Enlaces accesibilidad

Coronavirus

La perdida de olfato se consolida como síntoma común del coronavirus

Por
La pérdida de olfato, entre los síntomas más comunes del coronavirus
La pérdida de olfato, entre los síntomas más comunes del coronavirus

Entre los múltiples síntomas que provoca el coronavirus hay uno que lleva tiempo investigándose: la pérdida de olfato o anosmia. Los resultados preliminares de la primera fase del Estudio Nacional Sero-Epidemiológico del coronavirus llevado a cabo por el Ministerio de Sanidad ha corroborado su incidencia: un 43% de las personas que lo han sufrido dieron positivo en Covid-19.

"Es un dato que nos ha llamado la atención, en aquellas personas que han referido una pérdida súbita del olfato la prevalencia ha sido del 43%, lo que confirma lo que venían diciendo diferentes expertos en literatura científica", ha explicado la directora del Centro Nacional de Epidemiología, Marina Pollán, El estudio constata que el 5% de los españoles habrían tenido el virus.

La anosmia, en el punto de mira

Desde que se declarara la pandemia se han descrito diversas afectaciones neurológicas provocadas por la enfermedad, las más conocidas de las cuales probablemente sean la pérdida del gusto (ageusia) y del olfato (anosmia) y la aparición de cefaleas. La Sociedad Española de Neurología publicó ya en marzo unas recomendaciones en las que consideraba “plausible” la relación entre pacientes que comunican "alteraciones agudas de olfato y gusto" y el coronavirus.

"Lo que muchos pacientes están ahora relatando es la pérdida de olfato y gusto, en muchos casos de forma abrupta, asociada en mayor o menor grado a síntomas de un proceso vírico que, en el actual contexto epidemiológico, convierten al coronavirus en el principal sospechoso", aseguró la Sociedad Española de Neurología.

Por otra parte, la British Rhinological Society apuntó en un informe realizado pruebas diagnósticas en Corea del Sur que el 30% de la población afectada sufrió anosmia. Los primeros resultados del estudio presentado este miércoles han confirmado esta tendencia en España. 

El estudio comenzó el pasado 27 de abril en la mayor parte de las comunidades autónomas y ha sido elaborado por el Ministerio Sanidad, junto al Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), el Instituto Nacional de Estadística (INE), con la colaboración de las comunidades autónomas. Han participado 1.416 centros de salud y 2.600 profesionales sanitarios. 

Noticias

anterior siguiente