Enlaces accesibilidad
Consumo sostenible

Comprar productos locales y de temporada, una de las apuestas de 12 ONG para salvar el planeta

  • Varias ONG han presentado un manual de supervivencia que ofrece pautas para mitigar el cambio climático
  • Entre las doce organizaciones se incluyen el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) y Amigos de la Tierra

Por
Un grupo de jóvenes se manifiesta por el clima en Valencia
Un grupo de jóvenes se manifiesta por el clima en Valencia EFE / ANA ESCOBAR

Ante la situación de emergencia climática, 12 ONG han presentado un manual de supervivencia con propuestas a consumidores “para no devorar el planeta”. Entre estos consejos, la Fundación Global Nature (FGN) recomienda la compra de productos locales y de temporada para evitar las emisiones de gases nocivos como el metano y el CO₂, que se generan durante el transporte de la mercancía hasta nuestros hogares. 

Según un comunicado de Amigos de la Tierra, el texto tiene el objetivo de “concienciar sobre las consecuencias ambientales, sociales, económicas y de salud derivadas del modelo productivo y de consumo vigente”. La intención de este manual de supervivencia no es otra que ser una obra de divulgación eficaz para transmitir contenidos científicos “en un lenguaje y formato accesible” para cualquier persona. Así, las 12 organizaciones del ámbito civil, social y medioambiental, pretenden alcanzar y concienciar a la mayor audiencia posible.

Entre las ONG se encuentran el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), Justicia AlimentariaAmigos de la Tierra y la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU).

Pautas para revertir el cambio climático

El manual ofrece una visión global sobre la situación medioambiental actual desde los diferentes enfoques de las organizaciones, pero sin duda lo más relevante del mismo son las pautas que se proponen a los consumidores para paliar y revertir el cambio climático. Algo sumamente importante para una sociedad que, en 2016, consumió como si tuviera 1,6 planetas a su disposición.

Cada una de las 12 organizaciones cuenta con un espacio dentro del documento en el que exponen tanto datos del cambio climáticos preocupantes relativos a sus áreas como sugerencias para influir en una mejora de los mismos. Entre los consejos que se ofrecen se encuentra el menor consumo de carnes rojas y carnes procesadas por parte de Justicia Alimentaria.

Las naranjas en verano vienen del otro lado del mundo emitiendo mucho CO₂ en su transporte

Asimismo, la Fundación Global Nature (FGN), sugiere la compra de productos locales y de temporada: “Las naranjas en verano vienen del otro lado del mundo consumiendo mucha energía y emitiendo mucho CO₂ en su transporte”. “Necesitamos agricultores preparados para afrontar el reto climático y de pérdida de biodiversidad” y “consumidores que apuesten por esas producciones agrarias”, concluye.

Lo más importante es recuperar nuestra relación rota con la naturaleza

Por su parte, WWF aprovecha para recordar la importancia de la naturaleza en nuestra calidad de vida y para señalar que, desde 2019, un millón de especies se encuentra en peligro de extinción: “Detrás de esta terrible situación está el ser humano y su dañina relación con la naturaleza”. “Lo más importante es recuperar nuestra relación rota con la naturaleza”, apunta la ONG. Para ello, señalan como indispensable un cambio en nuestro modelo de producción y consumo de energía y de alimentos gracias a la acción conjunta de administraciones, empresas e individuos.

Un consumo consciente ante una humanidad número rojos

Como recuerda el texto, el pasado 29 de julio gastamos todos los recursos naturales que la Tierra puede regenerar en un año. En un mundo en el que el consumo es el motor cotidiano, consumir no es un acto inocuo. “Nuestra responsabilidad es enorme y de nosotros depende el futuro del planeta y la supervivencia de nuestra especie”, señala al respecto José Esquinas, Ingeniero Agrónomo y Doctor en Genética, en la introducción al manual.

El cambio climático es una realidad y los seres humanos, con nuestra forma de vida, somos los causantes. Según el manual, en España generamos más de 22 millones de toneladas de residuos municipales anualmente, de los cuales de la mitad acaba en vertederos o incineradoras. Ante esta situación, las ONG apelan al “consumo Conciencia”, un modelo basado en la evidencia científica y la conciencia. Pero no solo se dirigen a los ciudadanos, sino también a las instituciones políticas.

Las organizaciones señalan como imprescindible “la voluntad política” materializada con presupuestos adecuados y con legislaciones acordes a la situación de emergencia climática. Asimismo, observan una necesidad de incrementar los presupuestos para la investigación científica y su divulgación. La formación es indispensable y, según las ONG, debe estar dirigida tanto a los partidos políticos y a todo el personal de administración como a sectores, intereses y edades diferenciadas de la población.

Noticias

anterior siguiente