendrías por ahí unos...

planos? Porque yo ya los vi. No los necesito, pero...

quizá, no sé, igual un día

me pierdo

por la noche y no encuentro mi habitación.

¿Eh?

(Teclado)

¡Qué eficacia!

Lidia, ¿me escuchás?

¿Seguro que estos son los planos completos?

¿Me escuchás, Lidia?

¿Wally? ¿Que si son los planos de la casa estos,

que si están bien? Lidia, ¿me escuchás?

¿Me escuchás? ¿Wally? (VOZ DISTORSIONADA)

¿Me escuchás, Lidia?

(VOZ DISTORSIONADA) De la casa... están bien.

Lidia, ¿me escuchás?

¿Me escuchás? ¿Wally?

¿Me escuchás, Lidia?

(VOZ DISTORSIONADA) Wally.

(Pitido)

(Sintonía de Windows)

Hola, Lidia, ¿ahí me escuchás?

Qué paranoia, ¿no? ¿Qué ha pasado?

Tenés que hablar con tu proveedor de Internet.

No sé cuánto te estarán cobrando, pero sea lo que sea es mucho.

Te he dicho que tengo el mismo que tenías tú.

Por eso te digo. Los conozco, son unos ladrones profesionales.

¡Ojo! Capaz que es porque estábamos hablando

de las modificaciones de la casa.

La casa no quiere que la modifiques. Vamos a ver.

¿Qué pasa con el baño?

¿Qué tiene de importante que cambie un baño?

No es el baño, Lidia.

OK, pienso que mi familia

hubiese preferido que yo conservara su legado.

Es eso.

Pero has vendido la casa.

Sí.

¿Y tus padres qué dicen?

No, no tengo a mis padres.

No lo sabía, lo siento.

No importa. Murieron cuando yo era chiquito.

Murió mi mamá y al... al año murió mi papá.

A los dos les falló el corazón.

Tengo dos tíos.

Que no sé muy bien dónde viven.

Y... mi tía abuela

vivía en esa casa.

Y murió unos meses antes de que yo me accidentara.

Vale, te prometo que no voy a hacer reforma en la casa.

En todo caso...

la mejoro un poco

para que dure más. Ahora la casa es tuya.

¿Puedo saber por qué la has vendido?

Estaba pasando un momento...

Difícil.

Y pensé que irme de ahí

estaría bien. Y bueno, eso.

No me des bola.

Igual pienso que...

los legados familiares sí son importantes.

Yo creo que no hay que darle tanta importancia a esas cosas.

¿Qué cosas? ¿De qué hablás?

Pues eso, los legados familiares,

el seguir con las tradiciones,

respetar a la familia... todo eso.

¿Vos tenés a tus padres? Sí.

Pero no me gustaría ser como ellos.

Vamos, yo no quiero estar toda la vida trabajando de lo mismo,

Viviendo con alguien a quien odio,

hablando solo de dinero y esperando a que todo se acabe un día

yya está. No sé, no quiero eso.

No siempre es así.

Capaz tuviste mala suerte con tus padres, no sé.

¿A vos no te gustaría que tus hijos continuaran con tu camino?

No, yo es que no quiero hijos.

Ah, ¿no? ¿Jamás? ¿Nunca? ¿No...?

Nunca jamás.

¿Y para qué venir al mundo si uno no va a tener hijos?

¿Pues cómo que para qué? Para vivir.

Para crear, para disfrutar, para aprender...

Para hacer mil cosas.

Pero si no tenés nadie que continúe eso,

¿qué sentido tiene? ¿Continuar?

Ni que fuéramos una serie de televisión.

Bueno, tampoco te burles de lo que digo.

Wally, no me digas que te estás enfadando.

No me...

Si te burlás de lo que digo. Te estoy diciendo lo que pienso

y te burlás de eso, un poco me enoja.

Yo entiendo igual tu posición, tu manera de pensar.

Lo más importante del universo sos vos, OK.

Pero para mí no es así, qué se yo. Para mí somos...

No sé, venimos acá

y somos como vehículos para llegar a otros.

Y tener un hijo es como la culminación de eso.

Para mí. Me estás llamando egoísta.

Lo dijiste vos, pero cuadra. Me parece.

Mira, Wally, lo dejamos aquí mejor, ¿no?

No te enrosques. Cómo sois los argentinos, de verdad.

¿Los argentinos?

¿Somos los culpables de todo los argentinos?

¿Qué tiene que ver? No es una cosa de nacionalidad.

Además, si hablamos de los españoles,

estuvieron adentro del "freezer" del generalísimo, ¿cuánto tiempo?

Nosotros eso de: "No queremos ser como los padres,

trabajar toda la vida, estar juntos...".

Ya lo hablamos en los 70. Hace un montón de tiempo.

Lo superamos como sociedad ya.

¿Wally?

No sé de qué me estás hablando. OK.

Estoy con tu "reel".

¿Hablamos más tarde? ¿Hablamos en otro momento?

Como quieras. Vale, chao.

(Llamada)

(Llamada)

(Llamada)

(VOZ DISTORSIONADA) ¿Wally?

¿Wally? Sí, Lidia.

Wally, hay alguien en la casa.

¿Cómo? ¿Hay...? Sí.

¿Llamaste a la policía?

Claro que he llamado a la policía, pero no han encontrado nada.

Pero tengo muy claro lo que estoy escuchando.

¿Qué escuchás? Oigo pasos. Los oigo todo el rato.

El otro día en la ducha los oí

y ahora los estoy escuchando todos los días.

Abajo, en el fondo... No sé dónde están.

¿La policía fue abajo, al fondo?

Sí, ya han buscado todo y no han encontrado nada, ¿vale?

Pero te juro que hay alguien aquí.

¿Les hablaste de Rodrigo? Claro que les he hablado de Rodrigo,

pero me han tratado como una loca.

Me han dicho que me tengo que acostumbrar,

que esto es una... casa vieja y que... que hay ruidos.

Y que me tengo que acostumbrar a los...

¿Qué pasa, Lidia?

No sé. Es el ordenador, se ha abierto algo que yo no...

(VOZ DISTORSIONADA) Yo no...

Wally.

¿Wally?

Es Rodrigo.

Me dice que te diga que todo está bien

o que me despida de ti para...

Lidia, no me parece buena idea.

Si de verdad pensás que hay gente en la casa,

tenés que volver a llamar a la policía, por favor.

(SUSPIRA) Me cago en la puta.

Te juro que yo no soy así, Wally. Yo soy muy valiente.

¿Por qué huele así en este baño?

A podrido. ¿Siempre ha olido así aquí?

¿Wally? No sé, Lidia, no sé.

No usaba ese baño. La verdad es que no sé, no sé.

De verdad.

Qué mierda, estoy acojonada en mi propia casa.

Bueno, tranquila, tranquila.

Ya, encima, con lo de Rodrigo, no me atrevo ni a usar el ordenador.

¿Qué te dijeron los del "service"? Pues nada.

Nada que me sirva. Que use contraseñas complejas,

que no abra archivos desconocidos y ya está.

Pero ¿lo limpiaron? ¿Le sacaron virus?

¿Troyanos? ¿Toda la basura la sacaron?

Por poco no lo meten en un balde con lejía. No queda nada.

"OK", entonces se puede usar. No hay problema.

Ya. ¿Qué vas a hacer ahora?

No sé. ¿Por qué no llamás a algún amigo?

¿No tenés algún amigo o amiga que te pueda acompañar?

¿Ahora? Que vengan en medio de la noche a Sotomayor

entre semana a buscarme. Pero ¿estás loco?

Encima como les diga para lo que tienen que venir,

me van a venir a buscar,

pero con una camisa de fuerza y un enfermero.

¿Lo has oído? No, ¿qué? Se cortó recién.

Acaban de cerrar la puerta del baño.

Mira, mira.

¿No la cerraste vos antes de ir a la habitación, Lidia?

No, no. No, no he sido yo.

No.

Tenés que llamar a la policía, Lidia. Llamá a la policía.

No, no me van a hacer caso.

Wally, he visto algo.

¿Eh?

Wally, me parece que hay alguien abajo.

Hay alguien abajo, en la primera planta.

Por favor, Lidia, llamá a la policía.

Yo estoy muy lejos, no te puedo ayudar.

¿Qué te voy a decir? No sé qué decir.

No sé, Wally, pero por favor, no cortes.

(VOZ DISTORSIONADA) Por favor, por favor. ¿Dónde está?

¿Dónde está? Lidia, tenés que llamar a alguien

que te vaya a ayudar, por favor te lo pido.

(Notificación)

(SUSPIRA)

(Notificación)

(SUSURRA) Wally, están abajo.

(Teclado)

Los estoy escuchando, están en la primera planta.

¿Wally? Por favor, dime algo que me calme, por favor.

¿Wally? ¿Wally?

¿Wally, estás ahí?

(MENSAJE VOZ) "Yo vivo en Malasaña.

Cada vez que Lidia me escribe uno de sus mensajes desesperados,

tengo dos horas de viaje. La mayoría de las veces

me recibe a gritos, como la otra vez.

Por ti me llamó, porque le dabas miedo.

Llegué a la casa, me hizo pasar y me dijo que esperara abajo.

Luego subió y se quedó chateando contigo".

Wally, por favor, háblame y dime algo que me tranquilice, por favor.

(MENSAJE VOZ) "Cuando subí, me trató como a un loco.

Te vi en la pantalla y pensé que la estabas amenazando con algo,

pero luego me di cuenta de que no. Ella es así, una desquiciada".

¡Wally! ¿Dónde estás? ¡Wally, contesta!

Lidia, si de verdad pensás que hay gente en la casa,

llamá a la policía, ¿OK? Pero ¡que no me van a hacer caso!

"Cuando le digo que haga algo al respecto,

que se mude o que te denuncie, me dice que nadie le cree".

Lidia, yo te creo. Estoy con vos. Estoy ahí, ¿OK?

Pero estoy a 14.000 kilómetros de distancia, ¿qué querés que haga?

No puedo hacer demasiado, llamá a la policía.

Te llamo desde el ordenador.

(MENSAJE VOZ) "No es que me importe lo que te pase, Wally,

pero te voy a dar un consejo gratis: no caigas en su trampa.

Primero, antes que nada, es actriz. Y segundo, está loca.

La combinación de esas dos cosas te puede destruir la vida...".

(Llamada)

"Créeme. Estuvo a punto de destruir la mía".

¿Hola? Sí. Mira, es que hay alguien en mi casa. Sí.

(SUSPIRA)

Sí, sí.

Sí, la de Sotomayor de la Sierra, sí.

Ya, pero es que los oigo ahora.

¡Que los estoy escuchando ahora!

No, no tengo familiares cerca.

Amigos tampoco.

Pero ¿no va a venir nadie entonces?

Vale.

Sí, sí. Llamo y todo eso. Venga.

(SUSPIRA)

Adiós.

¿Hola?

Mira, Wally, llevo llamando días.

Hace un montón que no hablamos, ¿vale?

Y no me hacen ni puto caso, se creen que...

Son como los del "service", piensan que estoy loca.

Pero ¿van a ir?

Si vienen lo harán mañana por la mañana temprano.

¿Y ahora qué hora es ahí?

Las 03:15.

Bueno, no falta tanto.

No. Te acostás, te relajás un poco, no sé.

Hasta que amanezca, no sé.

¿Cómo me voy a dormir ahora?

No digo dormir, pero, no sé, capaz...

Relajarte, estar tranquila. Cerrá la habitación con llave.

Esa cerradura es muy buena.

Sí.

Mañana de día, no sé, podés pensar con más tranquilidad.

No sé, no sé.

(VOZ DISTORSIONADA) ¿Puedes hacerme compañía?

No me hagas esas cosas que me hacés.

Yo también estoy solo acá.

No sé qué dije.

Tengo que terminar un informe.

Yo estoy acá. Me quedo acá.

