Enlaces accesibilidad

La resurrección del cómic de terror

  • Se publican clásicos de EC Comics dibujados por Wallace Wood
  • También nacen nuevos títulos inspirados en las revistas Warren de los 70

Por
Fragmento de una portada de 'Tomb of terror'  
Fragmento de una portada de 'Tomb of terror'   Tyrannosaurus books

La edad de oro de los cómics de terror fue en los años 50 cuando William Gaines y Al Feldstein lanzaron los míticos cómics de EC (The Vault of HorrorThe Crypt of terror, The Haunt of Fear...), con unos guiones que siguen impactando hoy en día y algunos de los mejores dibujantes de la historia. Una etapa que finalizó con el libro La seducción del inocente, del psicólogo Frederick Wertham, que echaba a esos cómics la culpa de todos los males de la sociedad norteamericana. Tras una investigación en el Senado se exculpó a los cómics pero el daño ya estaba hecho y las propias editoriales, presionadas por la opinión pública, crearon el Comics Code, un código de autocensura que llevó al cierre a todas estas revistas a finales de 1954, y que se mantendría hasta los setenta (y que prohibía el terror, los crímenes y el sexo en los cómics).

Unos cómics que son la mayor influencia del género desde entonces y que fueron adaptados a la televisión en la famosa serie Historias de la Cripta y también inspiraron la resurrección del género a finales de los 60 en las míticas revistas de Warren (CreepyEerieVampirella...) que actualmente esta reeditando en España Planeta DeAgostini. Unas revistas que, a su vez, fueron adaptadas en películas como Creepshow o series como Masters of horror).

Y ahora esas revistas de Warren han inspirado una nueva línea de cómics de terror y ciencia ficción que recrea ese terror clásico y demuestra que el terror sigue estando de moda. Vamos a repasar tres lanzamientos imprescindibles relacionados con esto que hemos contado: Llegó el alba (Norma editorial)Tomb of terror y Madame Tarantula (Tyrannosaurus Books).

Llegó el alba

Como os decimos, los cómics de EC han pasado a la historia por su calidad y sus contenidos polémicos. Y no nos referimos solo al terror,  también fueron los primeros que denunciaron el racismo o la guerra. La editorial Norma está reeditando algunas de sus mejores historias agrupadas por autores. El primer volumen estuvo dedicado a Harvey Kurtzman: ¡Cadáver en el Imjin! y otras historias bélicas.Y ahora podemos disfrutar del trabajo de otro de los grandes, Wallace Wood (1927-1981), en el volumen LLegó el alba (Norma).

Wood es uno de los mejores dibujantes de la historia (y uno de los entintadores más solicitados por la perfección de sus acabados). Es famoso por su etapa en EC (que podemos disfrutar aquí), por su larga etapa en la revista MAD y por sus cómics futuristas. Dominaba el dibujo realista, el humorístico, el terror... Era capaz de dibujar cualquier cosa, desde las naves espaciales más alucinantes hasta la ropa de un oficinista, con todo lujo de detalles. También ha pasado a la historia por ser el creador del uniforme rojo de Daredevil, que no ha cambiado en los 50 años de historia del personaje.

Pero Wood también era un dibujante con problemas con el alcohol y una delicada salud, que le llevó a una severa pérdida de visión, lo que le impedía dibujar. El 2 de noviembre de 1981, abatido por esos problemas de salud, se suicidó. Tenía 54 años.

Nos dejó algunos de los mejores cómics de la historia, como los contenidos en este imprescindible Llegó el alba, que se inicia con algunos de sus primeros trabajos, cuando apenas contaba con 22 años, y en los que podemos apreciar la evolución de su arte, hasta llegar a ese nivel de detalle que comentábamos. Unos cómics que comienzan siendo de terror para terminar con esos temas sociales como el racismo y el miedo a los inmigrantes.

Unos cómics en los que contó con los guiones del mítico Al Felstein. Ambos narraron cosas como el asesinato a sangre fría de un negro detenido como sospechoso de asesinato o la paliza mortal a un conductor acusado de matar a la esposa de un policía en un accidente. Temas que, en ese momento, eran impensables en el cine o la televisión. En fin, unos cómics que hicieron historia y que hoy, más de sesenta años después, siguen manteniendo toda su fuerza.

Tomb of terror

Como comentábamos, estos míticos cómics de EC fueron el modelo para las revistas Warren de los 70 y, a su vez, esas son las que han inspirado una nueva revista, Tomb of terror (Tyrannosaurus Books), que significa un regreso al cómic de terror de calidad. El contenido es similar al de la añorada revista Creepy (y similares): historias de terror con finales impactantes. Por cierto que el título está tomado de una revista de Harvey Comics de los 50.

La edición americana ganó el premio Ghastly Awards (que premia a los cómics de terror) a la mejor antología de 2013 y este año vuelve a estar nominada.

Este primer volumen de Tyrannosaurus books recoge los cinco primeros números de la serie en un fabuloso blanco y negro. Y por sus páginas desfilan autores como Fernando Ignatius, Rock Baker, Jeff Austin, Jason Paulos, Maurizio Ercole, Scott Shriver, Fabrizio Fassio, Alessandro Borroni, Alessandro Ferrara y Marco Perugini, además de los creadores de la revista, el guionista Jason Crawley y el dibujante Mike Hoffman (Swamp Thing, Hellblazer...)

Hoffman es conocido por su trabajo en series como Swamp Thing o Hellblazer pero, harto de trabajar para otros, decidió crear sus propios cómics. Se trata de un autor con una clara influencia: Frank Frazetta (1928-2010), el mítico dibujante e ilustrador que creó algunas de las mejores portadas de las revistas Warren y sus inolvidables ilustraciones para las novelas de Conan el Bárbaro. Una influencia que es patente en toda su obra pero, sobre todo, en las portadas de este Tomb of Horror.

Por cierto que, como ya hiciera Creepy, esta revista también se atreve a adaptar grandes relatos de terror como Grillos, de Richard Matheson, con el que se cierra este volumen.

Madame Tarantula

Hoffman, en solitario, narra las aventuras de Madame Tarantula: Futurewest (Tyrannosaurus books), un personaje que podría ser una de las mujeres de Frazetta y que vive sus aventuras en un Oeste del futuro ambientado en el año 7011, cuando la humanidad ha abandonado una tierra desértica en la que conviven vaqueros, robots, piratas e incluso conquistadorse españoles.

Una novela gráfica del oeste con todo el polvo de los clásicos del género, la sensualidad de su protagonista, la superstición, la mágia y la locura de los mitos indios.

El personaje nació en 1998 cuando Hoffman decidió probar suerte por su cuenta, alejado de las grandes editoriales, y sacó el cómic Tigress Tales, compuesto de historias cortas y en el que aparecía esta mujer inspirada en la actriz Tura Satana, el spaghetti western, y los escritos de la naturalista y paleontóloga Loren Eiseley. Un cómic que también es una crítica al afán tecnológico y a su final incierto.

Destacar también las últimas páginas del tebeo en el que Hoffman nos describe a los habitantes, los robots, la flora y la fauna de este extraño mundo en el que hay que vivir el día a día porque la muerte acecha a cada momento.

Hoffman ha vendido los derechos del cómic para cine y televisión pero, como tantos otros, está en el limbo de los personajes olvidados.

Un gran cómic de aventuras y ciencia ficción con unos estupendos dibujos.

Noticias

anterior siguiente