arriba

Brasil inicia en 2016 su año olímpico, pero los juegos de Río de Janeiro, los primeros que se celebrarán en Sudamérica, están cercados por una aguda crisis política y económica que ha eclipsado los preparativos. La elección de Río como sede olímpica, en 2009, se produjo en un clima de euforia económica y estabilidad política en Brasil, un panorama antagónico al que el gigante latinoamericano enfrentará este año.