Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

La primera ministra británica. Theresa May,  deja la puerta abierta a flexibilizar su posición y a relajar sus exigencias de cambios en el Acuerdo de Salida de la Unión Europea. A dos días de entrevistarse en Bruselas con el presidente de la Comisión Europea, May asegura que no entra en sus planes eliminar la red de seguridad norirlandesa del acuerdo de divorcio, como le ha exigido el parlamento británico, sino que pretende hacer cambios para conseguir algún tipo de acuerdo alternativo con la Unión Europea.

La primera ministra británica, Theresa Mayha superado la moción de censura planteada por la oposición laborista con los votos a favor de sus 317 diputados y de los diez diputados de su socio de Gobierno, el DUP (325 votos a favor de la permanencia y 306 en contra). May ha conseguido salir indemne de un nuevo intento por derrocarla una vez más, pero el problema para el Brexit persiste, sobre todo con un Parlamento muy en contra: la mayría de diputados del Partido Laborista, el escocés SNP, el Partido Liberal Demócrata, el Plaid Cymru y los Verdes han votado a favor de derrocar el Gobierno conservador.

La boda del príncipe Enrique con la actriz estadounidense Meghan Markle sirve para confirmar la fascinación que despierta la familia real británica en todo el mundo. Sus enlaces, divorcios y escándalos han estado siempre en primera linea durante el último siglo: desde la renuncia al trono de Eduardo VIII para casarse con la estadounidense Wally Simpson (dos veces divorciada) hasta la boda de Guillermo y Catalina.

  • Foster, de 46 años es la líder del DUP, los Unionistas norirlandeses
  • Tories y DUP pactan un acuerdo de Gobierno 18 días después de las elecciones
  • Fue la líder más joven del DUP y la primera ministra más joven de Irlanda del Norte
  • En Irlanda del Norte, Foster supo articular acuerdos de gobierno con el Sinn Féin
  • Su padre sobrevivió a un atentado del IRA en 1978 y ella a otro en 1988

A pesar de las críticas en el seno de su partido, Theresa May ha dejado bien claro que no va a dimitir y que con el apoyo de los Unionistas de Irlanda del Norte en el Parlamento podrá gobernar con cierta comodidad. El acuerdo no está cerrado, pero la líder del DUP, Arlene Foster, ha dejado claro que no habrá problemas para llegar a un pacto. El acuerdo de gobierno arrastra incógnitas incómodas, desde la actitud del arco católico norirlandés, políticamente rival del DUP, hasta el replanteamiento de la fecha de inicio de la legislatura, que debe hacer la reina Isabel y su retraso la obligaría de faltar a las carreras de caballos, una distorsión de agenda sin más consecuencias pero que no ha ocurrido jamás en la rutina da la tradición británica.

Este lunes, la primera ministra británica, Theresa May, se reúne con el grupo parlamentario de su partido por primera vez desde las elecciones generales del pasado jueves, en las que perdió la mayoría absoluta. La reunión de la jefa del Gobierno con el llamado Comité 1922, integrado por los diputados conservadores, es considerada vital para conocer el futuro político de May. La primera ministra fracasó en su apuesta por ampliar su ventaja en escaños y reforzar así la posición de su gobierno en las negociaciones del Brexit con Bruselas. May tendrá que convencer a sus correligionarios y hacer frente a las críticas de varios diputados y exlíderes del partido, como George Osborne, exministro de Finanzas y hoy editor del diario Evening StandardOsborne ha calificado a May como "una muerta andante".

  • La falta de mayoría absoluta obliga a May a pactar con los Unionistas del DUP
  • El ministro para el Brexit asegura que algunos aspectos del programa podrían cambiar
  • May se reúne con el grupo parlamentario de su partido para explicar la situación
  • La reina Isabel pospone el discurso de inicio de legislatura hasta que se cierre el pacto
  • May a los tories: "Yo os he metido en este desastre y yo os voy a sacar de él"

La primera ministra de Reino UnidoTheresa May, formará un nuevo gobierno con los Unionistas de Irlanda del Norte (DUP) para "buscar certidumbre" y una vía para culminar "la promesa del Brexit juntos", cuya negociación arranca "en 10 días". Así lo ha anunciado este viernes en un comunicado ante los medios en Downing Street.

Hung (colgado) son las cuatro letras que a Theresa May ni se le pasaron por la cabeza cuando convocó elecciones anticipadas hace tres meses; sin embargo, ahora serán las que presidan la próxima legislatura. La primera ministra británica ha ganado las elecciones pero sin mayoría absoluta, lo que significa que tendrá que llegar a acuerdos para formar un gobierno estable.

Los británicos han tumbado la apuesta de Theresa May de reforzar su posición en unas elecciones anticipadas que arrojan un panorama de incertidumbre. Los conservadores han ganado los comicios, pero han perdido la mayoría absoluta de la que gozaban en el Parlamento y tendrán que negociar con los unionistas de Irlanda del Norte para formar gobierno, mientras que los laboristas de Jeremy Corbyn refuerzan sus posiciones y los nacionalistas escoceses se desploman, enterrando de momento un nuevo referéndum de indepedencia.