arriba Ir arriba
  • El acto ha estado presidido por Mariano Rajoy, acompañado del Rey Felipe VI 
  • Colau,  Puigdemont y los líderes de los principales partidos también han acudido
  • Ayuntamientos de todo el país han homenajeado a las víctimas
  • Interior convoca la mesa antiyihadista el sábado por la mañana
  • Las Ramblas rinde homenaje a las víctimas con flores, velas y mensajes de apoyo

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, ha lanzado en Las mañanas de RNE un mensaje doble. Por un lado, que tengamos confianza en los cuerpos de seguridad, los equipos sanitarios de emergencias y todo el dispositivo de atención a las víctimas; por otro, que no perdamos la esperanza para no dar una victoria a los terroristas.

"Vamos a salir reforzados de esta situación. Lo que pretenden los terroristas es que cambiemos nuestra forma de vida y nuestra percepción de sociedad abierta que convive bien con la diferencia, que quiere ser tolerante y acogedora. Esto no va a acabar, no va a cambiar, sino que se va a reforzar", ha dicho Puigdemont, que ha agradecido las múltiples muestras de solidaridad.

"Cuando se produce un atentado en Londres, París, Bruselas, Niza o Berlín, ¿qué decimos? Que lo sentimos como propio. Ahora nos está pasando lo mismo, estamos recibiendo la misma solidaridad que hemos expresado tristemente ya en otras ocasiones", ha destacado.

El conseller de Interior de la Generalitat, Joaquim Forn, ha confirmado que son "trece los fallecidos y más de un centenar de heridos" en el atentado terrorista perpetrado en las Ramblas de Barcelona, aunque "se podría incrementar la cifra de fallecidos, dado que algunos heridos están graves".
Forn ha asegurado que "estamos trabajando rápidamente para conocer la identidad de las víctimas, junto con los consulados". "Es un trabajo prioritario que intentaremos hacer lo antes posible", ha añadido. "Trabajamos con una lista única, para facilitar información" sobre fallecidos y heridos, ha aclarado

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, ha anunciado este jueves que el atentado terrorista cometido en Barcelona con una furgoneta, que atropelló a decenas de personas, arroja un balance provisional de "más de 90 víctimas, de las cuales una docena están muertas y 15 de ellas muy graves".

En una comparecencia pública a las nueve de la noche junto a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, Puigdemont ha explicado que la operación policial desarrollada tras el atentado de momento ha permitido realizar "dos detenciones", aunque "continua abierta".

Puigdemont ha calificado el atentado de "acto de dimensiones muy graves" y lo condenó "enérgicamente". "La democracia tiene unos valores intrínsecos de libertad e igualdad que están por delante de la violencia. Entre todos doblegaremos a quienes intentan usar la violencia", ha dicho.

Además, el presidente de Cataluña ha destacado que esta región siempre "ha sido, es y será tierra de paz y no dejaremos que una minoría acabe con nuestra manera de ser, que se ha forjado a través de los siglos".

La presencia de la Guardia Civil en los controles de seguridad del Aeropuerto de Barcelona-El Prat ha reducido el impacto de la huelga de 24 horas indefinida de los trabajadores de Eulen con colas habituales para un día normal de agosto e inferiores a las registradas en los paros parciales. La huelga ha empezado este lunes a medianoche después de que este domingo rechazaran por segunda vez la propuesta de mediación de la Generalitat y se mantendrá hasta que haya laudo arbitral, según ha anunciado el comité de huelga en esta primera jornada.
Los guardias civiles están presentes en los filtros de control de pasajeros y comparten con los empleados de Eulen tareas ejecutivas y no solo de vigilancia, como venían haciendo hasta ahora. Los agentes están participando de forma activa en la revisión de equipajes, la petición de la documentación de embarque y control del pase por el arco de seguridad, según informa Efe.
Los sindicatos han denunciado que se está "violando" el derecho a la huelga. El comité ha presentado, de hecho, varias denuncias ante la Inspección de Trabajo en este sentido. El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha rechazado esas acusaciones, ha asegurado que existe "un escrupuloso respeto del derecho a la huelga" y ha subrayado que El Prat "ha recobrado la normalidad". En rueda de prensa, además, el titular de Fomento ha anunciado que este miércoles habrá un Consejo de Ministros extraordinario para tratar la situación y avanzar en el laudo arbitral obligatorio.

