arriba Ir arriba

Este lunes se cumplen 25 años del secuestro de Miriam, Toñi y Desirée, las tres vecinas de Alcàsser (Valencia) de entre 14 y 15 años violadas y torturadas hasta la muerte por el prófugo Antonio Anglés y su compinche Miguel Ricart, en libertad desde hace cuatro años. El brutal asesinato de las tres niñas de Alcàsser mantuvo en vilo a todo el país durante más de dos meses y el posterior seguimiento mediático del dolor de sus familias y la investigación forense y policial dieron pie a lo que numerosos analistas han llegado a denominar el inicio de la "telebasura".

Miles de personas se han manifestado este sábado por las calles del centro de Valencia para reivindicar que los valencianos son españoles y mostrar su rechazo al "nacionalismo catalanista" y a los "Països Catalans". La protesta, que se ha desarrollado sin incidentes y a la que han acudido cerca de 15.000 personas, según fuentes de la Delegación del Gobierno, ha sido organizada por la Federación Coordinadora de Entidades Culturales de Reino de Valencia (FCECRV).