Gracias.

Mañana mismo me voy donde Nati y ya veré qué hago con la casa.

Ahora no pienses en eso, intentá descansar.

Tranquilizarte, ¿eh?

Yo estoy acá.

Cualquier cosa que pase, que necesites,

que me quieras decir, que se escuche,

yo estoy acá escuchando, ¿OK?

OK. ¿Sí?

Concha de la lora.

¿Lidia?

(Voces distorsionadas)

(Voces distorsionadas)

(Pitido)

(Teclado)

(Notificación)

(Llamada)

Hola, Wally, ¿me oyes bien?

Sí, hola.

¿Qué tal? ¿Cómo estás?

Acá andamos, ¿me querías mostrar algo?

Bien, bien. Directo al grano.

Oye, antes que nada, quiero que sepas que te entiendo.

Sé lo que se siente cuando conoces a una chica guapa

que parece necesitarte. OK, ya leí tu mail.

Si me querés mostrar algo, es tu momento, Rodrigo.

Dale. Está bien, está bien.

Te lo estoy compartiendo ahora.

(Golpes)

(Golpes)

Son las capturas de pantalla de todos los mensajes

que Lidia me ha mandado desde que empezó a chatear contigo.

(Golpes)

(Golpes)

Mirá, si esto es real, si estas imágenes son verdaderas,

yo te agradezco que me quieras avisar.

Ahora, si son falsas...

Vos sabés que estás totalmente loco ¿no?

¿Cómo van a ser falsas? Las tienes ahí en tu ordenador.

Mira, yo trabajo con imágenes. Sé que todo se puede manipular.

Bueno, sí. Sobre todo a los hombres como nosotros.

OK, Rodrigo. Fue un gustazo hablar con vos.

¡No, Wally! Espera, espera.

¿No te das cuenta que está jugando contigo?

Es una actriz, macho, ¡una actriz! Viven para ser deseadas.

Quieren ser todo el rato el centro de atención.

Y si no lo son, se vuelven locas. OK.

Además, cuando quieres contar con ellas,

te abandonan, Wally. ¡Te abandonan!

Chao, Rodrigo. No, Wally, por favor, no.

No seas imbécil y despierta.

(Llamada)

¿Wally? Wally, ¿estás ahí? Sí, acá estoy.

Vale. ¿Lo has oído?

¿Lo has oído? No, Lidia.

Cada vez que me preguntás si escuché o vi algo,

justo siempre se corta.

Pero ¿qué dices, Wally? ¡Si es al revés!

Las cosas pasan cuando se corta.

Ellos solo están tranquilos cuando hablo contigo.

OK. ¿Quiénes son ellos?

No lo sé, me parece que son tu familia.

Tú fuiste el que dijo que quizá estaban enfadados

porque era la primera dueña de la casa

que no tenía vuestro apellido. ¿Lo has oído? Lo has oído, ¿no?

Lidia.

Se ha oído clarísimo.

Han golpeado las puertas de la primera planta.

Escuchame, dame el teléfono de algún amigo tuyo

que pueda llamar y le digo que te vaya a buscar.

No voy a meter a nadie más aquí dentro.

Wally.

¿Tú te acuerdas que cuando yo compré la casa

vimos unos planos antiguos? Sí.

Te acuerdas, ¿no? Sí, sí.

Y luego, ¿te acuerdas que me mandaste unos

que son más nuevos, quizá?

Sí, los que había hecho mi tía. Vale.

Pues resulta que los planos son diferentes.

Son diferentes, Wally. Alguien ha construido una habitación

y la ha querido mantener oculta.

¿Una habitación? Es imposible lo que me estás diciendo, Lidia.

¿Sí, imposible? Pues mira lo que esta loca

acaba de descubrir.

Hueco.

Hay una habitación aquí, Wally.

Lidia, escuchame, tenés que salir ya de la casa.

¿Qué? Que tenés que salir ya de la casa.

Pero no puedo... ¡Rodrigo está ahí!

¡Suelta eso, joder!

¡Soltala, hijo de puta, cagón!

Que Wally ni Wally. ¡Soltala!

Está en el puto culo del mundo. ¿Qué dices?

Yo estoy aquí dispuesto a dar todo por ti

y prefieres a un lisiado argentino de mierda.

¿Me oyes? ¡Soltala, hijo de puta!

¡Lidia! Corré, corré, ¡dale!

¿Dónde cojones crees que vas, zorrita?

Que yo también te quiero cantar una canción.

Wally, te lo dije, ¿eh? Te lo dije.

La casa está ocupada, la casa está ocupada.

La casa está ocupada. Tu tía lo sabía y los tenía encerrados.

Pero Rodrigo lo ha echado todo a perder.

No sé qué hacer, Lidia. No sé qué hacer.

Mierda, no sé qué hacer.

No cortes, Wally, no cortes.

Si hablo contigo, ellos se tranquilizan.

(VOZ DISTORSIONADA) Por favor, no cortes.

Y pensabas que estaba loca.

(GRITA)

(Música en bucle)

(Voces distorsionadas)

¿De qué te escondías, Lidia? ¿Qué pasa?

¿Ya no me quieres? ¡Suéltame, gilipollas!

Wally, ¿estás ahí? Sí, estoy acá.

No cortes. Mira.

Tengo que salir, Wally. Toda la primera planta está ocupada.

Tenés que llamar a alguien, Lidia.

No puedo volver a llamar.

Soy la loca de Sotomayor, ¿recuerdas?

(GRITA)

¡Lidia!

¡Lidia!

Tengo que salir de aquí.

¡El balcón! ¡El balcón del cuarto!

¡El balcón no, no podés! ¡Es muy alto para saltar!

¡Lidia, no podés saltar por ahí!

¿Qué pasa, Lidia? ¡Contame qué está pasando, por favor!

Están ahí también.

Quédate conmigo, Wally. Si estás tú no me hacen nada.

(GRITOS)

¡No! La concha de su madre.

(Voces distorsionadas)

No puedo más, no puedo salir. Te tenés que esconder.

Te tenés que esconder hasta que amanezca.

A que venga la policía. No puedo abrir la puerta.

Pero ¿dónde me escondo?

¡En la habitación donde no podías abrir la puerta!

La que es difícil de abrir, esa puerta.

Ahí, donde era mi estudio.

¡Que no puedo abrir la puerta! ¡Vas a poder abrirla!

¡Por favor, te digo! ¡Andá para ahí!

Bueno, por favor, no cortes.

(JADEA)

(GRITA)

¿Sigues hablando con ese sudaca de mierda, zorra?

(Golpe)

(GRITA) ¡Forro! ¡Cagón!

Joder, los argentinos ya nos roban las novias

sin tomarse la molestia de salir de su país, ¿eh?

¡Conchudo! ¡Hijo de puta! ¡Cagón de mierda!

Ven a robarme la novia cara a cara, soplapollas de mierda. ¡Ven aquí!

Cagón, sos un cagón.

Soplapollas de mierda. No, ¡pará!

Espera, espera, espera, tengo una idea mejor.

Ya que te has enamorado de ella a distancia,

has visto cómo se cambiaba de ropa a distancia...

Joder, me cago en la puta.

Hasta has visto cómo dormía a distancia.

¿Qué te parece si presencias cómo le reviento la cabeza a distancia?

Los dos tienen que irse de ahí. ¿Sí? ¿Por qué? ¿Por ellos?

Yo los dejé salir, ellos me cuidan.

¿Quiénes son ellos? Tú lo sabes mejor que yo.

(GRITA)

¡Dejalo, Lidia! Andá a la habitación.

¡Lidia, andá a la habitación!

Acordate, tenés que empujar la puerta

para la derecha y para arriba. Empujala bien fuerte.

No puedo, Wally.

¡Sí que podés! Por favor, Lidia, tenés que poder.

¡Qué mierda!

(GRITA)

(Golpes)

Lidia, ¿me escuchás?

¿Qué está pasando?

¡Lidia! (GRITA)

¿Pudiste abrir?

Cerrá la puerta.

¿Cerraste bien? Lidia, ¿cerraste bien la puerta?

Contestame algo, por favor, Lidia.

¿Cerraste bien la puerta? ¿Estás bien?

(Golpes)

¡Lidia, contestame por favor! ¿Estás bien?

¡Contestame, por favor!

(Golpes)

Escúchame, quiero que sepas...

quiero que sepas que tenías razón cuando decías

que tus familiares no quieren que me quede la casa.

Vale, así que...

te la devuelvo, Wally, te la devuelvo.

No la quiero. ¿Qué estás diciendo, Lidia?

¡Solo acepta la casa, Wally! Por favor, ¡acéptala!

(Golpes)

Está bien, la acepto.

(Música en bucle)

Voy a ir directo para Madrid en el primer vuelo,

vos no podes pasar por esto sola.

Soy el culpable de lo que está pasando.

No es tu culpa, Wally.

Y...

no...

¿Por qué no puedo ir? No tienes que venir.

No puedes venir.

Quiero que sepas

que todo el tiempo que hemos pasado juntos,

el sentir que te importaba... ¿Por qué estás diciendo eso, Lidia?

Ha sido hermoso, Wally.

(Música en bucle)

Escúchame bien.

Voy a ayudarte a salir de ahí.

Lidia, no me cortes, ¿dónde vas? Por favor, ¡no dejes de hablarme!

¡Lidia, no dejes de hablarme, por favor!

¡Lidia!

¡No dejes de hablarme, por favor, no cortes!

¡Por favor, hablame! ¡Hablame!

(Música en bucle)

(Voces distorsionadas)

Lidia (Ingrid García-Jonsson) compra una casa en la sierra de Madrid y mantiene el contacto por internet con su antiguo dueño, Wally (Demián Salomón), un joven que vive en Argentina. Con el paso del tiempo ambos se enamoran a distancia, pero las cosas se complican cuando ella afirma que puede escuchar a otras personas que parecen habitar la casa en secreto.

Inhibidos, tercera mejor webserie nacional

Inhibidos se llevó a casa el de tercera mejor webserie nacional. Este thriller interactivo sobre cinco amigos que se juntan un fin de semana tras años sin verse, ofrece la oportunidad de vivir la historia y sentirse como un personaje más.

No recomendado para menores de 12 años Inhibidos - 'Inhibidos', la película
Transcripción completa

"Lo que os voy a contar

ocurrió en el verano más extraño de la última década.

Un verano de calor y de tormentas.

Sucedió en el pueblo donde veraneaba con mi familia,

antes de que mi madre muriera.

Después de su muerte,

mi padre decidió vender la casa que teníamos.

No le importó lo que significaba esa casa para mí.

Solo le pareció un buen negocio."

"Así que no había vuelto a ese pueblo desde hacía cuatro años

cuando mis amigos del colegio y yo, inseparables de los 14 a los 17,

alquilamos una casa rural para celebrar nuestra graduación.

Esa fue la última vez que nos vimos todos juntos."

"Desde entonces solo Instagram,

una relación basada en el 'stalkeo' y en darnos varios 'me gustas'.

Así que el plan no podía ser mejor.

Unos días en el campo recordando los viejos tiempos,

sin meternos en líos,

como la última vez".

#Cantan en inglés#

(Campanada y Risa demoniaca)

(Música)

(Música terrorífica)

(Música alegre)

Tony. Tony.

¿Es todo de madera? Toma ya, Juan.

Te lo has currado por una vez, ¿eh? Venga, vamos.

Vamos, ¿no? A ver, deja, deja.

Ay, gracias, Juan. Ven, rubia. A ver, dame la maleta.

Oye, hay una nota ahí. ¿Cómo que hay una nota?

Sí, míralo. Sí.

(SUSURRANDO)A ver qué dice eso.

¿Qué pone?

Pues esto dice...

Que no puede venir a recibirnos

y que tenemos las llaves debajo del felpudo.

¿Y esa riñonera? ¿Qué riñonera?

