Enlaces accesibilidad

Humanismo y universalidad frente a la crisis

  • Martha Nussbaum: “El PIB no evalúa la calidad de vida nacional"
  • El  embajador estadounidense ha leído el discurso del ausente Philip Roth

Por
Oviedo vive la ceremonia de los Premios Príncipes de Asturias

Un mundo más solidario, un arte más racional, una literatura universal y una economía menos numérica y más humana. Sobre esas cuatro divisas se han centrado los discursos de la ceremonia de los Premios Príncipe de Asturias 2012. La tradición dice que solo tres de los premiados agradecen el galardón el Teatro Campoamor. Este año se ha sumado un protagonista ausente: Philiph Roth, Premio Premio Príncipe de Asturias de las Letras; que aunque no ha acudido por sus prescripción médica ha habado por boca del embajador estadounidense Alan Solomont.

Antes de la ceremonia, Xavi Hernández e Iker Casillas, Premio Príncipe de Asturias de los Deportes, ídolos locales, monopolizaban la atención del público que se ha acercado a la alfombra azul amenizada, como siempre, por la banda de gaitas Ciudad de Oviedo. El desfile de los 800 metros que separan el Hotel Reconquista del Teatro ha concluido con la llegada de la comitiva real de Don Felipe y doña Letizia. Un grupo de funcionarios ha protestado frente al teatro por los recortes.

Moneo reivindica una arquitectura racional

Fiel a su pasado docente, Rafael Moneo, Premio Príncipe de Asturias de las Artes, ha esbozado en su discurso una historia de la arquitectura y el arquitecto. Desde los tiempos en el que construir "no implicaba la presencia del arquitecto", pasando por la fragua de la profesión en el Renacimiento, hasta el desarrollo exponencial que acompañó al nacimiento de las ciudades.

Discurso de Rafael Moneo - Premio Príncipe de Asturias de las Artes

"Debo decir cuán profundamente agradecido estoy a mi profesión. Que me ha hecho vivir indagando continuamente cuáles son las razones que explican la forma de todo aquello que nos rodea. La forma del paisaje, de los campos cultivados, de los puentes que nos ayudan a cruzar los ríos, de los artefactos mecánicos de que nos servimos, de los objetos de uso cotidiano, de los trajes con los que nos cubrimos, de las obras de arte que nos dicen quiénes somos y, naturalmente de los edificios y elementos con los que se construyen las ciudades", ha afirmado Moneo.

Su lectura ha sido también una reivindicación del arquitecto como diseñador, que comprende las formas de las que está hecho el mundo, frente a la figura del arquitecto como artista que prevalece en la actualidad.

"Quisiera que los arquitectos –y al decir arquitectos pienso en los que vienen– sin olvidar cuánto en lo que construyen depositan los mortales su idea de lo que el mundo es, mantuviesen, al cumplir con su misión, viva todavía aquella necesaria racionalidad que implica la supervivencia", ha concluido.

[DISCURSO ÍNTEGRO DE RAFAEL MONEO]

Philip Roth, protagonista en off

El autor de Pastoral americana, Me casé con un comunista o La mancha humana, único premiado no presente, ha mostrado en su discurso leído por Solomont su confusión por el reconocimiento extranjero a una obra pensada “para un público estadounidense”.

"El habla estadounidense es mi argot. ¿Qué pueden significar mis historias estadounidenses para los lectores españoles?”, se ha preguntado el novelista estadounidense cuestionando la visión que el resto del mundo tiene sobre su país: "¿Puede una obra de ficción estadounidense –escrita por mí o por cualquiera de mis más que dotados contemporáneos– penetrar en una mitología de los Estados Unidos que esta arraigada, en tantos ámbitos, en una acérrima animadversión política?".

Discurso de Philiph Roth (leído por Alan Solomont) - Premio Premio Príncipe de Asturias de las Letras

La concesión del premio es una respuesta afirmativa para Roth, que ha recordado el que Paul Auster también lo recibió. "Sí, una obra de ficción estadounidense seria es, efectivamente, capaz de atravesar la ignorancia, la mentira y la superstición sin sentido que generalmente se combinan para mantener a raya la enorme densidad de la verdadera realidad estadounidense. ¡Mira, puedo decirme ahora, hay algún lugar donde he conseguido hacerme comprender!".

[DISCURSO ÍNTEGRO DE PHILIPH ROTH]

“El PIB no evalúa la calidad de vida nacional”

Martha C. Nussbaum, Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales, ha condesado el sentido del trabajo de toda una vida: el enfoque del desarrollo humano o enfoque de las capacidades. “Lo que he hecho sostiene que el crecimiento económico, medido por el PIB per cápita, no es suficiente para evaluar la calidad de vida nacional”.

Nussbaum, filósofa, ha destacado el hecho de recibir el Premio de Ciencias Sociales. “soy una filósofa que ha trabajado no solo en la filosofía política, sino también en la naturaleza de las emociones y de la imaginación y en el problema de la interdependencia y vulnerabilidad humanas, a menudo recurriendo a obras literarias y musicales”.

Discurso de Martha C. Nussbaum - Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales

La filósofa estadounidense ha ahondado entre la disonancia entre el cuantitativo PIB y las necesidades humanas. “Lo que nosotros hemos estado defendiendo, entonces, es que la medida correcta de desarrollo se focaliza en las personas, es sensible a la distribución, y es plural; refleja el hecho de que la gente no lucha por la renta nacional, lucha por una vida con sentido para ellos mismos".

¿Solución? Filosofar la economía. “Con frecuencia la economía se centra de forma restringida en el crecimiento; pero en el fondo se trata de una disciplina normativa enfocada en las personas, y precisa lo que tenía en sus inicios, el input de la filosofía, para articular los objetivos de una buena sociedad que sea sensible a las personas”.

Una encendida defensa de las humanices que Nussbaum ha resumido en una frase“No me parece demasiado atrevido afirmar que el florecimiento humano requiere el florecimiento de las disciplinas de humanidades”.

 [DISCURSO ÍNTEGRO DE MARTHA NUSSBAUM]

Un homenaje al voluntariado de la Cruz Roja

Tadateru Konoé, Presidente de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y Media Luna Roja; y Peter Maurer, Presidente del Cómite Internacional de la Cruz Roja. han sido la representación bicéfala del Premio Príncipe de Asturias de la Cooperación Internacional.

Konoé ha querido resaltar el corazón del movimiento: su voluntariado. “Frente a las guerras, los desastres, la pobreza, la violencia, la exclusión o la estigmatización, demuestran a través de sus acciones que todos podemos ser parte de la solución cuando se trata de mejorar la vida de las personas más vulnerables, y hacer de este mundo un mundo mejor.

Discurso Tadateru Konoé - Premio Príncipe de Asturias de la Cooperación Internacional

[DISCURSO ÍNTEGRO DE TADATERU KONOÉ]

Por su parte, Maurer, se ha acordado de los pérdidas humanas del movimiento. “En Pakistán, Yemen y Siria, por mencionar solo unos pocos lugares, hemos sufrido pérdidas que son trágicas por dos razones: en primer lugar, porque personas desinteresadas y de talento nos fueron arrebatados demasiado pronto”. Y ha terminado haciendo un llamamiento a las fuerzas armadas, políticos y líderes locales del mundo para que proporcionen seguridad a su labor.

Discurso de Peter Maurer - Premio Príncipe de Asturias de la Cooperación Internacional

[DISCURSO ÍNTEGRO DE PETER MAURER]

Noticias

anterior siguiente