Enlaces accesibilidad

El Príncipe Guillermo de Inglaterra se casará con su novia Kate Middleton en 2011

       
  • Middleton, procedente de una familia de clase media, es su novia desde 2001
  •    
  • Guillermo es el segundo en la línea sucesoria de Reino Unido
  •    
  • Se comprometieron en Kenia y se casarán en primavera o verano en Londres
  •    
  • La Reina ya se ha declarado "encantada" con la noticia

Por
El príncipe Guillermo se casa

El Príncipe Guillermo de Inglaterra, segundo en la línea sucesoria en la corona británica, se casará en 2011 con su novia de toda la vida, Kate Middleton, según ha anunciado Clarence House, residencia oficial del príncipe Carlos, su padre.

Guillermo de 28 años, es el hijo mayor del Príncipe Carlos y la Princesa Diana,  y conoció a Middleton, también de 28 e hija de una familia de clase media de empresarios, en la Universidad de St Andrews, en Escocia, donde empezaron a salir hace ocho años.

Con esta boda, Guillermo, uno de los últimos 'solteros de oro' de la realeza europea pasa por la vicaría, un poco antes de cuando lo hará el príncipe Alberto de Mónaco, que hace pocos meses anunciaba su enlace para verano.

Guillermo y Kate se comprometieron el pasado octubre mientras pasaban unas vacaciones en Kenia, y el Príncipe ha informado a la reina Isabel II y a sus familiares.

"El Príncipe de Gales está encantado de anunciar el compromiso del Príncipe Guillermo y la señorita Catherine Middleton. La boda tendrá lugar en la primavera o el verano de 2011, en Londres. Más detalles sobre el día de la boda se anunciarán pronto", detalla el comunicado de la oficina del Príncipe Carlos.

Así, el enlace coincidirá con el 30 aniversario de la boda entre el Príncipe Carlos y Diana de Gales, trágicamente fallecida en 1997.

El comunicado asegura que Guillermo ha informado a la Reina Isabel II y también ha pedido permiso al padre de Middleton.

Además, también concreta que tras el matrimonio la pareja vivirá en el norte de Gales, donde el príncipe Guillermo "continuará sirviendo a la Fuerza Aérea Real".

La Reina de Inglaterra, "encantada"

La Reina Isabel II ya se ha declarado "absolutamente encantada" por el anuncio de la boda de su nieto, que muchos ven con su potencial sucesor dada su longevidad y la elevada edad de su hijo, el Príncipe de Gales, una figura mucho más cuestionada por la opinión pública británica que su hijo Guillermo.

"Tanto la Reina como el Duque de Edimburgo están totalmente encantados por los dos",  ha indicado una escueta nota del palacio.

El príncipe Guillermo debió solicitar el permiso real, según una legislación que data del siglo XVIII, que establece que la Reina debe firmar una nota de aprobación bajo el titular del Gran Sello del Reino, en virtud de la Ley de Matrimonios Reales de 1772, que obliga a los descendientes del rey Jorge II a obtener el consentimiento del soberano antes de contraer matrimonio.

Isabel II de Inglaterra sólo hubiera negado su visto bueno a Guillermo si el primer ministro británico, David Cameron, hubiera desaconsejado la boda.

Cameron ha declarado ya a través de  una portavoz que está encantado con la noticia y ha enviado a  la pareja sus mejores deseos.

Por su parte, el líder de la oposición británica, Ed Miliband, se ha  unido a las felicitaciones y ha asegurado que "el pais entero les estará  deseando a ambos felicidad".

Además, la Casa Real británica habrá informado ya del compromiso a los miembros del Gobierno, a los líderes de la oposición y al Arzobispo de Canterbury, Rowan Williams.

Según manda la tradición, incluso con la aprobación de la Reina, la única manera de que la boda no llegase a celebrarse es si las dos cámaras del Parlamento -Comunes y Lores- se manifiestan en contra en los próximos meses, algo considerado improbable que suceda.

La religión es un factor importante en este caso porque en virtud de una ley de 1701, los  miembros de la Familia Real que figuran en la línea de sucesión al trono deben ser anglicanos.

En caso de que Guillermo hubiera querido casarse, por ejemplo, con una joven católica hubiera tenido que renunciar a sus derechos a la sucesión a la Corona.

Una modernizadora de la realeza

Según Dickie Arbiter, antiguo secretario de prensa de la Reina, Middleton se convertirá en una "esposa servicial".

"Él tiene que cumplir con su deber de realeza, su porción de realeza, pero en los próximos tres años estará sobre todo trabajando como piloto de helicóptero de la RAF de búsqueda y rescate y Kate tendrá que acostumbrarse a vivir en el norte de Gales, aunque creo que está ya muy acostumbrada en este momento", ha añadido en declaraciones a la BBC.

Mientras tanto, la comentarista de la Casa Real del mismo canal, Margaret Holder, ha considerado que el matrimonio le dará a Guillermo la vida cálida y familiar que siempre ha deseado.

"Lo que ha encontrado en la familia Middleton es lo que nunca tuvo como niño y creo que es muy bueno para él", ha asegurado.

"Creo que va a ser un matrimonio muy muy exitoso y creo que esto llevará la monarquía al siglo XXI. Creo que Kate es muy moderna, lo que es muy relevante", ha vaticinado.

Noticias

anterior siguiente