Enlaces accesibilidad

Berlín celebra el centenario del hallazgo del busto de Nefertiti con una gran exposición

  • Desde este viernes hasta el 13 de abril, en el Neues Museum
  • Tras la muestra, el busto permanecerá en el museo adónde llegó en 2009

Por
Exposición de Nefertiti en Alemania

El 6 de diciembre de 1912, el busto de la reina Nefertiti -de 3.300 años de antigüedad-fue hallado mientras se excavaba en la ruinas de la antigua ciudad egipcia de Amarna. Para celebrar ese aniversario, 100 años después, el Museo Egipcio y de Papiros de los museos nacionales de Berlín, abre al público este viernes una muestra especial que no sólo incluye el famoso busto de la reina.

Con el título Bajo la luz de Amarna, la exposición pretende  ilustrar la era de la reina Nefertiti y de su esposo, el gran faraón Akenatón, en torno a 1346 a.C.

La muestra, que podrá verse del 7 de diciembre al 13 de abril de 2013 en el Neues Museum presenta alrededor de 600 objetos, entre piezas nunca antes expuestas de los fondos del museo y numerosos préstamos internacionales.

Objetos que, según los organizadores, son presentados en su "debido contexto histórico-cultural" para permitir al visitante una inmersión en la época de Nefertiti y el faraón Akenatón. Muchas de esas piezas sólo se habían podido ver hasta ahora más que como réplicas o souvenirs que se venden en la tienda del museo Egipcio de Berlín.

Durante las excavaciones en Amarna, los arqueólogos hallaron entre 7.000 y 10.000 objetos, de los cuales 5.500 se encuentran en Berlín. En aquella época, la autoridad política en la zona era francesa. La mayoría de aquellos restos no habían sido restaurados o estudiados hasta ahora y por el momento sólo se habían expuesto unos pocos.

el público puede tocar una réplica del busto de Nefertiti

Una de los "platos fuertes" de la muestra es una réplica en bronce del famoso busto de la reina que el público puede tocar con sus manos. "Queremos que el visitante pueda experimentar la belleza del busto también a través del tacto", declaró el arquitecto responsable del diseño de la exposición, Noel McCauley.

"La embajadora egipcia más bella" en Berlín

El famoso y frágil busto de Nefertiti, protagonista de la gran exposición Im licht von Amarna (Bajo la luz de  Amarna), permanecerá también en un futuro en la capital alemana, aseguró este martes el presidente de la Fundación Patrimonio Cultural Prusiano, Hermann Parzinger.

"Nefertiti permanecerá en Berlín y no abandonará su ubicación" en una sala exclusivamente reservada para el busto en el Museo Nuevo (Neues Museum) de Berlín, donde se expone desde finales de 2009, señaló el arqueólogo, quien subrayó que "existe el riesgo de que resultara dañada si se mueve".

El traslado en 2009 de esta joya arqueológica del Antiguo al Nuevo Museo supuso un despliegue y un esfuerzo "tan enormes", que no quieren volver a asumir ese riesgo, subrayó.

Además, Nefertiti se ha convertido en un "icono para la Isla de los Museos (con cinco en total, entre ellos el Nuevo) y para Berlín" y, como dijo alguien una vez, agregó, "la embajadora egipcia más bella" en la capital alemana.

Otra de las piezas más llamativas de la exposición es el busto de su esposo, Akenatón, hallado al mismo tiempo que el de Nefertiti, y firmada por el mismo escultor Tutmosis. Fue destrozado en la Antigüedad por los adversarios de la religión que el faraón instauró.

Otra pieza llamativa es el busto de Akenatón

Las "arrugas" de Nefertiti

En esa era de  Akenatón que se prolongó durante un "lapso ridículo de 15 años", explicó Parzinger, y en la que el faraón instauró el monoteísmo, desde el punto de vista artístico el retrato pasó a ser más detallado, a diferencia de lo que marcaba la tradición, lo que dio como resultado "imágenes realistas de las personas, de los gobernantes".

"A Nefertiti se le ven las arrugas, eso la hace tan cercana a la realidad y le otorga un especial atractivo", subrayó.

Por otra parte, el arqueólogo reconoció la responsabilidad que deben asumir países como Alemania, que cuentan con colecciones egipcias. En este sentido, subrayó también que los museos de Berlín no adquieren actualmente piezas en el mercado internacional, "pues se trata de arte robado".

"El comercio de antigüedades ilegal y las excavaciones clandestinas son el gran problema", subrayó Parzinger, quien agregó que "al arrancar los objetos arqueológicos de su contexto, su valor científico queda diezmado". Recordó que el busto de Nefertiti, descubierto en 1912 por el egiptólogo Ludwig Borchardt en el valle de Amarna, entre Luxor y El Cairo, "se encuentra legalmente en Berlín".

Alemania reafirma la procedencia legal de su colección egipcia

En vísperas de la inauguración de esta gran exposición, Parzinger expresó su esperanza de "ir por el buen camino para intensificar la cooperación" con Egipto, desde el cual, aseguró, no existe petición de devolución de esta joya de la arqueología.Según el arqueólogo, Berlín espera, si la situación actual en Egipto lo permite, poder recibir al ministro de Antigüedades de Egipto, Zahi Hawass, invitado a asistir a la inauguración.

La directora de la colección de arte egipcio de Berlín, Friederike Seyfried, que ha visitado Egipto tres veces en los últimos meses para reunirse con el ministro egipcio de arqueología declaró recientemente que la exposición ha sido recibida positivamente en Egipto. Hay que recordar, sin embargo, que las autoridades de ese país sí han reclamado en numerosas ocasiones que el tesoro arquológico egipcio en Berlín sea devuelto.

El gobierno alemán, por su parte, insiste que el tesoro llegó de forma legal y que la colección es demasiado frágil para ser transportada.

Noticias

anterior siguiente