arriba Ir arriba

El rey Felipe VI ha acudido a presidir la ceremonia inaugural de los Juegos Mediterráneos en Tarragona, donde no ha sido recibido por el presidente de la Generalitat, Quim Torra, aunque luego han compartido palco presidencial en el Nou Estadi. Entre ellos se ha situado el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez. Torra, con lazo amarillo, ha escuchado el himno nacional en pie con el resto de autoridades. El público ha reaccionado con división de opiniones, anque al final se han escuchado más aplausos que pitos.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, asistiriá este viernes a la ceremonia de inauguración de los Juegos Mediterráneos en Tarragona, a la que también acudirán el rey y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pero ha anunciado que rompe toda relación con Felipe VI y no se hará "una foto con los que avalan la persecución de ideas". En una declaración institucional este viernes al mediodía desde el salón Torres García del Palau de la Generalitat, Torras, que ha mantenido la incógnita sobre su asistencia hasta el final, ha explicado que acudirá a la ceremonia porque los Juegos se celebran en Cataluña, y no va a quedarse al margen de actos que se celebren en su "casa" y porque los "ha pagado en gran parte la Generalitat". Además, ha asegurado que la presencia de Felipe VI "no condicionará" al Govern y que "en Cataluña mandan los catalanes".

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, asistiriá este viernes a la ceremonia de inauguración de los Juegos Mediterráneos en Tarragona, a la que también acudirán el rey y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pero ha anunciado que rompe toda relación con Felipe VI y evitará hacerse "una foto con los que avalan la persecución de ideas".

El Gobierno ha decidido levantar la supervisión previa que ejercía hasta ahora sobre los gastos de la Generalitat, una decisión que la portavoz del nuevo Ejecutivo socialista, Isabel Celaá, ha enmarcado como una medida de "normalización política" con Cataluña y "en la confianza de que funcionará bien" y el Govern no usará sus recursos financieros para ahondar en el proceso independentista. El Ejecutivo vincula esta medida al artículo 155, que ya no está en vigor. Desde la Generalitat subrayan también que este control decayó "automáticamente" desde que el 155 dejó de tener efecto.

El nuevo Govern catalán ha tomado este sábado posesión, poniendo fin a la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña. El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha invitado al nuevo presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a "hablar", a "tomar riesgos" y a negociar "de gobierno a gobierno" al tiempo que ha reivindicado su "mandato republicano", "avanzando de acuerdo con el referéndum" del pasado 1 de octubre.

Los 13 consellers designados por el presidente catalán, Quim Torra, han tomado posesión de sus cargos este sábado en la Generalitat en un acto marcado por el homenaje a los presos y fugados del 'procés' y por la promesa de avanzar hacia la república catalana.

Los nuevos consejeros son Pere Aragonès (Vicepresidencia y Economía); Elsa Artadi (Presidencia y portavoz); Ángels Chacón (Empresa y Conocimiento); Ernest Maragall (Acción Exterior); Miquel Buch (Interior); Josep Bargalló (Enseñanza) y Alba Vergés (Salud).

También Damià Calvet (Territorio y Sostenibilidad); Laura Borràs (Cultura; Ester Capella (Justicia); Chakir El Homrani (Trabajo, Asuntos Sociales y Familias); Jordi Puigneró (Políticas Digitales y Administración Pública) y Teresa Jordà (Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación).