arriba

El atleta jamaicano Usain Bolt brilló este sábado en el 4x100 para dar a su país el oro en los Juegos de la Commonwealth que se están disputando en Glasgow, sin importarle la lluvia que dejó empapada la pista de Hampden Park.  El seis veces campeón olímpico hizo las delicias de los presentes con una explosión final para dar la victoria a Jamaica sobre Inglaterra y Trinidad y Tobago, con un nuevo récord de los campeonatos, 37.58. 

Hace 5 años Usain Bolt ganó su primera medalla de oro en los 100 metros en los Juegos de Pekín. Después llegarían la de los 200 y el relevo 4x100. Su segundo triplete y sus 2 récords del mundo le convirtieron en "relámpago" en Berlín. Los 3 oros olímpicos de Londres, en una "leyenda" que se ha hecho todavía más grande en el Mundial de Moscú. 18-08-2013

Usain Bolt completó su triplete en Moscú al conseguir, como miembro del relevo jamaicano de 4x100, su décima medalla de oro en campeonatos del mundo, una hazaña que le convierte en el atleta más laureado de la historia, superando al estadounidense Car Lewis. Tres medallas de oro tenía que ganar en Moscú Usain Bolt para superar al "Hijo del Viento". Ganó la primera en 100 metros, el domingo pasado, y la segunda en 200, este sábado. Hoy, jornada de clausura, remató la faena conduciendo, en la última posta, a su equipo a la victoria con un tiempo de 37.36.

Usain Bolt, el ser humano más rápido del planeta, consiguió hoy en Moscú su tercer título mundial consecutivo de 200 metros, su séptima medalla de oro en la historia del torneo, completando un "hat trick" inédito con una marca de 19.66. Jamaica, que aspiraba a lograr el triplete, como en los Juegos Olímpicos de Londres, hubo de conformarse con oro y plata, ya que Warren Weir cruzó la meta a continuación con 19.79, su mejor registro personal, pero el estadounidense Curtis Mitchell, con 20.04, dejó fuera del podio, por una centésima, al tercer jamaicano, Nickel Ashmeade. El triunfo de Bolt se daba por descontado en su distancia predilecta. Sólo una pequeña herida en un pie, producto de un tropezón en los entrenamientos, se interponía entre el plusmarquista mundial y la medalla de oro.