arriba Ir arriba

El Vaticano y China han dado un primer paso para descongelar sus relaciones diplomáticas, interrumpidas desde 1951, con la firma de un acuerdo provisional sobre el nombramiento de obispos, el principal motivo de conflicto entre ambos países. El acuerdo provisional ha sido suscrito en una reunión celebrada en Pekín por el subsecretario de Relaciones de la Santa Sede con los Estados, Antoine Camilleri, y el viceministro de Relaciones Exteriores de la República Popular de China, Wang Chao, como jefes de las delegaciones vaticana y china, respectivamente.

Después de pasar un fin de semana en Irlanda pidiendo perdón en nombre de la Iglesia, el Papa Francisco es acusado ahora de haber encubierto denuncias contra un antiguo arzobispo y cardenal estadounidense. Una situación que se interpreta como un nuevo brote de luchas internas entre sectores vaticanos y que se unen al terrible informe emitido por la Corte Suprema de Pensilvania, que identifició más de 1.000 víctimas por abusos sexuales por parte del clero.

Los abusos sexuales cometidos por sacerdotes y la impunidad en que se mantuvieron durante décadas, han arrastrado a la Iglesia católica chilena a la peor crisis de su historia, puesta en evidencia con la renuncia masiva de los miembros de la Conferencia Episcopal. Después de tres días de reuniones con el papa Francisco, que los convocó para abordar la situación, 34 obispos chilenos han anunciado que han puesto sus cargos a disposición del pontífice.