Enlaces accesibilidad
Turismo rural

Montejaque, un monumento natural en la Sierra de Grazalema

Noticias Agrosfera   Agrosfera  

  • Las numerosas cuevas hacen de Montejaque un paraíso para los espeleólogos
  • La cueva de Hundidero, con la de Gato, es Monumento Natural de Andalucía
  • Un reportaje de Agrosfera, los sábados a las 10.00 horas en La 2 de TVE

Por
Vista general de Montejaque, Málaga
Vista general de Montejaque, Málaga AGROSFERA

En el occidente de la Serranía de Ronda, dentro del Parque Natural de la Sierra de Grazalema, Montejaque muestra su perfil árabe. Llamado Monte Xáquez o Monte Saquir, Montaña Perdida, con Mojácar, Montejícar y Monchique, en el Algarve portugués, es una de las cuatro montañas consideradas sagradas por los árabes de Al-Andalus.

Presa de Los Caballeros o de Montejaque

Presa de Los Caballeros o de Montejaque AGROSFERA

Montejaque se encuentra en el valle kárstico del río Gaduares o Campobuche. Hace cien años se construyó la presa de los Caballeros para fabricar electricidad con la fuerza de sus aguas, pero las numerosas filtraciones impidieron que se pudiera utilizar.

El río Gaduares desaparecía en su momento antes de la construcción de la presa en la Cueva de Hundidero

Juan de Castro, de la Fundación Sierra de Líbar, relata la historia de esta presa en su momento fue pionera en Europa en cuanto a tecnología, de tipo bóveda: "El río Gaduares desaparecía en su momento antes de la construcción de la presa en la Cueva de Hundidero que está aproximadamente unos cien metros aguas abajo, y a partir de ahí volvía a aparecer como afluente del río Guadiaro en la Cueva de Gato. Esta presa lo que hizo es cortar el cauce como reserva de agua para esa producción de electricidad, pero el río sigue siendo, sigue teniendo esa misma función de desaparición y aparición por las filtraciones que tiene el pantano".

La cueva de Hundidero, un monumento natural

La presa forma parte hoy de un amplio proyecto turístico para hacer visitables sus instalaciones y esta parte del territorio. Y con ella, siguiendo unos centenares de metros, cauce del Gaduares abajo, la espectacular Cueva del Hundidero, monumento natural de Andalucía... Un sendero de casi cuatrocientos escalones conduce hasta ella. El descenso se realiza entre los impresionantes cortados que rodean el cañón por el que discurre bajo tierra el río. En la base, el camino está rodeado de abundante vegetación que llega hasta la misma entrada de la cueva, donde un cartel avisa al público de que está prohibido el paso. En la gran sala de acceso solo el canto de centenares de pájaros que anidan en sus paredes rompe el silencio.

 La espectacular entrada a la cueva de Hundidero

La espectacular entrada a la cueva de Hundidero AGROSFERA

"Este es el hito más importante, el activo más importante que tiene el entorno del monumento natural Cueva de Hundidero", dice Juan de Castro. "Esta es la sala principal de la entrada, tiene aproximadamente unos 70 metros de altura, tiene una anchura impresionante. Hay muchas salas enormes a lo largo del recorrido que se van a escanear y se van a publicar como recorridos virtuales para que cualquier persona pueda tener acceso a todas las bondades y las maravillas que alberga esta cueva", añade.

Cuando se realice el escaneado en el que intervendrá Juan junto a su equipo, Hundidero se podrá visitar de forma virtual. Ahora, por su peligrosidad, es visitable sólo para especialistas y con permiso.

 La boca de Hundidero, con sus 70 metros de altura, desde el interior

La boca de Hundidero, con sus 70 metros de altura, desde el interior AGROSFERA

"Es un recorrido de unos 5 kilómetros aproximadamente. Está compuesto por 10 u 11 lagos, numerosas salas y formaciones geológicas como la Gran Estalagmita, que es impresionante, la Sala del Aburrimiento, que tiene muchísimas formaciones. Es un recorrido impresionante", concluye Juan.

Montejaque, un paraíso para los amantes de la espeleología

El Montejaque su Centro de Interpretación de la Espeleología ofrece toda la información sobre las numerosas cuevas de la zona. También se puede conocer el desarrollo completo del complejo Hundidero-Gato.

