arriba Ir arriba

En torno a 700 empresas españolas tienen presencia en la primera economía del planeta y dan empleo a 75.000 personas, según datos de la Cámara de Comercio estadounidense en España, que cree que hay nuevas oportunidades. "Una inversión que podria ser de más de 500.000 millones de dólares durante la legislatura, atendiendo a las declaraciones durante la campaña", asegura Jaime Malet, presidente de esta institución. Obra civil, energía o servicios financieros son algunas de las principales inversiones españolas al otro lado del Atlántico. Por ejemplo , el banco Santander obtiene en Estados Unidos la quinta parte de sus ingresos mundiales. La farmacéutica Grifols casi dos tercios, y las constructoras ACS y OHL un tercio y una cuarta parte respectivamente. También las farmacéuticas, que estaban en el punto de mira de Clinton, pueden verse beneficiadas. Mientras, las renovables pueden sufrir por el apoyo de Trump a la energía fósil. Si sube los aranceles, puede dañar exportaciones españolas como el textil, el aceite o el vino pero los expertos creen que tras la campaña puede ser más pragmático. "El poder al final termina ahormando, acomodando las políticas económicas y se termina haciendo algo muy distinto a lo que se anunció durante al campaña electoral", afirma Rafael Doménech, del servicio de Estudios del BBVA. De momento la balanza comercial está equilibrada: las exportaciones e importaciones con Estados Unidos representan 9.600 millones de euros al año.

El túnel ferroviario de San Gotardo, en los Alpes suizos, se ha inaugurado con dos récords mundiales bajo el brazo: el de longitud y el de profundidad. El túnel mide 57,1 kilómetros de largo y alcanza una profundidad máxima por debajo de la roca de 2.300 metros, una proeza técnica que ha requerido 17 años de trabajos y ha costado unos 11.000 millones de euros.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha presentado el proyecto Madrid Puerta Norte, que sustituye a la última versión de la Operación Chamartín y reduce de 17.000 a 4.600 el número de viviendas previstas -de ellas 1.000 serían protegidas- y a casi la mitad (1,7 millones) los metros cuadrados edificables. La presentación ha sido en el auditorio del Palacio de Cibeles, en un acto al que no han asistido los promotores de la Operación Chamartín -el BBVA y San José-, cuyo plan queda relegado por este nuevo proyecto municipal de urbanismo.