Enlaces accesibilidad

El sonido de la tradición británica

  • El protagonista ha sido el Coro de la Abadía de Westminster
  • El resto de la ceremonia ha tenido como intérpretes a la London Chamber Orchestra

Por

En el mundo ceremonial, sea cual sea el ámbito en el que nos movamos, la música es marco fundamental que da coherencia y unidad, y en este caso, como suele ser habitual en la tradición inglesa, la selección de las músicas ha sido meditada y cuidadosamente realizada, con la finalidad de dar en todo momento la imagen perfecta de nacionalismo musical británico.

Los intérpretes, de más que reconocida calidad, son imagen destacada de la música inglesa en la actualidad.

En el servicio litúrgico lógicamente el  protagonista ha sido el renombrado Coro de la Abadía de Westminster, compuesto por niños formados en la escuela del propio coro y una serie de cantantes adultos profesionales, que atiende todas las responsabilidades de su función en este verdadero corazón de la iglesia anglicana que es la Abadía, pero que además tiene una amplia y abierta vida de conciertos y grabaciones del más importante repertorio coral universal.

Y al frente el Organista y Maestro de Coro de la Abadía, James O’Donell, que además desde este año es Presidente del Real Colegio de Organistas. Lógicamente con ellos ha estado asegurada la perfección en la liturgia anglicana del servicio religioso, una liturgia en la que los himnos son parte esencial.

El resto de la ceremonia ha tenido como intérpretes principales a la London Chamber Orchestra, que ocupa una posición destacada en la historia musical inglesa del siglo XX como la más veterana orquesta de cámara del Reino Unido.

Fundada en 1921, su impecable trayectoria abarca estrenos en Inglaterra de lo más granado de la música de la primera mitad del siglo, desde Manuel de Falla hasta Stravinsky, y ha tocado en numerosas ocasiones para el Palacio de Buckingham. Y como director ha estado su titular desde 1988, Christopher Warren-Green (1955) violinista y director británico. Ya se anuncia que la música de la boda se ha grabado para sacar el 5 de mayo a la venta  un compacto. Como vemos, el tema de la venta de productos relacionados con la boda, vulgo “merchandising”, no deja ni una brizna sin aprovechar.

Y en cuanto a los autores que hemos podido escuchar, también se encuentra una buena parte de los nombres más destacados del nacionalismo musical británico, muchos de ellos lógicamente de importante trayectoria coral, como es el caso de Charles Hubert Hastings Parry (1848-1918), uno de los  compositores que representó en su momento un verdadero renacimiento de la música inglesa, y el más importante autor de música coral de su tiempo, y tras él dos de los nombres más prestigiosos de la música británica ya del siglo XX, Ralph Waughan Williams (1872-1958) y William Walton (1902-1983), ambos destacados representantes de ese sonido nacional británico que ha vertebrado toda la ceremonia. 

Noticias

anterior siguiente