arriba Ir arriba

El presidente del BCE, Mario Draghi, ha defendido este jueves que las medidas tomadas por el organismo "funcionan"ha pedido a los gobiernos hacer "mucho más" para impulsar el crecimiento económico y ha respondido a las críticas de Alemania a la política del BCE. "Tenemos un mandato por el que nuestro objetivo fundamental es la estabilidad de precios, y no solo en Alemania. Este mandato esta establecido por ley", ha señalado Draghi a preguntas de la prensa. "Nosotros obedecemos a la ley, no a los políticos. Y esto es válido para cualquier político de la zona euro", ha dicho el banquero italiano, quien ha asegurado que el consejo de gobierno ha sido "unánime" a la hora de defender la independencia del BCE.

Las nuevas previsiones macroeconómicas que el Gobierno en funciones va a enviar a Bruselas en el marco del Programa de Estabilidad 2016-2019 contemplan un déficit público del 3,6% del PIB para este año y del 2,9% para 2017, frente al 2,8% y al 1,4% establecido por Bruselas en 2013. Así lo ha afirmado el ministro de Economía y Competitividad en funciones, Luis de Guindos, en su comparecencia ante la Comisión de Economía del Congreso. La nueva cifra fijada para este ejercicio supera en ocho décimas la comprometida con Bruselas del 2,8% y se queda muy lejos de bajar del 3%, tal y como recoge el Pacto de Estabilidad y Crecimiento.

  • El Ejecutivo en funciones no cree que el déficit baje del 3% hasta 2017
  • Hacer esa reducción este año podría dañar el crecimiento del país, dice Guindos
  • Guindos dice que ha "coordinado" las cifras del cuadro macro con Bruselas
  • La Comisión insiste en que "no se ha tomado ninguna decisión" sobre España
  • Críticas de los grupos por no ofrecer información ni a diputados ni a la AIReF

El Fondo Monetario Internacional ha instado a España a realizar un ajuste fiscal "considerable", de forma "gradual", para controlar el déficit público. Considera que no cumplirá con los actuales objetivos de déficit de los próximos años. Si nada cambia, el desfase en las cuentas públicas de 2016 será del 3,4% (en concreto del 3,385%) y del 2,5% en 2017 (exactamente del 2,482%). Y no bajaría del 2% hasta 2019. También ha pedido que el país comience un plan a medio plazo que controle "el rumbo de la relación entre la deuda pública y el PIB". Respecto a la deuda, el Fondo cree que tocará techo este año, cuando se quedará en el 99% del PIB, para luego ir bajando poco a poco.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) afirma que la recuperación global continúa pero a un ritmo cada vez más lento y se muestra más frágil. El organismo señala que las economías avanzadas pierden fuerza, se agudizan las tensiones geopolíticas y los emergentes no tiran del PIB mundial. Por estos motivos, ha reducido su previsión de crecimiento en dos décimas para este año y la sitúa en el 3,2%, mientras que recorta una décima para 2017, hasta dejarla en el 3,5%. En el caso de España, el Fondo ha rebajado su previsión de crecimiento en 2016 hasta el 2,6%, una décima menos de lo estimado el pasado mes de enero, y el 2,3% en 2017. En materia de paro, el FMI cree que la tasa de paro media bajará hasta el 19,7% este año (frente al 19,9% estimado en octubre) y al 18,3% en 2017.

La economía española crecerá un 2,7% este año según el Banco de España, una décima menos de lo previsto hace tres meses. El PIB despedirá 2017 en el 2,3%. Contrasta con el 3,5& de 2015. En la desaceleración influyen la revisión a la baja del crecimiento mundial, el tipo de cambio del euro y el descenso de las cotizaciones bursátiles. Animan la actividad la caída del precio petróleo y los bajos tipos de interés que mantiene el BCE. En cuanto a la tasa de paro, el Banco de España calcula que bajará hasta el 20,3% de la población activa este año y en 2017 se situará por debajo del 19%.

  • Entre octubre y diciembre de 2015 el incremento del PIB registrado fue del 0,8%
  • Rebaja una décima la previsión de crecimiento para este año, hasta el 2,7%
  • El organismo estima que la economía española crecerá un 2,3% en 2017
  • Alerta de riesgos a la baja por la debilidad de la economía mundial
  • Avisa que la inversión podría resentirse si se prolonga la incertidumbre política
  • Prevé un déficit del 4,4% y una tasa de paro media del 20,3% para este año

El año acabó con un desequilibrio entre los ingresos y los gastos de 56.600 millones de euros. El déficit es del 5,16% del Producto Interior Bruto cuando el objetivo estaba en el 4,2%. El ministro de Hacienda ha responsabilizado a las Comunidades Autónomas. Su desvío ha sido de casi un punto ya que finalizaron con un déficit del 1,66% del PIB frente al 0,7% pactado. Por este motivo, Montoro ha anunciado que -siguiendo las recomendaciones de la Comisión Europeael Gobierno ha decidido aplicar la Ley de Estabilidad Presupuestaria y "exigir el cumplimiento estricto" de la 'regla de gasto' -la obligación de no gastar más de lo que se ingresa- a las incumplidoras, todas salvo Canarias, Galicia y País Vasco. Estas tres regiones demuestran "que el objetivo era ambicioso, pero posible".