Enlaces accesibilidad
Caso Palau

Mas califica de "dura" la sentencia del Palau y alega que CDC ya pagó un "precio muy alto"

  • Según Mas, "nunca se han demostrado irregularidades en la manera de adjudicar"
  • Cree que el PDeCAT no tendrá que responder económicamente
  • El abogado de CDC ha anunciado que recurrirá la sentencia del Palau
  • Todos los partidos coinciden en pedir explicaciones políticas

Por
Mas asegura que CDC ya pagó "un precio muy alto" tras conocer la sentencia del Palau

El expresidente de la Generalitat y hasta hace unos días presidente del PDeCAT, Artur Mas, ha admitido este lunes que no esperaba una sentencia del caso Palau tan "dura" y ha recalcado que Convergència ya pagó, con su disolución en 2016, "un precio muy alto" por las irregularidades investigadas.

La Audiencia de Barcelona ha condenado a 4 años y cinco meses de cárcel al extesorero de CDC Daniel Osàcar y ha ordenado el decomiso de 6,6 millones de euros al partido por el cobro de comisiones ilegales de Ferrovial a cambio de la adjudicación de obra pública en la etapa de gobierno de Jordi Pujol.

En un comunicado, Mas ha calificado de "muy negativa" la sentencia, que será recurrida por CDC, y ha subrayado que "nunca se han demostrado irregularidades en la manera de adjudicar la obra pública", por lo que ha protestado: "¿Cómo puede ser que se acuse a Osàcar de tráfico de influencias, cuando resulta que no se ha investigado la adjudicación de obra pública a través del Palau de la Música?".

"Si tú acusas a alguien de cobrar comisiones es porque crees que se han alterado los contratos de obra pública, y si no analizas estos contratos no lo puedes saber. Y se renunció a investigar la obra pública", ha destacado.

En una alusión velada al giro independentista de CDC en esta última década, ha comentado que el partido fue "consciente" estos años de "hasta qué punto se había expuesto" a las acusaciones por irregularidades. Finalmente, "tomó una decisión, que fue disolverse como partido y desaparecer" y refundarse como PDeCAT, por lo que "CDC, a diferencia de muchos otros, ha pagado un precio muy alto".

Mas subraya que al PDeCAT no le perjudica económicamente

"¿Qué responsabilidades políticas puede haber más, cuando el propio partido ha desaparecido?", se ha preguntado, para justificar que de la sentencia no se deriven nuevas responsabilidades, ya que de hecho en este juicio, sentado en el banquillo de los acusados, por parte de CDC "no había nadie más que Osàcar".

Según Mas, al PDeCAT la sentencia "no le perjudica económicamente, porque la desvinculación económica entre un partido y otro es absoluta". "CDC existe sólo como entidad jurídica, no como partido. Por eso, si finalmente se resuelve que hay alguna responsabilidad económica por parte del partido, el patrimonio de CDC ha de servir para devolver hasta el último céntimo de euro", ha asegurado.

Además, ha eludido toda responsabilidad directa en las conexiones entre el partido y Fèlix Millet, que según ha recordado se remontan a la época de Jordi Pujol: "Toda la relación entre CDC y el Palau se construyó en los años 90 y las personas que la construyeron no son ni Daniel Osàcar ni yo".

CDC recurirrá la sentencia

El representante legal de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), Francesc Sánchez, ya ha anunciado que recurrirá la sentencia por el caso Palau y se ha mostrado convencido de que el extesorero del partido Daniel Osàcar no entrará en prisión.

En declaraciones a los periodistas tras conocer el fallo, Sánchez ha considerado que la juez "ha comprado la idea de Fiscalía", por lo que tanto él como Osàcar "no están de acuerdo" con la decisión y la recurrirán.

"Estamos seguros de que Daniel Osàcar no entrará en prisión", ha afirmado Sánchez, que ha remarcado que CDC ya ha pagado a nivel político la sentencia del caso Palau porque "ha desaparecido de la órbita de los partidos que se presentan a las elecciones".

Sánchez ha aseverado que la sentencia no acusa a CDC de haberse financiado irregularmente sino que ordena el decomiso de unos fondos obtenidos como consecuencia de un delito de tráfico de influencias.

Sobre eventuales responsabilidades para el PDeCAT, formación heredera de CDC, Sànchez ha zanjado que la formación demócrata no tiene ninguna relación con el anterior partido. Actualmente los exconvergentes hacen política bajo las siglas del PDeCAT y en el Parlament bajo el paraguas del grupo de Junts per Catalunya.

También una de los condenados, Gemma Montull, exdirectora financiera del Palau de la Música, ha expresado este lunes su tristeza por la sentencia del Caso Palau, que ha considerado "muy "injusta", y ha explicado que sus abogados estudiarán presentar un recurso porque defiende que es inocente.

Cs cree que era una trama para saquear a los catalanes

Por su parte, el secretario general de Cs, José Manuel Villegas, ha asegurado que la sentencia sobre el expolio del Palau confirma que Convergencia era una "organización delictiva" cuyo fin era "saquear a los catalanes" en beneficio propio, y ha cargado contra Carles Puigdemont por no levantar "el dedo" para denunciarlo.

Para el "número dos" de Ciudadanos la sentencia, probablemente, tendrá también "su coste electoral" para los convergentes.
Ha insistido en pedir explicaciones a Puigdemont, al entender que algo tendrá que decir de su partido desde "su circo organizado en Bruselas".

También el portavoz de ERC, Sergi Sabrià, ha pedido este lunes que "quien tenga que asumir responsabilidades que las asuma", y ha advertido de que Esquerra lo que no hará "es mirar hacia el otro lado" en asuntos de corrupción.

Piden explicaciones

El secretario de Organización del PSC, Salvador Illa, ha considerado que los expresidentes catalanes Artur Mas y Carles Puigdemont deben "dar explicaciones" sobre la sentencia del caso Palau, ya que son "responsables" del "expolio" y, por ello, deben pedir disculpas y que su partido "devuelva el dinero".

En rueda de prensa en la sede del PSC, Illa ha asegurado que los socialistas hacen "responsables a las personas que han dirigido esa formación cuando ocurrió y los que hoy son sus máximos responsables".

Asimismo el líder de los 'comunes', Xavier Domènech, ha pedido explicaciones "públicas" a los exdirigentes convergentes pero, también, a Junts per Catalunya. Además, ha atribuido la dimisión de Artur Mas como presidente del PDeCAT a la sentencia del caso Palau, que ha definido como la "Gúrtel de CDC".

Mientras, la alcaldesa de Barcelona y líder de Barcelona en Comú, Ada Colau, ha dicho que el expresidente Carles Puigdemont y los exconsellers Josep Rull y Jordi Turull deben "considerar apartarse de la función pública". Además, ha reclamado a Puigdemont que se posicione "hoy mismo" sobre la sentencia.

También el secretario general del PP de Cataluña, Santi Rodríguez, ha asegurado que con la sentencia el "mito" de las comisiones del 3% cobradas por CDC en Cataluña ha pasado a ser una realidad y ha vinculado este asunto con la "metamorfosis" que ha sufrido la Convergencia de Jordi Pujol en estos últimos años, hasta ser "un partido en liquidación".

Para la concejal de la CUP en el Ayuntamiento de Barcelona y exdiputada, Eulàlia Reguant, "las sombras sobre el PDeCAT continúan" después de que en la sentencia del caso Palau "quede probada judicialmente la corrupción en Convergència".

Noticias

anterior siguiente