Enlaces accesibilidad

El Parlamento, un terreno minado para el acuerdo sobre el 'Brexit' pactado por Boris Johnson

  • Los conservadores no tienen mayoría y sus socios norirlandeses y la oposición ya han dicho que se opondrán al texto
  • La Cámara de los Comunes discutirá el acuerdo el sábado, la primera vez que ocurre en los últimos 37 años

Por
El primer ministro británico, Boris Johnson, durante una alocución en el Parlamento británico
El primer ministro británico, Boris Johnson, durante una alocución en el Parlamento británico. EFE/EPA/UK PARLIAMENTARY

El primer ministro británico, Boris Johnson, busca este sábado -fecha en la que se reunirá de forma extraordinaria el Parlamento- que los diputados avalen el acuerdo que ha alcanzado este jueves con la Unión Europea para la salida del Reino Unido del club comunitario, el Brexit.

Johnson no lo tendrá fácil para sacar este nuevo pacto. Los conservadores no tienen mayoría y sus socios norirlandeses del DUP ya han dicho que se opondrán al mismo, en sintonía con el resto de la oposición, que busca forzar un retraso en la fecha del divorcio e, incluso, un nuevo referéndum sobre el Brexit.

A propuesta del Gobierno del Reino Unido, la sesión del Parlamento será un sábado, la primera vez que ocurre desde el 3 de abril de 1982, cuando lo hizo para discutir la invasión argentina de las Islas Malvinas.

¿Por qué se reúne el sábado el Parlamento?

El motivo de la premura por votar el acuerdo es que si el día 19 de octubre no hay un texto consensuado por todas las partes, el primer ministro debe pedir una prórroga a la salida de la UE, tal y como le obliga la ley Benn, aprobada en octubre por la Cámara de los Comunes. De esta forma, el Brexit se retrasaría hasta el 31 de enero de 2020, siempre que la UE acepte esa prórroga.

El Gobierno británico ha dicho que cumplirá con esa ley y que el Reino Unido abandonará la UE el 31 de octubre pase lo que pase. Johnson no ha explicado cómo pretende hacer estas dos cosas que son, a priori, contradictorias.

Se espera que la sesión de la Cámara de los Comunes empiece a las 09:30 hora peninsular española (las 08:30 local) y los diputados no tendrán un límite de tiempo para debatir la moción que presente el Gobierno.

¿Hay otras opciones encima de la mesa?

La moción gubernamental para tratar de ratificar el tratado de salida del país de la Unión Europea será enmendable, lo que abre la puerta a que los parlamentarios traten de aprobar la convocatoria de un referéndum de confirmación sobre el acuerdo.

También podrían intentar obligar al Gobierno a solicitar a Bruselas una extensión del Brexit más allá del 31 de octubre, incluso con el pacto aprobado.

Es probable que los laboristas voten por un segundo referéndum si se agrega a cualquier acuerdo propuesto por Johnson, ha asegurado una fuente del partido a la agencia Reuters.

No se descarta que el Parlamento discutir otras opciones, como una moción de censura, aunque el líder laborista, Jeremy Corbin, ya ha asegurado que no está por la labor.

¿Cuántos votos a favor necesita Johnson?

El primer ministro necesita al menos el apoyo de 318 diputados para estar seguro de la victoria en un parlamento que cuenta con 650 escaños. La mayoría absoluta no está en 326 porque siete miembros del partido nacionalista irlandés Sinn Fein no se sientan, cuatro miembros de la Mesa no votan y cuatro de las personas que ayudan a contar los votos, tampoco (dos deben estar a favor y dos en contra).

En su formación, los conservadoreshay ahora mismo 288 diputados -se espera que la mayoría vote con el primer ministro- de los cuales una parte ha amenazado con rebelarse contra él, como ya hicieron con su antecesora, Theresa May. Son los denominados brexiteers, unos 28 diputados partidarios de una salida dura de la UE.

En esta ocasión, algunos de ellos han señalado que evalúan votar a favor del pacto de Johnson, por lo que el primer ministro podría contar con el respaldo de al menos una parte de ellos. "Quiero leer (el acuerdo) en detalle antes de tomar una decisión, pero 'bien hecho, Boris', por llegar tan lejos y hacer lo que otros dijeron que era imposible", dijo la diputada Andrea Jenkhyns, según señala Efe.

Además, hay 21 diputados que eran tories y que fueron expulsados por Johnson porque no apoyaban su plan de abandonar la UE el 31 de octubre, con o sin un acuerdo. Algunos podrían apoyar el acuerdo, dado que esa opción acaba con el peligro de una salida abrupta de la UE, pero otros podrían oponerse.

El norirlandés Partido Democrático Unionista (DUP, por sus siglas en inglés), con diez diputados es, sobre el papel, socio parlamentario de los conservadores. Sostienen que votarán en contra del tratado de salida, que prevé controles aduaneros entre Irlanda del Norte y el resto del Reino Unido.

Johnson puede tratar de suplir la falta de apoyo con el voto de los diputados laboristas rebeldes. Un pequeño grupo está a favor de la salida de la UE y hasta 19 parlamentarios firmaron este mes una carta en la que se muestran contrarios a retrasar el Brexit y a favor de respaldar un acuerdo, dependiendo de su términos finales, señala Efe. Sin embargo, el grueso del Partido Laborista (244 diputados) se opondrá.

Se espera que el resto de formaciones voten en contra del plan de Johnson: 35 miembros del Partido Nacional Escocés, los 19 del Partido Liberal Demócrata y 45 de partidos más pequeños o independientes, como son los nacionalistas galeses del Plaid Cymru (4 diputados) o los Verdes (1 diputado).

¿Qué ha ocurrido con anterioridad?

El Parlamento ha rechazado tres veces ya los acuerdos del Ejecutivo británico y la UE sobre el Brexit, los que llevó la entonces primera ministra del país, Theresa May. Lo hizo el 15 de enero (el gobierno perdió la votación por 432 a 202), el 12 de marzo (391-242) y el 29 de ese mismo mes (344-286). Esto provocó la caída de Theresa May, que anunció su dimisión el pasado 7 de junio.

Noticias

anterior siguiente