Enlaces accesibilidad

Hedy Lamarr: estrella de Holywood, inventora y... ¡personaje de cómic!

  • Vilbor, Muñoz y Pajares enfrentan a la estrella del cine a una conspiración nazi
  • Sin Lamarr no existirían el GPS, el Bluetooth ni las conexiones WiFi

Por
Ilustración de 'Objetivo Hedy Lamarr'

La actriz Hedy Lamarr (Viena, 1914 - Florida, 2000) es una de las mujeres más fascinantes de la historia. Con solo 18 años protagonizó el primer desnudo y fingió el primer orgasmo, del cine comercial, en la película Éxtasis (Gustav Machaty), convirtiéndose en una estrella. Pero cometió el error de casarse con un rico fabricante de municiones, amigo personal de Hitler y Mussolini, que se dedicó a destruir todas las copias de esa película y la trataba como a una más de sus posesiones. Hedy logró huir y llegó hasta Hollywood donde se convirtió en una estrella.

Y cuando Estado Unidos entró en la Segunda Guerra Mundial decidió que ella también quería luchar contra los nazis. Se convirtió en una ingeniera autodidacta e inventó un sistema para guiar los torpedos de los submarinos: el espectro ensanchado por salto de frecuencia, sin el que actualmente no existirían los GPS, el Bluetooth ni las conexiones WiFi. Un personaje apasionante que ahora se convierte en la protagonista de un cómic de espionaje y acción: Objetivo Hedy Lamarr (Grafito Editorial), del guionista Ricardo Vilbor (Valencia, 1979), el dibujante Ángel Muñoz (Valencia, 1978) y el colorista Abel Pajares (Madrid,1984)

Viñetas de 'Objetivo Hedy Lamarr'

Sobre una mujer tan especial, Ricardo asegura que: "A Hedy se la debería recordar como lo que fue: una persona brillante, talentosa, poliédrica, genial, contradictoria… Ni era perfecta ni falta que le hacía. Fue alguien irrepetible".

Ángel Muñoz también confiesa su fascinación por el personaje: "Lo que más me sorprende es como pudo ser la primera en muchas cosas; la primera en mostrar la sexualidad femenina en pantalla o la primera en crear toda esa tecnología inalámbrica. Impresionante".

Viñetas de 'Objetivo Hedy Lamarr'

Perseguida por los nazis

Pero en vez de hacer una biografía de Hedy, a los autores de este cómic se les ocurrió hacer una cosa muy diferente: "En realidad -confiesa Ricardo-, la idea no fue nuestra sino de la editora, Yolanda Dib. Ella leyó un artículo sobre Hedy y vio enseguida que ahí había una historia que merecía ser contada. Se le ocurrió que podría hacerse un relato de espías en el que se mezclasen ficción y hechos reales de la vida de Lamarr y buscó un equipo creativo que lo desarrollase. Me habló de Hedy en el Salón del Cómic de Zaragoza y me la figura de la actriz e inventora me atrapó de inmediato. Enseguida se me ocurrió una idea, así que le pasé una propuesta de guion, le gustó y aquí estamos".

El cómic comienza en el rodaje de un clásico del cine: "Estamos en el Hollywood de los años 40 -asegura Ricardo-, en plena guerra mundial y en mitad del rodaje de Sansón y Dalila (Cecil B. DeMIlle, 1949). Un extra intenta asesinar a la estrella de cine Hedy Lamarr. La salvan unos agentes de la OSS, primitiva CIA, que le informan de que los nazis quieren acabar con su vida. Por lo visto, Hedy puede haber descubierto algo capaz de cambiar el rumbo del conflicto y de la historia…"

Pero... ¿hasta qué punto mezcla realidad y ficción el cómic?. "Cuando uno escribe, ya está mezclando realidad y ficción -asegura Ricardo-. He elegido muchos momentos verídicos de la vida de Lamarr y los he mezclado con otros muchos que no ocurrieron. He seleccionado lo verdaderamente novelable y me he inventado otros aspectos sin ningún tipo de pudor: jamás dejo que la realidad me arruine una buena historia".

Ricardo Vilbor nos confiesa por qué eligió esa película en concreto y cómo han retratado el Hollywood de la época: "La primera vez que vi a Lamarr fue en esa película y porque, por fechas, me encajaba bastante bien. El Hollywood aparece desde un prisma un tanto irónico y divertido. Me apetecía sacar esa lado cómico que tiene, al menos para mí, el star system. Este es un cómic de espías, de acción, y necesita personajes secundarios un tanto más ligeros, reconocibles en dos brochazos".

