Enlaces accesibilidad

Firmado el acuerdo de paz en Mali pese de la ausencia de dirigentes tuaregs rebeldes

  • Solo ha estado presente un miembro del principal movimieno rebelde
  • El presidente maliense tiende la mano a los tuaregs para sumarse al acuerdo
  • Al acto han acudido representantes de la comunidad internacional

Por

El acuerdo de paz para el norte de Mali ha sido firmado este viernes en Bamako entre el Gobierno maliense y los tuareg de Gatia (progubernamentales) pero en ausencia de los dirigentes del principal movimiento tuareg rebelde de Coordinadora de Movimientos del Azawad (CMA).

En el acto de firma, al que han acudido representantes de la comunidad internacional y de la Misión de la ONU en el norte de Mali (MINUSMA), solo ha estado presente un miembro del CMA que fue suspendido posteriormente por el propio movimiento.

El presidente maliense, Ibrahim Boubacar Keita, en un discurso ha tendido la mano a los rebeldes independentistas tuareg, de la CMA, para que se sumen al pacto. Keita ha asegurado que dejará el acuerdo abierto ante los "ausentes".

"Hemos dicho que estamos abiertos a nuestros hermanos, que tienen que entender la urgencia" del momento, ha subrayado el presidente, quien ha insitido en que su prioridad es alcanzar la paz para Mali. Además, ha rendido homenaje a todas las víctimas de la crisis maliense y agradeció a Argelia su papel de mediación en el proceso de negociaciones entre las diferentes partes.

Se reanudan los combates

Horas antes de la ceremonia reanudaban los combates entre los independentistas tuareg de la Coordinadora de Movimientos del Azawad (CMA) y los rebeldes pro gubernamentales del Gatia. Los violentos combates entre los CMA y Gatia que han estallado en Ménaka, en el extremo sureste de Mali, y se han saldado con 18 muertos y 24 heridos, según el último balance de Gatia.

Los miembros del CMA han intentado a través de estos enfrentamientos recuperar el control de Ménaka que se les fue arrebatada por los milicianos de Gatia el 27 de abril pasado. Además, Unidades de las Fuerzas Armadas Maliensens (Fama) se han dirigido hacia Ménaka para, al parecer, impedir el avance de los tuaregs y apoyar a las milicias de Gatia, que según los tuaregs no son sino una creación del estado maliense.

También aviones de la Misión de la ONU de estabilización en Mali (Minusma) han sobrevolado la zona, algo inédito ya que la Minusma no suele inmiscuirse en los combates entre malienses. Mientras las hostilidades se reanudaban en la región de Ménaka, la tensión se mantiene en la región de Kidal donde varios manifestantes han protestado contra el acuerdo de paz.

Noticias

anterior siguiente