Enlaces accesibilidad

Coronavirus

El sexo en tiempos de confinamiento: "Es muy beneficioso pero hay que normalizar que puede haber falta de deseo"

Por
 Mantener relaciones sexuales es beneficioso para la salud, pero la pandemia ha afectado indirectamente a la sexualidad de muchas personas.
Mantener relaciones sexuales es beneficioso para la salud, pero la pandemia ha afectado indirectamente a la sexualidad de muchas personas.

La sexualidad forma parte del ser humano y, por tanto, también está viéndose afectada -para bien o para mal- por la pandemia del Covid-19. Pero, igual que no todas las personas viven el confinamiento del mismo modo, tampoco hay generalidades que expliquen lo que ocurre con el sexo en este tiempo de distancia física y cercanía mental.

La única evidencia, y en eso coinciden tres sexólogas consultadas por RTVE.es, es que la sexualidad es inherente al cambio social y merece ser analizada desde distintos prismas, ya que este mismo periodo puede haber brindado a muchos una oportunidad para explorar su cuerpo y conocerse más, mientras que en otros puede haber despertado una enorme frustración. 

"Esta pandemia en algunos sentidos está muy romantizada y cuando acabe no todo el mundo va haber aprendido algo, no todo el mundo va a hablarse con los vecinos o va a ser más feliz. Pero sí es verdad que estos cambios producen un punto de inflexión que a muchas personas les permite darse cuenta de lo que necesitan y, como la sexualidad es un área más de la vida, tener más tiempo puede ayudar a que nos replanteemos cosas", explica la sexóloga Ana Sierra.

El contexto social puede inhibir el deseo sexual

En este sentido, hay un mensaje que las expertas lanzan a todo el mundo, independientemente de cuál sea su contexto: aunque el sexo es beneficioso, hay que naturalizar la ausencia de deseo y asumir que estamos en un periodo difícil, incluso para quienes sí tienen apetito sexual.

“El sexo es salud. Está comprobado que mejora el sistema inmune, que ayuda a dormir mejor, a liberar tensión y a segregar endorfinas que mejoran el estado de ánimo, pero no hay que obligarse. Es frecuente que ahora estemos angustiados, tristes o estresados y eso inhibe el deseo sexual. Hay que normalizar que pueda haber falta de deseo”, señala la sexóloga y periodista Silvia C. Carpallo.

"Hay gente que tiene tiempo, pero que no tiene la atención o la energía necesaria”

También la sexóloga Ana Lombardía incide en esa idea: “Es importante que la gente normalice que ahora no es un momento para tirar cohetes y que no pasa nada. Estamos encerrados y no es porque queramos. Hay gente que tiene tiempo, pero que no tiene la atención o la energía necesaria”, explica.

Una vez aceptado que percibir un cambio en la libido es normal, lo que las sexólogas recomiendan a quienes no estén afectados de manera directa por el coronavirus es sacar el mayor provecho de la situación.

“Hay personas que están viviendo una realidad dura, pero los que están en casa confinados y sanos pueden salir de esta reforzados a nivel sexual y conociéndose más”, subraya Sierra.

El sexo en las parejas confinadas

En el caso de las parejas que viven bajo el mismo techo durante esta etapa, pasar más tiempo juntos puede ayudar a generar más conexión y complicidad, si saben cómo gestionarlo.

“Lo ideal es que, aunque estén en la misma casa, en la medida de lo posible tengan espacios de independencia para que puedan echarse de menos de alguna manera. Por ejemplo, decir ‘tú te vas al salón a hacer yoga y yo a la habitación a hacer una videollamada’”, recomienda Sierra.

“Lo ideal es que las parejas tengan espacios de independencia aunque estén en la misma casa"

Que haya cierta independencia evita que puedan darse los roces habituales entre dos personas que habitualmente tienen otras relaciones sociales en el exterior y que ahora solo comparten su tiempo de manera física con la misma persona.

En las parejas con una relación muy estable, es frecuente que esta nueva rutina perjudique al deseo sexual y conviene no obsesionarse con esa falta de apetito y establecer nuevas dinámicas que salvaguarden la salud de la pareja.

"Es un buen momento para reencontarse con la otra persona. Tener detalles como prepararle el desayuno o dejarle una nota escrita pueden ayudar a mejorar la relación y motivar el deseo sexual", añade Carpallo.

'Autoerotismo': juguetes sexuales, pornografía o literatura erótica

Tanto para esas personas que quieran reinventar su sexualidad a dúo, como para los que están solteros y quieren fomentar el “autoerotismo”, las tres sexólogas recomiendan tirar de creatividad e imaginación.

Leer literatura erótica, ver pornografía –no necesariamente la más ‘mainstream’- o contarle tus fantasías sexuales a otra persona por teléfono son recursos que pueden ayudar a avivar la llama interna, esa que a veces se descuida, dicen, por falta de tiempo.

“Otra opción es utilizar juguetería erótica, que ahora está vendiéndose muchísimo. Más allá del famoso succionador de clítoris, hay otros muchos juguetes que se pueden comprar por internet. Eso sí, tenemos que higienizarlos nada más llegar con agua y jabón neutro, siguiendo las instrucciones del fabricante”, apunta Sierra.

El 'sexting', un recurso eficaz para parejas distanciadas

También a las parejas que en estos momentos se encuentran separadas por el confinamiento recomiendan hacer uso de todas esas "herramientas".

