arriba Ir arriba

El papa Francisco aseguró este lunes que, a pesar del odio que han generado tantos años de conflicto en Colombia, percibió "las ganas de seguir adelante en el proceso de paz", durante una rueda de prensa en el avión en el que regresó de ese país. Al respecto de la división del pueblo colombiano tras los acuerdos del Gobierno colombiano con las FARC, Francisco señaló que tras muchos años de guerrilla "se acumula mucho, mucho. Mucho odio, mucho rencor, mucha alma enferma. Y la enfermedad no es culpable, llega".

"Estas guerrillas, los paramilitares, la corrupción, cometieron pecados grandes que causaron esta enfermedad del odio", agregó el pontífice al contestar a una de las preguntas de los periodistas. Para el papa, "hay pasos que dan esperanza" y citó el último acuerdo de alto el fuego del Gobierno colombiano con el Ejército de Liberación Nacional (ELN), que agradeció mucho.

"Pero hay algo mas que yo percibí, las ganas de ir adelante con este proceso, que va mas allá de las negociaciones, es un deseo espontáneo y ahí esta la fuerza del pueblo", consideró. A otra de las preguntas, sobre la validez de este proceso de paz, Francisco contestó, como en la homilía de ayer en Cartagena con la que cerró el viaje, que "un proceso solo irá adelante si el pueblo lo acepta". "Si el pueblo no lo acepta, irá adelante solo por un tiempo, más o menos. El protagonista de la pacificación es el pueblo o solo se llegará hasta un cierto punto", agregó. Y aseguró que solo "cuando un pueblo toma el proceso en las manos puede terminar con la guerra".

También hubo tiempo para bromear sobre el golpe que sufrió en Cartagena de Indias, en Colombia, por el que tuvo un corte en una ceja y un hematoma en el pómulo cuando dijo: "Tengo el ojo como compota". Francisco le quitó hierro al asunto y dijo: "Fue solo un momento, fui allí para saludar a los niños, no vi el cristal y boom", relató.

La Policía del estado australiano de Victoria ha imputado este jueves al cardenal George Pell, encargado de las finanzas del Vaticano, por presuntos delitos de pederastia, y le ha citado a comparecer ante un tribunal el mes que viene. Pell, de 76 años y máximo representante de la iglesia católica australiana, es sospechoso de haber abusado sexualmente de menores cuando era sacerdote en la ciudad de Ballarat (1976-80) y cuando fue arzobispo de Melbourne (1996-2001), ambas en Victoria.

La Policía de este estado confirmó en mayo que investigaba al cardenal, quien entonces a través de un portavoz defendió su inocencia y atribuyó las acusaciones a una campaña de difamación. El subcomisionado de la Policía de Victoria, Shane Patton, ha dicho que la imputación fue presentada a los representantes de Pell en Melbourne, con un requerimiento para que el cardenal comparezca ante un tribunal de la ciudad el 18 de julio. "El cardenal Pell se enfrenta a múltiples cargos en relación a delitos sexuales y hay múltiples denuncias relacionadas con esos cargos", ha dicho Patton en rueda de prensa.

El papa Francisco instó a los líderes de la Unión Europea (UE), a quienes recibió en el Vaticano con motivo del 60º aniversario del Tratado de Roma, a mostrar fidelidad al principio de solidaridad entre sus miembros "para hacer frente a las fuerzas centrífugas". Además, el pontífice argentino alertó en un discurso pronunciado en la Sala Regia del Vaticano contra "la tentación de reducir los ideales fundacionales de la Unión a las exigencias productivas, económicas y financieras".

En un discurso en la Sala Regia del Vaticano, el papa pidió a los mandatarios de los 27 "volver a pensar en modo europeo" y les recordó que la identidad europea "es y siempre ha sido una identidad dinámica y multicultural". Francisco ha recordado que la historia europea está marcada por "el encuentro con otros pueblos y culturas" e instó además a Europa a considerar que la solidaridad es "el antídoto más eficaz contra los modernos populismos".

El papa Francisco ha instado a los líderes de la Unión Europea (UE) en el Vaticano a "volver a pensar en modo europeo" y les ha recordado que su identidad "es y siempre ha sido una identidad dinámica y multicultural".
El pontífice, en un discurso pronunciado en la Sala Regia del Vaticano, ha manifestado que la historia europea está marcada por "el encuentro con otros pueblos y culturas" y ha instado además a Europa a considerar que la solidaridad es "el antídoto más eficaz contra los modernos populismos".

El pontificado de Francisco se ha caracterizado por sus llamamientos a la sencillez y a un esfuerzo reformista que ha encontrado detractores dentro de la propia curia vaticana.

En estos cuatro años el papa argentino ha endurecido las penas contra la pederastia en la Iglesia, ha facilitado y descentrado las causas de nulidad matrimonial, ha abierto una discusión sobre el diaconato femenino y ha permitido que los sacerdotes puedan perdonar a las mujeres que hayan decidido abortar. De momento no se trata en ningún caso de cambios doctrinales, pero el impulso reformador de este papa que algunos consideran imparable, despierta resistencias cada vez más ruidosas.