Ángel Martínez muestra los 4,5 kilómetros de recorrido de Hundidero-Gato

Ángel Martínez muestra los 4,5 kilómetros de recorrido de Hundidero-Gato AGROSFERA

Ángel Martínez, expresidente de la Federación Andaluza de Espeleología, que está al frente del centro lo describe sobre un gran panel. "Vemos la galería principal, con todos los hitos perfectamente delimitados y señalados y el río, el agua del río, procedente del río, al final sale por la Cueva de Gato". La cueva de Hundidero es sólo una de las decenas que se pueden encontrar en Montejaque y sus alrededores.

Hundidero-Gato, la Cueva de La Pileta, con sus pinturas rupestres que es nuestra Altamira en el sur

"Hundidero-Gato, la Cueva de La Pileta, con sus pinturas rupestres que es nuestra Altamira en el sur... Quizá se defina Montejaque como el paraíso para los espeleólogos", apunta Ángel.

‘Casas de Montejaque, La Posada’, un lugar privilegiado para el descanso

Para poder alojar a los visitantes de sus rutas de montaña y espeleológicas Montejaque ofrece numerosas posibilidades de alojamiento rural, como ‘Casas de Montejaque’. Antonio Durán, su propietario, explica sus orígenes: "Esto fue una posada antigua, en el edificio principal hay varias casas y el resto está ubicado en lo que era antiguamente los corrales y las cuadras de los animales".

Alojamientos rurales 'Casas de Montejaque. La Posada'

Alojamientos rurales 'Casas de Montejaque. La Posada' AGROSFERA

El olivar de montaña y los frutales, base de la producción agrícola

De estos paisajes de la sierra forma parte inseparable el olivar de montaña. De él se obtienen aceites que son una de las más apreciadas producciones de Montejaque. Cristóbal Naranjo Montes conserva una pequeña industria ‘Montexáquez Oliva’ que produce aceites ecológicos para establecimientos gourmet.

Olivar de montaña en las inmediaciones de Montejaque

Olivar de montaña en las inmediaciones de Montejaque AGROSFERA

"Este tipo de aceituna que se cría en esta zona es totalmente diferente a la de regadío, más natural y por eso también es más fácil lo que es la producción ecológica", afirma. Cristóbal trata con mimo sus aceites que almacena en depósitos inertizados con nitrógeno para evitar la oxidación.

Cristóbal Naranjo en 'Montexáquez Olivas'

Cristóbal Naranjo en 'Montexáquez Olivas' AGROSFERA

Un producto de 'coupag' elaborado a partir de las dos variedades de aceituna que predominan en la zona. "La aceituna lechina le da más fuerza a la hojiblanca. Es el sabor ese picante que se queda un poco en la garganta o incluso en la lengua, que es lo que a mucha gente le gusta", explica.

La aceituna lechina le da más fuerza a la hojiblanca

Y como el aceite, hechas de forma artesanal y ecológica en esta cooperativa familiar, las mermeladas son otro de los productos que salen de las pequeñas industrias de Montejaque‘Al-Jaque SCA’ nació como una cooperativa de mujeres, pero la crisis de 2008 la puso en dificultades. Ahora solo cuenta con una de las trabajadoras que iniciaron el proyecto. Su hijo Óscar Gómez es el gerente. Ambos han conseguido mantener la actividad.

Fábrica de conservas y mermeladas 'Al-Jaque SCA'

Fábrica de conservas y mermeladas 'Al-Jaque SCA' AGROSFERA

"Tenemos en torno a 28 sabores diferentes tanto de frutas como de verduras", dice Óscar. "La más rara que te puedes encontrar es la de calabacín con vainilla... manzana con cebolla, que también es una un poco rara, pero que cuando la pruebas está muy rica, manzana con hierbabuena... La fruta recién cogida del árbol, ahí es donde está la diferencia con respecto a otros productos", asegura Óscar.

Panaderos solidarios frente a la pandemia de COVID-19

Y entre las producciones más tradicionales de Montejaque las de la panadería de la familia Gil que trabaja desde finales del siglo XIX con su horno de leña. "Ya por el año 1885 había una tatarabuela mía vendiendo pan con 13 o 14 años me comentaba a mí mi abuelo", recuerda Javier Gil, que con su hermano Iván forma la cuarta generación al frente de este pequeño negocio.