Viñeta de 'Objetivo Hedy Lamarr'

Una excelente documentación

Aunque sea una trepidante historia de espías, el cómic está cuidado hasta el último detalle y sobresale su excelente documentación. "Leí muchísimo sobre ella -confiesa Ricardo-. Desde Ecstasy and me (esa biografía no autorizada que ella tanto despreciaba y a cuyos autores denunció) hasta los estupendos Hedy’s Folly, de J.Rhodes Beautiful: The Life of Hedy Lamarr, de S.M. Shearer, pasando por las memorias del hijo de George Antheil, entrevistas con el hijo de Lamarr, vídeos, películas, documentales..."

Después de estudiar tanto a Hedy, Ricardo confiesa que le resulta complicado quedarse con un solo aspecto de ella: "Es casi imposible elegir porque Hedy vivió muchas vidas: fue una actriz rompedora (protagonizó el primer orgasmo de la historia del cine), mujer florero-prisionera (estuvo casada con un magnate de la industria armamentística amigo de Hitler y Mussolini que la trató como a una posesión), fugitiva (huyó del loco de su marido), estrella de Hollywood, inventora (creó un sistema de comunicaciones secreto que sirvió de base para el wi-fi), etc..."

Para ese invento Hedy tuvo un compañero que también es uno de los protagonistas de este cómic: "George Antheil (1900-1959) -nos cuenta Ricardo-, fue el músico que ayudó a Hedy a desarrollar el salto de frecuencia. Su figura es clave y, sin él, no habría sido posible. Era también un tipo de un gran talento, compositor del Ballet mecanique (una locura vanguardista) y de muchas bandas sonoras".

Viñetas de 'Objetivo Hedy Lamarr'

"No quería un catálogo de retratos de Hedy"

Cunado un cómic está basado en personajes reales tiene que ser reconocible, pero Ángel Muñoz (Rapide!) confiesa que: "Procuraba que el parecido fuera razonable, pero tampoco quería que fuera un catálogo de retratos de Hedy. Intentaba que el personaje tuviera entidad propia. Sabes que es Hedy, pero no la "Hedy real".

A muñoz le gustan los cómics de época y este, además, estaba ambientado en el Hollywood de los años 40. "Es la parte que más he disfrutado dibujando. Me encanta esa época, así que son las páginas en las que más me recreo. Los escenarios, los vestidos... todo eso".

En cuanto a su personajes preferidos de la historia reconoce que: "Mi personaje favorito, claro, ha acabado siendo Hedy, no la conocía cuando comenzamos el proyecto y acabe queriéndola. En el lado opuesto, el que más se me resistió fue Cecil B. DeMille. No sé muy bien por qué".

Viñetas de 'Objetivo Hedy Lamarr'

En cuanto a la documentación, Muñoz confiesa que no le ha resultado complicada: "Curiosamente no. Parte de la documentación me la aportó Ricardo Vilbor, y el resto la conseguí indagando en internet o consultando películas. Afortunadamente pude disponer de esa documentación casi al momento. Hay otras veces que cuesta encontrar un objeto determinado, un un decorado concreto... Pero en esto el asunto fue bastante dinámico".

Destacar el color de Abel Pajares, que da otra dimensión a las ilustraciones de Muñoz: "El color de Abel fue esencial -confiesa Muñoz-. Si observas los originales te quedas un poco "frío" porque no se aprecia esa atmósfera de la que hablas. Él hizo que las viñetas adquirieran profundidad, creo ambientes que generan sensaciones. Sin duda el puso la guinda a esta obra".

Retrato a lápiz de Hedy Lamarr

Sus proyectos

Como siempre terminamos preguntando a ambos autores por sus proyectos. Ricardo Vilbor ya tiene uno a punto: "Ahora en febrero se publica en Francia Le vieil homme et les narcos, mi primera obra para el mercado franco-belga, dibujada por el gran Max Vento. A ver si alguna editorial española se anima y lo vemos publicado por estos lares. También estoy trabajando en otro proyecto con ese fenómeno que es Vicente Montalbà, pero no tiene editorial aún".

En cuanto a Ángel Muñoz: "Queria retomar un proyecto que deje aparcado, una historia sobre el nacimiento de las tribus urbanas. Ya veremos cómo se desarrolla el asunto".

Mientras, disfrutad de este cómic sobre una de las mujeres más fascinantes de la historia del cine y de la historia (a secas). Por cierto que, si vivís en Valencia, los autores presentarán el cómic este viernes, 8 de febrero, en la Galeria Pepita Lumier.

Portada de 'Objetivo Hedy Lamarr'

Noticias

anterior siguiente