¿Qué pasa con la riñonera? Esa que llevas.

¿Ya estás tocando los cojones con la riñonera?

Señores, venga, esa foto. Que no se llevan las riñoneras.

Joder con la riñonera, de verdad. Venga una foto.

Venga, sí, foto.

¡Cómo os gustan las fotos a las rubias, madre mía!

¿Pintalabios llevo?

Guapísima, estás guapísima.

Tony, el cabezón. A ver, que no me metes.

Mari, métete. Mari, a ver si consigues salir bien.

Venga, una, dos y... ¡Imbécil!

(Disparo)

¡Joder! Pero suena aquí al lado, ¿no?

¿Qué cojones es esto? Son cazadores, ¿no?

Suena aquí. ¡Asesinos! Los encerraba a todos, en serio.

¡Qué susto! Es que es aquí al lado, a ver.

Da igual, Tony, déjalo. Venga, va, vamos.

La impresión...

Tony...

Vamos, vamos, vamos.

Cuidado con los tacones, no te caigas.

Sí.

(Sonido puerta al abrirse)

Me encanta. Oye, es monísima.

Mejor que la de hace cuatro años. Bueno, está más aislada.

Parece la casa de mi abuela, hay que decirlo.

¿Y la tele? Que me he traído la Play, Juan, joder.

¿No veníamos a desconectar? ¿¡Qué desconectar!?

No veo router, no hay wifi tampoco. En mitad del campo total.

Qué puta mierda de casa.

Ay, tíos, que hay juegos.

Hay cartas. Podíamos jugar a algo.

De verdad, ¿tan mal estás, Mari?

Tú vete a la mierda. Aburrida.

¿Y esto?

Sí, sí, pásamelo, por favor. Pásamelo, tira.

¿Eso sí? Huy, huy, huy. Sí.

Juan, ¿te acuerdas cómo te machacaba en el cole o no?

Es fútbol americano. Te machaco igual.

No te lo crees ni tú. Pásamela, pásamela.

Tira, tira.

¡La tengo aquí!

Tira, tira, ¡bah!

Toma, pilla. ¡Qué me la des!

Pero, tío, pilla... (RÍE)

¡Pasa, Juan, pasa!

(Sonido de golpes al árbol)

-Buenas tardes, señorita.

¿Os gustarían unos conejos?

-Son recién cazados.

A ver, a ver, que no queremos nada. Fuera de aquí.

-¿Seguro? A lo mejor ella quiere.

No quiere. No, no quiero.

¡Eh! ¿Qué hacéis aquí?

Esto es una propiedad privada. ¡Fuera!

-Esta casa lleva mucho tiempo sin dueño.

Me la suda. Eso no os importa. ¡Fuera!

-Tranquilo, tranquilo.

Solo queríamos ser amables.

-¡Vámonos, hijo!

Tony, vamos al pueblo a comprar algo.

Señor, sí, señor. Cualquiera te dice que no, macho.

Eh, chicos...

¿Compráis sésamo y quinoa?

Y agua.

¿Qué coño es la quinoa?

¡Joder! colega.

En el Tinder me salen dos pavas de 50 palos,

con una puta cara de simios... ¡Madre mía!

(Móvil)

Mi viejo. ¿Es tu padre?

Déjame, por favor, Juan. Tío, que no.

Hola, papá. "Hola, Juan. ¿Qué quieres?

Me pillas recién llegado a Tokio". No, me has llamado tú.

Pero porque tú me habías llamado. Que más da. ¿Cuál es el problema?".

No, no, ningún problema, simplemente...

que ya he llegado a la casa rural y que estaré el fin de semana fuera.

"Pero ¿qué casa rural?".

La casa rural, ya te lo dije que iba a pasar el finde con unos amigos.

"Vale, Juan, genial, venga, pásatelo bien.

Te veo a la vuelta".

Vale, hasta luego.

¿Tu padre sigue igual de tocapelotas?

No. Qué va, qué va.

¡Ah!. Desde que trabajo con él todo va mucho mejor.

(Graznidos)

Oye, chicas, qué guay, ¿no?

Esto es como cuando íbamos a tu casa, Mari, ¿te acuerdas?

Igual.

Igual de verde la piscina, igual.

(Ríen)

Oye...

¿No os parece que Tony está un poco pesado con lo de su negocio?

Mazo pesado. Son putas fotocopias, tío. Ya.

Pues eso.

Es una empresa de digitalización, no una copistería, colega.

Bah, chicas, que no es para tanto. Que no lo dice tanto.

Es montar un negocio de franquicias.

Y en un par de años, cuando tengas ya pasta,

montaré una tienda.

Y luego montaré otra y luego la otra,

y ya la voy dirigiendo desde arriba. ¿Me entiendes?

Joder, qué motivado.

-Yo también he montado mi bar de copas y no voy dando el coñazo.

Y sí, les pedí dinero a mis padres, pero ya se lo devolveré.

Ya, bueno, pero no es lo mismo.

Él lo quiere hacer con su propio dinero.

Para una persona sin carrera tiene mucho más mérito.

A mí la que me pone es Lidia. Lidia.

Con las gafitas.

Imagínatela en la cama, tú dándole ahí, pa, pa, pa.

Y ella con el inhalador.

(IMITA EL INHALADOR)

¿O no? ¡Qué guarro, tío!

Joder. Oye, ¿y Claudia?

No, no, no.

Escucha, escucha, Juan. No. No.

Claudia está muy buena y te diré que me está tirando miraditas.

Ni se te ocurra, ¿me oyes? Ni se te ocurra.

Tienes miedo. Pues sí.

Espero que no se piense que tiene opción con nosotras.

Os lo digo en serio. Yo creo que sí, eh.

Que no, ni de coña. Yo creo que ni se lo plantea.

La que te falta es María. ¿María?

María. Con María es imposible.

¡Que dices! ¡Qué va!

Bueno, con 15 años nos dimos un par de besos.

A la tía le flipó.

¡Qué puto asco, tío! Yo me besé con él.

(Ríen)

¡Tía, qué asco!

Yo creo que soy lesbiana por su culpa.

Oye, Juan tiene un polvo, ¿no?

Pero Clau, ¿tú no tenías novio?

Ya, yo también paso de tías.

¡Estoy muy bien como estoy!

Pues para pasar tanto las dos,

le dais mucha importancia al sexo,

y más con estos, que son amigos de toda la vida.

¿Sabes qué? Que echaba de menos esta mierda.

Joder, claro que sí, tío.

La verdad... Oye, ¿te estás poniendo ñoña?

Te iba a decir que la verdad es que me alegro haber venido,

pero que te den por culo. Te estás poniendo ñoñas, oye, tío.

Que te dejo aquí... Déjame en paz, joder.

(Música)

Pásala.

¡Cuidado, cuidado!

#Cantan en inglés#

Vamos, chicos que yo también quiero jugar.

Pásamela.

¡Lidia! ¡Ya!

María, pásamela.

¡Joder, pasádmela de una puta vez! ¡Pásamela!

¡Pasa! ¡Dámela!

¡Dámela! ¡Dámela!

¡Me cago en la puta! Te la doy, te la doy.

¡Coño! ¡Joder! ¡Chicos!

¡A tomar por culo!

#Cantan en inglés#

"Déjame salir", colega.

¡Es que ponéis pelis, muy difíciles tío!

(Gritan)

#Cantan en inglés#

¡Mira, mira, mira!

(Gritan)

¡Bueno!

(Ríen)

Clau, ponte.

A ver, posa. Ay, qué guapa. Mira.

Te hago un truco de magia. Quieta. Mírame, ¿vale?

Quieta.

¿Dónde está? No sé.

Mira. ¡Hala!

No, tú no puedes.

Oye, esto no pega ni nada. ¿No hace ruido?

¿Qué?

Ay, Tony, déjamelo.

¿Esto no hace "urggg" ni nada? No, ¿qué te crees?

Vale, María, María:

Deja el móvil.

Adivinad a quién vi el otro día. ¿Es otro juego?

¿A quién viste? Al Pelopo.

¡No! ¡Al puto Pelopo!

Pelopo es Darth Vader. Estaba para el arrastre.

Yo no sé cómo está vivo, aún.

Iba con una bombona de oxígeno a clase, súper rara.

Muy pesado.

(VOZ GRAVE): "Chicos, disfrutad de la vida,

que puede ser muy corta".

Tío, estaba loco.

Casi te lo cargas un día. ¿No te acuerdas?

Que le cerraste la llave. Hostia, es verdad, verdad, no.

Para pedo el que nos pillamos en este pueblo.

Que tú acabaste en el calabozo. ¿Te acuerdas?

Y que Tony se escaqueó, ¿os acordáis?

Es verdad. ¿Cómo?

A ver, que no me escaqueé de nada. No me escaqueé.

Sí, Tony.

Que no pasa nada, esa pelea fue mítica.

Alguien le tocó el culo a Claudia y los vasos empezaron a volar.

Juan, ¿de qué estás hablando?

Si metí a alguien en el calabozo, me lo como tranquilamente y lo sabes

Eras tú que estabas muy agresivo. Nadie tocó el culo a Claudia.

Te querías pegar. ¿Que yo me quería pegar?

Pero Tony que hiciste bien en salir corriendo como Bolt.

Yo también lo tenía que haber hecho. Como Bolt dice, ¡no te jode!

Mira vamos a un bar, en el pueblo, nos pegamos,

y a ver quién ¡coño se escaquea!

Pero que da igual, Toni. A tomar por culo.

No pasa nada, no. ¡No soy un maricón!

Yo digo las cosas a la cara. A la puta cara, y lo sabes.

Que estamos de buen rollo. ¡A la puta cara!

Bueno, ya está. Tony, ya, basta.

Que sí, que estamos de buen rollo. ¡Qué estamos de buen rollo!

Me voy al bar, ¡joder!

Venga, Tony. Yo flipo, tío.

Yo paso de este tío, en serio.

No, no, se ha ido a hacer fotocopias seguro.

(Ríen)

No sé qué estará haciendo. Jo, Juan.

No te pases. Que no digo nada. Pero cómo se pone.

(Música electrónica)

(Para la música)

No, no, no la cambies. Tía.

Un momento, dejadme elegir una.

Espera un momento. Espera.

(Música)

(Música)

¡Qué tío!

A ver tú, fuera de aquí.

#Cantan en inglés#

¡Tony tío, ya empiezas!

Siempre igual. ¿Te vas a ir con éste?

Sí. ¿Qué haces, tronco?

Vete a tomar por culo.

Siempre hace lo mismo. No le aguanta nadie.

Ya, pero ¿por qué me hace eso? Yo lo controlo.

¿Sí? ¿Y a ti quién te controla?

¿A mí? Sí.

Tú un poco. ¿Yo un poco?

(Música moderna)

Juan no te conviene y lo sabes.

#Cantan en inglés#

(Música chirriante)

(Un búho ulula)

(Campanada)

(Risa demoniaca)

(Música de intriga)

(Trinos)

(Música de intriga)

(Trinos)

(Música en crescendo)

(Ruidos)

¡Chicos, joder!

¡Despertad!

(Música de ópera)

(Sigue música de ópera)

Tíos, que no tengo cobertura.

A ver. ¿¡No tienes cobertura!? No.

No.

(Suspira)

A ver un momento. Esto tiene que ser una broma.

Estamos encerrados y no hay cobertura.

No puede ser, ayer teníamos. La puerta está cerrada.

No hay luz y tampoco agua.

¿Cómo que no hay agua?

(Música de ópera)

(Voces de la casa)

(Sonido de golpes)

(Música de ópera)

Esto tiene que ser una broma de Tony, ¿no?

¡Tony!

¿Qué coño es eso? ¿Por qué estáis tan a oscuras?

Esto es una broma tuya, ¿no, Tony?

¿Qué me estás diciendo?

No tiene ni puta gracia que si es una broma.

