arriba

Con el objeto de dar a conocer el importante patrimonio de la Colección de Arte Abanca, una "gran desconocida" para el público en general, llega al Museo Thyssen una pequeña parte de sus "tesoros", que salen por primera vez de Galicia y han sido reunidos en una exposición centrada en Picasso.

"Picasso y el cubismo en la Colección de Arte Abanca" es el título de la muestra que se inaugura esta tarde en el Museo Thyssen-Bornemisza y en la que se reúnen doce obras seleccionadas de los fondos artísticos del banco, uno de los conjuntos de carácter privado más importantes de España.

El caso tiene su origen en la petición que realizó el 13 de diciembre de 2012 la firma de subastas Christie's Ibérica a la secretaría de Estado de Cultura española para su exportación definitiva a Londres. La propietaria de la pintura, una empresa vinculada a Jaime Botín, recurre esa decisión ante la Audiencia Nacional, que da la razón a Patrimonio Histórico en dos ocasiones. El caso llega después al Tribunal Supremo que todavía no se ha pronunciado. Botín compró esta obra en 1977, el mismo año que se expuso por última vez. Valorada en algo más 25 millones de euros se guardaba en Valencia en un barco de bandera británica y en el que ha sido trasladada a Córcega. Cuando el cuadro regrese a España podría pasar a ser de titularidad del Estado si la justicia considera que se ha incurrido en un delito de "tráfico ilícito de bienes culturales".