Enlaces accesibilidad

'La ladrona de libros' o el poder de la palabra ante el horror del nazismo

       
  • La protagonizan Geoffrey Rush, Emily Watson y Sophie Nélisse
  •    
  • La adaptación del bestseller de Markus Zusak se estrena el día 10
  •    
  • RTVE.es te ofrece un clip con declaraciones de sus protagonistas

Por

Geoffrey Rush: "La historia de 'La ladrona de libros' es supervivencia a un nivel mayor"

FICHA TÉCNICA

Título original: The Book Thief
Año: 2013
Duración: 131 min.
País: Estados Unidos, Alemania
Director: Brian Percival
Guion: Michael Petroni (basado en la novela de Markus Zusak)
Música: John Williams
Reparto: Sophie Nélisse, Geoffrey Rush, Emily Watson, Nico Liersch, Ben Schnetzer, Sandra Nedeleff, Hildegard Schroedter, Gotthard Lange

Tras venderse más de 30 millones de ejemplares de la novela homónima en todo el mundo, La ladrona de libros es otro de los bestseller que llegan a la la gran pantalla esperando contentar a sus fieles lectores, pese a los cambios argumentales que suelen conllevar las adaptaciones. Bajo la dirección del británico Brian Percival (uno de los creadores y realizador de varios episodios de Downton Abbey) y con actores tan sólidos como Geoffrey Rush y Emily Watson, la cinta se estrena en España este viernes 10.

La novela del escritor australiano Markus Zusak -en España editada por Lumen- es una historia de lucha por la superviviencia en la Alemania nazi, cuyo argumento le vino inspirado por los relatos que le contaban sus padres, una alemana y un austríaco, sobre sus vivencias en Europa. 

La película narra la historia de Liesel (Sophie Nélisse), una niña de 11 años que transforma las vidas de todas las personas de su entorno cuando la envían a vivir con una familia de acogida, Hans Hubermann (Geoffrey Rush) y su malhumorada esposa Rosa (Emily Watson), en el marco de la Alemania de la II Guerra Mundial. Liesel se esfuerza por adaptarse a su nuevo hogar y aprende con su nuevo padre a escribir y leer, en una casa en cuyo sótano esconderán a un judío que huye de los nazis, Max (Ben Schnetzer). Para Liesel, en la que Max despertará además el amor por la escritura, el poder de las palabras y de la imaginación se convierte en una forma de escapar de los tumultuosos eventos que la rodean.

El nazismo a través de los ojos de una niña

No son pocos los libros y películas que nos han narrado el horror del nazismo desde los ojos de un niño (La vida es bella, El niño con el pijama de rayas), un punto de vista que hace más dramáticas aún esas vivencias. En esta película -al igual que en la novela, aunque otras partes del argumento estén cambiadas como ocurre en muchas adaptaciones-, además, la narradora omnisciente de la historia es la Muerte, como no podía ser de otra manera en tiempos de guerra. 

Pero, sobre todo, como entiende el oscarizado Geoffrey Rush (Shine: El resplandor de un genio, 1996; El discurso del rey, 2011), La ladrona de libros es una historia de "supervivencia a un nivel mayor" y de demostrar el poder que tienen las palabras

"Liesel encuentra una vía de escape en la magia del lenguaje", explica el actor australiano en el vídeo sobre la película que acompaña estas líneas y que RTVE.es te adelanta en exclusiva con declaraciones de los actores, el director de la película y el autor de la novela. Paradójicamente, el primer libro con el que aprende a leer Liesel será un manual de sepultureros, que había sustraído de forma impulsiva en el entierro de su pequeño hermano, fallecido antes de ser dado también en acogida.

Palabras que sirven tanto para ayudar a Liesel a pensar por sí misma, como para la retórica del régimen nazi para persuadir a las masas y convencerlas de la necesidad de destruir los libros de 'espíritu anti-alemán': "Tenemos que librarnos de la enfermedad intelectual", claman los líderes nazis en una de las escenas de la película que muestra la quema de libros auspiciada por el régimen.

"Hitler destruye a la gente con palabras; Liesel las recupera y escribe con ellas su propia historia", explica el autor de la novela; "en un tiempo en el que nadie podía pensar por sí mismo, esta es la historia de alguien que sí lo hizo", corrobora el actor Ben Schnetzer, que da vida a Max.

Jóvenes promesas y una batuta veterana

El trabajo de los actores es una de los aspectos más destacables del film, con unos espléndidos y conmovedores Geoffrey Rush y Emily Watson (Rompiendo las olas, 1996; Hillary y Jackie, 1998), que vuelven a trabajar juntos diez años después de Llámame Peter (2004).

Ambos impartieron una auténtica master class durante el rodaje a sus jóvenes compañeros de reparto: la prometedora joven canadiense Sophie Nélisse que, con solo 13 años y después de su brillante debut en Profesor Lazhar (2011,) fue elegida para el papel protagonista tras haber hecho más de mil pruebas por Europa, Australia y Estados Unidos; Nico Liersch, de su misma edad y que interpreta a Rudy, quien ya había hecho algunos papeles en la televisión alemana; y  Ben Schnetzer, que adelgazó 17 kilos para interpretar al escuálido judío que se esconde en un sótano del horror nazi.

A la espera de las nominaciones de los Oscar la próxima semana, la música de La ladrona de libros suma ya dos candidaturas para los grandes premios del cine, para los Globos de Oro y para los Bafta. No es para menos si tenemos en cuenta que la batuta es la de John Williams, la persona viva con más nominaciones al Oscar, 48 -cinco veces ganado-. Probablemente sume una más.

Noticias

anterior siguiente