Javier Gil dando forma a sus molletes artesanales

Javier Gil dando forma a sus molletes artesanales AGROSFERA

Aunque han incorporado productos más actuales, siguen haciendo también los de siempre, muy demandados por la clientela. "Lo típico, típico de aquí del pueblo son los molletes, la torta de chicharrones y el pan casero, el pan hecho aquí en el horno de leña". Iván amasa la suave masa de los molletes en una artesa de madera junto al horno de leña que lleva funcionando más de cien años. Los corta a ojo con manos expertas y no queda ninguno igual que otro. Más de 300 cada día.

 Javier Gil, ante el horno de la panadería 'Hermanos Gil' del siglo XIX

Javier Gil, ante el horno de la panadería 'Hermanos Gil' del siglo XIX

"Y los chicharrones... pues no sé a quién se le ocurrió mezclar lo que es la masa del pan con los chicharrones y manteca de cerdo y da lugar pues a lo que es la torta", dice. Una torta que mezcla manteca y una buena cantidad de azúcar para tomar como desayuno o merienda contundente.

A mí me llegaba eso bastante al corazón,gente, familias con niños pidiendo y... es duro

Son productos que Javier e Iván han hecho llegar a los más necesitados en los peores meses de la pandemia en la cercana Ronda. Más de 50 familias pudieron aliviar algo su situación gracias a la solidaridad de estos dos hermanos. "Cuando estaba todo cerrado había gente que lo ha pasado bastante mal ¿eh? Y a mí me llegaba eso bastante al corazón gente, familias con niños pidiendo y... es duro. Es duro. Pero vamos yo he hecho lo que he podido", dice Javier mientras se golpea el pecho con la palma de la mano-

Una cocina universal a cargo de Max Chieppa, chef italiano

Estos y otros productos de proximidad están presentes en la rica cocina de Montejaque. Un ejemplo el plato que prepara Max Chieppa en el restaurante ‘La Casita de Montejaque’, una carrillada con garbanzos. Con los ingredientes en la olla durante media hora aproximadamente, el resultado un magnífico guiso acompañado por otros productos de cercanía que Max presenta con esmero.

Max Chieppa, cocinero de 'La Casita de Montejaque' presenta su menú

Max Chieppa, cocinero de 'La Casita de Montejaque' presenta su menú AGROSFERA

"El embutido de aquí de la zona aquí cerca, los quesitos, una copa de vino y nuestro pan del pueblo, con la torta de chicharrones y los molletes", añade Max.

El plato elaborado por Max Chieppa: carrillada con garbanzos

El plato elaborado por Max Chieppa: carrillada con garbanzos AGROSFERA

Para terminar, dos sugerencias para conocer más de Montejaque

Con la gastronomía, completan la geografía de Montejaque algunas de sus rutas más originales como el sendero del Pantano, uno de los dos que hay en España para personas con discapacidad. Se trata de una senda con buen firme bordeada por una guía de madera. Sirve para que los invidentes caminen a su lado utilizando el bastón. Antonio, invidente, vecino de Montejaque, ha realizado parte del recorrido con otros compañeros.

Antonio Calle, invidente, recorriendo el sendero de La Presa

Antonio Calle, invidente, recorriendo el sendero de La Presa

"Fuimos unos pocos con un palo de estos grandes hasta arriba, hasta el pantano y después dimos la vuelta", comenta satisfecho, mientras se guía con el bastón a lo largo de la línea de madera sin mayor dificultad.

Y en el recorrido urbano no hay que perderse el barrio nazarí y sus empinadas calles como la Calle Estrecha, que, dicen, es la más estrecha de España. Dos personas no caben en ella si llegan a cruzarse. Sin olvidar sus aseadas calles y su plaza con la iglesia de Santiago el Mayor, del gótico tardío. Paisajes urbanos y naturales para disfrutar y degustar en la sierra malagueña que se recogen también en Agrosfera.

La calle Estrecha, dicen que la más estrecha de España

La calle Estrecha, dicen que la más estrecha de España AGROSFERA

Noticias

anterior siguiente