arriba Ir arriba

Las jugadoras de la selección danesa de fútbol denuncian la descriminación salarial que sufren y amenazan con hacer huega si sus sueldos no se equiparan a los hombres. Aseguran que sus sueldos deberían subir un 342% para equipararse al de los futbolistas. Y mientras la Federación de Dinamarca estudia la forma de atender su reivindicación, la selección masculina se muestra dispuesta a ceder parte de su sueldo para ellas.

Islandia ha anunciado que obligará a las empresas publicas y privadas a pagar el mismo salario por el mismo trabajo a sus empleados con independencia de su género, etnia, sexo o nacionalidad. De este modo, el gobierno quiere acabar con la diferencia salarial entre hombres y mujeres en 2022. La medida la ha anunciado el ministro de Igualdad y Asuntos Sociales islandés en el marco del dia internacional de la mujer.

El debate de La 1 analiza los retos de las mujeres en el siglo XXI con motivo del Día Mundial de la Mujer, además de asuntos de la actualidad como la crisis entre PP y C's en Murcia, sondeos en el PSOE y la relación entre Podemos y la prensa. Para ello, cuenta con seis mujeres, cuatro dirigentes de los cuatro partidos con mayor representación parlamentaria y dos periodistas: Anabel Díez (El País) y Emilia Landaluce (El Mundo).

Además, el programa entrevista a Mario Garcés, secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, y Yolanda Besteiro, presidenta de la Federación de Mujeres Progresistas.

El secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Mario Garcés, ha reconocido el retraso de nuestro país en materia de igualdad, pero subraya los esfuerzos que se están haciendo en este sentido. "España se ha ido incorporando a las políticas de igualdad hace dos o tres décadas. Hay países que llevan mucho más recorrido, una tradición cultural mucho más potente, y a nosotros nos está costando. Dicho lo cual, estamos avanzando muy rápido", ha afirmado en Las mañanas de RNE.

Según la costumbre tribal de Marruecos, solo el cabeza de familia recibe compensación por venta de tierras comunales. Las mujeres quedan excluidas y a expensas de la caridad de sus parientes masculinos. Esta discriminación es contraria a la Constitución de 2011 y, denuncia a denuncia, van consiguiendo que el Gobierno reconozca sus derechos.