Enlaces accesibilidad

Muere una mujer discapacitada tras fallecer su madre anciana en casa, que era quien la cuidaba

       
  • La madre tenía 82 años y su hija, ciega y gravemente discapacitada, 40
  •    
  • Los vecinos dieron la alerta al no tener noticias de ambas mujeres
  •    
  • Cuando encontraron sus cuerpos llevaban varios días muertas

Por

La Policía Local de Astorga (León) ha localizado los cadáveres de una mujer de 82 años -que habría muerto por circunstancias naturales- y de su hija, de 40, que padecía una grave discapacidad y ceguera, y que, al parecer, falleció al no recibir los cuidados que requería.

Los vecinos habían alertado de que desde hacía varios días no tenían noticias de ambas mujeres, que vivían en el primer piso del número 15 de la calle San Juan, de Astorga, según han confirmado a Efe fuentes policiales.

Los cadáveres fueron encontrados a última hora del pasado viernes y los agentes comprobaron que ambas mujeres llevaban muertas desde hacía varios días.

La Policía Local, a petición de la Fiscalía, buscaba desde "hacía más de una semana" a las dos mujeres que han sido halladas muertas en Astorga (León), ya que estaba "en trámite una petición de tutela".

Así lo ha desvelado a Efe la alcaldesa de Astorga, Victorina González, quien se ha referido a las dos mujeres que fueron halladas el viernes muertas en su domicilio: la madre de 82 años, M.P.F.y su hija M.M.V.P., de 40 y con "discapacidad psíquica y ceguera".

Las primeras investigaciones apuntan a que ambas fallecieron por causas naturales, ya que los cuerpos no presentaban indicios de violencia externa, han informado a Efe fuentes de la investigación, que están a la espera del resultado de la autopsia que se les ha practicado.

La alcaldesa ha pedido "cautela" ante las hipótesis sobre la muerte de las mujeres, en el sentido de que la madre falleció por causas naturales y la hija por una posible desatención, ya que era discapacitada psíquica y física, tal como han apuntado algunas fuentes policiales.

El suceso ha conmocionado a los vecinos de Astorga, que no dan crédito a lo que ha ocurrido, ya que ambas eran conocidas en este municipio leonés, de unos 12.000 habitantes.

Las mujeres vivían solas

Las mujeres, que vivían solas, estaban empadronadas en Madrid y pasaban largas temporadas en la capital, motivo por el que nadie se sorprendió en un principio cuando llamaban a su casa y nadie respondía.

La alcaldesa ha dicho que desconoce quién había formulado la petición de tutela de estas mujeres, aunque cree que ha sido desde el Hospital de León, ya que la hija estuvo ingresada "hace poco allí", de donde salió el "22 o 23 de octubre".

Con motivo de esta tramitación de tutela, la Policía Local llevaba desde hace más de una semana buscando a estas mujeres, según la alcaldesa.

"Habían ido dos o tres veces a su casa, pero no había nadie", circunstancia que no extrañó puesto que pasaban algunas temporadas en Madrid.

Fue el pasado jueves cuando un vecino dijo que "parecía que olía mal" en las inmediaciones del domicilio. El viernes por la tarde, la Policía entró en la vivienda y encontró los dos cadáveres.

La hija había estado con anterioridad ingresada en distintas residencias de discapacitados, pero su "madre la quería mucho y quería tenerla" con ella, asegura la alcalsa.

La madre era "muy habladora y extrovertida y siempre se ocupaba de su hija", ha explicado la alcaldesa, quien ha recordado que era viuda de funcionario, y no tenía más hijos.

A priori, no parecían tener problemas económicos, ya que disfrutaba de una pensión de viudedad, además del piso de Madrid y el de Astorga.

Las dos mujeres fueron enterradas este domingo en el cementerio de Astorga.

El caso ha pasado al juzgado de Guardia de esta localidad, que será el que investigue el asunto, han dicho a Efe fuentes de la investigación.

En la Policía Local de Astorga no había ninguna denuncia relacionada con las fallecidas, si bien pasaron familiares y vecinos para interesarse por su paradero.

Noticias

anterior siguiente