Enlaces accesibilidad

Empieza el desalojo de "La jungla" de Calais entre choques con manifestantes y migrantes

  • Policía, migrantes y activistas se han lanzado mutuamente piedras y gases lacrimógenos
  • El desmantelamiento es una decisión judicial del tribunal administrativo de Lille
  • El campamento alberga actualmente a unos 4.000 migrantes

Por
Migrantes se manifiestan durante el desmantelamiento de la "jungla de Calais"
Migrantes se manifiestan durante el desmantelamiento de la "jungla de Calais" AFP

Choques entre policías, activistas y migrantes han presidido el inicio del desalojo de la llamada "jungla" en Calais en le norte de Francia este lunes.

A mediodía, la policía francesa ha utilizado gases lacrimógenos contra un grupo de entre 150 y 200 migrantes y activistas que a su vez han respondido piedras y fragmentos de chabolas, según reporta un fotógrafo de Reuters.

Previamente, en presencia de un fuerte dispositivo policial, dos bulldozers y unos 20 empleados de una empresa privada contratada por el Estado francés se han encargado de desmontar una veintena de chamizos situados en un área 100 metros. Una persona fue arrestada tras intentar impedir a estos trabajadores iniciar el desmantelamiento.

Las auroridades francesas inician en Calais el desmantelamiento del campamento de refugiados llamado

Las auroridades francesas inician en Calais el desmantelamiento del campamento de refugiados llamado "La jungla" AFP

Cuatro mil personas

El campamento de migrantes, situado en la región de Pas-de-Calais al norte de Francia, alberga a unas 4.000 personas. La cifra se ha reducido desde los 6.000 que se refugiaban allí en septiembre, a la espera de una oportunidad para cruzar hacia Reino Unido.

"Los migrantes han empezado a correr y trataron de esconderse en el bosque, luego la policía fue tras ellos", ha dicho a Reuters el activista François Guennoc, del grupo "Albergue de los Migrantes".

El desmontaje del campamento ha comenzado por la parte sur del mismo . La Prefectura (delegación del Gobierno) ha confirmado que se ha comenzado a desalojar el campo y ha señalado que se propone una solución alternativa de realojo a cada uno de sus ocupantes.

"La acción de protección que lleva a cabo el Estado en Calais no la entorpecerán los que utilizan e instrumentalizan a los inmigrantes", ha asegurado en un comunicado la Prefectura, que ha criticado a quienes tratan de impedir el desmantelamiento.

Informe Semanal - Calais: crisis migratoria - ver ahora

Activistas arrestados

Según diversos medios, al menos una persona ha sido arrestada por tratar de convencer a los inmigrantes de que no fueran a los centros de realojo alternativos propuestos por las autoridades.

A ese respecto, la Prefectura ha criticado la acción en "la jungla" de personas que "van contra los objetivos humanitarios del Estado" y "ejercen una presión inaceptable sobre los inmigrantes" para que no acepten las soluciones alternativas.

"La orden es aplicable, excepto para áreas sociales comunes", informó el jueves el portavoz del prefecto de la región Pas-de-Calais, donde se encuentra el campamento. El Gobierno pretende continuar reduciendo el asentamiento dejandolo, por el momento, en 2.000 personas.

Más de 4.000 personas sobreviven en condiciones deplorables en la 'jungla de Calais'

Sentencia judicial

La Prefectura ha denunciado que algunos "activistas extremistas" han tenido "comportamientos irresponsables" y han llegado incluso a impedir a los inmigrantes que suban a los autobuses que les llevaban a los centros oficiales.

Se han registrado agresiones contra los agentes de la Prefectura que desde el pasado jueves proponen albergues alternativos provisionales.

Ese día, el tribunal administrativo de Lille dio su luz verde para que la parte sur de "la jungla" fuera desmantelada, y desestimó así el recurso interpuesto por varias organizaciones que consideraban que el Estado no ha previsto suficientes camas para acoger a todos los inmigrantes.

El riesgo de acabar en campamentos peores

Estas asociaciones temen, además, que por miedo a ser fichados y alejados de la frontera con el Reino Unido -que es su objetivo-, muchos acaben en otros campamentos clandestinos más precarios que el de Calais.

La delegación del Gobierno ha precisado que, además del campamento de contenedores habilitado en los aledaños de "la jungla", se han previsto plazas de acogida en centros repartidos por todo el país.

El pasado martes expiró el plazo concedido por las autoridades para que alrededor de un millar de inmigrantes abandonaran la parte sur del asentamiento, aunque la decisión fue recurrida ante la justicia por varias organizaciones humanitarias, que consideran que no hay espacios preparados para acoger a todas las personas que se quiere desalojar.

Noticias

anterior siguiente