arriba Ir arriba

El incendio de Llutxent (Valencia) ha arrasado más de 3.270 hectáreas aunque se prevé que quede controlado este viernes por la humedad y las lluvias. Las llamas han afectado a los vecinos de las urbanizaciones Montepino, Montesol y Las Cumbres de Gandía, que no tienen luz ni agua potable, aunque esperan que el suministro eléctrico se restablezca en dos días. Ante la situación, los vecinos se quejan de la falta de información, mientras que la Generalitat valenciana y el Gobierno han asegurado que priorizarán las ayudas a las primras residencias y la Consellería de Medio Ambiente prepara una declaración de emergencia para prevenir la erosión. 

El teniente coronel de la Unidad Militar de Emergencias (UME), Rafael Dengra, jefe del Primer Batallón de Intervención, ha confirmado en Las mañanas de RNE que el incendio de Llutxent ha sido provocado por un rayo, con lo que en este caso no hubo intervención humana. También ha avanzado que a lo largo de la mañana va a quedar controlado. "Sí, la previsión es esa. Acabo de hablar con el jefe del tercer batallón y me ha dicho que a lo largo de la mañana se va a desactivar ya el personal que queda trabajando allí en zonas de la UME y que las autoridades responsables del incendio tienen previsto dar por controlado el incendio a lo largo del día", ha asegurado.

El alcalde de Llutxent, Pep Estornell, cuenta en Las mañanas de RNE que los afectados por el incendio se muestran esperanzados y que ya están regresando a sus casas. Explica que todos los grupos del Ayuntamiento han aprobado la declaración de zona de emergencia, aunque es una competencia que le corresponde al ministerio, dice. 

Considera que todavía es prematuro y que no tiene constancia de que pueda activarse la línea de ayudas, aunque confía en ello.

En su término municipal son 1.150 las hectáreas quemadas, entre ellas un paraje natural de alto valor ecológico. "Hay que ser optimistas. Esto hay que olvidarlo", añade. 

El incendio forestal de Llutxent (Valencia) ha quemado ya más de 3.000 hectáreas de seis municipios, ha obligado a desalojar a más de 2.600 personas y ha afectado a unas 40 viviendas de urbanizaciones de Gandia, aunque la Generalitat mantiene "un moderado optimismo" sobre su evolución. A esta hora hay solo un frente activo, el de Llutxent, y las condiciones meteorológicas están ayudando a las tareas de extinción.

Decenas de vecinos afectados por el incendio de Llutxent (Valencia) podrían haber perdido todo debido a la intensidad de las llamas. Se sabe que hay casas quemadas, pero ni propietarios ni autoridades conocen todavía la situación. De momento, hay más de 3.000 desalojados, algunos ya llevan dos días en casas de familiares, amigos, hoteles, albergues y un pabellón atendido por la Cruz Roja.

El incendio forestal declarado el pasado lunes en Llutxent (Valencia) ya ha arrasado cerca de 2.600 hectáreas y ha afectado a una veintena de casas de la Marchuquera, en el término de Gandía, tras una noche en la que las llamas avanzaron ayudadas por el cambio de la dirección de los vientos. A lo largo del día participarán 27 medios áereos y también se incorporarán efectivos de la UME.

El incendio declarado en la tarde de este lunes en el término de Llutxent (Valencia) ha afectado ya a 1.700 hectáreas de monte, pino, campos abandonados y ha obligado a desalojar a más de 2.500 vecinos de la zona, a los que se ha sumado a última hora de la tarde de este martes la población del municipio de Pinet. El incendio permanece activo con dos frentes a la espera de la evolución meteorológica, mientras 25 medios aéreos y 600 personas llevan más de 30 horas trabajando en las labores de extinción.

El socialista Jorge Rodríguez renuncia al cargo de presidente de la Diputación de Valencia. Investigado por malversación y prevaricación en la operación Alquería, asegura que dimite para no dañar al PSOE. Defiende su inocencia y la de su equipo y afirma que para demostrarlo es mejor estar fuera. Rodríguez sigue al frente de la alcaldía de Onteniente. Admite que "nos podemos haber equivocado, podemos haber cometido alguna irregularidad de carácter administrativo, tal vez hayamos metido la pata, pero de lo que estoy muy seguro es de que nadie, ni yo ni mi equipo ni ninguno otro de los compañeros y compañeras de la diputación, hemos metido la mano". Añade que" tal vez hayamos sido torpes, tal vez hayamos sido muy confiados, pero nunca hemos sido ladrones".

Los tres barcos que trasladaban a los 630 migrantes rescatados por el buque Aquarius en el Mediterráneo central han llegado al puerto de Valencia tras una travesía de ocho jornadas que han tenido que realizar después de que Italia y Malta les negaran la entrada. El primer barco en arribar ha sido el Dattilo, con 274 personas a bordo, que ha atracado poco antes de las 07:00 horas. El Aquarius, que trasladaba a 106 migrantes, entre ellos los considerados más vulnerables, ha entrado en el puerto de Valencia sobre las 10:30 horas. El Orione de la Marina Militar italiana, con 250 personas a bordo, ha llegado alrededor de las 13:00 horas.