Enlaces accesibilidad

Tom Jones, de 'Sex Bomb' al gospel

  • Tom Jones cambia la trangresión por los cantos espirituales
  • Nina Hagen, la diva del punk, también se pasa al gospel

Por
El "Tigre Galés" cambia su faceta de "Sex Bomb" para interpretar cantos de gospel. REUTERS

Despuntaba la década de los años sesenta, cuando las adolescentes británicas descubrieron por primera vez lo que era la llamada del sexo. Su salto a los EEUU con Sex Bomb o It's not unusual, supuso un cambio definitivo en su carrera.

Vestido con pantalones ajustados, de pata de elefante, con camisa de chorreras y pajarita, Tom Jones, se convirtió en uno de los habituales de Las Vegas, donde trabó amistad con Frank Sinatra y Elvis Presley, que le admiraba.

Parece que el galés, Tom Jones, ha sentado la cabeza. Y no sólo por sus 70 años recién cumplidos, sino porque se ha decidido a grabar un disco de cantos espirituales que ha despertado los recelos de su discográfica y una curiosidad morbosa entre sus fans.

"El título es un guión de lo que ha sido mi vida"

Cuando hace poco tiempo el sello discográfico Island Records le pidió a Tom Jones hacer un álbum de navidad, el cantante galés eludió la idea y optó por un camino distinto llamado Praise and Blame, alabanza y culpa, literalmente.

En el disco de estudio número 36 de Jones, Praise and Blame, que ha salido a la venta el de 26 de julio en Estados Unidos, el cantante vuelve a las raíces de su infancia. En su nuevo trabajo predominan las baladas gospel con tintes góticos y tonadas rockabilly, que nada tienen que ver con los relajados sonidos de sus trabajos más populares.

En España, habrá que esperar hasta el próximo 14 de septiembre para escucharlo.

"He querido hacer estas cosas por años", señaló Jones. "A veces las canciones no tienen que ser musicalmente fantásticas. Lo más simple, mejor", agregó el cantante británico.

Un disco envuelto en polémica

El resultado es Praise and Blame, se trata de un disco producido por el genio Ethan Johns, al que antes se encomendaron artistas como Rufus Wainwright, Kings of Leon o Laura Marling.

El álbum ha despertado los recelos de uno de los ejecutivos de su discográfica, que lo ha descrito como "una broma de mal gusto" y ha dicho que le daba la impresión de "estar tirando el dinero" con su producción.

Esta no es la primera vez que Jones ha buscado en las raíces musicales. Lo cierto es que en un intento por revitalizar su carrera, sacó una serie de discos country durante la década de 1980, pero no lograron el éxito comercial de años anteriores.

Comparado con esos discos, Praise and Blame, es bastante libre y Jones señaló que probó su voz en tonos musicales distintos para descubrir cómo sonaba más natural.

El cantante, que ha sido definido en numerosas ocasiones como un Don Juan, ha experimentado un gran cambio en su trayectoria profesional.

Ha cambiado las canciones pegadizas que le otorgaron una segunda juventud por cantos espirituales que ensalzan su voz. Y es que los años pasan para todos, no hay más que ver que el cantante ya no se tiñe el pelo y ha lucido sus cabellos blancos en sus últimas actuaciones.

Hagen se convierte en la abanderada del gospel

Jones no ha sido el único que ha utilizado este género para su último álbum. Nina Hagen, todo un mito de la música, también estrena álbum Personal Jesus. Donde la voz de la cantante berlinesa reproduce los salmos y plegarias de un género tan espiritual como el gospel, al que considera "un regalo de Dios".

Por eso teniendo en cuenta el título de su último trabajo, no sorprende que la extravagante Nina Hagen, dijera a un periódico español que "Jesucristo es su manager". Country, blues y gospel para rezar a su ídolo, al que dice adorar desde que a los 17 años tuviera una revelación.

La ex diosa del punk, ha presentado su nuevo álbum en Madrid dentro de la programación del festival Los Veranos de la Villa, por el que ya han pasado artistas con un perfil parecido al de la alemana, como Marianne Faithfull y Patti Smith, de quienes se declaró "admiradora".

Noticias

anterior siguiente