No sé de qué me estás hablando. ¿Qué está pasando?

Alguien nos ha encerrado.

Alguien nos ha encerrado, ¿no lo veis?

Está toda la puta casa tapiada y ninguno tiene cobertura.

No hay luz. Hasta han cortado el jodido agua.

¿Y arriba?

(Tony sube las escaleras)

(Ruidos)

¡Su puta madre!

A ver, chicos.

Arriba las ventanas también están tapiadas.

¿Cómo?

¿Qué cojones es esto?

(Balbucea)

Me estoy poniendo... Muy nerviosa.

Tengo que salir.

(GRITANDO)¡Necesito salir! ¡Me estoy muy nerviosa!

¡No me toques que me pongo nerviosa si me tocas!

¡Que me estoy poniendo muy nerviosa! ¡Cállate!

¡No puedo gritar, que no puedo! ¡Tranquila!

¡Ya!

Venga, que sí, respira. Venga.

(Música terrorífica)

Llevas media hora con la puerta y ni se mueve.

Juan, no me voy a quedar sentado, ¿sabes?

Una cosa, chicos, siento haberme puesto tan nerviosa antes.

Es normal, Claudia, aunque no lo parezca yo estoy histérica.

"Aquí el resto estamos encantados ¿sabes?"

María, ¿Quieres que te enseñe un ejercicio de relajación?

¡No me toques las pelotas, Claudia!

¡Tony, Tony!

Ya lo hemos probado antes. Ni siquiera tiemblan.

¿Tan rápido te rindes, rubia, o qué?

A ver chicos, que quizá el dueño de la casa ha venido

y pensando que no había nadie "decide cerrarlas"

¿Poniéndole chapas?

No sé, es que no sé.

¡Juan! Juan, a ver, ¿cuándo alquilaste la casa?

No lo sé, no lo sé,

hace seis semanas que monté el grupo de Whatsapp.

Y harías una transferencia,

contactarías con alguien, supongo. No lo sé.

Sí, pero esto no se monta en tres días. No lo sé.

¿Cómo es posible que nadie nos haya oído?

Han puesto unas tablas arriba y nadie se ha enterado. No puede ser.

Íbamos muy pedo, es normal que no lo oyéramos.

Pues ya está, chicos. Ya está, ya está.

Esto es un secuestro, pero de verdad, además.

¡Estamos secuestrados!

"Lo mejor de todo, ¿sabes qué?, es que yo aquí no pinto nada,"

porque tu papi, tu papi, tu papi y tu mami,

tienen mucha pasta, pero yo no sé qué coño hago aquí.

¿Ya estamos con el rollito de la clase obrera?

Tío que todavía no sabemos qué pasa.

Juan, que no te enteras, ¡joder!

Que la gente lo pasa muy mal, que están muy mal, ¡coño!

¡Qué cansino, macho!

Mira, vuestros problemas de machito no me importan una puta mierda.

(Trinos)

(Voces de la casa)

"...Juntamos toda la comida...

Ves tú arriba"

¿Y nosotras qué? ¿Buscamos comida?

"No, buscad herramientas, todo tipo de herramientas."

(Música expectante)

(Disparo foto)

(Música)

(Sonido coche acercándose)

(Música)

-¿Tú qué coño haces aquí? ¿No estabas en la costa?

-Me han despedido.

Pero bueno, hermano, ¿pero qué es esto?

Qué movida más alucinante te has montado, pero ¿qué es esto?

¿Esa no era la casa abandonada, la que está en el pueblo? ¡Hermano!

-Tienes que irte, no te lo voy a repetir.

-Esta también es mi casa, ¿no?

Yo solo quería ducharme, comer algo.

-No hay agua. -Sí, sí, sí.

Eso me ha dicho Julián,

que no habrá agua en un par de días.

Pero, hermano, ¿qué te has montado ahí?

¿Qué mierda te has montado ahí, tío? Es un puto secuestro.

Palabras mayores.

¿Quieres volver a la cárcel?

-Creo que no me has entendido.

¿Quieres que te saque a hostias?

-Tranquilo, hermano, tranquilo.

Yo solo quiero ayudarte, como hacíamos antes.

-No quiero tu ayuda.

¿Cuánto necesitas esta vez?

-Eso no me importa. -¿Cuánto?

-3000.

¡Hermano! Tenía pareja de ases y perdí con un J5.

Con eso sabes que nunca se pierde, lo sabes.

-800 euros. No te estoy dando a elegir.

Si vuelves antes de cinco días, te parto la cara.

-Lo sé, hermano.

Te conozco.

-Las llaves.

-Aversión.

Mala voluntad.

Mala voluntad.

Como siempre, hermano, te falta la última palabra, ¿eh?

-Y tú, como siempre, tienes la nariz sucia.

¡Largo!

-¡Hijo de puta!

#Cantan en inglés#

Chicos, ¿por qué comprasteis tan poca comida?

¿En serio hay tres botellas de agua?

Sí, joder, ya sé que hay poca comida.

A la rubia se le olvidó la cartera.

Pero, vamos, yo tenía 68 euros y los invertimos muy bien.

No te preocupes que te he comprado tu quinoita.

Y si quieres me encargo de racionar la comida,

porque quedan cuatro cosas.

Una mierda, la comida es mía y la raciono yo.

Tony, la comida es de todos.

No, no, no, rubia, la comida es mía porque la he comprado yo.

Estás de coña, ¿no? No, no estoy de coña, Mari.

Paso de discutir, haz lo que quieras.

Tony, por favor, tío, no seas inmaduro.

¿Inmaduro por querer racionar mi comida?

Estas obsesionado con el puto dinero. No es sano.

Ah, que no es sano, tiene huevos, es verdad. Es que no es sano.

Mira, Juán, Juan, el otro día

compartí en Facebook el experimento del Monopoly.

¿Lo viste? ¿A que no lo visteis?

¿A qué viene ahora el Monopoly?

Sí, sí, en el Monopoly,

todos los jugadores cuando pasan por la casilla de salida

cobran 200 euros, ¿verdad?

Bien. Pues en este caso se modifican las reglas del juego

para que solo uno cobre esos 200 euros. Bien.

En el 99 % de los casos, ese tío gana el juego

y se burla de sus compañeros, les putea, ¡olvidándose!

de que el cabrón partió con ventaja.

Vamos que se convierte en un capullo, ¿me entendéis?

Yo es que no he entendido nada. No se entera ni él.

Que sí, Juan, que está muy claro, está muy claro.

Mira, tú siempre has tenido ventaja, ¿verdad?

Y encima crees que no.

De hecho te comportas como si el dinero fuese un derecho o algo.

En este caso la ventaja la llevo yo,

porque yo he comprado la comida.

Eres un gilipollas.

Mo-no-po-ly.

Y un puto amargado.

(Ríe)

A tomar por culo las dos rubias.

Mira Tony, vete a la puta mierda. "No me toques los huevos, Mari."

(Ruidos de la casa)

(Música)

-Sí.

-Escúchame bien, tu hijo está secuestrado.

Así que, si llamas a la policía, te lo mandaré hecho pedacitos.

¿Lo quieres vivo?

(Mensajes)

-Excuse me.

(Música expectante)

(Marcación móvil)

"Hola, soy Juan, no puedo cogerte. Deja tu mensaje."

-Juan, cuando escuches este mensaje, llámame, por favor.

(Música expectante)

(Trinos)

(Ruidos)

¡Vamos, cabronazo!

(Música)

(Ruidos)

Nada, que no abre la puerta.

"¿Cómo que no? Que no, que no la abre."

¿Este tío es tonto o qué? ¿Y por qué? No entiendo.

Porque tiene 13 años mentales.

"Creo que si a esto..."

Le damos con la herramienta ésta sí que se puede abrir.

(Gritos de las chicas)

¡Que hay un tío con un pasamontañas, joder!

(Voces desesperadas)

(Apertura puerta)

¡Tony! ¡Tony! ¡Tony, baja!

¡Vale, vale, vale! ¡Está ahí, está ahí!

(Gritan las chicas)

Eh, eh, ya está. ¡Eh, eh, bájalo! ¡Para, para!

¡Por favor!

-Agua.

Vale, ya está. Por favor...

No nos hagas daño, por favor... -¡Chist!.

¿Yo? Vale, vale, ya está, ya está.

¡Tranquilas, tranquilas, tranquilas!

Venga, vale. ¡Juan!

Si lo que quieres es dinero, nuestros padres tienen dinero.

Pero encerrándonos en una casa no tienes ningún...

(TODOS): ¡Ah!

¡Ah!

¡Que mierda hace!

¡Qué mierda haces, joder!

¡Tony, Tony!

(Golpe)

Tony, Tony...

¡Joder!

¡Tony, que hay un tío aquí abajo, que ha pegado a Juan, en serio, sal!

¡Tony, mierda, mierda!

(Música electrónica)

(Música terrorífica)

"No puedo dormir.

No me quito al tío del pasamontañas de la cabeza.

¿No has tomado las pastillas? No."

Claudia y María sí, están fritas.

¿Tú crees que nos quiere hacer daño?

Prefiero no pensarlo, no sirve de nada.

Solo pienso en cómo podemos salir de aquí.

Yo pienso en que...

no puedo mandarle un WhatsApp a mis padres

como siempre diciéndoles que estoy bien,

y eso en vez de...

hacerme sentir... Agobiada,

me hace sentir libre, ¿sabes?

Es un poco locura sentirse tan...

Tan libre estando tan encerrada, ¿no?

No.

Dicen que un preso puede ser más libre

que alguien que está en la calle.

Todo el mundo tiene sus miedos,

sus propias cárceles.

Si no, mira a Tony,

cree que el mundo le debe algo

cuando el mundo no le debe una mierda.

Ya.

Yo estoy tan cansada de hacer lo que se espera de mí que...

(SUSURRANDO)No sé...

Yo quiero ser veterinaria.

No quiero estudiar Derecho.

Cuando murió mi madre, me sentía un poco como tú.

No entendía nada.

Solo quería dejarme llevar, beber, pelearme.

Solo ponía excusas para no afrontar las cosas.

Como se suele decir, tienes...

Aquello con lo que te conformas.

Pero un día supe perfectamente qué es lo que tenía que hacer.

Pues qué suerte, yo...

Yo no sé por dónde empezar.

¿Por qué no empiezas por quitarte esas gafas?

¿Qué es lo que te gustaría hacer?

(Música suave)

(Tono de mensaje)

(Música)

(Pitido apertura puerta)

(Llamada móvil)

(Vibrador móvil)

(Vibrador móvil)

-Espero que esta vez no me cuelgues, ¡cabrón!

¿Has visto la foto que te mandé?

-Lo único que veo es a Juan con sus amigos.

-No soy un puto aficionado, así que escúchame.

Tengo a tu hijo y ayer le metí una buena hostia.

Abre tu mail.

(Click)

"Cuando vamos a una casa... ¡Ah!

¡Joder!, ¡Ah!"

-¿Qué es esto?

-Te he dicho que solo ha sido la primera.

(RESPIRA FUERTE): -Yo mientras hablo contigo

puedo tener al director general de la policía

"rastreando tu sucio culo de cateto."

-¿Cateto?

-Sí, cateto.

-A ver, ahí tienes un archivo que dice mi mierda.

-¿Tu mierda? -No, tu mierda, ábrelo.

(Click)

(Música en crescendo)

-¿Cómo has conseguido esta información?

-Este cateto tiene muy buenos contactos en tu banco.

Así que, ahora vas a bajar el tono, ¡cateto!

Porque tengo a tu hijo,

pero también tengo información de toda tu mierda,

suficiente para montarle al gran banquero un escándalo de cojones.

No vas a llamar a la policía ni vas a mandar a tus sucios matones

a que me hagan daño porque, si me hacen daño,

voy a sacar a la luz toda tu mierda.

