Enlaces accesibilidad

Cómic

Los 'Gatos repudiados' encuentran refugio en un libro de la ilustradora Irlanda Tambascio

  • "Tiene humor negro y un toque transgresor para romper con la imagen cursi de los gatos en el mundo gráfico"
  • Más noticias sobre cómic e ilustración en "El cómic en RTVE.es"

Por
Detalle de la portada de 'Gatos repudiados' Alianza Editorial

La ilustradora venezolana afincada en España Irlanda Tambascio (1977) publica Gatos repudiados -un gatálogo de almas felinas- (Alianza Editorial), un libro de poesía ilustrada en el que rescata a esos gatos abandonados a su suerte por la sociedad y que son un espejo del alma humana, de todas esas personas que no terminan de encajar en una humanidad cada vez más egoista y menos solidaria. Porque... ¿Quién no se ha sentido alguna vez solo y abandonado, como estos mininos?

Unos irresistibles gatos de acuarela que, por cierto, fueron rechazados de verdad. "En el prólogo del libro cuento cómo surgió la idea de Gatos Repudiados -asegura Irlanda-. Fue a raíz de un encargo que me hizo Alianza Editorial para ilustrar un libro de gatos. Me pidieron que probara diferentes estilos y me dediqué un verano a hacer un montón de dibujos de gatos. Al final ellos solo eligieron a uno y como me había encariñado tantos con los demás, me dolió que fueran rechazados. ¿Cuál fue mi revancha en plan madre coraje? Hacer este libro. Al año les enseñé la maqueta a Alianza editorial y les encantó, así que ellos mismos decidieron publicarlo".

"Por tanto hay un doble sentido con el título, porque además es un “gatálogo” de gatos rechazados por la sociedad" -añade Irlanda-.

Páginas de 'Gatos repudiados'

"Son diferentes de los gatos ñoños de las redes sociales"

Pero... ¿Cómo son fisica y psicológicamente estos gatos? "Son físicamente muy variados y diferentes entre sí -asegura la autora-. Suelen tener algún tipo de dolencia o malestar o simplemente son diferentes al canon de los gatos ñoños de las redes sociales. Se salen de la norma de alguna manera, pero son igualmente achuchables y despiertan nuestra compasión hacia su lado más vulnerable".

Desde su primer libro ilustrado (Aves metropolitanas), que era un bestiario ilustrado de Aves urbanas halladas en el Metro de Madrid, Irlanda ha jugado en su obra con el parecido entre humanos y animales, sobre todo los gatos (Adelaida y Coco): "Ellos padecen al igual que nosotros: se enferman, se estresan, son abandonados, enloquecen… Los sinsabores de la vida los sufrimos todos, y ellos también. Y también son rechazados por ser diferentes. Me gusta jugar con ese reflejo entre animales y humanos porque nos parecemos más de lo que queremos creer".

"Deberíamos aprender de ellos y reconciliarnos con nuestro lado animal. Ellos son más auténticos. Llevo quince años conviviendo con mi gato y es increíble cómo les influyen nuestros estados de ánimo y cómo son capaces de comprender, incluso mejor que nosotros mismos, cómo nos encontramos. Y aprender también cómo afrontan la enfermedad, con gran dignidad y sin victimismo".

"Nosotros los humanos, buscamos la aceptación social para sentir que pertenecemos a una tribu -añade la ilustradora-. Es un instinto primario de supervivencia, pero los imperativos del sistema muchas veces son arbitrarios y crueles y nos hacen sufrir. La felicidad tiene que ver mucho con aceptarse uno y no necesitar tanto la aprobación de los demás. A su vez, somos seres sociales y cuando nos relacionamos con el otro comprendiéndolo y reconociéndole un lugar digno, nos sentimos más realizados y completos. El equilibrio ideal estaría en aprender a querernos sin importar lo que digan los demás y poder relacionarnos con el otro con empatía y respeto. Esto lo saben hacer muy bien los animales y en especial los gatos".

Páginas de 'Gatos repudiados'

Un libro que combina ilustración, poesía y humor

En cuanto a Gatos Repudiados, Irlanda Tambascio asegura que: "Nos vamos a encontrar un libro con unas ilustraciones en acuarela muy originales y expresivas acompañadas de descripciones en forma de poemas. Todo ello en un estilo que yo definiría entre cuqui y terrorífico que hará las delicias de los lectores que buscan algo atrevido y diferente".

