Enlaces accesibilidad

La exclusiva Orden del Toisón de Oro

       
  • El collar de oro lo entrega el rey y se concede desde 1429
  •    
  • Esta máxima condecoración es un reconocimiento a la excelencia
  •    
  • Nicolás Sarkozy lo recibe este lunes por su lucha contra el terrorismo

Por
Felipe V impone el Toisón de oro al Duque de Berwick. Jean Auguste Dominique Ingres. 1818. Óleo sobre tela. Fundación Casa de Alba
'Felipe V impone el Toisón de oro al Duque de Berwick'. Jean Auguste Dominique Ingres. 1818. FUNDACIÓN CARLOS DE AMBERES

La Orden del Toisón de Oro

Tipo: Orden dinástica de clase única
Casa de Borbón (España)
Casa de Habsburgo (Austria)
Lema: Ante ferit quam flamma micet
(«Hiere antes de que se vea la llama»)
Gran Maestre Juan Carlos I de España (rama española)
Carlos de Habsburgo-Lorena (rama austriaca)
Establecida en 1429

Rodeada de una pátina de leyenda, las crónicas medievales ya se hacían eco de la existencia de una orden de caballeros marcada por el poder y el honor.

Es la Insigne Orden del Toisón de Oro, una de las instituciones de caballería más prestigiosas y exclusivas del mundo.

Su jefe en la actualidad es Su Majestad el Rey Don Juan Carlos y su origen se remonta a 1429. Fue fundada por el duque de Borgoña y conde de Flandes, Felipe III, alias “el Bueno”, en la ciudad de Brujas, a imagen y semejanza de la Orden Jarretera inglesa. 

Su objetivo principal es la defensa de los ideales caballerescos,  y sus miembros son distinguidos con una insignia representativa, que crea lazos de hermandad y que cambió la forma de retratar a los reyes cubriéndolos de símbolos.

El 'Toisón' es un collar de oro esmaltado

El “Toisón” es un collar de eslabones entrelazados a modo de pedernales centelleantes en forma de “B” (de Borgoña), rematados en azul y rojo, que representan el poderío de los monarcas. Del collar pende la figura de un cordero de oro esmaltado. 

Los “eslabones de fuego” son un homenaje a la divisa de armas del propio duque, que rezaba: Hiere antes de que se vea la llama. Una joya similar cuelga del pecho de Su Majestad el Rey en las grandes ocasiones solemnes.

La orden se dividió en dos ramas (austriaca y española) en el siglo XVIII. El gran maestre de la rama austríaca es en la actualidad el archiduque Carlos de Habsburgo

El mito griego del vellocino de oro 

El nombre de la Orden se refiere al mito griego del vellocino de oro, regalo de los dioses, que colmaba de prosperidad a su dueño. Evoca, como ejemplo heroico de valor el que demostraron Jasón y los argonautas, de los que formaba parte Hércules, para repatriar a Grecia el precioso talismán cuya imagen cuelga de los collares. 

Antaño solo se entregaba a nobles y reyes pero hoy en día su concesión representa un reconocimiento a la excelencia. En ningún caso la joya es hereditaria, sus unidades están contadas y al fallecimiento de su titular debe reintegrarse a la Casa Real. 

La insignia debe ser devuelta a la muerte del caballero

Juan de Austria, héroe de Lepanto, Wellington y Bismarck han formado parte de esta institución a la que pertenecen todos los monarcas europeos actuales, el Rey de Arabia Saudí, el Emperador de Japón, y destacadas personalidades como Adolfo SuárezVíctor García de la Concha, Javier Solana o el presidente francés Nicolás Sarkozy que lo recibirá este lunes de manos de Don Juan Carlos en el Palacio de Oriente.

El rey otorga la insignia a Sarkozy por “su labor en la lucha contra el terrorismo”. El mandatario pasa a formar parte de este exclusivo grupo en el ya hay 23 personas, entre ellas, las reinas Beatriz de los Países Bajos y Margarita de Dinamarca. En 1989 lo recibió la soberana de Reino Unido, Isabel II.

El anterior dignatario extranjero en recibir esta máxima condecoración fue, en el año 2007, el rey Abdulá de Arabia Saudí

Desde la Fundación Carlos de Amberes en Madrid se repasa estos días con una extensa muestra, los orígenes de esta condecoración : La Orden del Toisón de Oro
y sus soberanos (1430-2011)

Collares del Toisón del Rey Don Juan Carlos y del Duque de Wellington; pinturas de maestros como Cranach, Velázquez, Rubens, Carreño de Miranda, Pantoja de la Cruz, Velázquez, Goya, Ingres y la célebre pintora renacentista Sofonisba Anguissola, esculturas de Pompeo y Leone Leoni, tapices, códices, y armaduras de caballeros provenientes de la Armería Imperial de Viena y de la Real Armería de Madrid, forman parte de esta gran exposición que bucea en las entrañas de la historia y que permanecerá abierta hasta el 26 de febrero.

Noticias

anterior siguiente