arriba Ir arriba

Una obra de Picasso, 'Fillette à la corbeille fleurie', ha liderado las ventas de la subasta en Christie's de la colección Rockefeller del arte de siglo XIX y XX, con una recaudación que ha alcanzado los 541,3 millones de euros (646 millones de dólares) y donde se han batido récords de artistas como Monet o Matisse.

La recaudación final ha superado las estimaciones iniciales de Christie's en 85 millones de euros (100 millones de dólares). Los principales lotes de la venta han sido 'Fillette à la corbeille fleurie' de Picasso, que ha alcanzado los 97 millones de euros (115 millones de dólares); las 'Nymphéas en fleur' de Monet, que ha registrado 71 millones de euros (84,6 millones de dólares) y 'Odalisque couché aux magnolias' de Matisse, que se vendió por 68 millones de euros (80,7 millones de dólares).

El Teatro Cervantes de Málaga ha acogido este jueves el estreno mundial de la serie de National Geographic Genius: Picasso, que protagoniza el actor malagueño Antonio Banderas y que se ha rodado en diversos espacios de la capital de la Costa del Sol. Genius es una serie centrada en la vida y el trabajo del pintor español desde finales del siglo XIX hasta más allá de mediados del XX, protagonizada por Antonio y Alex Rich en el papel conjunto de Pablo Picasso. Este trabajo de diez episodios, que se prevé estrenar el 24 de abril, está nominado a los premios Emmy y Globos de Oro y cuenta con Ron Howard en la producción y Ken Biller en la dirección.

Mujer con boina y vestido de cuadros es el retrato que hizo Picasso a Marie Therese Walter, llamada su musa de oro, la niña que con 17 años fue amante del artista y su obsesión erótica. El cuadro es de diciembre de 1937. Poco antes el malagueño había pintado el Guernica. La pintura puede ser comprada a partir de 50 millones de dólares (unos 40 millones de euros al cambio actual) en la subasta que Sotheby's realizará el 28 de febrero.

Picasso llegó a Roma por primera vez con 36 años en febrero de 1917 de la mano de su amigo Jean Cocteau. Ya era el gran revolucionario del cubismo, pero aquella visita de dos meses influyó en su arte y en su vida. Aquí conoció a la bailarina rusa Olga Chochlova, su musa, su esposa y madre de su primer hijo. La exposición en la Scuderia del Quirinale de Roma recorre este viaje físico y creativo.

En el programa especial realizado desde París con motivo de las elecciones presidenciales francesasAlfredo Menéndez conversa con dos españoles nombrados Caballeros de las Artes y las Letras de Francia: Ramón Chao José Lebrero.

Chao es un intelectual gallego que llegó a Francia hace 62 años. Es escritor y periodista y ha colaborado con el diario Le Monde, con la antigua Radio Televisión de Francia (Radio Francia hoy). Vivió en primera persona el Mayo del 68, se ha codeado con grandes intelecuales como Gabriel García Márquez, Mario Vargas Llosa, Juan Carlos Onetti, Mario Benedetti, y también con políticos: conoció a Fidel Castro y mantuvo buena relación con Manuel Fraga, a pesar de tener ideologías opuestas.

Lebrero es el director del Museo Picasso de Málaga, la pinacoteca con mayor número de obras del pintor español, 285. Le siguen muy de cerca las 200 que se pueden ver en el Museo Picasso de París, donde también se exhiben 100 esculturas y cerámicas y 3.000 dibutos y y grabados que cubren todas las épocas de Picasso.

El próximo 4 de abril, el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía presentará a los medios de comunicación Piedad y terror en Picasso: el camino a Guernica, una exposición concebida para celebrar el 80 aniversario del famoso cuadro de Pablo Ruiz Picasso.

De ella ha hablado en Las mañanas de RNE el director del museo, Manuel Borja-Villel, que además de subrayar que se trata de una de las muestras más complejas que se han realizado en el Reina Sofía, ha destacado que nos descubrirá aspectos de la trayectoria de Picasso poco conocidos.

"Después del Guernica, Picasso desarrolla todo un mundo de desesperanza y terror pero, también a partir de 1944, de un cierto optimismo, empieza a cambiar los colores, es más vivo, porque la guerra empieza a acabar", cuenta Borja-Villel, que también ha explicado el por qué del enorme tamaño del Guernica.

"Picasso estaba intentando hacer una obra monumental, era muy consciente de lo que estaba haciendo, lo hace en apenas un mes, pero es muy consciente de que quiere hacer la obra del siglo XX", afirma.