arriba Ir arriba

Doce personas han muerto, entre ellas un niño de un año, y otras cuatro están en estado crítico en el peor incendio ocurrido en la ciudad de Nueva York desde 1990. El fuego ha devorado el interior de un edificio de apartamentos en el distrito del Bronx, en la zona conocida como "Pequeña Italia".

La cifra de fallecidos podría aumentar debido a la gravedad de los heridos y a que aún se busca a personas en el inmueble.

El incendio ha comenzado por causas que aún se desconocen poco antes de las siete de la tarde, hora neoyorquina -la una de la madrugada, hora peninsular española-, en la planta baja de un edificio de ladrillo de cinco plantas a la altura del cruce de la calle 187 con Prospect Avenue, en la zona de Belmont, cerca del zoológico.

Las llamas se han extendido rápidamente por las otras cuatro plantas del inmueble y sus 25 apartamentos.

Los bomberos llegaron al lugar tres minutos después de que comenzara el incendio y lograron apagarlo dos horas más tarde. Cerca de 170 bomberos han trabajado en la extinción y han conseguido rescatar con vida a una docena de personas.

Los vecinos han pasado la noche en una escuela cercana convertida en refugio para guarecerse del frío helador, ya que los termómetros han bajado hasta los 10 grados bajo cero, lo que también ha complicado mucho el trabajo de los bomberos, al igual que el fuerte viento que soplaba en el momento del siniestro, que avivó mucho las llamas.

En la zona residen muchos vecinos de origen latino aunque en el edificio vivían también inmigrantes de procedencia africana y afrocaribeña.

El año 2017 acaba siendo el que ha visto más hectáreas quemadas en España del último lustro. Se han quemado 176.000 hectáreas, cuando lo habitual suelen ser unas 85.000, es decir, más del doble de lo normal. Uno de los incendios más impactantes tuvo lugar en junio en el entorno del parque de Doñana, en Huelva.

En 2017 ha habido 53 grandes fuegos, aquellos que afectan a más de 500 hectáreas. La mayoría de ellos se concentró en cuatro días en Galicia y Asturias, y como resultado murieron cuatro personas y ardieron más de 35.000 hectáreas.

Un total de 9.000 bomberos tratan de controlar los incendios que asolan el sur de California tras una semana en la que el fuego ha arrasado ya más de 93.000 hectáreas, una superficie mayor que las ciudades de Nueva York y Boston juntas. Las autoridades han dado orden de evacuar a casi 100.000 personas.

En los condados de Ventura y Santa Bárbara, el incendio Thomas, el quinto más grande en la historia moderna de Californiasigue activo por octavo día. El fuego, controlado en un 15%, ha causado una muerte y ha destruido ya cerca de 800 edificaciones. En Santa Bárbara, cerca de 85.000 viviendas se han quedado sin suministro eléctrico.

Durante la madrugada del lunes, las autoridades ordenaron la evacuación de las localidades de Carpintería, con 13.000 habitantes, y Montecito, donde viven 9.000 personas, entre las que figuran estrellas de Hollywood o del mundo de la televisión, como la presentadora Ellen DeGeneres., que tuvo que abandonar su casa "en riesgo de ser alcanzada por las llamas".

Los focos se extienden ahora por las localidades costeras de Carpinteria, Ojai, Ventura, Casitas Springs, Matilija Canyon y Montecito, después de arrasar viviendas en áreas de Los Ángeles, como Malibú, Beverly Hills o Bel Air.

Algunos de los otros incendios cercanos a San Diego y Los Ángeles están controlados. Los incendios de los condados de Creek y Rye estaban bajo control en un 90%; el de Skirball en un 85% y el de Lilac en un 90%.

Los fuertes incendios que asuelan el estado de California (Estados Unidos), han arrasado ya cerca de 40.000 hectáreas y han obligado a evacuar a 200.000 personas. Al menos 200 viviendas han sido destruidas por las llamas, algunas en los lujosos barrios de Bel Air y Beverly Hills. Los trabajos de extinción de los bomberos se ven muy dificultados por los extremos Vientos de Santa Ana, que alcanzan rachas de hasta 128 km/h y facilitan la propagación de las llamas. Las autoridades, que han decretado la alerta morada, no auguran mejorías hasta el fin de semana, cuando se prevé que remitan los vientos. 

Cuatro grandes incendios continúan activos en las inmediaciones de los Ángeles, California. Las llamas han calcinado más de 20 mil hectáreas y cerca de 200 mil personas han tenido que ser evacuadas de sus casas. Estas son imágenes del condado de Ventura donde se ha declarado el estado de emergencia para movilizar recursos de ayuda. Las fuertes rachas de vientos están dificultando las labores de extinción.