Tu puto banco nos quitó todo lo que teníamos,

por culpa de las preferentes que sacasteis al mercado.

La Unión Europea en su directiva...

-¿¡Qué cojones dices de la Unión Europea!?

"Estoy a punto de llorar con tu historia, así que vamos al grano."

Dame una prueba de que Juan está vivo

y seguiremos hablando.

-¿Otra prueba?

Oye...

Me cago en la puta, me ha vuelto a colgar.

¡Hijo de puta! ¡Cabrón!

(Sonido lluvia)

#Cantan en inglés#

¡Hola!

¡Hola!

¡Socorro!

¡Ayuda! ¡Hola!

Claudia... ¡Hola!

Claudia.¡Qué! No te van a oír.

¿Por qué no me van a oír? La casa está en medio de la nada.

¡Ah!

(Tose)

¡Joder! ¡Dios, estoy sudando!

(Tose)

Me voy al baño.

(Tose)

(Tose)

"Igual los cazadores nos escuchan, ¿no?"

(Tose)

(Tose)

(Tose)

(Tose)

(Ruidos)

(Suspiros)

¿Vas a salir algún día de aquí o qué?

Esto apesta, además no hay papel.

No tengo ganas de ver a Juan.

De verdad, supéralo.

Sé cómo te sientes, pero estás muy rallado con Juan.

No tienes ni idea de cómo me siento.

(Suspira)

Mira, no eres el único que no encaja aquí, ¿sabes?

Soy lesbiana,

de una familia más católica que el Papa.

Los pijos me ven como una tía que va de alternativa,

y el resto como una pija que no va de pija.

Así que... Parece que mi sitio no está en ningún lado.

¿Te acuerdas del día de mi comunión?

(SUSURRANDO) Sí, claro.

¿Sabes lo que hizo mi padre?

No teníamos coche,

y el pobre pensó que no podíamos ir en el metro vestidos de gala,

así que alquiló uno,

pero se gastó la mitad de su sueldo

y no me pudo comprar unas zapatillas que llevaba medio año prometiéndome.

Todos los niños en el colegio llevaban esas zapatillas.

Menos el puto hijo del conserje.

Joder...

Me he cargado la navaja.

(Suspiro)

Tu padre alquiló ese coche por ti.

No.

Lo hizo por él.

Solo pensaba en gustarle a esos putos pijos.

Y quería que yo fuese como vosotros.

De verdad que quería.

Pero yo nunca voy a ser como vosotros.

No quiero.

(Música triste)

Oye, ¿cómo vas de pitis?

Me fumé el último peta ayer.

¡Te jodes!

(Jadea)

(Música)

(Tose)

(Jadea)

Lidia, ¿estás bien? Tía, ¿estás bien? Vale tranquila.

(Jadea)

Sigue tranquila.

"¡María, Tony!

¿Qué pasa? ¿Qué pasa?"

Un ataque de asma.

¡Un ataque de asma, joder! El inhalador.

¿Dónde está el inhalador?

¡Arriba, arriba, está arriba!

(Tose)

"¡No está, no está, joder, no lo encuentro!"

Se va a morir. No se va a morir.

Le está dando un ataque de asma. No se va a morir.

"¡Eh, necesitamos ayuda!"

¡Ayuda!

"¡Eh, necesitamos ayuda, eh! ¡Ayuda!

¡Está en la mesita de fuera!"

¡En la mesita de fuera!

¡Ayuda! ¡Está en la mesita de fuera!

¿Afuera? ¡Ayuda!

¡Ayuda! ¡Ayuda!

(Ruidos)

¡Está ahí!

Es un cabrón, ¿nos escucha?

Chicos, chicos, hay un tío con pasamontañas fuera.

Hay que hacer algo ya. ¡Puta escopeta!

Da igual. Tiene una escopeta.

Me da igual. ¿Quieres salir de aquí?

Está ahí.

(Gritos)

(Jadea)

(Inhalación)

-Vais a grabar un mensaje. ¡Y los móviles, venga, todos!

¡A la mesa, cojones, los móviles!

¡Venga!

(Disparo y gritos)

(Música moderna)

¿Estás loca? ¿Pero tú eres tonto o qué tío?

¡Joder!

(Jadea)

Joder...

¡Joder!

(Disparo)

(Trinos)

(Jadea)

(Pasos)

(Chasquidos de ramas)

(Jadeos)

(Música de misterio)

Chicos, que ya está, no os preocupéis, que ya estoy bien.

No es el primer ataque de asma que me da.

El que me preocupa es Tony.

Lo que ha hecho ha sido ponernos a todos en peligro.

Por lo menos ha escapado, ha sido supervaliente.

Mira, solo tenía que esperar a ver qué quería el tío ese, y ya está.

Tía, que lo siento, ya sé que ha sido mi culpa.

Que no, que no. ¿Es por el tabaco?

Que no, que mi padre fuma, no te preocupes.

(SUSURRANDO) Bueno...

Me he liado con Juan.

Más bien le he besado yo a él. ¿Cómo que te has liado con Juan?

Aún no sé. Cuéntame, cómo fue.

No sé, fue raro.

Bueno, yo ya te lo dije el primer día.

Juan no te conviene.

Ya sé que a ti estas cosas de enamorarse y tal...

Que no te importan,

pero es que no podía más, tenía que soltarlo.

¿Tú sabes por qué yo me fui de Los Ángeles?

Porque el curso era una mierda y querías centrarte en tu música, ¿no?

Me pillé.

Me pillé muchísimo y nunca me había pasado.

No me la podía quitar de la cabeza.

¿Y quién era?

Pues mi profe de Guion.

Ni siquiera era lesbiana, pero no podía parar de pensar en ella.

A mí me pasa lo mismo con Juan.

Estoy obsesionada.

Me voy a dormir y pienso en él.

Intento estudiar y no puedo, no paro de pensar en él.

Yo creo que las relaciones se deciden al principio

y esta tía no se iba a enamorar de mí.

No sé qué debe de pensar Juan después del beso que le he dado.

Lo que piense Juan no importa.

Y de verdad, yo creo que no estás enamorada de Juan.

Yo creo que estás enamorada de la idea de Juan.

¿Y sabes qué pienso? ¿Qué?

Que a lo mejor te lo follas y se te pasa toda la tontería.

(Resopla)

¿Y no estarás mejor en la habitación?

(Música suave)

(Sonido coche)

(Portazo)

-¿Tú qué coño haces aquí?

¿No fui lo bastante claro?

-He estado pensando.

-¿Pensando? -Sí, pensando.

Quiero formar parte del secuestro.

-No tengo tiempo para tus gilipolleces.

Tengo una hora para recoger todo esto

y largarme cagando hostias.

-Ah, mis gilipolleces. -Sí, tus gilipolleces, sí.

Uno de los chicos se ha escapado.

-¿Ves? ¿Ves como necesitas ayuda, que no puedes hacer esto tú solo?

-¿Y quién te ha dicho que lo he hecho yo solo?

Siempre llegas en el peor momento, ¡joder!

Tú tampoco deberías estar aquí.

-¿Te acuerdas cuando se murió el tío Juan Antonio?

-¿Qué coño dices?

-Solo lo conocimos con sus gafas de culo de vaso, ciego como un topo.

Yo tenía 6 años, tú 16.

Yo me emperré en que lo enterraran con las gafas puestas.

¿Y tú qué me dijiste? ¿qué me dijiste?

-¿Tú cuándo has visto que entierran un cadáver con las gafas puestas?

-Me dijiste: "Pedro, no deberías estar aquí, no deberías estar aquí".

Te guste o no, hermano, estoy aquí, ¿me entiendes, eh?

Es lo que quería padre. -Deja a padre.

-Saco a padre si me sale de los cojones, ¿eh?

-Solo le jodiste la vida,

recogiendo la mierda que dejabas en todas partes.

-Y tú no te dabas cuenta de lo mal que lo pasaba

cuando iba a visitarte a la cárcel, ¿eh?

(Golpe)

-¡Cállate la puta boca, joder!

¿Sabes por quién es todo esto?

Es por padre, ¡cojones!

Pero ahora todo se ha ido a la mierda.

-¿Pero qué tiene que ver padre en todo esto?

-Uno de los chicos es el hijo del banquero que jodió a padre.

Llevo seis semanas detrás de él. -¿Por qué no me lo has dicho antes?

-¿Tú recuerdas cómo acabé en la cárcel?

No puedo estar pendiente de ti toda la vida.

-¿Cuánto ibas a sacar?

-100000.

-Si seguimos en esto quiero la mitad.

-¿Has oído algo de lo que te he dicho?

-¡Eh!

Ponte el pasamontañas.

-¿Qué coño has hecho, Pedro?

¡Para, para! Para.

Tío, tío. Me han secuestrado. ¡Vámonos de aquí, vámonos, corre!

¡Corre, llama a la policía, por favor, ¡tío!

¡Ah!

(Golpes y gritos)

-¿Y por qué lleva la gorra puesta?

-Queda como un guante, joder.

(Cierre puerta)

(Ríe)

-Te doy 20000 euros.

-¿Y has montado esto tú solo?

-Venga, mete todo otra vez.

(Campanada y risa malévola)

Ya has bebido suficiente, ¿no?

¿Qué eres, ahora mi madre o qué?

¿Quieres uno?

Estoy preocupada.

No te hagas conmigo la psicóloga, anda.

Eres un gilipollas.

(Ruidos)

¿Por qué me dejaste, Claudia?

Nos entendíamos de cojones.

¿De verdad quieres saberlo? Sí.

Porque te convertiste en otro tío.

Antes eras un tío divertido.

Y después tu madre se murió.

Y te convertiste en un tío agresivo.

Y que le echa la culpa a su padre.

Él tuvo la culpa de que mi madre se suicidara.

Lo siento, pero no.

Tu madre era depresiva antes de que tu padre la dejara.

Creo que ha sido tu excusa.

Creo que has convertido las cosas en algo muy simple.

Buenos y malos.

Las cosas no funcionan así.

No estoy igual.

"He cambiado, ¿y sabes por qué?"

¿Por qué?

Porque ya sé lo que quiero.

¿No has escuchado nada de lo que te he dicho?

Claro que sí.

(Música expectante)

(Golpe)

(Ruidos conexión)

(Música)

(Sonido del tirón)

Incorpórate.

Venga.

Ya he visto que eres un tío muy especial, ¿eh?

Un tío que siempre dice las cositas a la cara.

Sí, la casa está llena de cámaras.

Por eso creo que eres la persona perfecta

para entender los motivos que me han llevado a esto.

(PATERNALISTA) Venga, come.

Lentejitas, que tienen mucho hierro.

Hace muchos años me dedicaba a dar palos por los chalets, ¿sabes?

Si tenía que pisar algo, pues lo hacía.

No dudaba.

Le reventaba la cabeza.

Hasta que una vez, una noche,

mi...

Mi socio,

se quedó dormido en el coche.

No oyó que llegaba la policía.

¿Por qué me estás contando todo esto?

(Música suave)

-Acabé en la cárcel.

La única persona que venía a visitarme era mi padre.

Un tío de campo,

que no quería que sus hijos fueran por el camino malo.

No eligió el camino fácil,

eligió el buen camino.

Salí de la cárcel, dejé la mala vida,

la bebida, y me puse a trabajar.

Y ahora estás en el único sitio que mi padre no perdió

cuando se arruinó.

Trabajó toda su maldita vida

para que un buen día el banco

se lo quitara todo.

(SUSURRANDO) Se colgó de un árbol.

No dejó ni una nota.

Toda una vida para acabar colgado de un árbol.

(Ruidos)

Así que tú estás aquí

por culpa del padre de tu amigo Juan,

el dueño del banco,

José de Castro.

Un tío que, por cierto, nos va a pagar una buena pasta.

Pero...

Pero nosotros no tenemos ninguna culpa.

Juan tampoco.

-Mira, no se puede hacer una tortilla sin romper unos cuantos huevos.

