Enlaces accesibilidad
Elecciones Alemania

Los Verdes, imprescindibles socios en las coaliciones de gobierno tras las elecciones alemanas

  • El partido de Annalena Baerbrock llegó a estar primero en las encuestas
  • Los Verdes alemanes atraen a electores a izquierda y derecha del espectro político
  • Las encuestas muestran que serán necesarias coaliciones de tres partidos tras las elecciones alemanas

Por
Annalena Baerbock, colíder de Los Verdes alemanes y candidata a la cancillería, en una imagen del 12 de septiembre. Foto: John MACDOUGALL / AFP
Annalena Baerbock, colíder de Los Verdes alemanes y candidata a la cancillería, en una imagen del 12 de septiembre. John MACDOUGALL / AFP

Die Grüne, Los Verdes, el partido ecologista alemán, está llamado a convertirse, según todos los sondeos, en la tercera fuerza del Bundestag (Parlamento) en las elecciones en Alemania del próximo día 26, en las que el país dirá adiós a Angela Merkel.

Las encuestas sitúan a los ecologistas como tercera fuerza con un 16% de sufragios y muy posiblemente en una coalición de gobierno que, si se cumplen los pronósticos, estará encabezada por el Partido Socialdemócrata (SPD) pero tendrá que contar con una tercera fuerza. 

Los Verdes llegaron a estar primeros en las encuestas, pero varias meteduras de pata de su líder, Annalena Baerbrock, les han vuelto a colocar como "segundones" y les condenan a tener que jugar el papel de muleta de alguna de las dos grandes formaciones, el SPD o la CDU-CSU (cristiano-demócratas).

Un partido verde diferente y de larga tradición

Esa disposición de Los Verdes para negociar a izquierda a derecha es algo que puede sorprender en España, donde las opciones políticas ecologistas suelen colocarse a la izquierda en el espectro político.

"El Partido Verde alemán tiene una naturaleza distinta a otros partidos verdes en Europa - explica a RTVE.es Francisco Seijo, profesor de Políticas Medioambientales en la IE School of Global and Public Affairs - Una diferencia importante es su independencia de corrientes ideológicas tradicionales, siempre se ha preocupado mucho de no ser considerados ni de izquierdas ni de derechas".

Las razones hay que buscarlas en su mismo origen. Aunque el partido fue fundado en 1980, "tienen muchísima tradición histórica, enraizada en una corriente de pensamiento ecologista que ha existido en Alemania prácticamente desde el siglo XIX", continúa Seijo. 

"En España, así como en otros países, la corriente eco-socialista de izquierdas es más dominante. En Alemania hay eco-socialistas, pero también gente profundamente conservadora. Por eso ha podido jugar el papel de un partido bisagra".

24 horas - La política verde, cada vez más importante para los españoles - Escuchar ahora

Su base de votantes es variada, aunque su principal fuente de apoyo sigue siendo un votante ecologista urbano, con educación superior, y buen nivel económico. "Pero en los länder [estados federados] más rurales también existe ese votante más conservador, con conciencia eco-nacionalista o regionalista incluso. Sobre todo ahora que el partido está controlado más por la facción Realo que por la facción Fundi".

Seijo se refiere a la tradicional división de Los Verdes en dos corrientes: la más "realista" o pragmática, y la "fundamentalista", más apegada a los principios fundacionales y supuestamente más intransigente. "Los primeros pueden orientarse a izquierda o derecha según interese", añade el profesor de la IE School. 

Ascenso y caída de Annalena Baerbrock 

Los Verdes vivieron su momento más dulce en esta campaña en mayo, cuando las encuestas pusieron a su candidata, Annalena Baerbrock en cabeza, y se especulaba con que la sucesora de Merkel en la cancillería pudiera ser por primera vez una ecologista. Más aún después de que las inundaciones de julio, con un saldo de más de un centenar de muertos, pusieran el foco en las consecuencias del cambio climático. 

Europa abierta - Annalena Baerbock, ¿una nueva canciller verde para Alemania? - escuchar ahora

Sin embargo, a mediados de agosto Olaf Scholz, el candidato del SPD, dio la vuelta a los sondeos y se colocó en cabeza

En mayo, Los Verdes estaban en cabeza y Baerbrock era la mujer del año y ahora es la chica de ayer

"En mayo, Los Verdes estaban en cabeza y Baerbrock era la mujer del año y ahora es la chica de ayer", ironiza Thomas Kreutzmann, periodista y excorresponsal de política interior de la ARD en Berlín.

La candidata verde, de 40 años y madre de dos hijos, daba el perfil necesario de estabilidad y moderación. Sin embargo, cometió un par de errores graves, recuerda Kreutzmann: plagió contenido de Internet para la publicación de un libro, e infló su biografía profesional presentándose como especialista en derecho internacional, cuando no lo es. "Esa chulería, esa jactancia, le ha perjudicado, ya no es tan popular", asegura el periodista en declaraciones a RTVE.es. 

Actualmente, las encuestas la sitúan en tercer lugar, con un 16% de proporción del voto. 

Seijo cree que, además de los fallos de imagen en una campaña electoral muy personalista, Los Verdes sufren tradicionalmente la falta de fidelidad de sus electores. "Siempre han tenido más simpatizantes que votantes, hay un voto útil que acaba yendo a la CDU o al SPD".

Posible socio en la coalición de gobierno

Seijo destaca que Baerbrock "ha perdido la oportunidad de postularse como líder de un gobierno de coalición". "Si se confirman las encuestas, lideraría el SPD y Los Verdes se verían en una situación de socio menor". Los ecologistas estarían de nuevo en una situación parecida la del gobierno de Gerhard Schröder (1998-2005) en el que el "verde" (y realoJoshka Fischer fue vicecanciller y ministro de Exteriores.

Scholz, en cabeza en las encuestas todavía en la recta final de la campaña, ha declarado que sus socios favoritos son Los Verdes.

"Los verdes tienen una cierta cercanía con el SPD - confirma Kreutzmann - Se distinguen en el tiempo de la transición industrial debido al cambio climático. El SPD es el partido de los trabajadores industriales, no quieren un cambio demasiado rápido que afecte a los puestos de trabajo".

Kreutzmann destaca también que a SPD y Verdes les une el objetivo de obtener más recursos para el Estado. "Ambos quieren revitalizar el impuesto de la propiedad, que existía hasta los años 90. La CDU lo rechaza enérgicamente". 

Sin embargo, lo más probable, según los sondeos, es que haga  falta un tercer socio. "Actualmente a día de hoy, lo más probable es una coalición SPD-Verdes-Liberales, la llamada coalición 'semáforo'. No excluiría una coalición SPD-Verdes-Die Linke [La Izquierda, el partido excomunista] pero hay grandes diferencias en política exterior, pacifismo, esos temas".

 En cualquier caso, la entrada de los ecologistas en el Ejecutivo no traerá cambios radicales. "La gran victoria de los verdes es que todas sus grandes ideas están ya aceptadas, como cuando Merkel aceptó el cierre de las nucleares - afirma Francisco Seijo - Los verdes ya no son radicales, son un partido de Estado". 

Noticias

anterior siguiente