Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El Tribunal Supremo ha condenado en la sentencia del 'procés' a Oriol Junqueras y al resto de líderes independentistas encausados a penas de entre nueve y trece años de prisión por sedición y, en el caso de cuatro de ellos, por malversación de fondos públicos, descartando el delito de rebelión pese a que constata la existencia de "indiscutibles episodios de violencia" en Cataluña.

En la misma línea que su compañera de partido, Marta Vilalta, el portavoz de ERC en el Congreso Gabriel Rufián ha definido la sentencia del 'procés' como "una venganza". "Las venganzas siempre salen mal, siempre, en la política y en la vida", ha asegurado.
"Cataluña, los catalanes, siempre se han defendido de la misma manera, en la calle, de manera cívica y pacífica. Y en las urnas. Y esta es la mayor agresión desde el juicio de 1940 contra Companys", ha enfatizado, al mismo tiempo que ha pedido "que el republicanismo catalán responda en las urnas el 10 de noviembre".

El Tribunal Supremo ha condenado al exvicepresidente catalán Oriol Junqueras a 13 años de prisión por sedición y malversación y Jordi Sànchez, expresidente de la ANC, y Jordi Cuixart, líder de Òmnium Cultural, a 9 años de cárcel solo por el primer delito, según la sentencia del 'procés'. La expresidenta del Parlament Carme Forcadell, por su parte, ha sido condenada a 11 años y medio también por sedición.
Los exconsellers Raül Romeva, Jordi Turull y Dolors Bassa han sido condenados, por su parte, a penas de 12 años de prisión por el mismo delito que Junqueras: sedición en concurso medial con un delito de malversación de fondos públicos agravado por razón de su cuantía. Por su parte, las penas para los otros dos exconsellers que también estaban también en prisión preventiva, Joaquim Forn y Josep Rull, son de 10 años y 6 meses por sedición al no haberse demostrado en su caso la malversación.

El Tribunal Supremo ha condenado al exvicepresidente catalán Oriol Junqueras a 13 años de prisión por sedición y malversación y a Jordi Sànchez, expresidente de la ANC, y Jordi Cuixart, líder de Òmnium Cultural, a 9 años de cárcel solo por el primer delito, según la sentencia hecha pública este lunes. La expresidenta del Parlament Carme Forcadell, por su parte, ha sido condenada a 11 años y medio también por sedición.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea celebra este lunes la vista sobre el alcance de la inmunidad europarlamentaria del exvicepresidente catalán Oriol Junqueras. Lo hace el mismo día que se espera conocer la sentencia del Tribunal Supremo contra los líderes independentistas en prisión juzgados por promover el procés en Cataluña.

La cuestión prejudicial que debe examinar la justicia europea es si la inmunidad sobreviene cuando se es elegido eurodiputado o bien después de haber retirado el acta que le identifica como tal. La decisión del Tribunal de Justicia de la Unión Europea sienta jurisprudencia, por tanto será extensiva también para Carles Puigdemont que salió elegido eurodiputado, pero no ocupó su lugar en el Parlamento Europeo ya que tenía que retirar el acta en España y se arriesgaba a su detención.