Así que ya puedes imaginar

que, si hace falta, volveré a ser el hombre

que mi padre no quería que fuera.

Oye...

¿Cuándo me vas a soltar?

-Aversión, mala voluntad, siete letras.

¿Se te ocurre algo?

¿Puedo pasar? Sí.

(Cierre de puerta)

¿Te importa si...? No, claro.

Juan...

Una cosa, lo del beso de antes, que...

(Música in crescendo)

(Gimen)

(Gemidos)

(Suspira)

Mierda, me he dormido.

(Suspira)

¿Has visto mis calzoncillos? No.

(Resopla)

(Resopla)

(Música)

(Suspira)

(Suspira)

Mira, Juan, creo que tenemos que hablar, ¿eh?

Lidia, luego hablamos, ¿vale?

(Música)

(Resopla)

(Trinos)

(Sonido oleaje)

¿Sabes lo que más me gusta de este sitio?

¿El qué? Estar contigo.

Claudia...

¿Claudia?

¡Claudia!

¿Quieres un café?

No.

¿Estás haciendo café? Sí.

Hazme uno, porfa.

(Suspira)

¿Qué será de Tony?

-Quiero una maldita prueba de que Juan está vivo.

-¿Ibas a colgar?

-No, no, no iba a colgar.

-Sí, ibas a colgar, siempre lo haces.

Sueltas tu frase y luego cuelgas.

-¿Qué mierda es esta? ¿Ahora somos un matrimonio?

¿Cómo quieres que cuelgue con toda esa información

"que tienes sobre mí?".

-Tendrás tu prueba.

Pero, de momento, vete preparando 435.346 euros.

-Pero ¿qué mierda de cifra es esa?

-Es justo lo que perdió mi padre:

435.346 euros.

-¿435...?

-"435.346 euros".

(Pitido)

¿Lo has anotado?

¿Oye? ¿Oye?

Me cago... (SUSURRANDO): En su puta madre.

-Pablo,

necesito que me averigües qué cliente nuestro

perdió 435.346 euros en acciones preferentes.

4-3-5-3-4-6.

(Música)

Eres mucho más cabrón de lo que pensaba.

¿Qué dices?

Que te has follado a Lidia, Juan.

Solo hemos dormido. Que os he escuchado.

Vale, sí, me la he follado. Fue un error, estaba borracho.

No tendría que haber pasado.

Aun así, no sé a qué viene ese ataque de celos,

después de toda la mierda que soltaste ayer.

¿Esto lo has hecho por lo de ayer? ¿Para joderme?

No te flipes, ¿eh?

Tampoco eres el centro del universo.

No, no te confundas. Esto no es por mí.

Es por Lidia.

Que siempre has sabido lo que sentía por ti

y te importa una mierda.

Mira, Lidia ya es mayorcita.

Seguro que sabe cuidarse sola.

¿Sabes qué?

Antes te dije que no habías cambiado, pero es que estás peor.

Eres un egoísta.

Y te da igual joder a cualquiera por tus caprichos.

¿Has terminado?

Creía que podíamos ser amigos.

Yo no te lo he pedido.

(Llora y gime)

Claudia, lo siento muchísimo.

De verdad, lo que he hecho no está bien.

Pero no sabía que tú seguías sintiendo algo por Juan.

Ya lo sé.

Ya sé que no lo sabías.

(Ruidos de golpes)

Para mí eres súper importante, no quiero perderte,

y menos por este gilipollas. Ya lo sé.

(Murmura)

No sé, me muero de la vergüenza.

No quiero bajar. He hecho el ridículo.

(Suspiro)

Eres una de las tías más fuertes que he conocido.

(Música)

(Grito apagado)

(Golpes)

(Motor)

¡Chicas!

¡Chicas, chicas, bajad a la puerta!

(Música expectante)

Tony... ¿Qué coño le has hecho?

¿Cuándo nos soltarás?

-Si hacéis lo que os dice este, en nada estaréis fuera.

Ahí tenéis comida.

¡Tony!

Estoy bien, estoy bien.

"Estoy bien, estoy cansado"

Pero ¿qué ha pasado? ¿Dónde has estado?

Estuve corriendo un buen rato por el campo.

No veía nada.

No tenía ni idea de dónde estaba. Y el tío éste me iba pisando el culo

No he corrido así en mi vida.

Pensaba que le había dejado atrás, pero es que apareció otro.

¿Qué otro?

¿Hay dos? Hay dos.

Con el del pasamontañas se puede hablar, con el otro no.

Por favor, no le digáis nada, es un puto salvaje.

Vamos a ver, vamos a ver...

¿Les has visto la cara?

No. ¿Seguro?

Sí tío, no les he visto la cara, no he visto nada.

(Resopla)

Y vais a flipar.

Nos ven por un circuito cerrado de cámaras.

¿Cómo? ¿Qué dices?

"Hay cámaras por todos los lados. ¿Qué dices?"

Si las tocamos, nos cortan los dedos.

También sé por qué estamos aquí.

¿Por qué, Tony?

Por tu padre...

Y tu banco.

No...

No es mi banco.

Me da igual, Juan.

El padre de uno de los secuestradores

se colgó de un árbol.

Porque le quitasteis todo lo que tenía.

(SUSURRANDO) Hijos de puta.

Tenemos que grabar un mensaje mirando a este espejo.

(Ruidos)

Este es el mensaje.

Si el padre de Juan paga, nos sueltan.

Y, si no paga...

Es una carnicería.

Tony, ¿qué dices?

¿Por qué dices eso?

"Chicas, yo entrego el mensaje. ¿Por qué dices eso?"

Me lo han dicho a mí. Vamos a grabar.

Sí, me lo han dicho. ¿Les crees capaces?

¡Eh, vamos a grabar esta mierda!

Poneos delante del espejo.

Vale, estamos, ¿no?

Hola, papá.

Llevamos tres días secuestrados.

Tienes 24 horas para pagar lo que te piden o nos matarán.

-¡Hermano!

Están grabando el mensaje, ¿eh?

En cuanto lo hagas, nos dejarán ir, pero, si no,

les cortaremos los dedos,

uno a uno, luego los brazos, las piernas...

y te enviaremos el trapo envuelto en papel de plata.

Pero...

Es literal, papá.

Ya sabes cuánto dinero quieren y ya conoces sus motivos.

Esto es solo un mensaje para que veas que estoy bien,

que estamos bien.

No podemos decir nada más.

Es una orden.

Adiós, papá.

"Hola, papá.

Llevamos tres días secuestrados.

Tienes 24 horas para pagar lo que te piden o nos matarán..."

(Agua caer)

(Suspira)

¡Dios!

¿Qué haces aquí, Juan?

Quería pedirte perdón. No hace falta.

Mira, lo que ha pasado... Juan,

que no me arrepiento, que yo también quería follar.

Que no tienes que venir aquí a decirme nada,

que soy mayorcita,

que no sé qué os pensáis los tíos, de verdad.

Vale.

(SUSURRANDO)Vale.

Entonces...

¿Todo bien? Todo bien.

Vale.

Espera, siéntate aquí un momentito.

A ver.

No está todo bien.

Si crees que venir aquí y decirme esto

va a hacer que te sientas mejor,

pues no te va a servir.

Y la verdad es que a mí, como tú te sientas, me da igual.

A ver, Juan...

Que estoy enamorada de ti desde tercero de la ESO,

Desde la primera vez que nos sentaron juntos,

cuando ni siquiera habíamos hablado casi.

Y tú nunca me has hecho ni caso.

Es más, empezaste a salir con mi mejor amiga.

Juan, que no pasa nada.

De verdad, es que no pasa nada.

Que follar contigo ha sido una liberación, de verdad.

Que...

Es que no he sentido absolutamente nada.

Creo que eres un mierdas, Juan.

De verdad. ¡Eh! Ya está.

Y si no te importa,

me quiero cambiar, así que te puedes ir.

(Suspira)

#Cantan en inglés#

Mira, prueba esto.

Está bueno, ¿eh?

Sí que está bueno.

No tengo champiñones, pero me sale bien.

No estés tan triste, ¿no?

#Cantan en inglés#

-¿Has visto el vídeo?

-Sí.

-¿Nos dejamos de hostias y acabamos con esto de una puta vez?

-¿Era necesario tratar tan mal a mi hijo?

-Al final todos tenemos a alguien que nos importa. ¿No?

Pensarás que esto es solo por dinero.

No te confundas.

Es por justicia.

-La venganza no es justicia.

-Es un tipo de justicia.

Y en este juicio yo soy juez y parte.

Deberías saber una cosa.

Estos días, cuando hablaba contigo, solo tenía una imagen en la cabeza:

-Quiero a mi hijo de vuelta.

-Cada día me he sentado aquí, junto a un árbol,

en un bosque por el que solía pasear con mi padre.

(Música)

-"Me importa una mierda tu historia, dime qué es lo que tengo que hacer".

-Te voy a dar un número de cuenta. Apunta.

(Ruidos)

Ahora te llamo.

(Trinos)

-¿Ha pagado ya?

-Ahora vengo, tengo que volver a llamar.

-Tranquilo... Eh, hermano, ¿dónde vas?

Llama desde aquí, ¿no?

¿Qué es lo que no puedes decir delante de mí, eh?

-Ya te lo dije, Pedro, aquí mando yo.

-Hermano,

se te están subiendo a las barbas, ¿eh?

Vale, tranquilo, hombre, tranquilo, ¿eh?

Llama desde aquí.

Yo me voy al pueblo a comprar tabaco.

Todo tuyo, hombre, todo tuyo.

(Música)

(Ruidos)

No puedo más.

Quiero irme.

Pues yo estoy empezando a divertirme y todo.

Quiero que el padre de Juan pague ya.

¿Y si no paga? Pagará.

¿Seguro?

Ay, déjale, está como nosotros.

(Ríe)

¿Quieres dejar ese rollito de tía madura y comprensiva?

Joder...

Estoy de tu parte.

Tú te crees superior, ¿no?

Nos miras a todos por encima del hombro.

Estás tan jodida como el resto.

¿Cuánto tardaste en reconocer que eras lesbiana, eh?

De puta madre, Juan.

De puta madre.

¿Tú disfrutas, no, con todo esto?

Metiéndote con Tony.

¡Follándote a Lidia! ¿Eh?

Pues sí, follándome a Lidia, ¿qué?

¿Erais vosotros los que follabais?

¡Joder, Lidi! Sí.

Juan, eres un cutre.

(Ríe)

¿Y tú con tus consejitos de mierda de manual de autoayuda?

Te estás pasando, Juanito, te estás pasando.

Oye, ¿le caigo bien aquí a alguien? No.

Mira, yo solo quería recordar lo que nos une:

Beber, charlar y recordar toda la mierda que nos une.

Ya, es que lo que nos une contigo es que hemos ido juntos al colegio.

¿Y, entonces, para qué mierda habéis venido?

¿Para contar que quieres montar una copistería?

Empresa de digitalización, Juan.

Ni empresa de digitalización ni hostias.

Una mierda de copistería.

Mira, este secuestro es lo mejor que nos ha pasado

para darnos cuenta que somos unos putos extraños

los unos con los otros.

No me vas a tocar los huevos, ¿vale?

Por favor, déjame en paz, que estoy muy tranquilo.

¿Seguro?

Cuando yo te miro, solo veo una cosa,

la mierda del hijo del conserje.

¿Qué coño acabas de decir?

Lo has oído perfectamente.

Mira, eres un puto cínico.

¡Y te partía la cara ahora mismo!

¡Joder!

¡Ahora sí que te voy a partir la cara!

(Suspira)

-Apunta.

C-H-3-7-5-4

2-3-7-6-5-2.

-¿Una cuenta en Suiza?

-Tienes dos horas para hacer el ingreso.

¿Me vas a partir la cara? ¡Pártemela!

