Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

La Asamblea Nacional Francesa ha abierto una comisión de investigación para esclarecer la muerte de los cuatro policías asesinados la semana pasada y que se cree fue un atentado terrorista.

Homenaje muy emotivo. Macron ha pedido la unidad de toda la nación para acabar con el terrorismo radical. El autor de los asesinatos llevaba 20 años trabajando como informático en la jefatura de policía. 

La líder de Ciudadanos en Cataluña, Lorena Roldán, ha dicho que "ante los hechos gravísimos ocurridos esta semana en Cataluña" va a pedir a la dirección del partido que la Ejecutiva de mañana debata y vote la presentación de una moción de censura contra el presidente de la Generalitat, Quim Torra. En declaraciones a la prensa, Roldán ha asegurado que "hemos vivido la semana negra del separatismo" en Cataluña, que empezó el lunes con la detención de varios integrantes de "comandos radicales separatistas por tenencia de explosivos y presunto terrorismo". 29/09/19
 

La Cruz Roja ha calculado que cerca de 22.000 personas han desaparecido durante la última década en Nigeria debido al conflicto armado con la organización terrorista Boko Haram. Y más de la mitad, unos 13.000, eran menores cuando se perdió su rastro. Itziar Ruiz-Giménez, coordinadora del grupo de estudios africanos de la Universidad Autónoma de Madrid, ha analizado la magnitud de estos hechos en Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso.

Según la Policía Municipal, unas 20.000 personas, entre ellas el coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, miembros de Podemos en Euskadi y de sindicatos nacionalistas, han respaldado a los 47 acusados que serán juzgados el lunes en la Audiencia Nacional. Se enfrentan a un total de 601 años de prisión por pertenencia a banda terrorista.

Rusia recordó este domingo el decimoquinto aniversario del mayor ataque terrorista en la historia del país, el secuestro de la escuela Nº 1 de la ciudad noroseta de Beslán, donde murieron 333 personas, entre ellas 186 niños. Durante tres días la república norcaucasiana de Osetia del Norte guardará duelo por las víctimas de la matanza, que hasta hoy suscita interrogantes sobre la actuación de las autoridades federales rusas durante el secuestro. El 1 de septiembre de 2004, un comando chechén atacó la escuela Nº 1 de Beslán durante la ceremonia de inauguración del año escolar, se atrincheró allí con cerca de 1.200 rehenes y exigió la retirada de las tropas rusas de Chechenia.

Las autoridades indicaron en un comienzo que los terroristas habían capturado 120 rehenes, cifra que luego elevaron a 354 y que mantuvieron hasta el momento en que se conoció, el 3 de septiembre, la magnitud de la tragedia. "Si desde el principio hubieran informado del verdadero número de rehenes, que lo sabían, posiblemente se hubieran salvado los niños, porque esa cantidad no hacía posible un asalto exitoso", sostiene Elena Miláshina, periodista de "Nóvaya Gazeta", en un documental elaborado por ese bisemanario con motivo del aniversario. El documental, de 72 minutos, titulado "Escuela número 1", afirma que verdadero objetivo de las fuerzas de seguridad rusas en la crisis de Beslán "no era salvar a los rehenes, sino liquidar a los terroristas". Según la investigación oficial, pasada la una de la tarde del 3 de septiembre, 52 horas después de que comenzara el secuestro, tras la detonación de dos bombas instaladas por los terroristas en el gimnasio de la escuela se lanzó una improvisada operación de rescate, con el empleo de armamento pesado, lanzagranadas y lanzallamas. De acuerdo con las actas de defunción de la víctimas, todos los rehenes murieron a consecuencia de la explosión de dichas bombas, pero los testimonios de los superviviente rebaten esa versión.


 

Y dos años después de los atentados yihadistas en Barcelona y en Cambrils, en los que fueron asesinadas 16 personas, nos interesamos por el seguimiento al que son sometidos los 265 radicales islamistas encarcelados en prisiones españolas. Aunque el riesgo de adoctriamiento en prisión es mínimo, según las autoridades, los programas se concentran en lograr que, a su salida, no reincidan. Informa Laura Alonso

Dos años después de los atentados de Cataluña, los investigadores admiten que se podía haber hecho más para detectar la célula de Ripoll, tras la explosión de la casa de Alcanar.

"Todo gira en torno a la casa de Alcanar y la célula de Ripoll. Ahí es donde podíamos haber detectado la gestación de la célula. Y cuando tuvieron aquel fallo de seguridad y explotó la casa de Alcanar, algo más podríamos haber hecho. Llama la atención la facilidad con la que compraron acetona y otros precursores", asegura el inspector jefe de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional.

A diferencia del perfil de otros grupos europeos, los terroristas de Barcelona y Cambrils no tenían contacto directo con el Daesh. "Se cohesionan en base a un desencanto de encaje con la sociedad y a un sentimiento de trato injusto por parte de las administraciones. No hay práctica musulmana hasta la entrada del discurso extremista", asegura el jefe de radicalización de los Mossos d'Esquadra.

A raíz de los atentados, se han modificado los protocolos de detección, con más formación para docentes, policías locales y mediadores. Y también se vigilan de cerca a los condenados por terrorismo que, tras su paso por prisión, no abandonan el proceso de radicalización.