Enlaces accesibilidad

Glenn Close: "En un mundo iluminado, el género es irrelevante"

       
  • La actriz presenta, fuera de competición,  ‘Albert Nobbs’, un proyecto personal
  •    
  • La película es una fábula sobre una mujer que vive como hombre en la Irlanda del XIX
  •    
  • Close recibe el Premio Donostia por su carrera

Por
Glenn Close recoge su premio Donostia

Reino Unido - Irlanda

Dirección: Rodrigo García

Intérpretes: Glenn Close, Mia Wasikowska, Aaron Johnson

Sección Oficial (fuera de competición)

Sinopsis

La protagonista de la película es una mujer atrapada en un inusual triángulo amoroso. Se hace pasar por un hombre para poder trabajar y sobrevivir en la Irlanda del siglo XIX, una sociedad dominada por los hombres, en la que las mujeres no tienen ninguna oportunidad y están condenadas a una vida de servidumbre. Al cabo de unos treinta años de vestir ropa masculina, se siente perdida en una cárcel que ella misma ha construido.

Glenn Close es hoy la estrella absoluta de San Sebastián. Primero ha presentado Albert Nobbs, una historia personal y de lucimiento, sobre una mujer homosexual que vive como hombre en la Irlanda del siglo XIX, basada en un relato del novelista George Moore. Y después ha recibido el Premio Donostia por una carrera que, según ha explicado, se ha basado en el principio “de elegir cuidadosamente los papeles”.

Close ya había interpretado a Albert Nobbs en los escenarios de off Broadway, hace treinta años. “Albert  Nobbs es una historia acerca de la supervivencia. Hay muchas personas en el mundo que son invisibles, que no tienen ningún derecho” ha asegurado en la presentación.  La actriz está implicada en el guion de un proyecto con el que ha soñado durante años: “La obra de teatro era una adaptación muy austera, con mucho mimo, en el ejercicio de volver a crearla para una película tuvimos que rellenar mucho”.

“Nobbs representa lo que todo el mundo necesita: sentirse y conectar con el resto” defiende Close. “El género es irrelevante, lo importante es la conexión de los seres humanos, sean quienes sean”.

Una sencilla fábula sobre el aislamiento

El argumento utilizado para esa parábola sobre la necesidad de crear vínculos reales es el secreto relato de la homosexualidad a lo largo de la historia, y los daños psicológicos de la represión social. O como dice un personaje: “No hemos matado a nadie, ni robado un banco”.

Albert Nobbs no es, sin embrago, una película militante. La película, que dirige Rodrigo García de manera televisiva, es simplemente el modo en el que un personaje naif desarrolla un sueño.

Las trazas de origen mímico del personaje son muy visibles y, como solución poco elegante, el personaje habla demasiado para sí mismo. Pero la película vuela cuando Close interpreta, desde sus ojos azules, al pobre sirviente(a) que oculta su realidad de manera metódica hasta asilarse completamente.

Merecido Premio Donostia

A menudo identificada con papeles retorcidos, Close se ha mostrado comprensiva, llevando al paroxismo la benevolencia de los actores hacia sus personajes: “La única villana ha sido Cruella de Vil. No creo que los otros hayan sido malvados. La marquesa Isabelle de Merteuil (Las amistades peligrosas) o Patty Hewes (la abogada asesina de la serie Damages) son mujeres que existen en un mundo muy de hombres. Si un hombre interpretara ese papel no se le llamaría malvado”.

“Recibir un premio te hace sentir humilde en este festival que es el mundo”, declara sobre el reconocimiento del certamen. “Como actriz quiero contar una historia que conecten emocionalmente con las personas”.

Sobre su larga carrera en Hollywood, Close se ha mostrado combativa y orgullosa. “Es algo más fácil sobrevivir si eres un hombre. No hay muchas buenas historias para mujeres de mediana edad”.

Noticias

anterior siguiente