arriba Ir arriba

La subida de tipos de interés en EEUU, la desaceleración de la economía en China y el choque de Italia con la Comisión Europea en la negociación de su objetivo de déficit son algunas de las causas de la inestabilidad en los mercados financieros de estos días según ha explicado Juan Ignacio Crespo, asesor de Multiciclos Global FI Renta4, en Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso.

El argumento del Gobierno de que su borrador de Presupuestos para 2019 beneficia a todos los catalanes sigue sin convencer a Esquerra y al PDeCAT, partidos que supeditan su apoyo a las cuentas públicas a la retirada de la acusación de la Fiscalía en el juicio por el "procés", una cuestión que el Gobierno rechaza. Podemos confía en que los partidos catalanes cambién de postura y avisa: las medidas acordadas son intocables. PP y Ciudadanos critican que estos presupuestos destruirán empleo y aumentarán la deuda y el déficit públicos.

El Gobierno ha aprobado el borrador de los Presupuestos que enviará hoy a Bruselas y rebaja una décima la previsión de crecimiento. El Ejecutivo prevé un crecimiento del 2,6% para este año y 2,3% para el próximo. Además mantiene el objetivo deficit en el 1,8% a pesar de que fue rechazado por el congreso. Dice que son unas cifras prudentes y advierte de que prorrogar los Presupuestos elevaría el déficit al 2,2%.

El proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2019 que el Gobierno del PSOE remitirá a Bruselas contempla la consecución de un superávit primario y que el ratio de la deuda sobre PIB se reduzca el doble que los tres ejercicios anteriores. La ministra de Economía, Nadia Calviño, afirma que este borrador asegura la sostenibilidad a largo plazo de la economía, porque por primera vez desde 2007 se alcanza un superávit fiscal primario, esto es, excluyendo los costes de la deuda pública.

  • Los 288.700 millones de los tres rescates que ha recibido suponen el mayor rescate económico de la historia
  • El tamaño de su economía se ha reducido un cuarto y su deuda pública aún equivale al 180% de su PIB
  • Deberá rendir cuentas a la UE y el FMI cada tres meses, en lugar de la revisión semestral de otros países rescatados

El Gobierno ha pactado con la Comisión Europea nuevos objetivos de déficit público para los próximos años, lo que permite ralentizar el ajuste exigido para reducir ese desequilibrio entre ingresos y gastos. Así lo ha confirmado la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, al que ha informado de que la nueva senda eleva al 2,7% el objetivo de este año, al 1,8% en 2019 (1,3% el anterior), al 1,1% en 2020 (0,5% el previo) y al 0,4% en 2021, año en el que el anterior Ejecutivo aseguraba que alcanzaría un superávit del 0,1%.