Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El ex director de los Mossos d'Esquadra Albert Battle ha reconocido que dimitió en julio de 2014 porque no se sentía "cómodo" por cómo "podían evolucionar las cosas" en alusión a la posibilidad de que se avanzara en la celebración de un referéndum unilateral de independencia en Cataluña, en su declaración como testigo del juicio del 'procés'.

El exdirectivo financiero Unipost atribuye a "errores" de la propia empresa que emitieran y anularan facturas a la Generalitat en un mismo día y se emitiera otras proforma. Xavier Barragann asegura que no era "algo específico de la Generalitat" y que les pasaba "con muchos clientes" porque debido a la situación de la empresa tuvieron que contratar personal a través de ETT con "poco conocimiento" en hacer facturas.

El exconseller de Interior Jordi Jané ha acabado reconociendo este martes aunque de una forma indirecta y algo enrevesada que dimitió en julio de 2017 ante el temor de que el Govern optara por la celebración de un referéndum unilateral, aunque ha insistido reiteradamente que esta opción no estuvo sobre la mesa en ningún momento mientras él fue miembro de la Generalitat. "Las razones [de la dimisión] vinieron marcadas por ese cumplimiento de los objetivos [que se había fijado al tomar posesión] y por el supuesto de futuro si se daba una situación de no acuerdo [con el Estado]. Si se daba esa situación y habiendo cumplido los objetivos, preferí no continuar", ha resumido ante la insistencia del fiscal.

Un sargento de los Mossos perteneciente a los equipos de mediación de la policía autonómica que intervino el 20S en la Consellería de Economía ha incidido en que los miembros de la ANC que estuvieron en las reuniones, entre ellos Jordi Sànchez, hicieron la "proposición" de que los detenidos entraran a pie a través de un pasillo, pero que ellos "no deciden" qué se hace finalmente porque esa labor, ha añadido, es competencia de los "técnicos de orden público" de Mossos.

El presidente del tribunal del 'procés', Manuel Marchena, y el abogado Jordi Pina, que defiende a Jordi Sànchez, han protagonizado una de las anécdotas de la jornada cuando el letrado ha alertado de que uno de los testigos que estaban entrando en la sala ya había testificado la semana pasada. "No sé que haríamos sin usted, señor Pina", ha dicho Marchena ante las risas de todos los presentes.

El presidente del tribunal que juzga el 'procés', Manuel Marchena, ha reprochado a uno de los letrados de Jordi Cuixart, Benet Salellas, que pregunte a un antidisturbios por si se interesó en conocer la evolución de uno de los ciudadanos que resultó herido en uno de los centros. El magistrado ha cortado al abogado y le ha pedido que interrogue sobre hechos no sobre el "sentimiento piadoso" del agente porque no es el objeto del procedimiento judicial.

Un antidisturbios de la Policía Nacional que actuó el 1-O en colegios de Lleida ha declarado que la sensación que tuvo es que "todo estaba organizado en todo momento" porque vio a ciudadanos pendientes de sus móviles "como si recibieran información" y decir después "yo voy a tal", "yo voy a tal". Vieron incluso, ha señalado, personas que después de que hubieran terminado su intervención en un centro se desplazaban a otros.

El presidente del tribunal que juzga el 'procés', Manuel Marchena, y uno de los abogados de Jordi Cuixart, Benet Salellas, han mantenido este martes un rifirrafe cuando este último ha intentado preguntar a un policía que se había referido a los congregados en un colegio electoral como "masa" si cuando hablaba de la masa se refería a los ciudadanos que se encontraban manifestándose. "Mire formule otra pregunta, que esa no es pertinente. Llevamos 20 sesiones hablando de la masa y usted ahora quiere enterarse en términos policiales que es lo que se está entendiendo en términos policiales (...) Quiere un debate con el testigo acerca de lo que él entiende por masa para ver si coincide con su criterio y concluye alguna significación peyorativa. No vamos a discutir usted y yo", ha concluido Marchena. El abogado ha pedido entonces que conste su protesta y el magistrado ha respondido: "Consta su protesta".

El coordinador de las unidades de intervención policial (UIP) en Girona el día del referéndum del 1-O ha explicado que dio orden de usar las defensas -las porras- en el centro Verd al ver que los concentrados tenían "totalmente bloqueados, confinados" a los antidisturbios. Antes de esta orden, "curiosamente ninguno la estaba utilizando -la defensa- cuando estaban sufriendo una agresión bastante violenta".

El inspector del Cuerpo Nacional de Policía que dirigía al equipo no uniformado que entró el 1-O en el Instituto Torreforta ha declarado en el juicio del procés que les arrebataron las urnas que consiguieron requisar agrediendo a sus agentes. Ha explicado que uno de los policías le golpearon con la urna en la cabeza cuando intentaba recuperarla y que a otro de sus subordinados que estaba grabando lo que pasaba le dieron un manotazo en la mano y un puñetazo cuando se agachó para recuperar el dispositivo.

La fiscal Consuelo Madrigal se ha quejado este martes de que "hay momentos en los que parece que estamos en un juicio contra la actuación policial" cuando una de las abogadas de la defensa ha intentado preguntarle a un testigo sobre si uno de sus compañeros no pudo entrar en un colegio por intentarlo saltando sobre la gente. El presidente del tribunal, Manuel Marchena, ha intervenido entonces para reconvenir a la abogada por preguntar dando por hecho una versión de los hechos que todavía no ha sido acreditada y ha vuelto a reiterar que se verán los vídeos más adelante.

El abogado de Jordi Cuixart, Alex Solà, se ha quejado este martes ante el tribunal del juicio del 'procés' al entender que a la Fiscalía se le permite interrogar a los testigos de distinta forma que las defensas. Solà ha intentado preguntar a uno de los policías si vio el 1-O a agentes antidisturbios "persiguiendo y golpeando" a ciudadanos, pero el presidente del tribunal, Manuel Marchena, ha considerado "impertinente" la pregunta por preguntarle por lo que él cree que debió ver el testigo y no por lo que vio. "La Fiscalía ha tenido tolerancia para hacer este tipo de preguntas", ha replicado Solà, lo que ha negado Marchena. "No vamos por buen camino".

Un antidisturbios de la Polícía Nacional que actuó en centros de votación del 1-O en Tarragona ha explicado que en uno de los colegios los concentrados, al ver que superaban "tanto en número" a los agentes "se abalanzaron" sobre ellos. "Hubo forcejeo, golpes, cuatro lesionados, dos patadas en los testículos, otro arañazos en un brazo y otro un golpe en el hombre".