Enlaces accesibilidad

Los mejores cómics de acción, humor y aventuras para el puente de mayo

  • Cuatro grandes títulos que destacan por su calidad incuestionable
  • Desde grandes clásicos a los cómics más vanguardistas

Por
Ilustraciones de 'Hechizo total' (Fulgencio Pimentel),  'Ken Games 0: Louviers' (Diábolo ediciones), 'Ric Hochet' (Ponent Mon) y 'Los gatos son raros y más observaciones' (La Cúpula)
Ilustraciones de 'Hechizo total' (Fulgencio Pimentel), 'Ken Games 0: Louviers' (Diábolo ediciones), 'Ric Hochet' (Ponent Mon) y 'Los gatos son raros y más observaciones' (La Cúpula)

Para este largo puente os recomendamos cuatro grandes cómics tan diferentes como interesantes, desde el humor provocativo de Hechizo total (Fulgencio Pimentel), hasta el más familiar de Los gatos son raros y más observaciones (La Cúpula), pasando por la serie negra que nos hace reflexionar, representada por Ken Games 0: Louviers (Diábolo ediciones) o la aventura más clásica representada por Ric Hochet (Ponent Mon).

'Hechizo total'

Ultimamente el cómic ha perdido gran parte de su poder de provocación que en los años sesenta y setenta del pasado siglo lo elevaron a uno de los medios de comunicación más vanguardistas. Afortunadamente de vez en cuando aparecen francotiradores como el australiano Simon Hanselmann, que nos ha conquistado con la pandilla de perdedores de Hechizo total (Fulgencio Pimentel), que nos recuerda muchísimo a aquellas inolvidables aventuras del Gato Fritz de Robert Crumb, aunque convenientemente actualizadas.

Hanselmann nos cuenta las aventuras de un grupo de personajes tan extraños como patéticos, obsesionados por el sexo y las drogas, entre los que destacan la bruja Megg, su gato Mogg y el búho Búho, el excesivo Werewolf Jones, el nigromante Mike y el monstruo asustaniños transexual Moco. Juntos protagonizan una sitcom alucinógena y realmente descacharrante en la que cualquier barbaridad es posible, siempre que nos haga reír. Porque el humor del australiano tiene unos registros amplísimos, desde lo más surrealista y sutil hasta lo más cafre y gamberro.

Dividido en pequeños sketchs, casi siempre centrados en el sofá de la casa donde viven o en el supermercado cercano, las tramas giran en torno a la vida cotidiana, sin olvidar numerosas referencias a la cultura popular y, sobre todo, a las series de televisión. El autor confiesa que la serie es casi una terapia y cada personaje representa un aspecto de su propia personalidad. Por ejemplo, algunas historias de tono deprimente que protagoniza la bruja y que sirven de contrapunto al tono cómico e irónico de la serie.

Uno de los cómics más extraños, divertidos, provocativos e interesantes que se publican en la actualidad. Y lo mejor es que sólo es el primero de una serie que esperamos poder seguir leyendo en castellano.

'Ken Games 0: Louviers'

La trilogía de Ken Games (Diábolo) es uno de los títulos más interesantes del cómic español reciente gracias al talento de sus dos jóvenes creadores,  José Manuel Robledo y Marcial Toledano. Una espectacular y premiada serie negra centrada en las mafias, el ajedrez y el boxeo que ha triunfado en Francia y que narra la historia de tres amigos que esconden secretos inconfesables y peligrosos.

Y ahora nos llega un spin-off de la serie centrado en uno de los personajes secundarios de la trama Ken Games 0: Louviers (Diábolo Ediciones), una precuela protagonizada por Bruno, alias Louviers, que es un asesino a sueldo que acepta un delicado contrato en un país en Guerra. Para llevar a cabo esa misión se hará pasar por periodista, lo que le permitirá entrar en contacto con corresponsales de guerra y comprobar que no todos tienen la ética ni los escrúpulos que se presuponen y son capaces de cualquier cosa para conseguir un premio Pulitzer.

Un personaje clásico que se debate entre su profesión de asesino, su ética y una historia de amor imposible. Un tebeo tan espectacular como introspectivo que figurará entre lo mejor de 2014. Destacar el excelente guion de Robledo y su compenetración con Toledano, lo que confirma a esta pareja como una de las más interesantes del cómic español.

'Ric Hochet'

La editorial Ponent Mon sigue ofreciéndonos los mejores clásicos de la historieta europea y ahora le llega el turno a Ric Hochet, del dibujante Tibet y el periodista y escritor de novela negra André-Paul Duchâteau. Ric Hochet (término que en francés se aplica al rebote que dan las piedras al lanzarlas sobre la superficie del agua) es un periodista que coopera con la policía y cuyas aventuras nos recuerdan a los grandes clásicos de la literatura del género (no en vano Duchâteau es escritor).

El personaje nació el 30 de marzo de 1955 en la revista Tintín y su éxito fue inmediato, protagonizando una serie de interesantes casos que están recogidos en este integral de Ponent Mon, tan recomendable como todos los de la editorial. En sus aventuras el protagonista recibirá la ayuda de un comisario bonachón, Bourdón y su amiga Nadine.

Tibet había destacado en la serie de aventuras cómics del vaquero Chick Bill. Y aquí nos sorprende adaptando su estilo humorístico a los guiones de misterio de Duchâteau, con un grafismo muy moderno para la época y que todavía es completamente actual, aunque tenga ese regustillo de aventuras clásicas que tanto nos gusta a algunos lectores. Resumiendo, un cómic muy especial con el sabor de los grandes clásicos y la emoción de las mejores novelas policíacas. Y con algunos toques de fantasía y ciencia ficción.

'Los gatos son raros y más observaciones'

El norteamericano Jeffrey Brown es uno de los mejores autores de comics de humor de la actualidad. Y con muchos registros que van desde el humor adulto surgido de la observación del mundo que le rodea, como en trabajos autobiográficos del estilo Escenas imborrables (La Cúpula) y De padres e hijos (La Cúpula), hasta sus libros dedicados al público infantil y juvenil como  Darth Vader e hijo (Planeta DeAgostini) (con el que consiguió el Eisner al Mejor cómic de Humor) y su secuela Darth Vader y su princesita (Planeta DeAgostini).

Su nuevo trabajo Los gatos son raros y más observaciones (La Cúpula), es la secuela de su álbum Gato saliendo de una bolsa y otras observaciones (La Cúpula). Ambos son divertidos libros para todas las edades, nacidos de una ocupación hipnótica y apasionante, la de observar a los gatos. Una recopilación de historias sobre un par de gatos que descubren el mundo que les rodea, con episodios tan divertidos y apasionantes como las siestas, un zapato lamido, un enfrentamiento con la aspiradora, ataques a las partículas de polvo, escondites en los armarios, saltos sobre las hojas caídas de los árboles, un jardín patrullado y ronroneos bajo la lluvia.

En la historia del cómic los gatos tienen un lugar privilegiado, y este libro es uno de los más destacados sobre el tema, ya que está basado en hechos tan reales como sorprendentes y divertidos. Y es que, quien tenga un gato, sabrá que la vida con estos animalitos está llena de sorpresas constantes, al igual que este divertido cómic.

Noticias

anterior siguiente