arriba Ir arriba

El papa Francisco instó a los líderes de la Unión Europea (UE), a quienes recibió en el Vaticano con motivo del 60º aniversario del Tratado de Roma, a mostrar fidelidad al principio de solidaridad entre sus miembros "para hacer frente a las fuerzas centrífugas". Además, el pontífice argentino alertó en un discurso pronunciado en la Sala Regia del Vaticano contra "la tentación de reducir los ideales fundacionales de la Unión a las exigencias productivas, económicas y financieras".

En un discurso en la Sala Regia del Vaticano, el papa pidió a los mandatarios de los 27 "volver a pensar en modo europeo" y les recordó que la identidad europea "es y siempre ha sido una identidad dinámica y multicultural". Francisco ha recordado que la historia europea está marcada por "el encuentro con otros pueblos y culturas" e instó además a Europa a considerar que la solidaridad es "el antídoto más eficaz contra los modernos populismos".

El papa Francisco ha instado a los líderes de la Unión Europea (UE) en el Vaticano a "volver a pensar en modo europeo" y les ha recordado que su identidad "es y siempre ha sido una identidad dinámica y multicultural".
El pontífice, en un discurso pronunciado en la Sala Regia del Vaticano, ha manifestado que la historia europea está marcada por "el encuentro con otros pueblos y culturas" y ha instado además a Europa a considerar que la solidaridad es "el antídoto más eficaz contra los modernos populismos".

El pontificado de Francisco se ha caracterizado por sus llamamientos a la sencillez y a un esfuerzo reformista que ha encontrado detractores dentro de la propia curia vaticana.

En estos cuatro años el papa argentino ha endurecido las penas contra la pederastia en la Iglesia, ha facilitado y descentrado las causas de nulidad matrimonial, ha abierto una discusión sobre el diaconato femenino y ha permitido que los sacerdotes puedan perdonar a las mujeres que hayan decidido abortar. De momento no se trata en ningún caso de cambios doctrinales, pero el impulso reformador de este papa que algunos consideran imparable, despierta resistencias cada vez más ruidosas.

El papa Francisco ha hecho un llamamiento para un alto el fuego definitivo en Siria y ha recordado a las víctimas del terrorismo durante la tradicional bendición navideña Urbi et Orbi (Para la ciudad y para el mundo) desde la basílica de San Pedro de Roma.

"Es tiempo de que las armas callen definitivamente y que la comunidad internacional se involucre activamente para llegar a una solución negociada" en Siria, ha declarado el papa desde el balcón de la basílica.

Francisco ha invocado la paz para todos los que han perdido a seres queridos en los "viles actos de terrorismo que han sembrado miedo y muerte en el corazón de tantos países y ciudades".

También ha pedido a israelíes y palestinos que escriban "una nueva página de la historia, en la que el odio y la venganza cedan el lugar a la voluntad de construir conjuntamente un futuro de recíproca comprensión y armonía"

El papa ha tenido una mención explícito para el pueblo colombiano, "que desea cumplir un nuevo y valiente camino de diálogo y de reconciliación", y para Venezuela, a la que ha animado a "dar los pasos necesarios con vistas a poner fin a las tensiones actuales".

El papa Francisco ya ha soplado las velas de su 80 cumpleaños por anticipado aunque dice que en su país, Argentina, esto trae mala suerte. Francisco ya ha recibido estos días muchas felicitaciones. Por ejemplo de Barak Obama que le agradece especialmente su "inestimable apoyo" por su mediación para avanzar la normalización de relaciones con Cuba. La Santa Sede ha habilitado varios correos electrónicos para que los fieles feliciten al papa.

El papa Francisco ha lamentado el fallecimiento de Fidel Castro y ha trasladado el péseme a toda su familia en un telegrama dirigido a su hermano Raúl. Con su mediación, el pontífice contribuyó al deshielo entre Cuba y Estados Unidos.

La relación entre Cuba y el Vaticano fue unas veces más frágil y otras más activa, pero siempre discreta hasta que en 1996, durante una cumbre en la FAO en Roma, Fidel Castro visita por primera vez a un papa, Juan Pablo II, en el Vaticano y le invita a viajar a Cuba.

Ante miles de personas que viven en situación de precariedad y que se han desplazado hasta Roma para participar en uno de los eventos finales del Jubileo de la Misericordia, Francisco ha pedido perdón en nombre de los cristianos que leen el Evangelio "no encontrando la pobreza en el centro". "Pido perdón por los cristianos que delante de una persona pobre o situación pobre miramos a otro lado", ha asegurado ante los participantes de la audiencia de las personas con condiciones precarias, durante el fin de semana del Jubileo de los excluidos.

El papa Francisco ha volado este martes con destino a Roma tras su viaje a Suecia, donde ha acudido para participar en una conmemoración conjunta entre luteranos y católicos de los 500 años de la Reforma protestante. Instantes antes de partir, el pontífice fue despedido en el aeropuerto internacional de la ciudad sueca de Malmoe por la arzobispa primada de los luteranos suecos, Antje Jackelen, primera mujer en este cargo, que se acercó a saludar unos momentos a Jorge Bergoglio al pie de la escalerilla del avión.