Enlaces accesibilidad
<root/>

Rajoy y la niña de sus ojos

  • El candidato del PP menciona en un mitin a la niña ideal de la que habló en los debates
  • La 'criatura' imaginaria ha encontrado una vida virtual con muchos rostros en internet
  • Por

    Todas las campañas electorales tienen una frase o momento memorable, que para pesar de los politólogos, es lo que acaba haciéndose un hueco en el imaginario colectivo por encima de programas o propuestas.

    La campaña de 2008 se recordará por "la niña de Rajoy", un cuento-metáfora-figura literaria que el candidato del Partido Popular usó en su primer debate cara a cara frente a José Luis Rodríguez Zapatero y que no todos apostaban que retomaría en el segundo.

    Máxime cuando esa niña, que encarnaba la España ideal que concibe Mariano Rajoy bajo un gobierno presidido por él, ha circulado con la velocidad que otorga la Sociedad de la Información y la picardía adicional que emplean en estos casos los contrincantes políticos.

    Pero finalmente el propio Rajoy ha sacado a paseo su idea, es decir, su niña, en un mitin en su tierra natal, Galicia. El candidato del PP la presentó a un auditorio pendiente de conocer la propia versión del padre putativo: "Voy a hablar de la niña de Rajoy", porque "hay mucho intelectual entre comillas que nunca entenderá lo de la niña de Rajoy". A continuación, hizo referencia a ella para afirmar que gobernará pensando en ella con el objetivo de que sea ¿feliz toda su vida¿.

    Además, el presidente del PP advirtió de que seguirá hablando de la niña hasta el final de la campaña ya que, en su opinión, expresa "muy bien algunas de las cosas que importan y mucho a los españoles".

    No se conoce la paternidad intelectual de la criatura, aunque se atribuye a alguno de los asesores y especialistas en discursos que colaboraron con el líder del PP para preparar los debates televisados. Entre fichas y datos estadísticos de la evolución de la economía, Rajoy ejecutó ¿algunos creen que con poca convicción interpretativa- un discurso que pretendía representar una visión humana y cercana del candidato y sus ideas.

    Que un político emplee la candorosa imagen de un infante ¿en este caso, infanta- para envolver su mensaje político tampoco es una idea original. En su día, la han usado políticos como Barack Obama, Cristina Kirchner o incluso Stalin.

    Pero lo que se comentaba en las tertulias como una ocurrencia en internet se ha convertido en toda una oleada. Apenas recién nacida, la niña de Rajoy presentaba ya múltiples rostros en vídeos colgados y diseminados por la Red.

    Algunos la presentaban como una tierna Heidi, rebautizada como Rajoydi por el programa de Intereconomía TV ¿Nada partidarios¿; otros la metían en la máquina del tiempo y la convertían en Carmen Franco y otros la presentaban como la maldita niña del exorcista o de Poltergeist

    Noticias

    anterior siguiente
    -->