El Gobierno celebrará un Consejo de Ministros extraordinario este miércoles por la tarde para analizar la situación en el aeropuerto de El Prat tras la convocatoria de la huelga indefinida de los vigilantes de Eulen.
Así lo ha confirmado el ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, en una rueda de prensa en Barcelona después de presidir la primera reunión de la comisión de seguimiento de la huelga indefinida de los vigilantes de Eulen en el aeropuerto de El Prat.
De la Serna ha negado "rotundamente" que se hayan ejercido presiones sobre los trabajadores de Eulen, ni sobre "ninguna de las partes" del conflicto laboral para que aceptaran la propuesta de la Generalitat en el proceso de mediación. También ha destacado la "normalidad" en el aeropuerto barcelonés durante este primer día de huelga general de los trabajadores de los arcos de seguridad.

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha anunciado este viernes que se incrementará "significativamente" la presencia de la Guardia Civil en los controles de seguridad del aeropuerto Barcelona-El Prat debido a la huelga indefinida de trabajadores de Eulen, convocada a partir del lunes 14 de agosto. Está por definir el número de efectivos, pero las funciones, las dejaba claras el ministro de Fomento: garantizar la seguridad y el orden público. "No se trata de sacar a la empresa (Eulen) del aeropuerto ni de sustituirla, sino de incorporar medios de la institución que tiene las competencias para que aporten las garantías de seguridad y mantenimiento del orden público", ha puntualizado De la Serna.

  • La Generalitat proponía 2.400 euros más al año repartidos en 12 pagas de 200
  • La subida planteada por el Govern como mediador había sido aceptada por Eulen
  • Los trabajadores votan negociar una subida de 3.750 euros (250 euros en 15 pagas) 
  • Este viernes y domingo habrá paros parciales, y huelga indefinida a partir del lunes
  • El Gobierno no descarta que la Guardia Civil asuma la seguridad del aeropuerto

Los cerca de 350 trabajadores de Eulen en el Aeropuerto de El Prat están convocados este jueves a una asamblea durante todo el día para votar si aceptan la propuesta elaborada por la Generalitat como mediadora en el conflicto y si desconvocan la huelga, tanto la parcial de este viernes y el domingo como la indefinida y total prevista a partir del lunes.
La asamblea, que se celebrará en El Prat de Llobregat, empezará a las 11:00 horas y acabará a las 19:00 horas, tras lo que se hará un recuento de los votos y se conocerá si finaliza el conflicto que lleva semanas provocando largas colas en los filtros de seguridad del Aeropuerto de Barcelona.

La Generalitat catalana interpondrá este sábado una denuncia contra la Guardia Civil por "vulneración de derechos fundamentales" tras llamar a declarar en los últimos días a altos cargos del Govern por su presunta participación en los preparativos del referéndum del 1 de octubre, informa RNE.

El conseller de Presidencia, que explicará los detalles en una rueda de prensa, ya avanzó hace unos días que denunciarían la investigación judicial por los preparativos de la consulta.

Entonces la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) criticó la intención del Govern catalán de "apocar" la labor investigadora de este cuerpo.

La Generalitat considera que se actúa de manera "arbitraria" y que no se sabe quién ha ordenado los interrogatorios ni el porqué. Argumenta que las personas que han ido a declarar en los últimos días no lo han hecho por orden de ningún juez, por lo que no se dan las garantías jurídicas adecuadas.

  • El balance de los 56 heridos: tres grave, 19 menos graves y el resto, leves
  • El accidente ha ocurrido al chocar el convoy contra el tope final de la vía
  • Las revisiones del tren estaban en regla y el maquinista era experimentado
  • El conductor, herido leve, ha dado negativo en el control de alcoholemia y drogas
  • Rajoy ha llamado a Puigdemont para interesarse por el accidente

El presidente del Gobierno ha advertido que "no habrá referéndum el 1 de octubre" y ha argumentado que no lo habrá porque el TC ha dicho claramente que es inconstitucional y por lo tanto ilegal, porque va directamente contra la propia arquitectura constitucional que "ha dado a Cataluña el mayor nivel de autogobierno de toda su historia". Aunque ha insistido en que él siempre ha estado dispuesto "a dialogar de la mejor manera en beneficio de todos", ha recalcado que lo que "nadie puede pretender" es que negocie la ruptura de la Constitución, que no es patrimonio suyo, ni del Gobierno, sino del conjunto de los españoles. Rajoy ha recordado que "no le corresponde a él decidir el futuro de Cataluña sino que le corresponde a todos los españoles".

Un total de 56 personas han resultado heridas, una de ellas de gravedad, al chocar un tren de Cercanías contra el tope final de la vía por la que circulaba en la Estación de Francia de Barcelona. El herido grave, afectado por una contusión torácica, ha sido evacuado al Hospital Clinic y no se teme por su vida, según informa el Sistema de Emergencias Médicas (SEM).