Enlaces accesibilidad

Consiguen medir el dolor de cabeza y de mandíbula con una nueva herramienta

  • Es un cuestionario que complementa las pruebas radiológicas
  • Mide dolores como la migraña crónica y la cefalea tensional crónica
  • Valora de forma fiable los síntomas de cada una de las dolencias

Por
Un hombre aguantando su cabeza.
Un hombre aguantando su cabeza. KatarzynaBialasiewicz/iStockphoto KatarzynaBialasiewicz/Getty Images

Medir y valorar el dolor de cabeza y de mandíbula para mejorar el diagnóstico y su tratamiento es posible a través de una nueva herramienta para valorar los síntomas desarrollada por un equipo de investigadores de la UNED, varias universidades y el Hospital Universitario La Paz.

El instrumento, llamado Craniofacial Pain and Disability Inventory (CF-PDI, Inventario del daño craneofacial e incapacidad), es un cuestionario permitirá mejorar el diagnóstico en pacientes con cefaleas primarias y secundarias, así como en aquellos con trastornos temporomandibulares o algún otro dolor orofacial, según recoge la UNED.

Y es que los dolores de cabeza y mandíbula son síntomas muy habituales que  ha padecido recientemente alrededor del 60% de la población.

Aunque la relación entre ambas patologías es conocida, los mecanismos subyacentes siguen siendo investigados. El cuestionario,  se diseñó con el objetivo de medir estas dolencias y la discapacidad asociada a ellas por un lado, y por otro lado el estatus funcional de la mandíbula.

Herramienta en español fiable

"El dolor se evalúa mediante diagnóstico clínico y en algunos casos mediante pruebas radiológicas", ha afirmado el Vicedecano de Fisioterapia en CSEU La Salle y líder del grupo de investigación, Roy La Touche.

El investigador ha afirmado que este método continuará haciéndose así, pero que era necesario contar con un instrumento en español para cuantificar de forma "válida y fiable" el dolor y la discapacidad asociada.

"Este instrumento viene a cumplir un papel fundamental ya que puede ayudar a mejorar la especificidad del diagnóstico, del seguimiento al paciente y de las intervenciones terapéuticas que se programen”, ha rematado La Touche.

La implantación y uso de esta herramienta no implica un cambio en la manera de diagnosticar el dolor craneoencefálico pero sí contribuye a mejorar esta práctica.

Estudio con pacientes con dolor de cabeza

El estudio, publicado en la revista Pain Physician, se hizo a partir de una muestra de 192 pacientes del Hospital Universitario de La Paz a los que se administró el cuestionario.

Padecían migraña crónica, cefalea tensional crónica, dolor orofacial y trastornos temporomandibulares. A continuación se realizó un análisis psicométrico a partir de las respuestas obtenidas. El resultado permitió validar el CF-PDI como un instrumento de medición objetivo en estos casos.

“El siguiente paso es investigar otras propiedades psicométricas más avanzadas y además analizar el comportamiento del inventario mediante alguna aplicación terapéutica en ensayos clínicos”, ha concluido el miembro del Departamento de Metodología de las Ciencias del Comportamiento de la UNED, Juan Carlos Suárez.

En el estudio intervinieron diversas instituciones en colaboración con los miembros del Grupo de Investigación en Ciencias de Movimiento, Bioconducta y Estudio del Dolor de la Facultad de Ciencias de la Salud del CSEU La Salle.

Noticias

anterior siguiente