Enlaces accesibilidad

Juan Berrio retrata la magia de los encuentros fugaces

  • Colecciona e ilustra frases que oye en la calle y las sube a su blog
  • Ahora las recopila en el libro 'Cuaderno de frases encontradas'

Por
Ilustración para la portada de 'Cuaderno de frases encontradas', de Juan Berrio
Ilustración para la portada de 'Cuaderno de frases encontradas', de Juan Berrio

Juan Berrio (Valladolid, 1964)

Ha publicado varios álbumes y recopilaciones de sus cómics, como La tirita (Dib>buks). Trabaja también como ilustrador de libros infantiles y juveniles, revistas, calendarios... Colabora con diversas agencias de publicidad y ha realizado exposiciones de sus trabajos fotográficos. A pesar de ser uno de los ilustradores más reconocidos, 'Miércoles' es su primer cómic, gracias al que ha conseguido el premio de Novela gráfica FNAC-Sins entido.

Juan Berrio es uno de los mejores ilustradores de España, y hace un par de años consiguió el Premio Internacional de Novela Gráfica Fnac-Sins entido por su primera novela gráfica Miércoles, por la que también fue finalista al Premio Nacional de Cómic. Una obra sobre el azar en la que relataba cómo los encuentros casuales de varios personajes podían cambiarles la vida. Un tema (el azar) al que lleva dando vueltas varios años y que también es uno de los protagonistas de su nueva obra; quizá la más personal de su carrera: Cuaderno de frases encontradas.

“Es una colección de dibujos –asegura- que se aloja en un blog y que ahora salta a las páginas de un libro (de edición propia) y a las paredes del Museo ABC. Colecciono frases que escucho por casualidad mientras paseo o hago mi vida y luego las dibujo retratando a los protagonistas de las frases, manteniendo mi punto de vista pero prescindiendo de detalles ambientales. En todos los casos apunto el lugar y el día del encuentro”.

Una afición que comenzó: “Un día en el verano de 2009, después de escuchar una extraña frase mientras paseaba por Jaca, se me ocurrió que esas palabras que involuntariamente escuchamos y que saltan de la vida de otros a la nuestra tenían un misterioso atractivo. Unas veces, como esta primera pueden resultar inquietantes, pero otras veces me resultan interesantes por lo divertido o lo misterioso, o por lo absurdo o por lo elemental de la afirmación”.

“Estos encuentros esconden historias”

“Me parece que detrás de estos encuentros se esconden pequeñas historias –asegura el dibujante-. Son fragmentos de conversaciones que nos hacen preguntarnos de qué o de quién hablan, o por qué dicen lo que dicen. Además del valor o del atractivo que estas frases puedan tener, me parecía un buen ejercicio para un dibujante como yo, que en aquel momento necesitaba experimentar al margen de la línea que yo mismo me había marcado o de las pautas sugeridas por editores o clientes”.

“Para mí lo verdaderamente fascinante –continua Berrio- es la suma de todos esos encuentros. Unas frases me resultan curiosas, otras chocantes, unas me hacen sonreír y otras me inquietan; muchas, por absurdas u obvias, llaman la atención y te obligan a pensar para entender y completar las palabras escuchadas, pero (y no es poco) nada más”.

Una obra que puede parecer impersonal, con el autor como mero observador, pero que es justo lo contrario: “Lo que realmente me fascina es el conjunto, porque el conjunto habla de mí, de los lugares que frecuento, de mis escapadas y de mis rutinas; de la gente que vive alrededor, de los temas que les interesan, de lo que les hace gracia y lo que les preocupa; de lo que está pasando, de cuáles son los acontecimientos políticos, sociales y deportivos; de cómo se expresan… En definitiva, son fragmentos de vida cotidiana que juntos reflejan un mundo”.

“No busco la gran frase”

Muy pronto, Juan empezó a publicar esos dibujos y frases en Internet. “Desde el primer momento tuve claro que el lugar para esta colección de frases era un blog (http://juanberriofrases.blogspot.com.es/) por lo que tiene de proyecto en marcha, siempre abierto, siempre en construcción. De hecho, tanto el formato de papel como la nota de texto que acompaña a cada dibujo están pensados en función de ese soporte digital”.

Estas frases que siguen mis pasos, que están donde yo estoy, en cada lugar y cada época del año, y que hablan de las cosas que están pasando, encajan bien en un blog personal que es una versión moderna y expuesta de un viejo diario. De alguna manera, viendo lo que yo miro y escuchando lo que yo oigo, tenemos mucha información de lo que me pasa”.

Lo curioso es que esas frases no tienen que ser lapidarias ni graciosas. Es el punto de vista de Berrio y sus dibujos lo que las hacen especiales: “No tienen mucho de especial, no busco la gran frase. Al principio casi me valía simplemente con que fueran escuchadas involuntariamente con independencia de su interés. Luego la idea fue tomando forma y le fui dando el espacio y el tiempo que necesitaban y me fui quedando con las que por algún motivo me iban llamado la atención”.