Siempre has pensado eso de mí.

¡Eres un punto mierda, puto pijo!

-Haz la transferencia ya de una puta vez.

-¿Cómo sé que puedo fiarme de ti?

-No puedes.

-Quiero saber que Juan está vivo antes de soltar el dinero.

-Lo único que tienes que saber es la cifra:

435.346 euros.

(Música en crescendo)

-¿Y qué pasa con la información que tienes sobre mí?

(Música en crescendo)

¿Oye?

¡Oye!

(Música de ópera)

Hijo de puta...

Vamos, cuándo quieras.

(Discuten)

(Música de ópera)

-Solo he pedido 100000, solo 100000.

Para ti son 20.000". ¡Tu puta madre!

(Música de ópera)

(Música de ópera)

¡Te voy a reventar la puta cabeza! ¡Hijo de puta!

(Música de ópera)

¡Chicos! ¡Suelta toda la puta mierda!

¡Tony, Tony! ¡Suelta tu mierda!

¡Te voy a reventar la puta cara! Te gustaría tener mi puta vida.

(Música de ópera)

-Que coño haces...¡Joder!

-¡Inclina! -¿Qué coño dices?

-¡La maldita horizontal! ¡Hijo de puta!

(Música de ópera)

(Gritos)

(Música de ópera)

Bueno, chicos, perdonad,

antes me he pasado un huevo.

Tony, perdona, tío...

Venga, cuando salgamos de aquí,

las cosas serán diferentes, estamos todos muy nerviosos.

Las cosas están claras, Juan. El único que está nervioso eres tú.

Sí, yo también las tengo claras.

Venga, Tony, que somos amigos, tío.

Éramos amigos.

Ya no.

No estamos obligados a ser amigos, ¿sabes?

No hay que darle más vueltas.

Me voy a la ducha.

(Ruido conexión)

(Sonido agua)

(Música)

-Buenas tardes, chicos.

¿Ha pagado mi padre? -Tranquilo, chaval.

Ya hablaremos de tu padre.

Yo solo quiero presentarme.

No quiero ser un maleducado.

A la pared. ¡Contra la pared!

Muy bien, tú eres la dulce Lidia.

¡Bú!

(Risas)

¿Y Claudia?

¿Dónde está mi Claudia?

(Música expectante)

-Lo siento, chicos, pero... ¡Eh!

Te voy a tener que atar.

No, hombre, no... -¡Eh!

Tranquilito, chaval, ¿eh?

(Ruidos)

-Hola.

Sal de la bañera.

¡No! ¡Que salgas de la bañera, joder!

Por favor.

(Ruido del agua)

(Suspiro)

-Vístete.

Vamos, vamos, va, va.

Tira, coño, tira.

¿Adónde vamos? -A mi coche, el rojito de ahí, va.

¡Vamos, hostia!

Eh.

Vamos, chaval, va, tú conduces.

¿Dónde está el otro? ¿Eh?

-Cállate y conduce, entra en el coche.

Cariño, tú y yo en el coche, vamos aquí los dos.

Como si fuéramos novios. Venga, abre, cariño, abre va.

Entra en el puto coche.

(Portazo)

Arranca el puto coche. ¿Adónde vamos?

Oye esto...

Esto es una locura. Vamos dos chicos con...

Con un tío con una máscara de cerdo y una escopeta.

Nos va a parar la policía. -No pasa nada, cariño.

Estamos juntos. Arranca el puto coche.

(Motor)

A ver, relájate, ¿vale?

A ver, tenemos bien el starter ¿vale?

Pisa el embrague suavecito

y ahora, fuerte.

-No pasa nada, no pasa nada. Bien. -Déjalos ir.

-Joder...

¡Me cago en la puta! Ahí quieto, ¿eh?

-Déjalos ir. -¿Qué haces aquí, hermano?

-Ya te lo dije, Pedro, aquí mando yo.

-Aquí mando yo, joder. -¿Dónde están los otros?

Están en la casa.

-Quieto, te he dicho que en el coche.

Mira, eh, si lo que quieres es dinero,

en mi casa hay cien mil euros en metálico.

-Cállate, joder. -Calla, chaval.

Ya está, se acabó.

Tendrás los veinte mil euros.

-No, no, me has engañado desde el principio.

Sabías perfectamente lo que ibas a cobrar.

¡Lo sabías! Eh, tranquilo, hazle caso.

-¡Pedro, mírame! ¡Mírame, Pedro!

No lo he hecho por joderte, lo he hecho por tu bien.

Si quieres, te daré la mitad.

Doscientos mil euros.

Va, Pedro...

-Podemos empezar una nueva vida. -No, no...

No quiero empezar una nueva vida contigo.

No quiero, yo quiero irme con mi piba.

-¿Dónde está mi piba? -¡Pedro!

-¿Dónde está mi piba! -Pedro.

¿Dónde está mi piba? ¿Dónde está mi piba?

(Música expectante)

¡Chicos!

¡Rubia, rubia! ¡Chicos!

¡La navaja!

¡Papá! ¡Eh! Haz la transferencia ya.

-¿Cómo sé que no te matarán luego?

Me van a matar igual, ¿qué más da?

(Música expectante)

-Vámonos para casa.

(Barullo y gritos)

-Hecha.

Vale, ¡eh! Ya está hecha. Está hecha, está hecha, ¡eh!

-Pedro, no.

¡Quiero mis cien mil euros!

¡No, no, no!

(Disparo)

¡Juan!

¡Juan, Juan!

(Música)

(Música expectante)

(Apertura de puerta)

-Coñac.

(Ruido de la taza)

Menuda mierda de bar.

-¿Ha averiguado algo la policía?

No.

Y esto, ¿qué?

No estaba en el puto plan que me pegases.

-Un mensaje para tu padre.

Tampoco estaba en el plan que tu amigo se escapase.

Ni que tu hermano apareciese.

-La pasta.

(Ruido de arrastre)

-¿Me puedo fiar de ti?

Debes.

Hay más dinero del que habíamos acordado.

(Ruidos)

-Nunca he sabido muy bien por qué has hecho todo esto.

Por mi madre, ya lo sabes.

-No te confundas, Juan.

En esto, somos iguales.

Yo utilizo a mi padre y tú utilizas a tu madre.

Pero, en el fondo, lo hacemos por nosotros mismos.

¿Cómo te sientes ahora?

Me siento igual.

No he sentido ningún alivio.

-El alivio no importa, Juan.

Solo importa la venganza.

Hay que tener los huevos muy grandes...

Para ir hasta el final.

Tengo la impresión de que has hecho todo esto

para que tu padre te hiciera caso.

¿Pero sabes qué?

Está bien jodido.

¿Qué dices?

¿De qué mierda estás hablando?

(Música)

(Suspiro)

-¡Cuídate, amigo!

"Esa misma tarde, saltó el escándalo.

Fermín utilizó toda la información que le di.

Todo el mundo tienes sus cárceles.

Y casi nunca se puede escapar de ellas".

(Música y créditos)

Inhibidos - 'Inhibidos', la película

Dorien, mejor contenido online

A Dorien se le premió por haber producido el mejor contenido online. Este thriller de misterio ambientado en el barrio madrileño de Malasaña que homenajea y actualiza un clásico literario, "El retrato de Dorian Grey", desarrolló una fuerte estrategia transmedia con el instagram oficial de Dorien (Carolina Bang); "Entre libros", el canal literario de Marta (Macarena Gómez) y material exclusivo que iba compartiéndose en las redes.

No recomendado para menores de 12 años
Transcripción completa

(Notificación de móvil)

(Notificación de móvil)

(Tecleo en él móvil)

(Notificación de móvil)

(Tecleo en él móvil)

(Notificación de móvil)

(Música electrónica)

Ya, ya, ya, ya. Perdón, perdón. -"Perdón, perdón, perdón", no.

¿Cómo estás?

Joder. ¿Qué excusa tienes?

Un microteatro de loft.

¿Qué? ¿Qué? -¿Perdón?

¿Un microteatro? -Sí.

Actuaba una amiga mía y tenía que ir a verla.

Sara.

Sí, tío. -Bueno, ¿y qué tal?

Como siempre, una puta mierda.

Oye, ¿has visto a Javi?

¿Javi? -Ajá.

Es que no le encuentro.

Pues creo que estaba por allí. -¿Sí?

Sí. -¿Y qué, cómo ha ido el estreno?

Bien, bien, el estreno bien, muy bien.

¿Estás contento? -Ajá.

¿Y quieres que suba mañana el cartel de la peli en mi Instagram?

Bueno, me harías un favor. -Pues no tienes ni que pedirlo.

Nos vemos. -Luego te invito a...

a una copilla. -No me invitas a nada.

No tienes que hacer nada de eso. Chao.

Luego nos vemos.

Me han dicho que si llegas a 40 000 seguidores,

te pagan un pastón. -Yo no sé los que tengo.

Hola. -Hola.

-Hola. Qué guapa estás, "jodía".

Como siempre.

Oye, ¿habéis visto a Javi? (AMBAS) Sí.

Lo he visto antes por ahí al fondo. -Sí.

¿Con chicas o con chicos? -No, estaba con unos amigos.

Nada de tías. -Pues luego os veo.

Espera, vamos a hacer un selfi. -Ah.

Venga.

(Disparo de foto)

Genial. -Pues luego os veo.

Vale. -Por cierto, son 50 000.

Ah.

Tío, estoy supercontento.

Me han llamado para presentar un "late night".

¿Sabes lo que es? Tipo Eva Hache, Buenafuente... ese rollo "top".

Y empiezo a rodarlo en dos semanas. -Me han dicho que vas de reportero,

con la alcachofa y tal. -Sí.

No, no, sí, sí, de reportero.

Lo que pasa es que los reportajes los presento yo.

¿Entiendes? -Ah, vale.

Eso soy yo. Ahí estoy... -Sí, sí.

Bueno, yo... yo voy a hacer ahora una obrita de teatro.

Voy a estrenar en... en el Pavón. -¿Pavón?

Teatro. (AMBOS) Ah.

Y, bueno, a ver, que es Miguel del Arco, ¿sabes?

Que no me ha hecho ni castin ni...

O sea... vendréis a verme, ¿no? -Sí.

Yo es que ando liadísimo, oye,

porque empiezo a rodar... ¿la última película de Pedro?

¿Qué Pedro, Almodóvar?

No. No, Pedro Jaén,

que ha hecho un corto... Lo está petando con los cortos.

Perdonad, pero ¿habéis visto a Javi?

Sí, lo tienes ahí. -Ahí al fondo.

Pues a mí me encanta Jaén.

O sea, me parece que es un país que tiene mogollón de cultura...

-Y aceite, mucho aceite.

Hola. -¿Qué, cómo estás?

¿Qué, cómo estás? -Muy bien. ¿Y tú qué tal?

Con ganas de verte.

¿Sí? Yo también.

-¿Sí?

¿Y qué tal?

¿Me has echado de menos?

Blanca.

Blanca.

Blanca, ¿qué te ocurre?

(TOSE)

¿Blanca?

Blanca.

Blanca, ¿estás bien?

¡Ah!

(Sintonía de la serie)

(RÍE) O sea...

Venga, Dorien, o sea... Eso no fue así.

¿Cómo que no fue así? Pues que no fue así, tía.

O sea, Scott me miró a mí.

A mí, no a ti.

A ver, si no te gustan los tíos, ¿qué más te da?

Ya, bueno. A mí me gusta que me... que me miren,

y sobre todo me gusta...

que me den amor.

Sabes a cerveza, y eso me gusta.

Ah, ¿sí? Ajá.

(OFF) (RÍE) No.

Si es que ahora llaman fiesta a cualquier cosa.

¿Has visto qué sitio y qué gente? ¿Repetimos?

Eh. Esto no es uno de tus muebles de IKEA.

Coge un posavasos.

Perdón.

Aquí.

Limpio.

