Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El actual president en funciones de la Generalitat, Artur Mas, ha llegado a un acuerdo de gobernabilidad con el líder ERC, Oriol Junqueras, que incluye fijar la fecha de la consulta soberanista en 2014, un punto en el que alcanzaron un principio de acuerdo la pasada semana.

El acuerdo sobre el referéndum soberanista incluye una cláusula en la que ambos partidos pueden posponer la consulta de mutuo acuerdo.

A pesar del revés electoral que sufrió CiU, Artur Mas ve en los resultados del 25-N una apuesta clara de la sociedad catalana a favor del derecho a decidir sobre la autodeterminación. Más busca apoyos de estabilidad para gobernar después de perder doce diputados y verse salpicado, junto con otros dirigentes nacionalistas, por informaciones periodísticas basadas en informes policiales que le relacionan con distintas cuentas en Suiza. El PSC, que ha perdido ocho escaños, reclama transparencia a Mas. Pero los socialistas catalanes tienen otro frente abierto tras la dimisión de su número dos, Daniel Fernández, imputado en un presunto caso de corrupción urbanística. El partido Popular y Ciutadans piden a Más que abandone su aventura separatista. Chesca Campoy y Judith Huerta nos acercan el análisis electoral del 25-N, que deja en Cataluña un mapa político muy fragmentado.

En Cataluña, Artur Mas ha dicho que el apoyo a CiU para formar el nuevo gobierno tiene que ser estable para garantizar la salida de la crisis y la consulta soberanista. En una rueda de prensa para valorar la situación salida de las urnas, Mas ha dicho que a pesar del resultado no se arrepiente de haber convocado las elecciones.

El presidente en funciones de la Generalitat y candidato a la reelección, Artur Mas, ha afirmado que "lo ideal" sería un gobierno de "coalición", aunque cree que no será posible, pero ha pedido como mínimo apoyos "permanentes" de una fuerza política para garantizar la gobernabilidad. En su primera rueda de prensa tras las elecciones de domingo, Mas ha apuntado al PSC y a ERC como las dos fuerzas políticas con las que se podría llegar a un pacto de gobierno con ambos objetivos de consulta y gobernabilidad, dando prioridad a ERC porque, según Mas, están de forma más clara a favor de la autodeterminación

"Somos una opción nacional y así seguiremos", ha asegurado el diputado de UPyD, Toni Cantó, en Los Desayunos de TVE. Cantó se ha referido a los malos resultados de su formación en las elecciones catalanas y ha abogado por analizar "que ha podido pasar". Ha incidido en la idea de la autocrítica pero ha resaltado que su partido ronda el 10% de los votos a nivel nacional, obteniendo muy buenos datos "en Valencia y Madrid". Sobre la subida de escaños de Ciutadans en los comicios de Cataluña ha dicho que consideran su éxito "un poco propio", en relación a UPyD, aunque ha matizado que la formación liderada por Albert Rivera se queda en Cataluña y "nosotros tenemos vocación nacional", ha afirmado. "Es una lucha a largo y no dejaremos de presentarnos en ningún lado", ha reiterado.

Después de la negativa de ayer de Esquerra Republicana a formar gobierno con CIU, los convergentes no descartan todavía que les puedan convencer. Esquerra ha insistido hoy en que garantizará la gobernabilidad en Cataluña desde la oposición y que asumirá el desgaste de aplicar medidas impopulares.

48 horas después de las elecciones en Cataluña comienzan las negociaciones para la investidura de Artur Mas como presidente de la Generalitat. Esquerra Republicana ha dicho que la facilitará. El portavoz de la Generalitat en funciones ha anunciado que el nuevo gobierno deberá hacer en el presupuesto de 2013 un ajuste de unos 4.000 millones de euros.

El presidente del Gobierno españos, Mariano Rajoy, no ha querido entrar en debates sobre Cataluña y ha dejado claro que va a colaborar con futuro Gobierno de la Generalitat como lo hace con todos los mandatarios de las demás comunidades, tras apelar a la "estabilidad y seguridad".

Rajoy ha hecho estas declaraciones durante una rueda de prensa en La Moncloa junto al primer ministro de Turquía, Tayyip Erdogan, con quien previamente mantuvo una cumbre bilateral de alto nivel en la que participaron cinco ministros españoles.

En Cataluña han comenzado las negociaciones para la investidura de Artur Mas como presidente de la Generalitat. Esquerra Republicana ha dicho que la facilitará, aunque insiste en que eso no significa participar en el futuro gobierno. CIU afirma que está dispuesta hablar de todo, incluida la supresión del euro por receta.

La vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, reconoce que los resultados del PSC en las elecciones catalanas del 25N no han sido buenos. También que los socialistas están muy lejos del proyecto independentista de Artur Mas y de posibles pactos con CIU. "No solamente hay un problema de distancia en cuanto a la apuesta soberanista de Mas, es que también hay que tener en cuenta que hay una distancia enorme en cuanto a la gestión de la economía que ha hecho Mas y los recortes de derechos y de servicios que Mas ha ido haciendo; por lo tanto, estamos muy lejos", explica la política socialista, que añade que el PSOE seguirá trabajando en su proyecto de Estado federal con "sensatez y responsabilidad" frente al "radicalismo" de los nacionalistas (27/11/12).

El ganador de las elecciones catalanas, Artur Mas, ha reiterado este lunes que CiU no puede asumir toda la responsabilidad de la gobernabilidad de Cataluña y ha vuelto a pedir la ayuda de otras fuerzas políticas para garantizar "un gobierno fuerte" - en solitario o de coalición - y un "parlamento estable" que permita celebrar en los próximos cuatro año la consulta soberanista, a la que no renuncia. Pero todo ello, sin olvidar que hay que gobernar y tomar decisiones "día a día".

Artur Mas, que ha asegurado que no se ha planteado en ningún momento dimitir a pesar de que el resultado electoral con 12 diputados menos no era el esperado, ha reconocido que ya no sirve la "geometría variable" con la que ha podido gobernar en los últimos dos años llegando a acuerdos con distintas fuerzas políticas dependiendo de la materia.

Con 50 escaños, a 18 de la mayoría absoluta, Convergència i Unió se ve obligada a gobernar con el apoyo de otros partidos. Artur Mas ha comparecido esta tarde junto al líder de Unió, Josep Antoni Duran i Lleida, y ha dicho, Iliana Viera, que hablará primero con Esquerra Republicana sin descartar al PSC.