“Puede ser por los temas que tratan, que son de lo más variados, o por la manera de expresarlos, o por la situación o el lugar, o por la peculiaridad de los personajes. Confieso que tengo más manga ancha con la frase si estoy en un lugar novedoso, si está en un idioma que no es el mío, o si los que hablan tienen algún tipo de particularidad”.

Frases de todos los tipos

Paseando por el centro de Madrid, donde vive, Berrio se ha topado con todo tipo de personajes y frases e incluso ha llegado a categorizar esas frases casuales. “Habría muchas maneras de clasificarlas. Para empezar por el número de personas y la relación que intuimos que hay entre ellas. Desde los solitarios que hablan por el móvil o con el perro, hasta pequeños grupos. Parejas, padres con hijos, familiares variados, compañeros de trabajo, clientes y comerciantes, etc. También podemos fijarnos en los temas que tratan: amor y desamor, trabajo, estudios, comida, salud, familia, política, economía (crisis), asuntos intrascendentes, ocurrencias disparatadas….”

“O por la manera en que se relacionan los que conversan, o por la manera en que se expresan. También se pueden catalogar atendiendo a los lugares dónde fueron escuchadas: ciudad o campo, calle o recinto cerrado (medio de trasporte, comercio, oficina…)”

Frases que también pueden ser un retrato de la sociedad actual en un libro apasionante que, como mínimo, es original: “No conozco a nadie que dibuje frases que escucha –afirma Berrio-, pero estoy seguro de que en algún lugar tiene que haber más gente que esté haciendo algo parecido. Mucha gente me ha contado que también apuntan frases que escuchan, y sé de algunos trabajos de dibujantes que se basan en frases, diálogos o anécdotas “encontradas”, pero con un desarrollo distinto, normalmente en forma de historieta”.

“Trato de ser fiel a las frases y a los que las expresan”.

Es muy probable que si paseáis habitualmente por el centro de Madrid, hayáis protagonizado, sin quererlo, alguno de estos momentos mágicos. Y quizá os reconozcáis en sus páginas: “Trato de ser lo más fiel posible. Memorizo la frase y me fijo en los personajes todo lo que puedo (muchas veces es un cruce fugaz que apenas me permite fijarme en unos rasgos). Además traslado a los dibujos mi punto de vista, tengo en cuenta si he visto a la gente de frente, de espaldas o arriba hablando en un balcón. Hay frases, incluso, en las que no se ve a los que hablan y he dibujado lo que veía en la dirección en la que venían las palabras: una puerta, un camino”.

“En cuanto a los protagonistas –asegura Berrio- trato de que se parezcan, pero muchas veces entre lo fugaz de los encuentros, lo engañoso de los recuerdos y la interpretación dentro de mi estilo de dibujo, puedo distanciarme de imagen real de los protagonistas. No son, ni pretenden ser, retratos, pero sí me gusta acercarme al modelo todo lo posible”.

“Alguna vez en el blog me han puesto comentarios diciendo que se reconocían o que reconocían a alguien cercano, pero realmente nadie me lo ha dicho con seguridad. Los que podrían reconocerse con más facilidad son los que trabajan cara al público o los que trabajan de uniforme en lugares públicos, como jardineros, barrenderos...”

“Yo sí reconozco a muchos de mis “protagonistas”, personas que ya dibujé y que tiempo después me vuelvo a cruzar. Una de las normas que aplico es no recoger frases de las conversaciones en las que participo, por tanto nunca dibujo a conocidos o amigos” -puntualiza el autor-.

Un libro autoeditado

Para un trabajo tan personal como este, Berrio ha optado por la autoedición; “Editarse uno mismo tiene ventajas en algunos casos e inconvenientes en muchos otros. Yo acudo a la autoedición especialmente cuando hago libros “raros”: libros difíciles de encasillar y que no pertenecen a ninguna tipología o género común (no lo haría, por ejemplo, con una novela gráfica o con un álbum ilustrado infantil de un formato estándar)”.

“Me interesa mucho y disfruto de todo el proceso de creación del libro y todo lo relativo a la preimpresión e impresión; y no me gustan, y se me dan mal, la distribución y la promoción”.

Cuaderno de frases encontradas es un claro ejemplo de libro difícil de clasificar y por tanto difícil de vender –afirma-. Con la autoedición consigo tener un mayor control de dónde y cómo va el libro, a cambio de tener una peor difusión. Y creo que me compensa. Quizá algunos editores se podrían haber interesado por publicar este libro, pero por todo lo que he explicado antes pienso que es mejor destino para él ir de la mano de su autor, ir de mi mano”.

Por último Juan nos ha comentado sus proyectos: “Estoy retomando el guión de una historia triste para un cómic o novela gráfica de unas cien páginas”

Un libro tan sorprendente, divertido y entrañable como la vida misma. Un volumen que capta la magia de esos instantes fugaces que nunca volverán y que nos hace reflexionar sobre nosotros mismos y la sociedad actual, de la que también es un estupendo reflejo. No dejéis escapar la oportunidad de pasear con los protagonistas de este Cuaderno de frases encontradas. Por cierto que el libro se puede encontrar en librerías especializadas, aunque lo más fácil es solicitárselo al propio Juan en el correo juanberrio@telefonica.net

Noticias

anterior siguiente