Muy bien. Muy bien, muy limpio.

Bueno...

Quiero eso que te has metido, porque tienes una energía...

Ah, ¿sí?

Dorien.

(Notificación de móvil)

(Notificación de móvil)

¿Adónde vas?

A la entrevista.

Vale, vale, vale. Espera un momento que me vista.

No, tú no vienes.

Oye, y cuando te vayas, no hagas lo de siempre y haz la cama.

(Puerta cerrándose)

Marcos.

Despierta, que te has quedado dormido.

Marcos.

Pensé que me ibas a esperar.

¿Qué?

Que se supone que íbamos a ver el último capítulo juntos.

Ah.

No, no lo he visto.

Yo qué sé, mi amor. Sabes que me cuesta dormir.

Pero vamos, lo veo contigo otra vez y listo.

Me da igual, Marcos. Es el detalle.

Yo quería verlo contigo. Bueno, lo siento.

Tampoco es para tanto.

¿Y si te dijera que he empezado a ver

la tercera temporada de "Twin Peaks" sin avisarte?

¿Cómo te sentaría? ¿La has visto?

No. No ha empezado.

Ah, y te recuerdo que yo te esperé una semana, una semana entera,

para ver el último capítulo de la serie esa del...

esta, el... el detective...

"True detective". Esa, "True detective".

¿Qué te crees, que no me moría de ganas de verla del tirón?

Pero aguanté, aguanté como hacen las parejas normales.

Bueno, pues yo no he aguantado. Lo siento.

Soy... Soy un monstruo infame que no...

que no merece vivir por no esperar a su novia.

¿Qué quieres que le haga? Nada.

No quiero que hagas nada, como siempre.

(Notificación de móvil)

(Tecleo en el móvil)

(Notificación de móvil)

¿Quieres que te haga un café?

No. No, me tengo que duchar, que... que llego tarde.

Te quiero. Y yo.

(HOMBRE, OFF) "¿Cómo se definiría Dorien a sí misma?".

Bueno, yo me considero una artista conceptual

que utiliza la fotografía, más que una simple fotógrafa.

¿Y qué pasa por... por tu cabeza

cuando te entregan el Best Lifestyle Influencer

de los Cosmopolitan Lifestyle Awards?

Bueno, no te puedes creer

la "influencer" más importante de Europa,

pero se agradece. Bueno,

¿y cómo consigues que se pongan delante de tu objetivo

todo tipo de personalidades,

como políticos, escritores, músicos...?

Incluso estrellas de primer orden de Hollywood.

¿Qué es lo que buscan en tu trabajo?

Bueno, quieren que les haga una buena foto.

Nada más.

¡Hombre!

Mira quién nos honra con su presencia.

Pensaba que ya no venías.

Fausto, no me toques los huevos tan temprano.

Sería tan temprano de haber venido a tu hora,

pero es que son las 12:00

Siempre dices que es la mejor hora para publicar.

Sí, cuando la gente lleva tres horas en el trabajo,

está hasta la polla y quiere desconectar.

¿Me traes algo?

Eh... Sí, sí.

Eh... Sí.

Tengo un artículo sobre los Strokes.

Para.

¿Alguien sabe quiénes son los Strokes?

Eh... A ver, no te hagas el imbécil, macho.

Estuvimos en un concierto juntos. En el 2002, Marcos, en el 2002.

Bien, vale, pues...

Puedo hacer una reseña

sobre el último libro de Karl Ove Knausgard,

sobre el primer libro de "Mi lucha", "La muerte del padre",

y su influencia en "Tiene que llover".

¿Alguien sabe quién es un tal Karl Ove Knausgard?

(SUSPIRA)

Ricky, ¿tú con qué estás?

Las 20 mejores posiciones que prefieren las tías para follar.

Claro, porque tú de eso entiendes un montón, ¿verdad?

Marcos, "clickbaits", quiero "clickbaits".

¿Ahora qué somos, la "Súper Pop"?

No estamos en 2003.

El mundo ha evolucionado. Ponte las pilas.

"Bueno, vamos ahora con todas las cuestiones que nos llegan

a través de nuestra aplicación".

"Si no estáis ya dentro"...

de ella, meteros y podéis preguntar lo que queráis

a nuestra artista fotógrafa eh... "performance" favorita,

Dorien.

Empezamos con la primera pregunta que nos llega

a manos de José Luis, que empieza diciéndonos...

que está literalmente infartado

al poder estar comunicándose contigo,

que eres la artista absoluta,

que todas y cada una de tus obras transmiten de una manera absoluta

energía y todo tipo de emociones, emociones agresivas,

intensidad absoluta...

Gracias, José Luis, pero ¿cuál es la pregunta?

La pregunta de José Luis llega más tarde, y es...

eh...

"¿Cómo te sientes al tener 1 810 000 seguidores en Instagram?

"Igual que con 1 809 000".

"Poca diferencia, ¿no?".

-¿Por qué no la entrevistas a ella? ¿En serio?

Otra "youtuber", "instagramer", "blogger"...

También fotógrafa, y el tipo de personaje

que interesa a nuestros lectores. Quiero página y media de ella.

A ver... Para esta tarde.

(CHISTA) Cuando acabe con esto,

me pongo con las diez mejores hamburgueserías cuquis de Malasaña.

Vas camino del Pulitzer.

¿El qué?

(Teléfono)

(PRESENTADOR WEB) "Seguimos con Clara, desde Zaragoza;

quiere saber si eres dura detrás de tu objetivo

y qué opinas de las mujeres

que acaban irreconocibles a base de bótox".

"Bueno...".

No soy nada dura, la verdad.

Yo admiro a la gente que fotografío.

Para mí es fundamental sacar la esencia de cada personaje.

Me gusta gustar a la gente,

"en esto consiste todo".

"Y, bueno, en cuanto al bótox de las actrices,

pues la verdad es que me imagino que será por la presión".

"Yo, por suerte",

no lo necesito. No, desde luego que no.

"También tenemos a Raúl, que pregunta:

'¿Qué recuerdos guardas'"...

"de tu paso por la facultad de Imagen?".

¿Raúl qué?

"Raúl... A ver, Raúl Marín...".

"Que, de hecho, nos acaba de mandar una foto".

Guau. Eh...

Parece que era dura la vida de estudiante.

Es un "fake" o...

¿Es...? ¿Es real? Bueno, podría ser mi madre, ¿no?

La verdad es que nos parecemos un poco, ¿no?

Y qué casualidad que las dos hayamos estudiado Imagen.

No sé, a lo mejor debería invitarla a cenar,

como Scarlett Johansson, que invitó a esa viejecita

que se parecía a ella de joven. Sí, recuerdo esa... historia.

Bueno, señores, es un placer, lo hemos pasado muy bien,

pero tenemos que ir terminando. Se quedan muchas preguntas

"en el tintero, pero el directo es así".

"Tenemos que agradecer que hayas venido".

"Ha sido un placer, Dorien". "Muchas"

gracias, un placer. Un placer, y...

nos vemos la próxima semana.

(Disparo de foto)

(Disparo de foto)

(Disparo de foto)

Ponme un 16. Se va a salir del forillo.

Me da igual. ¡Hola!

Bueno, ¿qué? Cuenta. ¿Qué tal la entrevista?

Cambiamos de objetivo. No tardamos nada.

"Okay", no te preocupes.

¿Conoces a un tal Raúl Marín?

¿Raúl Marín?

Raúl Marín... No, no me suena. ¿Por qué?

¿Ha ido mal? ¿Qué pasa, no la has visto?

Ah, sí, el de la foto. Hostia, tía.

Qué hijo de puta, ¿no?

Sigue tú. ¿Yo?

Y no me saques el forillo. Vale, pero ¿adónde vas?

Tengo esta tarde una entrevista con un tal Marcos...

Marcos no sé qué. Eh... Vale.

¿Y cómo no voy a sacarte el forillo si me has puesto un 16?

Tú tira.

Venga, va, ponte ahí.

Llevo media hora hablando, ¿y solo has apuntado eso?

Sí. Sí, es un... es un resumen.

Es lo que los profesionales suelen hacer.

Ah, ¿sí? Sí.

¿Me lo lees? Eh...

No, no creo que te vaya a gustar.

Venga, dale.

"Okay".

(CARRASPEA) "Otra moderna flipada".

Bueno, podría ser peor.

Llevo años haciendo entrevistas

y sé perfectamente cuándo alguien no se las ha preparado.

No has mirado mis fotos en Instagram

ni mi TL de Twitter...

¿Sabes lo que es un TL? No, no tengo ni idea.

Yo es que soy más de CDs, DVDs, VHSs.

¿Los conoces?

En cambio, yo sí he hecho mi trabajo.

Te he buscado en redes sociales, y nada.

¿Qué pasa, que no van contigo?

Si quieres, lo podemos dejar aquí.

Yo ya tengo material suficiente. Pero si no me has preguntado nada.

Ya, por eso.

A ti lo que te pasa es que piensas que si la vida fuera justa,

te estaría entrevistando yo a ti, y no al revés.

Pero te voy a dar un consejo.

En vez de enfadarte, ¿y si piensas qué es lo que has hecho mal?

Porque ¿cuántos años tienes, 40, 41...?

Se te acaba el tiempo, ¿no?

Perdona, paga ella.

Ponme otra.

¿Te sirvo? Sí.

Marcos, por favor, no me hagas ningún "spoiler", ¿eh?

Aunque te pregunte, no contestes.

Ni levantamiento de cejas ni gestitos ni nada. ¿Vale?

Gracias por ver otra vez el "capi" conmigo.

(CARRASPEA) Vamos allá.

(Televisor en marcha)

(Dorian "A cualquier otra parte")

# Ver que ya no piensas en mí,

# que ya no crees en la gente,

# que tomas pastillas rosas

# y te has vuelto nihilista

# y sueñas con no soñar.

# Entraría en tu luz

# con una canción sencilla,

# tres notas y una bandera

# tan blanca como el corazón

# que late en tu cuerpo de niña.

# Estaría tan lejos de ti

# que ya no recuerdo el momento

# en que te dije por última vez

# que el cielo se está abriendo,

# y se abre bajo tus pies,

# y quiero que vengas conmigo...

# A cualquier otra parte.

# A cualquier otra parte.

# A cualquier otra parte.

# A cualquier otra parte. #

(Disparo de foto)

Una fiesta postestreno madrileño. Una muerte misteriosa. Una fotógrafa irreverente (Carolina Bang) y un periodista (Dani Muriel) que sufre la crisis de los cuarenta; profesionalmente, en una publiación digital dirigida al público millennial con un jefe intransigente (Javier Almeda), y personalmente, en un momento delicado con su pareja (Macarena Gómez). Una mujer con un misterioso pasado se ha convertido en una fotógrafa de moda. Los personajes más destacados de la sociedad quieren ponerse tras su objetivo, pero ella guarda un secreto que no querrá revelar, ni siquiera a su pareja (Dafne Fernández).

Playz, mejor lanzamiento de marca 

Playz recibió el premio a mejor lanzamiento de marca. El pasado 30 de octubre de 2017 se lanzó la plataforma y, desde entonces, aúna un repertorio de webseriesprogramas y documentales con los que se pretende dar voz a nuevos creadores e impulsar el talento digital. 

El resto de los premiados

Dele viaje fue reconocida como mejor webserie internacional; el premio a mejor actriz fue para Paula Jornet por Nosaltres;  el de mejor actor se lo llevó Pedro Brandariz por Peter Brandonmejor guion a Gonzalo Gurrea por Fracasados por el mundo, que también recogió el de mejor webserie comunidad valencianamejor webserie en construcción a Influencermejor webserie en valores a Liars; el Fidewhat the fuck fue para Carlinos; el premio del público fue para Todos queríamos matar al presidente José Antonio Pérez se llevó el premio honorífico por La niña repelente.

PLAYZ

anterior siguiente