arriba Ir arriba

Los abusos sexuales cometidos por sacerdotes y la impunidad en que se mantuvieron durante décadas, han arrastrado a la Iglesia católica chilena a la peor crisis de su historia, puesta en evidencia con la renuncia masiva de los miembros de la Conferencia Episcopal. Después de tres días de reuniones con el papa Francisco, que los convocó para abordar la situación, 34 obispos chilenos han anunciado que han puesto sus cargos a disposición del pontífice.
 

  • Es la máxima autoridad católica que afronta un juicio por este tipo de delitos
  • Al empezar la investigación, el papa Francisco le dió una excedencia del puesto
  • El prelado australiano rechaza los cargos formulados por una juez de Melbourne
  • Se le acusa de varios delitos, aunque los detalles no han trascendido por motivos legales

El papa Francisco ha implorado "esperanza", "paz" y "dignidad" en un mundo marcado por tantas injusticias y violencias, tras la bendición Urbi et Orbi, a la Ciudad y al Mundo, que el pontífice imparte dos veces al año al final de la Semana Santa y en Navidad. "Trae frutos de esperanza y dignidad donde hay miseria y exclusión, donde hay hambre y falta trabajo, a los prófugos y refugiados --tantas veces rechazados por la cultura actual del descarte--, a las víctimas del narcotráfico, de la trata de personas y de las distintas formas de esclavitud de nuestro tiempo", ha instado el pontífice.

El papa Francisco ha implorado "esperanza", "paz" y "dignidad" en un mundo marcado por tantas injusticias y violencias, tras la bendición Urbi et Orbi, a la ciudad y al mundo, que el pontífice imparte dos veces al año al final de la Semana Santa y en Navidad. Asomado al balcón de la logia central de la basílica de San Pedro, Francisco ha hecho un repaso de la violencia y el sufrimiento que se aflige al mundo al recordar a los niños que, "a causa de las guerras y el hambre, crecen sin esperanza, carentes de educación y de asistencia sanitaria".

El 13 de marzo de 2013, el argentino Jorge Mario Bergoglio se convertía en el primer papa latinoamericano y jesuíta de la historia. Fiel a su sencillez, el papa Francisco no ha celebrado el lustro de su papado con ningún acto. Nadie discute, cinco años después, que el papa da sentido a su nombre, inspirado en San Francisco de Asís, el santo de la paz, la sencillez y de la naturaleza. Desde 2013, el pontífice ha trabajado por renovar la Iglesia, convertirla en más social y excluyente. Ahora, el papa sigue empeñado en recuperar el mensaje cristiano original: misericordia, servicio y generosidad. Sus tareas pendientes: la lucha contra el abuso sexual en la Iglesia y la apertura del sacerdocio a las mujeres.