Enlaces accesibilidad

Casado reprende el silencio de Sánchez ante las críticas de Podemos al rey emérito: "Quién calla, otorga"

  • El líder del PP reprocha a Sánchez que este martes eludiera las preguntas de los periodistas sobre las declaraciones de Belarra
  • La ministra 'morada' criticó los escándalos "de corrupción e impunidad" de Juan Carlos I y su "huida" de España hace un año

Por
El presidente del Partido Popular, Pablo Casado
El presidente del Partido Popular, Pablo Casado EFE/Zipi

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ha criticado este miércoles el silencio del jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, ante los ataques de ministros de Podemos a Juan Carlos I, coincidiendo con el primer aniversario de su salida a Emiratos Árabes Unidos por los presuntos negocios ocultos en el extranjero, y ha señalado que "si el Gobierno es único, la responsabilidad es compartida".

"Quién calla, otorga", ha afirmado Casado en un mensaje en su cuenta de Twitter, después de que la secretaria general de Podemos y ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, criticase los escándalos "de corrupción e impunidad" de Juan Carlos I y su "huida" de España, algo que calificó de "actitud indigna para no dar la cara por sus actos ante la ciudadanía".

De esta manera, Casado ha reprochado a Sánchez que este martes eludiera durante su visita a Mallorca, tras reunirse con Felipe VI, las preguntas de los periodistas, ante los que únicamente apuntó que "cada uno es responsable de sus declaraciones" y destacó el compromiso del Gobierno con "las instituciones constitucionales, con todas". No obstante, para el presidente del PP "si el Gobierno es único, la responsabilidad es compartida".

Montesinos dice que Sánchez es "cómplice" con su silencio

En la misma línea se ha pronunciado el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Montesinos, quien ha urgido al presidente del Gobierno a "demostrar su autoridad, si la tiene" y "hoy mismo desautorice a los ministros de Unidas Podemos que están atacando a la Corona e intentan erosionar a las instituciones del Estado".

A su juicio, en declaraciones a los medios a las puertas de la sede del PP, "Pedro Sánchez es cómplice con su silencio a este ataque irresponsable a las instituciones". Y ha reafirmado la defensa del PP a la jefatura del Estado y a la monarquía parlamentaria "que tanto bien han hecho al conjunto de los españoles en la defensa de la democracia y la libertad". 

Belarra publicó este martes en su cuenta de Twitter varios mensajes en los que consideró que "la huida de Juan Carlos I supone, a todas luces, una grave anomalía democrática en España que produce un enorme descrédito de las instituciones". Para Belarra, que el rey "viva a todo lujo en Abu Dabi mientras se persigue penalmente a quien hace una canción crítica con la monarquía pone claramente en cuestión, además de la libertad de expresión, el principio de justicia e igualdad ante la ley".

En este sentido, el vicesecretario general de Ciudadanos, Edmundo Bal, ve "sangrante y una vergüenza" que el presidente del Gobierno se haya callado ante los ataques que hacen miembros de su gabinete contra la monarquía y ha insistido que Sánchez tiene que salir a defender la Corona y a Felipe VI "de forma inequívoca". Además, Bal ha acusado a Podemos de aprovechar cualquier situación para arremeter contra la monarquía parlamentaria "el equilibrio de poderes y crear el caos".

Un año de la salida de Juan Carlos I  de España

Este martes 3 de agosto se cumplió un año de la salida de España de Juan Carlos I, quien decidió abandonar el país rumbo a Emiratos Árabes Unidos ante la "repercusión pública" de sus presuntos negocios irregulares en el extranjero, pero dejando la puerta abierta a un regreso que, aunque se ha rumoreado en diversas ocasiones, por el momento, no se ha materializado.

La salida del rey emérito, de 83 años, se venía fraguando desde hacía semanas, sobre todo después de que la Fiscalía del Supremo decidiera investigar el presunto cobro de 65 millones de euros en comisiones por la adjudicación del AVE a La Meca. Meses antes, Felipe VI ya había marcado distancias al anunciar que renunciaba a la herencia de su padre y le retiraba la asignación.

Dos semanas tardó Zarzuela en revelar el paradero del rey emérito, quien desde entonces se encuentra en Abu Dabi, invitado por el príncipe heredero Mohamed bin Zayed. Una estancia que, según ha aclarado el Gobierno, no se financia con recursos públicos, sino que el Estado solo se hace cargo de los sueldos de los tres asistentes que le acompañan.

Noticias

anterior siguiente