arriba Ir arriba

El incendio se declaró a las cinco de la tarde del domingo, hora local, en la última planta del centro comercial, situado en la avenida Lenin de la ciudad siberinana de Kémerovo, y desde allí se extendió al resto del edificio. Los testigos aseguran que las alarmas anti-incendios no se activaron, por lo que las personas que se encontraban en el lugar, muy concurrido en una tarde de domingo, solo se percataron del fuego cuando un denso humo llenó el interior del edificio, que contaba con una sauna, cines, restaurantes, una bolera y un zoológico para niños. Los equipos de bomberos tardaron más de seis horas en controlar las llamas, que afectaron a una superficie de unos 1.500 metros cuadrados. El comité de investigación ruso ha abierto una causa penal y ha anunciado la detención de cuatro personas, entre ellas el arrendatario del local donde se originó el fuego y el director general de la sociadad que administraba el centro comercial. Todos los años, los incendios causan numerosas víctimas mortales en Rusia, un país en que abundan infraestructuras en mal estado que se remontan a la época soviética y en el que no se aplican adecuadamente las medidas de seguridad.

En Rusia, al menos 53 personas han muerto en el incendio de un centro comercial de Kémerovo, en Siberia. Además hay una decena de personas desaparecidas, según datos de los servicios de emergencias. El presidente ruso Vladimir Putin ha ordenado el envío de todos los efectivos que sean necesarios para localizar a las víctimas del incendio. El fuego podría haberse declarado en una de las salas de cine de la última planta. La alarma contraincendios no se activó y el fuego se ha propagado rapidamente por todo el edificio.

Dos menores de 8 y 13 años han muerto en el incendio de una vivienda en la localidad madrileña de Getafe, según informan fuentes de la Jefatura Superior de Policía. Las mismas fuentes precisan que el padre de los niños, de 46 años e identificado con las iniciales A.G.L., también ha muerto en la estación de cercanías de Getafe Industrial arrollado por un tren.

Dos menores de 8 y 13 años han muerto en el incendio de una vivienda en la localidad madrileña de Getafe, según informan fuentes de la Jefatura Superior de Policía. Las mismas fuentes precisan que el padre de los niños, de 46 años e identificado con las iniciales A.G.L., también ha muerto en la estación de cercanías de Getafe Industrial arrollado por un tren.

Al menos 24 personas han muerto este viernes en un incendio declarado en un centro médico de rehabilitación de drogas de Bakú, ha informado el Ministerio del Interior de Azerbaiyán.

El siniestro, cuyas causas de momento se desconocen, se produjo a primera hora de la mañana. "Más de 30 personas fueron evacuadas, cuatro de ellas fueron hospitalizadas", dijo a Efe la portavoz del Ministerio de Sanidad, Liya Bairámova.

Según las autoridades, en el momento del incendio, en el centro médico, situado en edificio antiguo de una sola planta, se hallaba un total de 55 personas.

La Policía británica ha declarado un "incidente mayor" este domingo por una gran explosión registrada en un edificio en torno a las 19:20 horas de dos plantas en Leicester. La deflagración, cuyas causas se desconocen, ha arrasado la tienda de ultramarinos, en el local bajo, y los pisos de la planta de arriba en la calle Hinckley.

Once personas han muerto y tres han resultado heridas este jueves en el incendio de un centro de asistencia social para mayores de la ciudad de Sapporo, en el norte de Japón.

Las autoridades niponas están investigando la causa del incendio de la residencia. Más de 40 camiones de bomberos, ambulancias y coches de policía han participado en el operativo.

El centro social, con capacidad para alojar a 16 personas, se encontraba completo en el momento del suceso. Otros cinco inquilinos fueron rescatados con vida, pero tres varones de entre 50 y 80 años resultaron heridos y tuvieron que ser trasladados al hospital, aunque no se teme por su vida, detalló NHK.

Las instalaciones, un centro de asistencia social destinado a dar cobijo a personas de bajos recursos económicos que no tienen familia que pueda cuidar de ellas, quedaron completamente consumidas por el incendio pese a los esfuerzos por extinguirlo debido al ímpetu de las llamas, según los equipos de bomberos.

Doce personas han muerto, entre ellas un niño de un año, y otras cuatro están en estado crítico en el peor incendio ocurrido en la ciudad de Nueva York desde 1990. El fuego ha devorado el interior de un edificio de apartamentos en el distrito del Bronx, en la zona conocida como "Pequeña Italia".

La cifra de fallecidos podría aumentar debido a la gravedad de los heridos y a que aún se busca a personas en el inmueble.

El incendio ha comenzado por causas que aún se desconocen poco antes de las siete de la tarde, hora neoyorquina -la una de la madrugada, hora peninsular española-, en la planta baja de un edificio de ladrillo de cinco plantas a la altura del cruce de la calle 187 con Prospect Avenue, en la zona de Belmont, cerca del zoológico.

Las llamas se han extendido rápidamente por las otras cuatro plantas del inmueble y sus 25 apartamentos.

Los bomberos llegaron al lugar tres minutos después de que comenzara el incendio y lograron apagarlo dos horas más tarde. Cerca de 170 bomberos han trabajado en la extinción y han conseguido rescatar con vida a una docena de personas.

Los vecinos han pasado la noche en una escuela cercana convertida en refugio para guarecerse del frío helador, ya que los termómetros han bajado hasta los 10 grados bajo cero, lo que también ha complicado mucho el trabajo de los bomberos, al igual que el fuerte viento que soplaba en el momento del siniestro, que avivó mucho las llamas.

En la zona residen muchos vecinos de origen latino aunque en el edificio vivían también inmigrantes de procedencia africana y afrocaribeña.