arriba Ir arriba

Entre los nuevos morosos, el rostro más conocido es el de Dani Alves con 1.300.000 euros. El exjugador del Barça se estrena en la lista que encabezan la inmobiliaria Reyal Urbis, con casi 370 millones pendientes de pago; Nozar con 200 millones, Oceanus y Sacyr. Aunque esta última aclara que Hacienda se confundió con la tributación de la venta de una de sus filiales. A bastante más distancia, con 22 millones, figura la Comunidad de Murcia, que asegura que liquidó su deuda en enero, y la desaparecida Radio Televisión Valenciana.

La primera lista de deudores con Hacienda está copada por empresas relacionadas con el ladrillo, constructoras, promotoras e inmobiliarias. En concreto, encabezan la lista de 4.855 morosos tres inmobiliarias Reyal Urbis SA con una deuda tributaria de 378,2 millones de euros, seguida por Nozar SA con 203,1 millones y el Grupo Prasa que debe 101,8 millones.

En el cuarto puesto se cuela una empresa dedicada a los servicios financieros, Banreal Holding SL, con una deuda de 98 millones de euros, pero es la excepción. En el quinto lugar vuelve a aparecer una conocida inmobiliaria, Aifos, que debe a Hacienda 96 millones.

La deuda total asciende a 15.600 millones de euros. La gran mayoría, 4.500, son empresas, muchas de ellas en quiebra o en concurso de acreedores. Y también aparecen casi 350 nombres propios con una deuda conjunta de 700 millones de euros. 

La morosidad del sector financiero se mantuvo estable en julio en el 10,92%. Los créditos morosos de bancos, cajas y establecimientos de créditos, aquellos que acumulan más de tres meses de impago, se reujeron tímidamente en julio hasta el 10,92% desde el 10,99 del mes anterios. De esta forma, la morosidad del sector financiero español encadena 11 meses consecutivos a la baja.