"También tiene humor negro y un toque transgresor -añade-. No hay un libro así sobre gatos, así que he decidido ser yo quien muestre la otra cara de la moneda y romper un poco la imagen cursi y manida de los gatitos en el mundo gráfico. Era un desafío para mí lograr hacerlos atractivos visualmente y que a la vez fueran entrañables. En ese sentido era un riesgo y creo que lo he logrado, porque ellos se merecen un lugar de visibilildad y todo nuestro cariño".

En cuanto a su debut como poeta, Irlanda asegura que le gusta probar cosas nuevas: "Hasta ahora mis trabajos siempre mezclan dibujo y texto. Nunca había escrito poesía, sin embargo vi que claramente le iría bien a las descripcione para añadir cierto lirismo a la dureza de algunos gatos. Me gusta atreverme con ciertas cosas y explorar nuevos lenguajes y en este caso creo que fluyó bastante rápido, me salían fáciles las rimas y el humor, ya que me gustan los juegos de palabras. Luego, claro, tuve que limar y pulir".

El libro también destaca por su sentido del humor: "Por supuesto -asegura la autora-. El humor era esencial desde el comienzo, tanto en los dibujos como en los textos. La idea surgió en un momento de mi vida bastante duro y fue una especie de catarsis y terapia personal. Digamos que proyecté mis dramas en estos gatos. Quería reirme de lo que me estaba sucediendo y arrojar una mirada más compasiva y tierna hacia una realidad que se me presentaba difícil de digerir".

Páginas de 'Gatos repudiados'

Gatos rechazados o "manchados"

En cuanto a su estilo de dibujo, Irlanda confiesa que: "En los útimos años he usado mucho la acuarela para dibujar. MI anterior libro Adelaida y Coco (Ed. Grijalbo), tiene un sombreado en acuarela para darle un toque más artesanal o artístico. Me gusta que se vea la mano en el trazo. Aquí realmente fue casualidad cómo di con este estilo. Estaba haciendo pruebas y un amigo me regaló un cuaderno de hojas para acuarela con un gramaje muy grueso. Me puse a “guarrear” con los materiales y de pronto salieron manchas maravillosas que aproveché para hacer a cada gato en cuestión. Además, el que fueran manchas tenía mucho que ver con el concepto del libro y estos gatos rechazados o “manchados”. Primero la tinta y el agua hacen su parte del trabajo, totalmente imprevisible para mí, y luego yo lo termino. A veces yo misma me sorprendía de lo que salía. Hay mucho de incontrolable en estos dibujos, el resultado es muy orgánico y tiene mucha chicha y mucha miga".

Ya os avisamos que estos gatos rechazados os robarán el corazón, como se lo han robado a su autora: "Me gusta el gato negro, porque mi gato es negro y los adoro. Lamentablemente, el racismo gatuno existe y aún hay supersticiones. Esto es porque somos una sociedad inmadura, que rechaza lo oscuro y lo que no comprende".

"También me gusta mucho el gato obeso, es tan mono… y el gato destroyer es de mis predilectos, pequeñito pero matón. Te aseguro que entre los miles de grupos de gatos que sigo en las redes sociales, los hay aún más curiosos y sorprendentes. La realidad siempre supera a la ficción" -añade-.

La ilustradora venezolana Irlanda Tambascio

Un libro para los "auténticos" amantes de los gatos

Este es un libro ideal para regalar a los auténtico amantes de los gatos, como nos comenta Irlanda: "Es un libro para aquellos que verdaderamente amen a los gatos y sean valientes y desprejuiciados. Si solo te gustan los gatos de revista y te gusta maquillar la realidad para solo apreciar un ideal inalcanzable, este no es tu libro. Pero si eres sensible y quieres relacionarte con todo el espectro gatuno, este libro te encantará. Y creo que te hará amarlos más aún".

En cuanto a sus proyectos, irlanda asegura que: "Tengo un proyecto de novela autobiográfica del que no puedo decir nada aún. Pero esta vez los gatos no serán protagonistas. Como también soy directora, tengo un par de proyectos audiovisuales donde sí aparecen nuevamente los animales, así que parece ser una marca de la casa".

Portada de 'Gatos repudiados -un gatálogo de almas felinas-'

Noticias

anterior siguiente