“Cuando nos quitan el camino de siempre, la sexualidad tiende a buscar cómo sobrevivir. Gracias a la tecnología, igual que hacemos una videollamada con nuestros padres podemos hacerla con otra persona”, explica Carpallo aludiendo al ‘sexting’, un salvoconducto que debe utilizarse siempre con cuidado, incluso cuando se lleve a cabo en pareja.

Además, ahora que muchos tienen más tiempo para "deleitarse" con el placer, añade esta sexóloga, pueden aprovechar para explorarse más a fondo y compartir con su pareja lo aprendido cuando se abra la veda.

"El problema es que hay gente que, aunque tenga ganas, no está teniendo intimidad"

"Yo estoy trabajando con una pareja que vivía temporadas juntos y temporadas separados y les ha pillado separados. Están descubriendo el 'sexting' e incluso ella, que es pudorosa, está viendo las posibilidades que le ofrecen las tecnologías", subraya Lombardía.

"El problema es que hay gente que, aunque tenga ganas, no está teniendo intimidad para masturbarse o para hacer videollamadas”, añade para puntualizar que muchos de estos consejos no pueden ponerse en práctica fácilmente cuando se comparte vivienda con familiares o cuando hay niños en casa.

Las precauciones que deben tomarse

Como otros muchos profesionales de la salud, estas tres sexólogas continúan realizando terapias a distancia y comparten información en redes sociales para informar sobre su área de especialización. Son numerosas las preguntas que les llegan en estos días y muchas de ellas, revelan, tienen que ver con las precauciones que deben tomarse a la hora de mantener relaciones sexuales.

De momento, en España no se han hecho recomendaciones oficiales relacionadas con el sexo, como sí ha hecho, por ejemplo, Irlanda, que ha publicado desde el servicio de salud sexual una guía de actuación en la que recomiendan el ‘sexting’ y la masturbación para evitar contagios. 

Sierra, Carpallo y Lombardía coinciden en que se pueden mantener relaciones sexuales con la pareja siempre que estén conviviendo en la misma casa y ninguno de los dos esté contagiado o haya desarrollado síntomas. En cambio, no se debe tener sexo con personas desconocidas y hay que tomar muchas precauciones en el caso de que un miembro de la pareja pertenezca a la población de riesgo y el otro tenga una profesión que le obligue a estar más expuesto al virus, como le ocurre al personal sanitario.

En estos tiempos de cuarentena: ¿Podemos tener relaciones sexuales?

En los últimos días se ha compartido a través de redes sociales una ilustración en la que se plasman las posturas del ‘coronasutra’, una nueva versión del clásico manual de posturas sexuales –el kamasutra- en el que se incluyen las "medidas de distanciamiento". Según las sexólogas, esas posturas no eliminarían por completo el riesgo.

“El 'coronasutra' tiene algo de sentido porque la vía de transmisión sabemos que son fluidos como los la saliva o los mocos y también las heces, pero los científicos no han visto que se transmita por el semen o por fluidos vaginales, con lo cual tiene lógica que se pueda practicar un sexo genital sin un contacto tan directo por las otras vías”, señala Sierra.

No obstante, las sexólogas desconfían de la eficacia de estas posturas más allá de la teoría por la dificultad que supone mantener unas medidas estrictas en un acto puramente pasional.

“Tampoco tiene sentido que pongas esos medios que implican no besar a la otra persona y luego compartas la cama o la toalla del lavabo”, añade Sierra, que apela al sentido común.

El cambio en las 'apps de citas': aumentan las conversaciones por escrito

Por suerte, la sexualidad no es solo genital y existen muchas formas de alimentar este placer de manera segura. De este hecho se han valido las ‘apps’ de citas para poder reinventarse.

Para los usuarios de estas plataformas, quedar en una cafetería y conocer en persona a sus ‘matches’ es cosa del pasado, pero no implica que las 'apps' dejen de ser útiles, explica a RTVE.es Álvaro (nombre ficticio), un usuario de Tinder que ahora puede charlar con chicas de todo el mundo gracias a que esa red social ha lanzado de forma gratuita la función 'Tinder Passport'.

“Yo las primeras dos semanas estuve enfermo y ni quería saber del tema. Pero después cuando me recuperé empecé a buscar con quién hablar y fui conociendo chicas de todas partes. Con las que últimamente me había liado tengo más confianza y me escriben porque les entran ganas como a todo el mundo. Lo único que nos queda es hacer una videollamada o intercambiar fotos”, explica.

Él asegura que ha mantenido varias relaciones sexuales a distancia en las últimas semanas y cree que el “morbo” también puede aparecer sin que haya contacto físico.

“El órgano sexual más sensible es la mente y con un buen chat te puedes poner a tope”

De momento, Tinder no ha implementado la opción de videollamada, pero sí lo han hecho otros de los servicios más populares, aunque parece que la conversación escrita también está dando resultado. En países como España e Italia, a mediados de marzo se ha producido un aumento de hasta el 25% en la conversación escrita en Tinder, con una duración que ha aumentado entre un 10 y un 30% respecto a febrero, según datos de Europa Press.

El órgano sexual más sensible es la mente y con un buen chat te puedes poner a tope”, confiesa Álvaro, que cree que el confinamiento brinda nuevas oportunidades al erotismo y a la imaginación.

Noticias

anterior siguiente